Por Dastin Cruz

La iglesia ha reconocido de manera pública por medio de sus publicaciones oficiales y recientemente por el ensayo "Relatos de la Primera Visión" la existencia de cuatro relatos dados por José Smith. Una de la preguntas que recibí hace poco tiene que ver con la edad del profeta José Smith cuando tuvo su visión. Al comparar los relatos de 1832 una de las diferencias es la edad en la que José Smith admite haber recibido la visión. El relato de 1832 declara que José tenía 15 años cuando tuvo la visión. Leemos:
Y el Señor escuchó mi ruego en aquel lugar solitario y, mientras me encontraba en actitud de acudir al Señor, en el decimosexto año de mi vida, una columna de luz, más brillante que el sol, descendió hasta descansar sobre mí  y fui lleno del Espíritu de Dios. Y el Señor abrió los cielos sobre mí y vi al Señor,  y Él me habló..." [Historia, aprox. verano de 1832]
¿Es esta evidencia de que la historia del profeta es una invención?

El único relato de la primera visión que proporciona una edad diferente se encuentra en el relato de 1832 escrita por el propio José Smith, doce años después de la Primera Visión. Aunque la porción de la historia de José de 1832 es de su propia letra, la inserción del texto "en el decimosexto año de mi vida" era del puño y letra de Frederick G. Williams, escriba de José. Es probable que los sistemas de fecha de José estaban ligeramente fuera de tiempo cuando dictó su edad a Williams, muchos años después de los hechos. No hay nada de malo o nefasto en que José Smith corrija sus propios errores de leves cálculos matemáticos.

Dos años más tarde, Oliver Cowdery tuvo la historia de José de 1832 en su poder cuando él comenzó a publicar la historia de la Iglesia a finales de 1834 en el periódico "Latter-day Saints' Messenger and Advocate". Oliver estableció claramente la edad de José como 14 ("el decimo quinto año de su vida") durante el período de excitación religiosa (aunque en última instancia, Oliver nunca describe la Primera Visión en este momento). Una vez que la fecha de la Primera Visión fue establecida correctamente se mantuvo constante durante todas los siguientes narraciones como "el decimo quinto año " o "14 años"

Añadido por Frederick G. Williams

En el relato de 1832, Frederick G. Williams inserto "en el decimosexto año de mi vida" sobre el texto de José Smith después de que José ya había escrito. (Ver "History, circa Summer 1832," Proyecto los Documentos de José Smith)
Se observa que la fecha de la Primera Visión es una inserción por encima de la línea del puño y letra de Frederick G. Williams, lo que significa que no se colocó en el texto al principio, sino que se añadió en una hora posterior a la creación del texto principal.

La historia de 1832 no es la única en la que el profeta cometió un error de fecha que tuvo un año fuera de lugar. Le sucedió lo mismo cuando él creó la historia de 1838 y era con respecto al año de la muerte de su propio hermano. Él erróneamente recordó que fue en 1824 en lugar de 1823. Lo significativo de este error de fechas en particular es que cuatro años después de que el profeta registró la información inicial llegó a la conclusión de que no era la correcta y con su escriba Willard Richards hizo el ajuste apropiado. Tal vez el problema de la fecha se puso en conocimiento del profeta por medio de un miembro de su propia familia después de que la información había sido impreso y puesto a disposición para su lectura pública.

Hechos Históricos

Estos son hechos históricos. A veces son discutidas por personas poco informadas e interpretan los hechos en el sentido de que José no era digno de confianza. Hay razones de peso e inteligibles por las que podríamos esperar que los relatos de José varíen. Los límites de la comunicación y la dinámica de la memoria contribuyen en la variedad de los relatos. Quienes los analizan deben estar abiertos a estas y todas las demás posibilidades. Los que confían en José Smith tienden a interpretar fielmente los hechos históricos que nos dejó, mientras que aquellos que desconfían de él las interpretan con escepticismo. Los escépticos comienzan con la certeza de que la visión nunca ocurrió como José lo conto, no están dispuestos a explorar la variedad de posibilidades que ofrecen los documentos históricos. Los creyentes que no están dispuestos a examinar todas las pruebas evitan que ellos mismos mejoren su comprensión y apreciación de la experiencia de José. Irónicamente, este sentido irreflexivo de certeza hace de su fe vulnerable.

Conclusión:

En el relato de 1832, el escriba de José, Frederick G. Williams inserta una declaración que decía que José tenía 15 años edad cuando vió la visión, mientras en sus relatos de 1835 y 1842, así como un relato secundario de 1843 todos dicen "unos 14" y su relato de 1838 dice "en el decimoquinto año de vida" o "catorce años de edad". Un historiador SUD ha dicho sobre este tema:
La cuestión de la fecha de la Primera Visión es un tema que da credibilidad a las afirmaciones de José Smith, en lugar de debilitarlos. En la crítica de los demás, se ha señalado que José Smith no era consistente en las fechas que él asigno a esta primera experiencia: en el documento de 1832 era en su "decimosexto año", en la narración de 1835 el tenía  "alrededor de catorce años ", y la versión de 1838 era un conjunto de precisión y ambigüedad: "en la primavera de mil ochocientos veinte. . . en mi decimoquinto año [catorce años de edad]. . . entre los catorce y quince años de edad. . . de poco más de catorce años de edad." Si José Smith hubiese estado dictando una "improvisación" ideada para los incautos, quienes actuaban como sus escribas, no habría habido ningún problema para un charlatán por ejemplo seleccionar una fecha arbitraria para la Primera Visión y luego apegarse a ella. Esto especialmente sería un problema para un joven que [según los críticos] había sido capaz de dictar la narración complicada de ficción del Libro de Mormón. Por el contrario, las variaciones en las fechas indican que era un hombre que trataba de reconstruir los acontecimientos de su vida temprana, las cuales originalmente él las consideraba como significativas solo para si mismo, pero ahora se habían convertido de interés para las personas que eran sus seguidores y para los curiosos inquisidores.
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: