Autor: Parrish, Alan K.
Traducido por DPCS (Administrador del Blog) 

Las llaves del sacerdocio constituyen el derecho de ejercer poder en el nombre de Jesucristo o de presidir sobre una función del sacerdocio, quórum, o división de la organización de la Iglesia. Las llaves son necesarias para mantener el orden y ver que las funciones de la Iglesia se realicen en el tiempo, lugar y forma correcta. Se les da por la imposición de manos en una ordenación o apartamiento por una persona que preside y posee las llaves apropiadas en un nivel superior. Muchas llaves fueron restaurados para los hombres en la tierra por medio de mensajeros celestiales al profeta José Smith y Oliver Cowdery.

Las llaves del reino de Dios sobre la tierra están en manos de los apóstoles. El presidente de la iglesia, que es el apóstol más antiguo, posee todas las llaves sobre la tierra en la actualidad y preside toda obra de organización y de ordenanza de la Iglesia (D. y C. 107: 8-9, 91-92). Él delega la autoridad al dar las llaves de oficios específicos para otros (D. y C. 124: 123). Sólo los presidentes en los oficios del sacerdocio (incluyendo Autoridades Generales, a los presidentes de estaca, presidentes de misión, presidentes del templo, obispos, presidentes de rama y los presidentes de quórum) poseen las llaves correspondientes para sus respectivos oficios. Los Santos de los Últimos Días distinguen entre poseer el sacerdocio y poseer las llaves para dirigir la obra del sacerdocio: uno no recibe sacerdocio adicional cuando se le dan las llaves (Joseph F. Smith, IE 4 [de enero 1901]: 230).

El profeta José Smith enseñó que "los principios, gobierno y doctrina fundamentales de la Iglesia están comprendidos en las llaves del reino." (EPJS, p. 21). "Las llaves tienen que ser traídas de los cielos cuando se envía el evangelio; y cuando se revela de los cielos"; ellas se revelan al hombre bajo la autoridad de Adán, porque él fue el primero que los recibió cuando se le dio dominio sobre todas las cosas. Ellos se han trasmitido a través de las dispensaciones del evangelio a los profetas, incluyendo Noé, Abraham, Moisés, Elías; a Pedro, Santiago y Juan; a José Smith y los profetas designados para los últimos días (HC 3: 385-87). Las llaves para realizar o presidir diversas funciones del sacerdocio fueron otorgados a José Smith y Oliver Cowdery por Juan el Bautista; por Pedro, Santiago y Juan, y por medio de Moisés, Elías y Elías el profeta en el Templo de Kirtland (véase Doctrina y Convenios: Secciones 109-110).

Se mencionan muchos tipos de llaves en las escrituras de la Iglesia (véase MD, pp. 409-13). Jesucristo posee todas las llaves. José Smith recibió las llaves pertenecientes a la restauración del Evangelio de Jesucristo (D. y C. 6: 25-28; 28: 7; 35: 18), y mediante él, la Primera Presidencia posee las "llaves del reino", incluyendo las ordenanzas de sellamiento(D y C 81: 1-2; 90: 1-6; 110: 16; 128: 20; 132: 19). La mención específica de ciertas llaves y aquellos quienes lo tienen incluyen los siguientes: El Quórum de los Doce Apóstoles ejerce las llaves "para abrir la puerta por medio de la proclamación del evangelio de Jesucristo" a todo el mundo (D. y C. 107: 35; 112: 16; 124: 128). Adán posee "las llaves de la salvación bajo el consejo y dirección del Muy Santo", y "las llaves del universo" (D y C 78:16; EPJS, p 157.); Moisés, "las llaves del recogimiento de Israel" (D. y C. 110: 11); Elias, las llaves para llevar a cabo "la restauración de todas las cosas" (D. y C. 27: 6); y Elías el profeta, "las llaves del poder de volver el corazón de los padres a los hijos, y el corazón de los hijos a los padres" (D. y C. 27: 9). Los poseedores del Sacerdocio de Melquisedec se dice que tienen "las llaves de la Iglesia", "la llave del conocimiento", y "las llaves de todas las bendiciones espirituales de la iglesia" (D y C 42: 69; 84: 19; 107: 18 ), mientras quienes pertenecen al Sacerdocio de Aarón tienen "las llaves del ministerio de ángeles, y del evangelio de arrepentimiento, y del bautismo por inmersión para la remisión de pecados" (D. y C. 13: 1; 84: 26). Todas estas mayordomías serán eventualmente entregadas de vuelta a las manos de Jesucristo (EPJS, p. 157).

Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: