Por Dastin Cruz

Durante este mes en las clases de "Ven Sigueme", a los jóvenes de la iglesia se les esta enseñando sobre la doctrina del Matrimonio y la Familia. Uno de los temas que abordaran es sobre la atracción hacia personas del mismo sexo. Los jóvenes así como todo miembro de la iglesia debe poder explicar con claridad la posición de la Iglesia acerca del matrimonio entre las personas del mismo sexo. 1 Espero en este artículo recalcar la posición de la iglesia en cuanto a este asunto.

La Iglesia hace una distinción entre la atracción hacia las personas del mismo sexo y el comportamiento. Si bien el sostener que los sentimientos y las inclinaciones hacia el mismo sexo no es implícitamente pecaminoso, el participar en un comportamiento homosexual está en oposición con el “principio de doctrina, basado en las Sagradas Escrituras”.

Debido a que la Iglesia cree que los poderes sagrados de la procreación “han de emplearse sólo entre el hombre y la mujer legítimamente casados como esposo y esposa…cualquier otra relación sexual, incluyendo aquellas que se tengan entre personas del mismo sexo, socavan la divinamente creada institución de la familia”. Por consiguiente, la Iglesia favorece medidas que definen el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer. No obstante, “el proteger el matrimonio entre un hombre y una mujer no quita las obligaciones cristianas que tienen los miembros de la Iglesia de tener amor, amabilidad y benevolencia hacia todas las personas”.2

Orientación y Comportamiento

Los Santos de los Últimos Días deben entender las distinciones entre Atracción y deseo, Orientación, Comportamiento e Identidad3.

La atracción y el deseo son fenómenos complejos y multidimensionales. Nos atrae o deseamos cosas diferentes por diferentes razones, aficiones, filosofías de vida, profesiones, trabajos, amistades, parejas románticas, etc. En las relaciones humanas, románticas o platónicas, hay múltiples sentimientos, emociones e impulsos que son importantes diferenciar entre si, y sin embargo, con frecuencia son agrupados juntos: la atracción, el deseo, el amor, la euforia, el apego emocional, la intención, etc.

La Orientación Sexual se define y se limita de la siguiente manera:  “Orientación sexual” es el término que se utiliza para describir si una persona siente deseo o atracción sexual por personas del género opuesto (heterosexual), del mismo género (homosexual) o por ambos géneros (bisexual)Las mujeres que sienten atracción por otras mujeres son lesbianas; a los hombres que sienten atracción por otros hombres se los conoce frecuentemente como gais.5

El comportamiento o conducta sexual es la actividad de intimidad física en si. Es vital entender que la conducta sexual y las relaciones provienen de los valores, y no al revés. La orientación sexual es diferente de la conducta sexual porque se refiere a los sentimientos y al concepto de uno mismo. Las personas pueden o no expresar su orientación sexual en sus conductas. 6

El Élder Dallin H. Oaks dijo en una entrevista sobre este tema
Existe una diferencia muy clara entre los sentimientos y las inclinaciones por una parte, y el comportamiento por la otra. No es pecado sentir inclinaciones, que de ceder a ellas, se incurriría en comportamientos que serían una transgresión. El pecado consiste en ceder a la tentación. La tentación no hace acepción de personas; incluso el Salvador fue tentado.

El Nuevo Testamento afirma que Dios nos ha dado mandamientos que son difíciles de guardar. Se encuentra en 1 Corintios, capítulo 10, versículo 13: “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podáis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar”.

Pienso que es importante que entiendas que la homosexualidad, a la que te referiste, no es un sustantivo que describa una condición, sino un adjetivo que describe sentimientos y conductas. Mientras luchas con estas pruebas, te animo a que no pienses en ti mismo como otra cosa, sino como miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y que tú eres mi hijo y que estás luchando con algunos desafíos.7
Como se señalo la Iglesia hace una distinción entre inclinación u orientación sexual [atracción hacia las personas del mismo sexo] y el comportamiento [conducta y acto] sexual. Los sentimientos y las inclinaciones hacia el mismo sexo no son implícitamente pecaminoso sino es el participar en un comportamiento homosexual es lo que esta en oposición con la doctrina de Dios. Usamos el término homosexual coloquialmente para referirnos tanto a la orientación como a la conducta, pero al hablar de la homosexualidad no debe usarse como un sustantivo que tiene que ver con la identidad sino como un adjetivo, algo que describe propiamente una orientación sexual.

La Identidad. Desde una perspectiva socioconstruccionista /constructivista, nuestro sentido de identidad es algo que negociamos con nuestro entorno. El entorno puede incluir el entorno biológico, pero nuestra biología está aún en el medio ambiente. Desde  la perspectiva de los Santos de los Últimos Días, es la esencia espiritual de las personas dentro de nosotros que existe independientemente de nuestra biología mortal, asi que nuestra biología, nuestro cuerpo es algo que tiene que ver con nuestra identidad y  negocia con ella, en lugar de ser algo que intrínsecamente o esencialmente nos define. Claramente se expresa en la "Familia: Una proclamación para el Mundo" donde leemos: "Cada uno es un amado hijo o hija procreado como espíritu por padres celestiales y, como tal, cada uno tiene una naturaleza y un destino divinos. El ser hombre o el ser mujer es una característica esencial de la identidad y del propósito premortales, mortales y eternos de la persona." 8

El Elder David Bednar en una reunión  dijo:
¿Como pueden los miembros homosexuales de la iglesia vivir y seguir firmes en el evangelio? Primero quiero cambiar la pregunta. No hay miembros de la Iglesia homosexuales, no se nos define por la atracción sexual, no se nos define por nuestra conducta sexual, somos hijos e hijas de Dios y todos nosotros tenemos diferentes desafíos en la carne... Algunas personas tienen limitaciones físicas, quizás hayan nacido con un cuerpo que no es totalmente funcional o quizás tengamos una inclinación a ser atraídos hacia personas del mismo sexo... El simplemente ser atraído a personas del mismo sexo no es un pecado. Hay muchos miembros de la Iglesia, que quizás tengan alguna manifestación de tal atracción. Ellos honran sus convenios, guardan los mandamientos, son dignos, pueden recibir las bendiciones del templo y pueden servir en la Iglesia. Es cuando llevamos la inclinación o atracción a la práctica que se convierte en un pecado. Asi que la razón de que comenzará la respuesta de la manera en que lo hice, es que en esta pregunta la palabra “homosexual” estaba usada para describir o poner una etiqueta para los miembros de la iglesia. Es una etiqueta inadecuada. Somos hijos e hijas de Dios, nosotros determinamos como actuamos en la variedad de desafíos que enfrentamos en la mortalidad a través del ejercicio apropiado de nuestro albedrío moral. [Preguntas y Respuestas con élder David A. Bednar del Cuórum de los Doce a los Hombre y Mujeres Jóvenes, 23 de febrero de 2016]
William Lane Craig un reconocido filósofo analítico y teólogo cristiano dice:
¿Es pecaminoso en sí el que una persona se defina como homosexual? No, a pesar de que yo no utilizaría la palabra “defina.” Parte de la agenda de los defensores del estilo de vida homosexualidad es el describir la orientación sexual como una característica definida de quien usted es, es decir como parte de la identidad misma de la persona. No deberíamos caer en esa trampa. En lugar, yo hablaría de “describir” a una persona de cierta forma. Las descripciones pueden cambiar (por ejemplo, nos ponemos viejos y más gordos) y de esa manera no hay necesidad de definir quienes somos... ¿Está el llamar a alguien homosexual contribuyendo a una norma cultural no-bíblica que está impregnando la sociedad? Quizás sea así. Podría ser mejor no creer en esas etiquetas, ya que eso podría fomentar la idea de que los deseos homosexuales de una persona constituyen parte de la identidad de una persona. Quizás sería mejor simplemente decir, “estoy luchando con deseos homosexuales” o “me siento atraído a miembros de mi mismo sexo.”... estoy de acuerdo que nadie nace siendo homosexual de la manera que defino el término, pero de la misma manera tampoco nadie nace siendo heterosexual como se define. Recuerde que defino esas palabras en términos de las atracciones sexuales de una persona. Los bebés y los niños pequeños no se sienten sexualmente atraídos a otras personas. Esos deseos despierta más tarde en la vida. Así que hay que tener cuidado de no pensar de la homosexualidad y la heterosexualidad como géneros. La mayoría de nosotros nacemos con un género claramente manifestado como masculino o femenino, pero lo que va a ser nuestra preferencia sexual no se manifestará hasta mucho más tarde. Eso es obviamente verdadero aún si tiene base biológica. Pero si nuestra orientación es el resultado de la biología o de la crianza, de lo que tenemos una elección o decisión es de si o no ponemos en acción nuestros deseos. Dios nos ordena a vivir en castidad y a preservar la actividad sexual para el matrimonio heterosexual. El debate de la naturaleza o de la crianza no es nada más semántica. Es una pregunta científica interesante sobre dos visiones muy diferentes. Pero mi punto es que nuestras decisiones o elecciones sobre como vivir permanecen siendo la misma a pesar de todo.9
Natura versus Nurtura

El Élder Dallin H. Oaks en la misma entrevista habló sobre la postura en cuanto a ‘natura versus nurtura’ [el debate sobre qué influye más: si la herencia o la crianza y el ambiente, es decir, si ‘se nace o se hace’] respondió: "Aquí es donde se aplica nuestra doctrina. La Iglesia no tiene ninguna postura en cuanto a las causas de ninguna de las susceptibilidades o inclinaciones, entre ellas las relacionadas con la atracción hacia las personas del mismo sexo. Ésas son interrogantes científicas: si las causas vienen por la herencia o por el ambiente; sobre esas cosas la Iglesia no asume ninguna posición."7

¿Son controlables? 

El Élder Dallin H. Oaks dijo: "No entendemos exactamente el ‘porqué’ de esas inclinaciones y susceptibilidades ni en qué medida existen. Pero lo que sí sabemos es que los sentimientos y la conducta se pueden controlar. La frontera del pecado se halla entre los sentimientos y la conducta."7

Amor y Tolerancia

Al hablar del amor y la tolerancia es necesario recordar dos conceptos importantes enseñados por el Élder Russell M. Nelson , él dijo: "La tolerancia es una virtud muy necesaria en nuestro mundo turbulento...Permítanme agregar una nota importante de precaución. Se podría suponer erróneamente que, si un poquito de algo es bueno, mucho sería mejor. ¡No es así! La sobredosis de un medicamento necesario puede ser tóxica; la misericordia sin límites podría oponerse a la justicia. De igual forma, la tolerancia sin límites puede llevar al libertinaje. El Señor estableció fronteras para definir los límites aceptables de tolerancia. Se corre peligro cuando se desobedecen esos límites divinos. Al igual que los padres enseñan a sus hijos a no correr ni jugar en las calles, el Salvador nos enseñó que no debemos tolerar la maldad. “Y entró Jesús en el templo de Dios… y volcó las mesas de los cambistas” (Mateo 21:12; véase también Marcos 11:15). Aunque ama al pecador, el Señor dijo que “… no pued[e] considerar el pecado con el más mínimo grado de tolerancia” (D. y C. 1:31)."10  Y hablando del amor el Élder Nelson enseño: ""Aunque al amor divino se le puede llamar perfecto, infinito, duradero y universal, es incorrecto caracterizarlo como incondicional, palabra que no aparece en las Escrituras. Por otro lado, en muchos versículos se afirma que los niveles más elevados de amor que el Padre y el Hijo tienen por nosotros, así como ciertas bendiciones divinas que resultan de dicho amor, son condicionales... El entender que el amor divino y las bendiciones no son enteramente “incondicionales” puede protegernos de aberraciones habituales como éstas: “Como el amor de Dios es incondicional, Él me amará aunque…”; o “Como ‘Dios es amor’, Él me amará incondicionalmente aunque…”. Los anticristos emplean estos argumentos para adular a la gente con engaños."11

El Presidente Gordon B. Hinckley hizo la siguiente declaración:
La gente nos pregunta cuál es nuestra postura con respecto a aquellos que se consideran gays y lesbianas. Mi respuesta es que los amamos como hijos e hijas de Dios, que quizás tengan inclinaciones poderosas que pueden ser difíciles de dominar. La mayoría de la gente tiene inclinaciones de una u otra clase en diferentes épocas. Si ellos no actúan en conformidad con esas inclinaciones, entonces pueden seguir adelante como todos los demás miembros de la Iglesia. Si violan la ley de castidad y las normas morales de la Iglesia, entonces están sujetos a la disciplina de la Iglesia, tal como los demás.

Deseamos ayudar a esas personas, fortalecerlas, auxiliarlas en sus problemas y socorrerlas en sus dificultades; pero no podemos quedarnos sin hacer nada si se entregan a actividades inmorales, si intentan sustentar, defender y vivir lo que llaman el matrimonio de personas del mismo sexo. Permitir semejante cosa sería restarle importancia tanto a la sumamente seria y sagrada base del matrimonio autorizado por Dios como al propósito mismo de éste, que es el de tener hijos.[Liahona, enero de 1999, pág. 83]
Las Leyes provienen de Dios

Como la iglesia señalo en un comunicado las leyes del matrimonio homosexual “no puede hacer moral lo que Dios ha declarado inmoral”12Las políticas de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días están basadas en los decretos de Dios. La Iglesia emitió una declaración pública inmediatamente tras la decisión tomada por la Corte el 26 de junio de 2015 sobre el matrimonio Homosexual en los EEUU diciendo: "Los cambios en el derecho civil no modificarán ni podrán cambiar la ley moral que Dios ha establecido. ‪Dios espera que nosotros defendamos, y guardemos sus mandamientos, independientemente de las opiniones divergentes o de tendencias de la sociedad. ‪Su ley de castidad es clara: las relaciones sexuales son apropiadas sólo entre un hombre y una mujer que están legalmente y legítimamente casados, como esposo y esposa. ‪Invitamos a todos a revisar y entender la doctrina que está en “La Familia: Una proclamación para el mundo”."13

Dios y la Moralidad

Nuevamente citare a filósofo y teólogo cristiano William Lane Craig :
Hay un ser que es Dios, que creó el mundo y nos hizo para conocerle. Él realmente ha mandado ciertas cosas. Estamos realmente obligados a hacer ciertas cosas (y a no hacer otras). La moralidad no está solo en tu cabeza. Es real. Cuando fracasamos en guardar los mandamientos de Dios, somos realmente culpables ante Él y necesitamos su perdón. El problema no es solamente que nos sintamos culpables; somos en verdad culpables, sin importar como nos sintamos. Puede que no me sienta culpable porque tengo una conciencia insensible, una que esta entorpecida por el pecado; pero si he roto la ley de Dios, soy culpable. Independientemente de cómo me siento...Richard Taylor, que es un filósofo Americano—y a propósito, no es cristiano—, hace este punto enérgicamente. Mira bien lo que dice:..."La era moderna, al intentar repudiar la idea de un legislador divino, ha sin embargo intentado retener las ideas de bien y mal morales, sin notar que dejando a Dios de lado ellos han abolido así mismo el significado de bien y mal. Por lo tanto, incluso personas educadas a veces declaran que tales cosas como la guerra, o el aborto, o la violación de ciertos derechos humanos son moralmente incorrectos, y ellos imaginan que han dicho algo verdadero y significativo. No obstante, a la gente culta no necesitamos mencionarles que preguntas como estas nunca han sido respondidas fuera de la religión."... Pero entonces la misma pregunta con la que iniciamos—“¿Quién eres tú para decir que la homosexualidad es incorrecta?”—puede ser devuelta a los activistas homosexuales: “¿Quién eres tú para decir que la homosexualidad es correcta?” Si Dios existe, entonces no podemos ignorar lo que Él tiene que decir sobre el tema. La respuesta adecuada a la pregunta “¿Quién eres tú….?” Es “¿Yo? ¡Nadie! Dios determina lo correcto y lo incorrecto, y yo sólo estoy interesado en aprender y obedecer lo que Él dice.”

Entonces déjenme resumir lo que hemos visto hasta ahora. La legitimidad del estilo de vida homosexual es una pregunta sobre lo que Dios tiene que decir al respecto. Si no hay Dios, entonces no hay bien ni mal, y no hay diferencia en qué estilo de vida escojas—el perseguidor de homosexuales es moralmente equivalente al partidario de la homosexualidad. Pero si Dios sí existe, no podemos avanzar solo en la base de nuestra propia opinión. Debemos descubrir lo que Dios piensa del asunto14
Entender la moralidad, de donde proviene y que le da sentido es vital para definir nuestras creencias. El Élder Dallin H. Oaks en un devocional del SEI dijo: "Creemos en la verdad absoluta, lo que incluye la existencia de Dios y del bien y del mal, como se han establecido en Sus mandamientos...Está bien que nos preocupemos por nuestro cimiento moral. Vivimos en un mundo donde cada vez hay más personas de influencia que enseñan y actúan con la creencia de que no hay un bien y un mal absolutos; que toda autoridad y toda regla de comportamiento constituyen decisiones que hace el hombre y que pueden anteponerse a los mandamientos de Dios. Muchos cuestionan incluso que hay un Dios...La filosofía del relativismo moral, que sostiene que cada quien es libre de determinar por sí mismo lo que es bueno y malo, se está convirtiendo en el credo extraoficial de muchas personas en los Estados Unidos y en otras naciones occidentales." 15

La gracia está al alcance de todos

El Élder David A. Bednar defino la gracia diciendo: "La gracia es la ayuda divina o la ayuda celestial que cada uno de nosotros necesita desesperadamente para hacerse merecedor del reino celestial. Por consiguiente, el poder habilitador de la Expiación nos fortalece para hacer el bien y ser benignos, y para servir más allá de nuestro propio deseo personal y de nuestra capacidad natural... A medida que en el trayecto de la vida terrenal pasemos de malos a buenos y a mejores, a medida que nos despojemos del hombre o mujer natural en cada uno de nosotros y nos esforcemos por llegar a ser santos, y a medida que cambie nuestra naturaleza"16 Todos necesitamos de la gracia o el poder habilitador de la Expiación. Al tratar con todas la personas sea cual sea su desafió debemos recordar siempre lo que dijo el presidente Dieter F. Uchtdorf:
¿Nos sentimos seguros y cómodos con nuestras buenas obras y confiamos en nuestra propia justicia? ¿Somos, quizás, algo impacientes con quienes no viven según nuestras normas? ¿Estamos en piloto automático?...¿Amamos mucho? ¿Entendemos nuestra deuda con el Padre Celestial y rogamos con toda nuestra alma por la gracia de Dios? Cuando nos arrodillamos a orar, ¿es para repasar los grandes éxitos de nuestra propia rectitud o para confesar nuestras faltas, suplicar la gracia de Dios y derramar lágrimas de gratitud por el asombroso plan de redención? No podemos comprar la salvación con las monedas de la obediencia; es la sangre del Hijo de Dios lo que la compra. Pensar que con nuestras buenas obras podemos pagar por la salvación es como comprar un pasaje de avión y pensar que somos dueños de la línea aérea; o pensar que por pagar el alquiler de nuestra casa, somos ahora los propietarios de todo el planeta... Si la gracia es un don de Dios, ¿por qué entonces es tan importante obedecer los mandamientos de Dios? ¿Para qué molestarnos en obedecerlos; o en arrepentirnos, si vamos al caso? ¿Por qué no sencillamente admitir que somos pecadores y dejar que Dios nos salve? O, usando las palabras de Pablo, “¿continuaremos en el pecado para que abunde la gracia?”. La respuesta de Pablo es sencilla y clara: “¡De ninguna manera!”Hermanos y hermanas, ¡obedecemos los mandamientos de Dios porque lo amamos!17
Recursos


Videos de Ayuda:

La palabra “homosexual”...es una etiqueta inadecuada - Elder David Bednar 



"Comiencen hablando del Amor" - Élder Ronald A. Rasband 



"El problema es la castidad" - Élder Jeffrey R Holland 


"Dios dio comienzo al matrimonio entre el hombre y la mujer" - Elder Neil L. Andersen 



Otras Posturas Cristianas

La Iglesia Católica:  La enseñanza de la iglesia católica sobre la homosexualidad, en ella también se distingue entre la inclinación homosexual (u homosexualidad) y la actividad homosexual (u homosexualismo)
Los Testigos de Jehova: ¿Cómo explico la postura de la Biblia sobre la homosexualidad? - Abordan preguntas usuales sobre este tema. Se explica por ejemplo que se esta en contra de la conducta y no de las personas.
La Iglesia Adventista del Séptimo Día: Postura Adventista sobre la homosexualidad.



[1] https://www.lds.org/youth/learn/ss/marriage-and-family/importance?lang=spa
[2] http://www.saladeprensamormona.es/articulo/atraccion-hacia-personas-del-mismo-sexo
[3] http://www.fairmormon.org/perspectives/fair-conferences/2014-fairmormon-conference/mormons-can-gay-just-cant-gay
[4] https://www.plannedparenthood.org/esp/temas-de-salud/orientacion-sexual-y-genero/orientacion-sexual
[5] http://kidshealth.org/es/teens/sexual-orientation-esp.html
[6] http://www.apa.org/centrodeapoyo/sexual.aspx
[7] http://www.saladeprensamormona.org.mx/art%C3%ADculo/homosexualidad-mormon
[8] “La familia: Una proclamación para el mundo”. Revista Liahona, Octubre de 2005, páginas 8-9
[9] http://www.reasonablefaith.org/spanish/cristianos-homosexuales
[10] "¿Qué es la tolerancia?", Por el élder Russell M. Nelson, Liahona Marzo 2011
[11] "Amor divino" Por el Élder Russell M. Nelson, Liahona Febrero 2003
[12] http://www.foxnews.com/us/2013/10/06/mormon-leader-same-sex-marriage-laws-cannot-make-moral-what-god-has-declared.html
[13] http://www.mormonnewsroom.org/article/top-church-leaders-counsel-members-after-supreme-court-same-sex-marriage-decision
[14] http://www.reasonablefaith.org/a-christian-perspective-on-homosexuality
[15] https://www.lds.org/broadcasts/article/ces-devotionals/2011/01/truth-and-tolerance?lang=spa
[16] https://www.lds.org/liahona/2012/04/the-atonement-and-the-journey-of-mortality?lang=spa
[17] https://www.lds.org/general-conference/2015/04/the-gift-of-grace?lang=spa
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: