Por Dastin Cruz (Administrador del blog) 

Crítica No Mormona:

José Smith describio las planchas que recibio de Moroni, con las dimensiones de 8 pulgadas de largo por 6 de ancho y 6 de espesor con aros de oro que sujetaban las hojas. Fabricado todo en "oro puro" 

Volumen de las planchas = 8 x 6 x 6 =288 pulgadas cúbicas
Peso de las Planchas de Oro= 200  libras [91 Kg aprox.]

Las planchas de oro de la Historia de José Smith pesaban el equivalente a 90 kilos aproximadamente. Entonces ¿Como José Smith las colocaba en una bolsa de tela y caminaba con ellas varias millas de distancia? ¿Como Emma Smith las movía de vez en cuando para asegurarse de que no fueran encontradas por los anti-mormones? Jose Smith dijo que varias veces las llevo al bosque de ida y vuelta en distancias de hasta 6 millas [más de 9 kilometros] ¿Era real la afirmación de José Smith o fue un simple mentiroso que no tenía una idea mínima de materiales como el oro?

Respuesta SUD Detallada:

El profeta José Smith describió las planchas de oro de la siguiente manera:
Estos registros estaban grabados en planchas que tenían la apariencia de oro; cada plancha medía 20 cm.(8 pulgadas) de largo por 15 (6 pulgadas) de ancho, y tenía un espesor no tan grueso como el de la hojalata común. Cada una de ellas estaba llena de grabados con caracteres egipcios y ligadas en un volumen como las páginas de un libro, con tres anillos que pasaban a través de las planchas. El volumen tenía aproximadamente 15 cm.(6 pulgadas) de espesor, parte del cual se encontraba sellado. Los caracteres en la parte no sellada eran pequeños y hermosamente grabados. Todo el libro exhibía muchas muestras de antigüedad en su confección y mucha habilidad en el arte de grabados. [History of the Church, 4:537; puntuación actualizada; alteración en la división de párrafos; tomado de una carta escrita por José Smith a solicitud de John Wentworth y George Barstow, Nauvoo, Illinois, publicada en el periódico Times and Seasons, 1º de marzo de 1842, pág. 707.] 
Declaraciones respecto a las Planchas de Oro

Aunque no hay ninguna mención específica del peso en esta descripción, varias referencias al peso se pueden encontrar en registros de cercanos a José quienes personalmente sostuvieron las planchas a diferencia de los críticos.

William Smith, un Hermano del Profeta

"Me permitió levantarlos.... Ellos pesaron aproximadamente sesenta libras según mi mejor juicio."  -William Smith [William Smith, William Smith on Mormonism (Lamoni, Iowa: Herald Steam, 1883), 12.]

"Yo... los juzgué que pesaba unos sesenta libras." -William Smith [William Smith interview with EC Briggs. Originally written by JW Peterson for Zions Ensign (Independence, Mo.); reprinted in Deseret Evening News , 20 January 1894, 11 ] 

Martin Harris

“con un peso en total de cuarenta a sesenta libras. ” [Martin Harris interview, Iowa State Register, August 1870, as quoted in Milton V. Backman Jr., Eyewitness Accounts of the Restoration (Salt Lake City: Deseret Book, 1986), 226.]

La hermana de José, Catherine y su esposa, Emma Smith

La hermana de José, Catherine, mientras quitaba el polvo de la habitación donde se había estado traduciendo, "sopesó esas planchas [que estaban cubiertas con un paño] y los encontró muy pesados”.  -HS Salisbury, parafraseando a Catherine Smith Salisbury [Henrie, William account citing Callie O. Morley, "History of William and Myra Mayall Henrie, Pioneers of 1847 and 1847," Delta, West Millard County, Utah, October 1955, LDS Church Archives, Salt Lake City, Utah, 4-5]

"Yo los movi de un lugar a otro en la mesa, ya que era necesario para hacer mi trabajo."- Emma Smith [Emma Smith interview, published as "Last Testimony of Sister Emma," The Saints' Herald, 1 October 1879.] 

Los ocho hombres,Testigos del Libro de Mormón, testifican que examinaron las planchas y fueron consistentes que las planchas pesaban entre 40-60 libras. En conclusión  los testigos cercanos contradicen las teorías de los antimormones de unas planchas en bloque de 200 libras.

Comprobando el Peso de las Planchas

Como mencionamos, los críticos del profeta José Smith han afirmado que las planchas pesan alrededor de 200 libras. Tales estimaciones, sin embargo, se basan en el cálculo de un objeto sólido de oro de 24 quilates con las dimensiones descritas por el profeta; esta estimación no permite la reducción de peso que naturalmente resulta del corte de los grabados, de las irregularidades de las láminas rugosas por el martilleo, y por el espacio de aire entre cada hoja [B. F. Cummings, “Weight of the Plates,” Liahona: The Elders’ Journal, 18 July 1908, pp. 108–10.]

El elder John A. Widtsoe y Franklin S. Harris en 1937 señalaron:
Un cubo de oro sólido de esa medida, siendo de oro puro, pesaría doscientas libras (90 Kgs aprox), lo cual sería algo pesado para ser nevado por un hombre, aunque fuera del tipo atlético de José Smith. Esto ha sido usado como una evidencia en contra del Libro de Mormón, dado que es sabido que en varias ocasiones el Profeta llevaba las planchas consigo. Es improbable, sin embargo, que las planchas fueran de oro puro. Ellas habrían sido muy blandas y con peligro de ser retorcidas o destruidas. Para el propósito de confeccionar registros, las planchas de oro mezcladas con cierta cantidad de cobre serían mejores, porque tales planchas serían más firmes, más durables y, generalmente, más adaptables a la obra en cuestión. Si las planchas hubieran sido de oro de ocho quilates, el cual es el más frecuentemente usado en nuestros tiempos en joyería, y tomando en cuenta un diez por ciento de espacio entre las láminas, el peso total no sería mayor de 117 libras (53 kilos aprox), peso que fácilmente podría ser llevado por un hombre fuerte como José Smith. El élder J. M. Sjodahl, basando sus conclusiones en un experimento con monedas de oro, llega a la determinación de que las planchas pesaban menos de 100 libras (45 kilos aprox), Él peso probable de las planchas aparece también como evidencia de la veracidad del Libro de Mormón". [John A. Widtsoe and Franklin S. Harris, Jr., Seven Claims of the Book of Mormon (Salt Lake City: Deseret News Press, 1937), 37.]
¿Oro puro? Material de las Planchas y el Tumbaga

Al analizar la declaración de arriba del Profeta que las planchas "tenían la apariencia de oro," sugiere que el metal pudo ser una aleación. William, el hermano de José Smith, dijo específicamente que el material de las planchas era de “una mezcla de oro y cobre” [William Smith interview, The Saints' Herald, 4 octubre 1884, 644] Algunos han sugerido que el metal de las planchas fue probablemente tumbaga, el nombre dado por los españoles a una aleación versátil de oro y cobre.

La investigación más seria la hizo hace 45 años Read H. Putman, un herrero y metalúrgico de Evanston, Wyoming ["Were the Plates of Mormon of Tumbaga?" Improvement Era, septiembre 1966, 788–89, 828–31]. Trabajando primeramente a partir de las dimensiones generales del conjunto de planchas que aportaron los testigos, calculó que un bloque de oro puro de ese tamaño, debería de haber pesado un poco más de 200 lb (91 Kg). Sin embargo, cierta cantidad de testigos dispusieron que el peso del conjunto era de unas 60 lb (27 Kg). La discrepancia puede ser parcialmente explicada por el hecho de que las láminas debieron de ser fabricadas a mano, probablemente a golpe de martillo y las irregularidades pudieron haber dejado huecos entre las planchas. Ésto llevó a Putnam a la conclusión de que probablemente todo el conjunto de planchas pudieron pesar menos de un 50% de lo que pesaría un bloque macizo del metal.

Putnam observó que los dos únicos metales de color de la antigüedad eran el oro y el cobre. Una aleación de estos dos elementos era llamada por lo españoles “tumbaga” y su uso era muy común en la América tropical antigua para la elaboración de objetos preciosos. Putnam puso en marcha la razonable hipótesis de que las planchas de metal, fabricadas en los días de Mormón, eran de ese metal (la pieza arqueológica Mesoamericana más antigua de tumbaga -fabricada a partir de una hoja de metal martilleada- data del mismo siglo en que  Moroni escondió las planchas que tenía en su poder, el siglo V dC) [David M. Pendergast, "Tumbaga Object from the Early Classic Period, Found at Altun Ha, British Honduras (Belize)," Science 168, 3 de abril de 1970, 117]. Si las planchas del Libro de Mormón estaban hechas de tumbaga, su peso pudo haber sido mucho menor que si hubieran sido de oro puro. Según los cálculos el peso de las planchas si fueran de tumbaga seria de 60-70 libras aprox (27- 32 Kg). Por lo tanto los nefitas, podrían haber elegido como material el tumbaga para sus escritos sagrados que tiene "la apariencia de oro."

Los Tanner y sus Planchas de Plomo

En la librería de los críticos Jerald y Sandra Tanner en Salt Lake City, construyeron una réplica de las planchas de oro y utilizaron plomo que en realidad es más ligero que el oro. Desafían a los clientes a tratar de levantar y transportar las placas alrededor de la habitación. Los críticos dicen que José no pudo haber transportado y trabajado con estas pesadas planchas de 200 libras. Además de que el oro puro sería demasiado maleable como para ser útil y para ser grabado permanente. Pero como vimos no consideran las descripciones por testigos que tuvieron contacto de las planchas. Bill McKeever un antimormón conocido y fundador del supuesto Ministerio de Investigación del Mormonismo, para apoyar su teoría le gusta citar la replica de los Tanner como evidencia.  Luego señala que hay al menos dos razones por las que los estudiosos SUD reconocen que no era "oro puro" sino una aleación. En primer lugar, las planchas de oro sólido sería demasiado pesadas para que cualquier hombre las mueva. La segunda razón consiste en la composición suave de oro. Como lo señala el estudioso SUD John Welch el "oro puro sería demasiado blando para hacer planchas útiles." [John W. Welch, ed., Reexploring the Book of Mormon (Salt Lake City: Deseret Book, 1992), 276.] McKeever esta de acuerdo con Welch que las planchas de oro puro sería demasiado frágiles para ser útiles, pero sorprendentemente su lectura le lleva a Mosíah 8:9 en el Libro de Mormón que describe las planchas de "oro puro."

¿Como respondemos Mosiah 8:9?

"Y como testimonio de la verdad de las cosas que habían dicho, han traído veinticuatro planchas que están llenas de grabados, y son de oro puro". (Mosiah 8:9La respuesta es muy sencilla para quien haya leído el Libro de Mormón, pero lo raro es que McKeever quien es un investigador del mormonismo no lo nota. Las planchas de oro que se hablan en Mosiah 8:9 no son las mismas que le fueron entregadas a José Smith. Esas planchas de Mosiah si eran de oro puro pues la escritura así lo indica, pero las planchas elaboradas por Mormon y Moroni las cuales eran de oro, no hay ninguna referencia de que indique que fueran de oro puro.

No sabiendo aun con exactitud si fuera de oro o no y rechazando el tumbaga como McKeever, fuera de una aleación de oro y cualquier otro metal. Vamos ahora a considerar que el Libro de Mormón dijera "oro puro", aunque no lo hace. ¿Tu crees que en México y en el Perú, lugares donde prevalecieron imperios cuyo metal sagrado y principal era el oro, no podían fabricar láminas de oro de espesor milimétricas ?.

Si visitas el Mueso de Oro en Bogotá - Colombia, podrás apreciar unas obras de arte en oro de láminas super milimétricas para elaborar estatuillas de oro. Si visitas el museo del Señor de Sipán en el Perú, verás artefactos de oro de espesores milimétricos y hasta micrométricos. Ambas precolombinas. Si usamos la lógica de los criticos al cálculo el volumen, ¿Qué hubiera pasado con los muros del "KoriCancha" en el Cuzco (Kori= oro; Cancha = patio, en Quechua), que estaban forrados de oro, donde las ñustas (esposas del Inka) residían?. Con esa lógica, el excesivo peso las hubiera derrumbado fácilmente aquellos muros, sin embargo aún permanecen incólumes a pesar de muchos siglos de antigüedad. Ahora analicemos esta transcripción textual sobre el "Arte En Papel de Oro de Nanjing" de China (hablo de la dinastía Yuan entre los años 1271 - 1368):

"Existen más de 10 intrincados pasos para fabricar esta artesanía las cuales han ido pasando de generación en generación. El lingote de oro debe ser derretido formando un cuadrado sólido. Dos hombres cara a cara deben martillar la barra de oro de 24 kilates unas 25,000 veces hasta hasta crear una capa de oro tan fina como las alas de una cigarra. Se requieren unas técnicas muy avanzadas y una precisión muy aguda para poder juzgar cómo, en qué parte y cuándo se debe golpear el bloque de oro con el martillo, cada uno de ellos pesan 3,5 kilos, para producir láminas de oro uniformes que llegan a tener un grosor de 0,1 micrones. Se necesitan 943 láminas finas para poder cerar una lámina de un grosor aproximado de 1 milímetro, y 10,000 piezas de este tipo pesan tan solo 178 gramos. Tras ello.......Si deseas profundizar en este arte Chino y sus equivalencias en pesos puedes dirigirte al siguiente aquí.

Conclusión

Los nefitas conocían las diferencias entre purezas y las aleaciones. Por ejemplo, sabemos que las planchas de “bronce” procedían de una aleación (muy posiblemente bronce, una mezcla de cobre y estaño) [Véase John L. Sorenson, An Ancient American Setting for the Book of Mormon (Salt Lake City: Deseret Book and FARMS, 1985), 283–84; y su "Metals and Metallurgy Relating to the Book of Mormon Text" (FARMS, 1992)] y que las planchas de Éter se diferenciaban específicamente por ser de oro “puro” (Mosíah 8:9). Más adelante Nefi enseña a su pueblo “a trabajar con toda clase de” metales y “minerales preciosos”. Sin embargo en ninguna parte el texto dice que las planchas de los nefitas fueran de oro puro. Además debemos notar que José Smith no dijo que las planchas de oro de las que tradujo el Libro de Mormón eran de "oro puro", mas bien dijo que tenía la "apariencia de oro" lo cual es muy diferente.  Otro error común de los críticos es "calcular" el volumen de las planchas de oro, considerando las dimensiones de las planchas como si fuera un bloque macizo de oro, no considerando que son "planchas" de láminas, una sobre otra y los testigos cercanos a Jose Smith contradicen los pesos que los críticos muestran para apoyar su teoría. Vogel, McKeever y otros tratan de argumentar que los testigos sólo "vieron" las planchas en un estado espiritual, y luego se les permitió sopesar una caja cubierta. Esto contradice de plano sus propios informes, y las de los demás como a Lucy Mack Smith [Preliminary manuscript, Family and Church History Department, The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints; cited in Richard Lloyd Anderson, " Attempts to Redefine the Experience of the Eight Witnesses ," Journal of Book of Mormon Studies 14/1 (2005): 18–31]  

Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: