Por Dastin Cruz

En la actualidad algunos miembros convierten una cita, frase, u opinión de algún líder del presente o el pasado automáticamente en la doctrina de la Iglesia. Debemos recordar lo recientemente enseñado por el Élder D. Todd Christofferson: "Se debe recordar que no toda declaración que haya hecho un líder de la Iglesia, pasada o presente, necesariamente constituye doctrina. Comúnmente se da por entendido en la Iglesia que una declaración hecha por un líder en una ocasión a menudo representa una opinión personal que, aunque bien pensada, no quiere decir que sea oficial o se vincule a toda la Iglesia. El profeta José Smith enseñó que “un profeta es un profeta únicamente cuando está actuando como tal”" ["La doctrina de Cristo", Por el Élder D. Todd Christofferson, Conferencia general Abril 2012]

Hablando del mismo tema el Presidente Harold B. Lee dijo: "No se debe pensar que todo lo que dicen las Autoridades Generales es inspirado, o que el Espíritu Santo los lleva a decir todo lo que dicen y escriben. Tened esto presente" [Harold B. Lee, Un mandato a los maestros de religión, pág. 139].

Fanatismo u Apostasía

Este malentendido o tradición ha hecho que muchos miembros SUD dogmaticen opiniones de líderes del presente o del pasado encontradas en discursos, libros y otras fuentes como doctrina de la iglesia. La fortaleza que proviene por seguir a los profetas puede convertirse en una debilidad, al ser seguidores ciegos, que viene por la inhabilidad de sus miembros para cuestionar o examinar lo enseñado por medio de la revelación personal o conducirnos al extremo de la crítica a los líderes que nos lleva a la apostasía personal. El presidente Brigham Young advirtió que "cuando una persona comienza a criticar a los líderes y las enseñanzas de la Iglesia, podemos saber que tal persona tiene, en mayor o menor grado, el espíritu de apostasía" (DBY, 83). Es de esta debilidad que se han valido tanto los críticos como los anti-mormones para definir nuestras creencias y distorsionarlas. Ellos toman citas de lideres sobre diversos temas y tratan de definir nuestra doctrina.

Sobre este asunto el Élder Quentin L. Cook dijo en una oportunidad: "Otra señal de inmadurez espiritual, y a veces de apostasía, ocurre cuando uno se centra en ciertos principios del Evangelio o se enfrasca en analizar con afán desmedido asuntos de doctrina que no se consideran esenciales. Casi toda virtud que se lleva al extremo se convierte en un vicio. Algunos miembros han querido hacer adiciones considerables a varias doctrinas. Un ejemplo de ello podría ser cuando uno aboga por adendas a la Palabra de Sabiduría que no han sido autorizadas por la Primera Presidencia, y tratan de ganarse a otras personas para que adopten sus interpretaciones. Si convertimos una ley de salud o cualquier otro principio en una forma de fanatismo religioso, estamos traspasando lo señalado." ["Traspasar lo señalado" Élder Quentin L. Cook, Liahona Marzo 2003]

Conformismo entre los Santos de los Últimos Días 

Warner Woodworth sugirió hace casi 30 años atrás que los estudiantes de BYU estaban siendo modelados en un marco corporativo, Él dijo necesitamos "un tipo de espíritu de debate, desnudo, desvergonzado e irreverente. Demasiados mormones parecen creer que la gloria de Dios es el conformismo, no la inteligencia" [Warner P. Woodworth, Brave New Bureaucracy, Dialogue 20, nro. 3 (1987)] además contó sobre un profesor visitante de Stanford quien había mencionado que "aunque observaba a los estudiantes de BYU como individuos muy agradables, su educación se veía obstaculizada por la falta de pensamiento crítico y discusión en el aula" Al igual que José Smith, reconoció "la especial necesidad de confrontación con ideas alternativas" para arribar a ciertas verdades cruciales, nosotros necesitamos aprender los principios de adquirir conocimiento espiritual.

Adquirir conocimiento espiritual

En el nuevo modelo de enseñanza en Seminarios llamado "Dominio de la Doctrina" uno de los fines es que los jóvenes aprendan a poner en práctica los principios divinos para adquirir conocimiento espiritual. Estos principios son aplicables para todos y son sumamente muy importantes.

Terryl Givens señala que una actividad común en los tiempos de José Smith era debatir sobre asuntos del evangelio tales como "¿Era o no la intención de Cristo establecer su evangelio a través de milagros?" o "¿Era necesario que Dios se revelase a la humanidad para traerles la felicidad?" [Terryl L. Givens, People of Paradox: A History of Mormon Culture (New York: Oxford University Press, 2007), 80–81]. José no solo estimulaba y asistía a esos debates, sino que ocasionalmente participaba activamente en ellos. En febrero de 1842, el Profeta registró que pasó toda una tarde asistiendo a un debate, agregando que los mismos "se llevaban a cabo semanalmente, incorporando a los mejores talentos de la ciudad, personas mayores y jóvenes, con el propósito de obtener la verdad, adquirir conocimiento y mejorar los discursos en público" [Joseph Smith Jr., History of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints,ed. B. H. Roberts, 2d ed., rev. 7 vols. (Salt Lake City: Deseret Book, 1971), 4:513–14.]

Los profetas tienen derecho a tener una opinión personal. No se debe considerar cada palabra que sale de su boca como una declaración o interpretación oficial. Sin embargo, sus discursos a los santos y sus escritos oficiales deben considerarse como producto de su llamamiento profético y deben escucharse. Como miembros de la iglesia somos responsables de mantener nuestras propias vidas en armonía con el Espíritu del Señor de manera que podamos saber por nosotros mismos cuando alguien está actuando bajo la influencia del Espíritu Santo.

El presidente J. Reuben Clark, hijo, refiriéndose a esta responsabilidad dijo: "La pregunta es ¿Cómo podemos saber que las cosas que ellos [las autoridades generales] han dicho se dijeron 'conforme los inspiraba el Espíritu Santo'? He estado meditando esta pregunta, y la mejor respuesta que puedo dar es: Podemos saber que un discursante habla inspirado por el Espíritu Santo sólo cuando nosotros podemos confirmarlo por medio del Espíritu Santo. En cierto modo, esto pone sobre nosotros la responsabilidad de determinar cuando ellos hablan inspirados por el Espíritu Santo" ["When Are Church Leader's Words Entitled to Claim of Scripture?", Church News, 31 de Julio de 1954, pág.9.]

Profetas Actuales

Somo una iglesia que cree en los profetas y en la revelación continua. Un ejemplo claro en la historia de la iglesia sucedió tras la Declaración Oficial 2, el Elder Bruce R. McConkie dijo:

"Olvidad todo lo que he dicho, o lo que el presidente Brigham Young o lo que George Q. Cannon o quienquiera que sea haya dicho en días pasados y que es contrario a la revelación del presente. Hemos hablado con una comprensión limitada y sin la luz y el conocimiento que ahora existe en el mundo... Es un nuevo día y una revelación nueva y ahora el Señor nos ha dado una revelación que arroja luz en el mundo sobre este tema. Debemos olvidar las partículas de oscuridad del pasado. Ahora hacemos lo que Israel hizo cuando el Señor le dijo que el evangelio debería ir a los gentiles." [All Are Alike Unto God", pp. 1-2]

Recordemos siempre lo que enseño claramente el Presidente Ezra Taft Benson al decir: "El profeta más importante, en lo que nos concierne a nosotros, es el que vive en la actualidad. Ése es el profeta que recibe instrucciones para nosotros hoy día. La revelación de Dios a Adán no instruyó a Noé cómo construir el arca. Toda generación necesita las Escrituras antiguas más las actuales del profeta viviente. Por lo tanto, la lectura y la meditación más importantes que debemos hacer están centradas en las palabras inspiradas más recientes del portavoz del Señor. Por eso es esencial que tengan acceso a sus palabras y que las lean detenidamente." ["Capítulo 11: Seguir al profeta viviente", Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: Ezra Taft Benson, 2014]

Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: