Por Donald Q. Cannon
Donald Q. Cannon es profesor asociado de Historia y Doctrina de la Iglesia en la Universidad Brigham Young. 
BYU Studies 18, no. 2 (1978)

En la tarde del Domingo, 07 de abril 1844, el profeta José Smith pronunció lo que se ha llamado su mejor sermón,1  el Discurso de King Follett.2  También se ha publicado con más frecuencia que cualquier otro de los discursos de José. En el discurso, que duró más de dos horas, el Profeta habló sobre unos veintisiete temas doctrinales, incluido el carácter de Dios, el origen y el destino del hombre, el pecado imperdonable, la resurrección de los niños y el amor del Profeta por todos los hombres.3  ¿Quién fue King Follett, y cuáles fueron las circunstancias históricas que rodean a este, el último discurso de José Smith? ¿Qué hace que del discurso King Follett el sermón máximo del Profeta?

King Follett nació el 24 de Julio de 1788, en algún lugar de Vermont. Cuando todavía era joven se trasladó a Condado de Cuyahoga, Ohio. En la primavera de 1831 se puso en contacto con los misioneros mormones y fue bautizado.

Moviéndose con los santos de Ohio a Misuri, se encontró con el odio y el abuso que los mormones más del siglo XIX experimentaron en ese estado.4  Cuando los miembros de la Iglesia trataron de huir de Missouri en la primavera de 1839, Follett fue capturado y encarcelado con Parley P. Pratt y otros cuatro en la cárcel de Richmond, Missouri, el 24 de abril de 1839, acusado de robo. Al comentar sobre esta acusación, Parley P. Pratt escribió: "Ser acusado de robo significaba que era uno de un pelotón que tomó un barril de pólvora de una pandilla de rufianes que estaban en contra de los mormones."5  El 22 de mayo de 1839, el Estado de Missouri transfirió a los prisioneros de Richmond a Columbia, y el 4 de julio se escaparon. Por desgracia, el Élder Follett fue capturado y permaneció en confinamiento durante varios meses. Finalmente, en octubre de 1839, llegó al juicio y fue absuelto. Después de su liberación, se unió a su familia en Illinois.6

King Follett fue uno de los que contribuyeron a la transformación del pantano infestado de Commerce en la próspera Nauvoo. Él compró la propiedad en la barranca, en la esquina noroeste de la ciudad (Bloque 26, Lote 1). Entre sus vecinos estaban Charles Hewlett e Hiram Kimball. Construyó una gran casa de troncos para su familia y luego se fue a trabajar como cantero. De acuerdo a la lista de impuesto de 1842, Follett tenía $163 en bienes y propiedad personal, haciéndole algo mejor que la mayoría de sus conciudadanos. Él y su esposa Louisa tuvieron seis hijos y eran miembros del Primer Barrio de Nauvoo.7 En la mañana del 9 de marzo de 1844, King Follett ponía las paredes alrededor de un pozo cuando una cubeta de rocas le cayó, aplastándole hasta la muerte. Al día siguiente, Wilford Woodruff anotó: “El Hermano King Follett fue enterrado este día con honores masónicos.”8

José Smith, quien habló en el funeral, volvió sus pensamientos a la genealogía y la obra del templo. En este sermón funeral el 10 de marzo, el Profeta hizo hincapié en que los vivos no puede ser salvo sin sus muertos, dando detalles de la misión de Elías.9  Menos de un mes más tarde, la familia de King Follett convenció de nuevo al Profeta para hablar en honor de su ser querido, como reconoce José en el prefacio de su discurso.

El Escenario de 1844

La primavera de 1844 fue un período de intensa actividad en la vida del Profeta. A principios de año se declaró candidato a la presidencia de los Estados Unidos, redactó una plataforma política formal, y llamó a élderes para servir en la campaña. Durante el mes de marzo, Joseph Smith creó el oscuro pero poderoso Consejo de Cincuenta para ayudar en su campaña y para funcionar en otros asuntos políticos.10 También en las semanas inmediatamente anteriores a la conferencia de abril, una conspiración se desarrolló contra el Profeta. Los implicados en la intriga afirmaban que José Smith era un profeta caído, citando como evidencia la práctica de la poligamia, la política económica monopólica de la Iglesia, y el aumento de su poder personal. Con la esperanza de conseguir apoyo popular para su causa, los conspiradores deseaban enfrentarse al Profeta durante la conferencia. Joseph, al darse cuenta de que nada podría ganarse al confrontar directamente a sus acusadores, optó por no dirigirse a ellos durante esa conferencia,11  aunque sí hacen referencias ocasionales a sus acusaciones.

La conferencia de abril de ese año fue de lo más importante. Los élderes de todo el país fueron convocados a casa para asistir a las reuniones y ser reasignados a la campaña política que se pondría en marcha en mayo. Históricamente, la conferencia fue importante, ya que resultó ser la última de José, en unos meses, él estaría muerto. José también identificó abril de 1844 como una época especial en su vida. En ningún otro momento sintió su llamamiento profético tan agudamente. En su discurso de apertura reveló: "Me siento en comunión más cercana y en mejor posición con Dios y como nunca antes he sentido en mi vida, y estoy contento de esta oportunidad de aparecer en medio de vosotros.”12  El Señor bendijo a los santos con un clima cálido y primaveral en la conferencia el domingo, a pesar que había llovido durante la sesión de la tarde del sábado. La llegada de la primavera se añadía a la alegría de la ocasión, y muchos cronistas mencionan la belleza del valle del río Mississippi, adornada como lo fue con árboles en flor.

El buen tiempo fue una bendición para los santos debido a que sus reuniones se celebraban al aire libre. De hecho, los mormones no construyeron ninguna capilla en Nauvoo. Prácticamente la totalidad de sus reuniones públicas eran al aire libre, en las zonas a que refiere como "las arboledas." Los Santos se reunían en tres diferentes arboledas situadas en los bordes de la barranca, hacia el noreste, oeste y sur del templo. Los contornos inclinados de los acantilados proporcionaban un anfiteatro natural, al que los Santos añadieron bancos de madera y la tribuna de los oradores.13 

Si bien es evidente que las arboledas que los Santos empleaban para sus reuniones darían cabida a grandes multitudes, el tamaño real de la audiencia es una cuestión de conflicto. Algunos de los que asistieron a la conferencia y llevaron diarios, sostenían que 20.000 personas oyeron a José Smith entregar el discurso de King Follett.14  Incluso los asignados para registrar los trabajos oficiales de la conferencia usaron esa cifra. Hoy en día los historiadores, sin embargo, se muestran escépticos del número.15 

En cualquier caso, sin embargo, muchos miles se reunieron en el bosque en ese agradable domingo de primavera en 1844, José habló por cerca de 2¼ horas.16  Incluso para los estándares de la época, el discurso de King Follett fue un largo sermón. Dada la extensión del sermón, las condiciones físicas, y el número de personas presentes, los problemas concretos se desarrollaron. Dadas las pobres condiciones auditivas, así como algunas perturbaciones externas, el profeta debe haberse esforzado enormemente para hacerse oír. Al día siguiente, tuvo que abreviar el discurso que había preparado debido a que sus pulmones se habían agotado y que ya no podía proyectar su voz.17 

Registradores Oficiales

A medida que José Smith hablaba, tres hombres tomaron notas oficiales: Thomas Bullock, William Clayton, y Willard Richards. Wilford Woodruff también tomó notas para su diario.18  Estos hombres, con experiencia en la toma de notas, a menudo registraron sermones dados por las autoridades eclesiásticas. Si bien todos ellos registraron el discurso King Follett, sus notas, y los métodos de toma de notas, difieren en gran medida. Thomas Bullock, tal vez el menos conocido en nuestros días de los cuatro registradores, sirvió con distinción en su Inglaterra natal como asistente legal, cargo para el que había recibido entrenamiento formal. También se desempeñó como oficial de impuestos especiales (secretario de aduana) bajo la reina Victoria. Reconociendo los talentos administrativos del recién llegado Santo Inglés, José nombró a Bullock como su secretario personal, en octubre de 1843. Otras tareas administrativas que llenó durante su residencia en Nauvoo incluyeron la de secretario de conferencias de la Iglesia, secretario de los consejos de guerra de la Legión Nauvoo, dependiente asignado a escribir breves sinopsis de los sermones dados por el Profeta, y el secretario del "Maid of Iowa," un buque de propiedad SUD en el Mississippi. Sus minutas oficiales de la conferencia fueron, con mucho, las más completas hechas sobre el Discurso King Follett.19 

William Clayton, otro registrador, también se desempeñó como secretario privado de Joseph Smith. Según uno de sus biógrafos, Clayton," recibió una buena educación en la escuela primaria" y que era "un escritor claro" con "amor por el orden."20  La popularidad y versatilidad de sus diarios misionero y pionero dan testimonio de su habilidad como registrador de eventos históricos.21 

El tercer secretario, Willard Richards, sirvió al profeta José Smith como "secretario privado" e historiador. En esa posición, mantuvo el diario de José Smith para los años 1842-1844, y registró su resumen del Discurso King Follett en ese diario. De las habilidades de Richards como escriba, Orson Spencer escribió que "estaba eminentemente dotado. Hacía la crónica de eventos,
fechas, circunstancias e incidentes con una precisión de juicio poco común y una rara tenacidad de la memoria."22 

Wilford Woodruff, con mucho el más conocido de los cuatro registradores hoy en día, no había recibido ninguna formación estenográfica formal, pero tenía un fuerte deseo de escribir una historia de la Iglesia. En consecuencia, registró no sólo sus propias actividades, sino también los sermones, enseñanzas y profecías de José Smith y otros líderes de la Iglesia. Él optó por registrar la mayor parte de este material en su diario personal, que se ha caracterizado como "cuidadoso y concienzuda."23  Woodruff desarrolló un método único para tomar notas, que un escritor describió de esta manera:

Tenía un don de Dios. Era esto, que cuando no tenía lápiz o papel con él, podría, después de oír al profeta José Smith predicar un sermón, volver a casa y escribir palabra por palabra y frase por frase, pero después de terminar el escrito. . . el sermón pasaría de su mente, como si nunca lo hubiera oído.24 

Al parecer, el día del Discurso King Follett, el hermano Woodruff tenía "lápiz y papel", pues dijo que escribió el sermón de la copa de su sombrero, mientras que de pie en la congregación 25  En cualquier caso, uno se da cuenta que Wilford Woodruff, trabajando ya sea de memoria o a partir de notas breves, habitualmente hacía un resumen en su diario de los discursos que oía.26  Otras personas que asistieron a la conferencia guardaron notas breves sobre el sermón, pero la versión actual publicada del Discurso King Follett se construyó a partir de las notas de Woodruff, Richards, Clayton, y Bullock.

Técnicas Comparativas

La declaración de apertura, o en el párrafo del encabezado, del sermón King Follett, según lo registrado por cada uno de los cuatro escritores, proporciona una comparación concisa y útil de la longitud, el estilo y la metodología de los cuatro reporteros:

[BULLOCK] "El Profeta: Mientras me dirijo a ustedes sobre el tema que se contempló en un primer plano [parte] de la conferencia –cuando el viento sopla será muy difícil, casi imposible para mí hacer que todos oigan, es de la mayor importancia & lo más solemne de cualquier cosa que pudiera ocupar nuestra atención & que es el tema de los muertos acerca del deceso de nuestro hno. Follit, quien fue aplastado hasta la muerte en un pozo –& en la medida que una gran parte de esta congregación que viven en esta ciudad & quienes han perdido amigos, hablaré en general & les ofreceré mis ideas hasta donde tenga la habilidad & hasta donde sea inspirado por el Espíritu
Santo para hablar sobre este tema.”27 

[CLAYTON] "El presidente Smith llamó la atención de la con [congregación] sobre el tema contemplado en la prim parte de la con [conferencia] –como el viento sopla será muy difícil, casi imposible hacerme oír, al menos con profunda atención –el tema de la mayor importancia y más solemne que podría ocupar nuestra atención, el tema de los muertos ha sido solicitado para hablar sobre el deceso del Hno Follett quien fue aplastado hasta la muerte –se me ha pedido que hable a pos sus amigos & parientes & en la medida que muchos en esta congregación viven en esta ciudad así como en otros lugares que tienen amigos fallecidos, me sentí dispuesto a hablar sobre el tema en general –ofreceré mis ideas hasta donde mi habilidad & hasta donde sea inspirado por el E[spíritu] S[anto]…”28 

[RICHARDS] 3¼ P. M. José comenzó a hablar sobre el tema de los muertos en relación a la muerte del Élder King Follett que fue aplastado en un pozo por la caída de una tina de piedra sobre él.29 

[WOODRUFF] El siguiente discurso importante edificante + interesante fue dado por el Presidente José Smith como a veinte mil almas sobre el tema de la muerte del Élder King Follett.
Llamo ahora la atención de esta congregación, mientras me dirijo a ustedes sobre el tema de los muertos el caso de nuestro querido hermano King Follett que fue aplastado hasta la muerte en un pozo, así como muchos otros que han perdido amigos se tendrá en cuenta esta tarde. Voy a hablar sobre el tema, en general, hasta donde sea inspirado por el Espíritu Santo para tratar sobre el tema…30 

Estas declaraciones de apertura revelan las características de cada escritor, que son evidentes en todo el cuerpo del registro de cada uno. Thomas Bullock escribió en frases más completas, haciendo uso de su propio método de abreviatura, lo que le permitió registrar más de la charla. El registro William Clayton es comparable a Bullock en profundidad, a pesar de que se detenga como a las tres cuartas partes del camino del sermón. El relato de Willard Richard es el más corto, con sólo los detalles básicos. El texto de Wilford Woodruff 's es más conciso, acortando los pensamientos en poderosas frases compactas.

La comparación de estos cuatro textos con la actual edición publicada del discurso, revela el porcentaje aproximado del material con que cada registrador contribuyó a la composición del texto:
Bullock 51%
Clayton 37%
Richards 11%
Woodruff 29%
Total 128%31 

Reacción de la Audiencia

¿Cómo respondió la audiencia de José a su sermón largo y elocuente? Las reacciones van desde breves comentarios en diarios, largos artículos en periódicos, a chismes en cartas personales. Lo sorprendente es que los Santos no se molestaran para nada en comentar durante un momento en que tanto estaba ocurriendo. Ciertamente, la candidatura de José Smith, la conspiración contra él, y en varias semanas, el martirio, opacarían un discurso de la conferencia. El hecho que la gente sí registró sus reacciones es totalmente notable.

La mayoría de los miles de personas que escucharon hablar a Profeta no dejó ningún comentario escrito sobre el sermón. Algunos dejaron sólo breves declaraciones. Unos pocos, sin embargo, hicieron comentarios tanto extensos como significativos sobre el Discurso King Follett. (La mayoría de estos son positivos, aunque es bueno recordar que los diarios que han llegado al oeste con los santos que aceptaron tanto el liderazgo de los Doce como muchas de las doctrinas que fueron negadas por aquellos grupos que se separaron de la Iglesia después de la muerte del Profeta). El diario de Joseph Fielding indica claramente que el discurso lo conmovió profundamente: "6 a 7 abril '44. Nuestra conferencia anual comenzó y continuó 4 días. El discurso de José sobre el origen del hombre, la naturaleza de Dios y la resurrección fue el asunto más interesante de este tiempo." Fielding llegó a decir que José Smith no era un profeta caído, sino que actuaba bajo la inspiración de Dios, y señaló: "Nunca me sentí más contento con su discurso que en este momento. Dijeron de su discurso solemne, es la Voz de Dios, no de un hombre."32 

Wandle Mace, otro de los primeros diaristas mormones que registraron sus impresiones sobre el Discurso King Follett, fue ordenado presbítero en dicha conferencia. Esperando que el Profeta confrontara a los conspiradores en la conferencia, Mace descubrió que José Smith había elegido otro curso. Citando las palabras de apertura del Profeta, Mace registró: "Se esperaba que las pequeñas dificultades que existían serían investigadas antes de la conferencia, pero son de carácter demasiado trivial para ocupar la atención de tan gran cuerpo." Mace estaba impresionado por las palabras y la conducta del Profeta. Más tarde en su diario, el hermano Mace llamó al sermón funeral de King Follett un "discurso notable." Aún más tarde, registró otra entrada sobre "esta conferencia más interesante e instructiva."33  Las palabras del Profeta habían dejado una impresión duradera en él.
Edward Stevenson estaba tan inspirado por el sermón que registró selecciones importantes del mensaje en su diario. Lo llamó el "El magnífico sermón fúnebre de King Follett." Resumiendo sus experiencias en la conferencia, incluyendo el discurso, Stevenson escribió algún tiempo después de la muerte de José:

Qué tiempo tan glorioso que hemos tenido, la ocasión fue de lo más interesante, el clima estaba precioso y el río que rodea y el lado de Iowa con sus colinas inclinadas se miraba precioso. El Profeta parecía estar lleno de instrucción, y tan cerca de su fin último en la vida presente.34 
Samuel W. Richards miraba hacia la conferencia con gran expectación, ya que nunca había asistido a una antes. Él escribió: "No fueron en vano mis expectativas." Resumiendo la conferencia, registró: "La conferencia cerró habiendo tenido un momento feliz juntos alegrados por el espíritu de Dios que estaba allí con ellos."35  Erastus Snow, describiendo la conferencia y el sermón, dijo: "Todos fuimos muy edificados y muy complacidos."36  Joseph Lee Robinson afirmó que las declaraciones del Profeta le sorprendieron y le maravillaron.37  Angus M. Cannon comentó acerca de la fortaleza que recibió por las palabras del Profeta.38  Wilford Woodruff denominó al Discurso Follet como “importante, edificante, e interesante.”39  Alfred Cordon escribió: “Quedé muy encantado con las enseñanzas y hechos de la conferencia.”40 James Burgess escribió que "realmente fue un momento glorioso."41  Thomas Bullock escribió en su diario que estos fueron "los cinco días más grandes, mejores y más gloriosos que nunca."42 

Pero algunos que escucharon el discurso de King Follett eran conversos que recién se habían unido a la Iglesia y se había criado en religiones donde las ideas de José enseñó en el Discurso King Follett se habrían considerado "blasfemia horrible." Durante algún tiempo antes de la primavera de 1844, algunos de ellos habían estado insatisfechos con las condiciones de Nauvoo, y las acciones y la personalidad de José, las doctrinas nuevas, y desencanto en general llevaron a los Santos cada vez más al desacuerdo o la apostasía.

Habían llegado a Nauvoo conociendo sólo los primeros principios, el Libro de Mormón, y el recogimiento. No tenían ni idea de la pluralidad de dioses, el matrimonio plural, las ordenanzas del templo, y otros "misterios", que iban a ser enseñados en Nauvoo. Esto es comprensible, ya que Brigham Young había amonestado a los élderes en la conferencia de octubre de 1841, "sobre la importancia de la enseñanza en el extranjero de los primeros principios del evangelio, dejando que los misterios del reino se enseñaron entre los santos."43 Al parecer, esto significaba Nauvoo, por que en enero de 1844, un Santo en Nauvoo escribió a su hija, un miembro en Canadá, y le habló de una nueva revelación que los matrimonios por la eternidad podrían llevarse a cabo, y que "el trabajo de la generación no va a continuar para siempre." Sin embargo, explica que

Hay muchas cosas relacionadas con este tema, que no estoy en libertad de comunicarte, donde están viviendo que haría más claro y más satisfactorio el asunto en sus mentes, por lo tanto, ten cuidado en cómo tratas este tema, porque sin duda es de Dios. Otras revelaciones íntimamente conectadas con esta dispensación trascendental y que están casi listas para desplegarse para nosotros, no puedo comunicarte en la actualidad, a pesar que las conozco en parte, porque no podrías soportarlas ahora. Si estuvieras viviendo con la Iglesia, sus ventajas espirituales serían mucho mayores de lo que son ahora: pero para informarte de todo, lo que se dio a conocer a la Iglesia, aquí, sería enviarte al extranjero y probablemente te causaría mucha persecución.44 

Sin embargo, aunque muchos sufrieron mucha ansiedad después de sacrificar mucho para congregarse a Nauvoo para encontrar las doctrinas que se enseñan, que desafiaban sus creencias religiosas, la mayoría vieron las nuevas enseñanzas como una gloriosa nueva Revelación de la verdad, "escondidas desde antes de la fundación del mundo… revelado a los pequeños y a los de pecho en los últimos días."45  Pero es fácil comprender que habría algunos que, como José dijo, "volarían en pedazos, como el cristal, en cuanto surge algo que sea contrario a sus tradiciones: no pueden soportar el fuego en absoluto."46  Una que tenía que luchar era Sarah Scott, quien expresó su ansiedad en una carta a sus padres, seis días después de escuchar el discurso:

Madre, crees que tienes pruebas, pero puedo decirte que no hay nada allí para probar tu fe; digo, comparativamente hablando. Nunca entendí completamente el lugar en la Sagrada Escritura, donde el Señor dice que va a tener un pueblo probado, hasta que vine aquí con la Iglesia. A veces casi me temo que voy a renunciar, pero con la ayuda del Señor, quiero a perseverar hasta el fin. Sabes poco acerca de la Iglesia, te puedo asegurar; creo que si los santos fueran tan sabios antes de comenzar como después que llegaron aquí, muchos no tendrían suficiente fe para venir. Una palabra al sabio es suficiente. Querida Madre, ruega por mí para que yo pueda ser de la familia de la fe.47 

Sarah Scott representaba la gente que quería creer, pero no estaban seguros de que podrían. La mayoría de quienes no podían aceptar estas nuevas doctrinas en silencio salieron de la Iglesia sin hacer ningún intento de cambiar el mormonismo. Hubo, sin embargo, un creciente núcleo que no seguiría ese curso. Los más prominentes de éstos eran los Law, los Foster, y los Higbees, siendo la figura principal William Law, segundo consejero de José en la Primera Presidencia. Aunque estos hombres tenían algunas diferencias bastante serias con José sobre asuntos temporales, habían conservado su posición en la Iglesia y en la comunidad, afirmando creer "la religión de los Santos de los Últimos Días como originalmente fue enseñada por José Smith, que está contenida en el Antiguo y el Nuevo Testamento, Libro de Convenios, y el Libro de Mormón, es verdaderamente cierta." Tenían la esperanza de que "muchos puntos de la doctrina, como ahora se enseña… los hombres considerados los tratará con desprecio, porque los declaramos heréticos y condenables en su influencia, aunque encuentran muchos devotos." Además de declarar su total desprecio por la doctrina de la pluralidad de esposas, señalaron que "entre los muchos puntos de doctrina falsa que es enseñada en la Iglesia, es la doctrina de muchos dioses, una de las más funestas en sus efectos, que ha caracterizado al mundo durante muchos siglos." Por el 7 de junio de 1844 habían determinado que "sinceramente tratando de explotar los principios viciosos de Joseph Smith "era su obligación moral, sintiendo "como si la indulgencia hubiera dejado de ser una virtud." Habían buscado una reforma en la iglesia, sin una denuncia pública de las atrocidades de los crímenes practicados por sus líderes, pensando que si hubieran oído con atención para aconsejar, y mostrado frutos de arrepentimiento sería tan aceptables a Dios, como si fueran expuestos a la mirada pública.48 

Sus esfuerzos fueron en vano. No relatos de la conferencia en los periódicos no mormones también tendían a ser negativos. Thomas Sharp, notorio líder de los anti-mormones, comentó con sarcasmo sobre la conferencia en Nauvoo en su diario, Warsaw Signal. Sharp fechó su artículo desde "La Ciudad Santa" en lugar de Nauvoo: Por supuesto, todos los santos y algunos de los pecadores de los distritos adyacentes, estuvieron presentes. El número que estaba en el terreno, en esta ocasión se estima de 15 a 20 mil, la mayoría de los cuales eran de la fe. En verdad, se podría pensar que tantos necios congregados en un solo lugar perturbarían el equilibrio de la tierra.49 

La única edición del malogrado Nauvoo Expositor contenía algunos ataques serios contra las doctrinas presentadas por José Smith en el Discurso King Follett. Después de afirmar que la religión de los Santos de los Últimos Días, como fue originalmente enseñada por el Profeta, era verdadera, el artículo lo atacaba por la práctica de la poligamia y otros "principios viciosos." Un punto de "doctrina falsa" especialmente repugnante a los propietarios y editores del Expositor era la doctrina de la pluralidad de los dioses y la idea de que el hombre pudiera llegar a ser un dios, una doctrina claramente establecida en el Discurso King Follett.50 

Historia de la Publicación

Antes del final de 1844, el Discurso King Follett se había publicado al menos tres veces, lo que demuestra el impacto que tuvo en los santos. Apareció por primera vez en el Times and Seasons, de 15 de agosto de 1844. Durante el otoño de 1844, salió impreso en el Millenial Star51  y en una publicación de John Taylor llamada Voice of Truth.52  El sermón fue publicado al menos cinco veces más antes de 1900, apareciendo en el Zion’s Watchman,53  el Deseret News (Semanal),54  el Journal of Discourses,55  en forma revisada en el Millenial Star en 1861, y en 1833 en un Contributor, la publicación oficial de la AMM.56 

Curiosamente, el Discurso King Follett ha sido publicado más veces en este siglo que en el anterior. Desde 1900 ha aparecido en al menos once diferentes publicaciones: la revista Improvement Era, en 1909, en un folleto publicado privadamente por la empresa Magazine Printing Company en 1913 y ediciones posteriores, en dos ediciones impresas de manera privada sin fechas específicas,57  en Teachings of the Prophet Joseph Smith en 1938, en una traducción alemana impresa en Suiza en 1943,58 en el Liahona en 1945,59  en Discourses of the Prophet Joseph Smith, Messages of the First Presidency, y la LDS Reference Encyclopedia (todos impresos en 1965), y más recientemente en el Ensign, abril y mayo de 1971.

La exclusión y la inclusión del Discurso King Follett en History of the Church constituye uno de los episodios más interesantes en la historia de edición de la Iglesia. B. H. Roberts, editor de la obra en seis volúmenes, decidió incluir el Discurso King Follett en el Volumen 6 de su primera edición. Aparentemente, en el último minuto, fue quitado. Un examen de la primera edición del Volumen 6 (1912) proporciona evidencia concluyente que el Discurso King Follett en verdad fue quitado cuando el libro estaba listo para ser encuadernado, ya que faltan las páginas 302-317. En la segunda edición del Volumen 6 (1950), son reinsertadas las páginas 302- 317, y contienen el Discurso King Follett.60 

No sabemos exactamente por qué el sermón fue eliminado o quién ordenó su remoción, pero la evidencia disponible indica que algunos de los Hermanos habían llegado a sospechar del Discurso King Follett, sosteniendo que no todas sus doctrinas pueden ser auténticas, y expresando cierta preocupación acerca de la exactitud del texto. En una carta a Samuel O. Bennion, presidente de la Misión Central de los Estados, George Albert Smith dijo:

"He pensado que el reporte de ese sermón podía no ser auténtico y temo que contenía algunas cosas que pudieran ser contrarias a la verdad… Algunos de los hermanos sentían como yo y pensaban que no debía darse mucha publicidad a ese sermón en particular.61 

Al testificar en Washington, D. C., durante las audiencias Reed Smoot, Charles W. Penrose declaró que:
"Hay algunos sermones publicados en el Journal of Discourses cuya autenticidad ha sido discutida… por ejemplo, algunos de los sermones atribuidos a José Smith, el Profeta. Fueron tomados en el momento, a mano y han sido publicados en el Journal of Discourses y ha sido discutida su precisión.62 

Cualesquiera que sean las razones, el discurso King Follett se mantuvo fuera de la historia oficial de la Iglesia [History of the Church] durante treinta y ocho años. Se incluyó en la segunda edición, sin embargo. La reincorporación en 1950 en History of the Church, se acopló con el hecho de las numerosas reimpresiones en otros libros y revistas desde entonces, atestiguando su aceptación en la mitad del siglo veinte.

Que el Discurso King Follett tiene valor para los Santos de los Últimos Días ha sido afirmado por testigos oculares del evento, como también por los actuales estudiantes del sermón. Concerniente al discurso, el Élder George Q. Cannon registró:

Su dirección dejó de ser un mero elogio de un individuo, y se convirtió en una revelación de las verdades eternas sobre las glorias de la inmortalidad. . . . El Profeta parecía elevarse por encima del mundo. Era como si la luz del cielo ya rodeaba su ser físico… Quienes escuchan el sermón nunca puede olvidar su poder. Los que lo leen hoy piensan que fue una exhibición de poder sobrehumano y elocuencia.63

Desde ese momento, los biógrafos, historiadores, teólogos, y otros se han unido para proclamar el valor del sermón y asegurar que verdaderamente fue el más grande sermón de José Smith. 64 

Notas:

1 Muchos estudiantes de José Smith concuerdan que el Discurso King Follett fue su sermón máximo. Vea, por ejemplo, Preston Nibley, Joseph Smith the Prophet (Salt Lake City: Deseret News Press, 1944), p. 503; Joseph Fielding McConkie, “A Historical Examination of the Views of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints and the Reorganized Church of Jesus Christ of Latter Day Saints on Four Distinctive Aspects of the Doctrine of Deity
Taught by the Prophet Joseph Smith,” (Master’s thesis, Brigham Young University, 1968), p. 135; John J. Stewart, Joseph Smith the Mormon Prophet (Salt Lake City: Mercury Publishing Company, 1966), p. 207; George Q. Cannon, Life of Joseph Smith, the Prophet (Salt Lake City: Deseret Book, 1972), p. 479; Jay R. Lowe, “A Study of the General Conferences of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, 1830–1901” (Ph.D. diss., Brigham Young University, 1972), p. 212.
2 Hay alguna discrepancia en los primeros registros sobre la escritura correcta del nombre Follett. Wilford Woodruff, Willard Richards, and William Clayton los escribían Follet, y Thomas Bullock los escribía Follit. Casi todos los relatos publicados del Discurso King Follett usan la actual ortografía –Follett– que es la correcta, de acuerdo al Departamento Genealógico y miembros de la familia Follett.
3 Joseph Smith, Jr., History of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, ed. B. H. Roberts, 7 vols. (Salt Lake City: Deseret Book, 1964), 6:302–17 (en adelante citada como HC).
4 HC, 2:523; Andrew Jenson, The Historical Record, 9 vols. (Salt Lake City: Andrew Jenson, 1886), 5:31; Melvin R. Brooks, LDS Reference Encyclopedia (Salt Lake City: Bookcraft, 1965), pp. 96–97.
5 Parley P. Pratt, Autobiography of Parley Parker Pratt (Salt Lake City: Deseret Book, 1966), p. 226.
6 Journal History of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, 22 May 1839, 4 July 1839; Pratt, Autobiography, pp. 261–62.
7 Interview with James L. Kimball, Jr., 12 March 1976, Church Historical Department.
8 Journal of Wilford Woodruff, Church Archives.
9 HC, 6:249; Pearson H. Corbett, Hyrum Smith: Patriarch (Salt Lake City: Deseret Book, 1963), p. 340.
10 HC, 6:155–301. Para información adicional sobre el Consejo de Cincuenta, vea Klaus J. Hansen, Quest for Empire: The Political Kingdom of God and the Council of Fifty in Mormon History (East Lansing, Michigan: Michigan State University Press, 1967).
11 Lowe, “General Conferences of the Church,” pp. 197–211.
12 HC, 6:288.
13 David E. and Della S. Miller, Nauvoo: The City of Joseph (Salt Lake City and Santa Barbara: Peregrine Smith, 1974), pp. 70–71; James L. Kimball, Jr., “Nauvoo: Life and Worship,” Deseret News, Church Section, 1 May 1976.
14 Journal of Edward Stevenson, Special Collections, Harold B. Lee Library, Brigham Young University.
15 T. Edgar Lyon cree que 8,000 estaría más cercano al tamaño real de la congregación (entrevista con T. Edgar Lyon, Diciembre 5, 1975). En su libro, Nauvoo: The City of Joseph, David y Della Miller sostienen que tanto mormones como no mormones de Illinois en el siglo XIX sobrestimaron la población (Miller, Nauvoo, p. 5). James L. Kimball, Jr., dice que las cifras del censo de Nauvoo descartan efectivamente la exactitud de la cifra de 20,000. Los registros del censo estatal de 1845, en posesión del Hermano Kimball, reportan 11,057 habitantes en Nauvoo. Incluso con el influjo de los miembros de la Iglesia de las comunidades circunvecinas, Kimball no ve la manera que 20,000 personas pudieran haber estado en la asistencia durante la conferencia de abril de 1844. Además, de acuerdo a Kimball, las arboledas no acomodarían a 20,000 personas son la ayuda de un altavoz (ibid.). entonces, ¿de dónde llegó la cifra de 20,000? El notable historiador estadounidense Daniel J. Boorsitn ha sugerido una respuesta plausible. Argumenta de manera convincente que los estadounidenses del siglo XIX hablaban y escribían en términos de anticipación. En vez de cifras actuales de población, usaban los números que anticipaban, resultando en un “lenguaje de exageración,” relacionado definitivamente al lenguaje de la publicidad del siglo XX.
(Daniel J. Boorstin, The Americans: The National Experience [New York: Random House, 1965], pp. 289–98.) Por lo tanto, los residentes de Nauvoo hablaban de las 20.000 personas que eventualmente vivirían allí, y no de los 11.000 que realmente lo hacían.
16 Diary of Joseph Smith, kept by Willard Richards, Church Archives (en adelante citado como Smith [Richards] diary). Richards escribió que el sermón comenzó a las 3:15 y terminó a las 5:30.
17 Woodruff Journal.
18 Los reportes de Thomas Bullock, Willard Richards, and William Clayton son preservados en los Archivos de la Iglesia SUD. El diario de Bullock indica que había sido asignado a tomar minutas; Willard Richards tenía la asignación en virtud de su llamamiento como Historiador de la Iglesia. Estaba encargado del diario de José, en el que registraba las enseñanzas y acciones de José. William Clayton era también secretario y probablemente había sido asignado para tomar minutas de la conferencia. Wilford Woodruff reportaba también en su diario, aunque extraoficialmente.
19 C. Ward Despain, “Thomas Bullock: Early Mormon Pioneer” (Master’s thesis, Brigham Young University, 1956), pp. 6, 14, 17.
20 Paul E. Dahl, “William Clayton: Missionary, Pioneer, and Public Servant” (Master’s thesis, Brigham Young
University, 1959), pp. 8–9.
21 Vea William Clayton, Manchester Mormons: The Journal of William Clayton 1840–1842, ed. James B. Allen and Thomas G. Alexander (Salt Lake City and Santa Barbara: Peregrine Smith, 1974), and William Clayton, William Clayton’s Journal (Salt Lake City: Clayton Family Association, 1921).
22 Deseret News, 16 March 1854.
23 Matthias F. Cowley, Wilford Woodruff (Salt Lake City: Deseret News, 1909), p. v.
24 Southern Utah Mission, Historical Record, pp. 124–25, Church Archives.
25 Ibid.
26 Una de las características agradables del diario de Woodruff es que él escribió sus entradas en letra de imprenta negra, por lo que es mucho más fácil de leer que muchos otros diarios de la época.
27 Thomas Bullock report of 7 April 1844 Conference Discourses, manuscript, Church Archives.
28 William Clayton report of 7 April 1844 Conference Discourse, manuscript, Church Archives.
29 Smith (Richards) Diary.
30 Woodruff Journal.
31 Esta comparación se hizo escribiendo la versión del texto más frecuentemente impresa y luego usando un sistema de código de color. Cada registrador fue indicado por un color diferente y los porcentajes calculados al tabular las porciones de colores diferentes. Los porcentajes totalizan más del 100% debido al traslape de los cuatro registros.
32Journal of Joseph Fielding, Church Archives. Mis asistentes de investigación y yo leímos unos 300 diarios en los Archivos de la Iglesia SUD y en la Universidad Brigham Young. La mayoría no comentaban sobre el discurso, sin embargo quienes sí comentaban, hicieron importantes observaciones.
33 Wandle Mace Journal.
34 Edward Stevenson Journal.
35 Journal of Samuel W. Richards, Special Collections, Harold B. Lee Library, Brigham Young University.
36 Sketchbook of Erastus Snow, Lee Library.
37 Journal of Joseph Lee Robinson, Lee Library.
38 Hyrum L. and Helen Mae Andrus, They Knew the Prophet (Salt Lake City: Bookcraft, 1974), p. 163.
39 Woodruff Journal.
40 Journal of Alfred Cordon, Church Archives.
41 Journal of James Burgess, Church Archives.
42 Journal of Thomas Bullock, Church Archives.
43 Times and Seasons 2 (15 October 1841):578. Esta era la instrucción común. Vea también Joseph Fielding Smith, comp., Teachings of the Prophet Joseph Smith (Salt Lake City: Deseret Book, 1973), pp. 292, 77 (en adelante citado como Teachings); Times and Seasons 1 (November 1839):13; Times and Seasons 5 (15 March 1844):474; y Times and Seasons 5 (15 July 1844):580. El material en el texto de las notas 43 y 48 es una compilación y contribución de Van Hale.
44 Jacob Scott a su hija, 5 Enero 1844, Church Historical Department. El original en el Departamento Histórico RLDS.
45 Teachings, p. 321.
46 Teachings, p. 331.
47 Sarah Scott a su madre, 13 Abril 1844, “La Muerte de un Dictador Mormón: Cartas de los Mormones de Massachusetts, 1843–1848, ed. George F. Partridge, The New England Quarterly 9 (December 1936):592, 593.
48 Nauvoo Expositor, 7 June 1844.
49 Warsaw Signal, 10 April 1844
50 Nauvoo Expositor, 7 June 1844.
51 Millennial Star, November 1844, pp. 87–93.
52 Esta publicación está ahora muy obscura, pero fue ampliamente leída en 1844.
53 The Zion’s Watchman, 12 April 1855, pp. 249–56. Esta fue la primera edición de una publicación SUD editada en Sydney, Australia.
54 La “Historia de José Smith” fue publicada en el Deseret News, comenzando en la década de 1850. El Discurso King Follett aparecía en 8 de julio de 1857. Esta es la primera vez que la Amalgama Grimshaw aparecía impresa.
55 Journal of Discourses, 26 vols. (London: Latter-day Saints Book Depot, 1855–86), 6:1–11.
56 The Contributor, April 1883, pp. 252–61.
57 C. C. Anderson, comp., The Boy Prophet’s Wonderful Sermon of the Funeral of King Follett (n.p., n.d.); Newman Bulkely, S. M. Farnsworth, C. D. Evans, Wonderful Sermon of the Prophet Joseph Smith at the Funeral of King Follett
(n.p., n.d.).
58 Joseph Smith, Die King Follett Ansprache, trans. Max Zimmer (Basel: n.p., 1943).
59 The Liahona, May 1945. El Discurso King Follett aparece de manera abreviada en esta publicación de la Misión Mexicana.
60 Sobre la supresión, vea T. Edgar Lyon, “Doctrinal Development of the Church during the Nauvoo Sojourn, 1839– 1846,” BYU Studies 15 (Summer 1975):445, nota 12. El Hermano Lyon también proporcionó información valiosa sobre este tema en la entrevista citada en la nota 15 arriba.
61 George Albert Smith a Samuel O. Bennion, 30 January 1912, George Albert Smith Family Papers, Special Collections, Marriott Library, University of Utah.
62 Proceedings Before the Committee on Privileges and Elections, United States Senate in the Matter of the Protest against the Right Hon. Reed Smoot, A Senator from the State of Utah, to Hold His Seat. (Washington, D.C.: United States Government Printing Office, 1904) 2:442
63 McConkie, “A Historical Examination of the Views of the LDS and RLDS. . .,” pp. 45–73.
64 Vea las referencias en la nota 1. Un artículo reciente de un psicoterapeuta demuestra el amplio rango de intereses presentes en el Discurso King Follett. Vea Frances H. Tucket’s “Perfectionism in Religion and Psychotherapy or: On Discerning the Spirits,” Journal of Psychology and Theology 4 (Winter 1976), 25–33.
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

1 Comentarios:

  1. Me llama la atención lo mencionado por el Presitende Woodroft la memoria que tenia y la manera en plasmar los discursos del profeta..

    ResponderEliminar