Uno de los símbolos más representativos de los Templos de los Santos de los Últimos Días es la pila bautismal, todos los templos han tenido una pila bautismal (exceptuando sólo al Templo de Kirtland) ya que fue en Nauvoo, cuando fue revelada la doctrina de la Salvación de los muertos. 

Hallamos en la Biblia lo que enseñó Jesús sobre el bautismo (véase, por ejemplo, Juan 3:5). Debido a que muchas personas no tuvieron la oportunidad de ser bautizadas en esta vida, se utilizan las pilas bautismales de los templos para bautizar a personas vivas en nombre de los que fallecieron. La pila bautismal descansa sobre los lomos de doce bueyes, siguiendo una tradición que viene desde el Templo de Salomón, la cual se describe en el Antiguo Testamento. Los bueyes representan a las doce tribus del antiguo Israel. Así todas las pilas bautismales están relacionadas con el Mar de Bronce que construyó Salomón en el Templo (1 Reyes 7:23).

El Mar de Bronce: Se llama Mar de Bronce a un gran recipiente circular, de diez codos de diámetro y cinco de profundidad con un palmo de espesor o grueso, que Salomón mandó fundir. En el mismo, cabían unas tres mil setecientas cincuenta arrobas castellanas de agua, cantidad enorme, que le hizo dar el nombre de Mar de Bronce. Este enorme vaso de bronce, cuyo borde era semejante al de una copa y a la hoja de una azucena, descansaba sobre doce bueyes del mismo metal, cuyas partes posteriores quedaban enteramente ocultas hacia la parte de adentro, según se lee en el capitulo 7 de 3 Reyes, tres de estos bueyes miraban al septentrión, tres al occidente, tres al mediodía y tres al oriente Aunque no está muy claro si en el Templo de Salomón se efectuaban bautismos en el Mar de Bronce, la imagen y el simbolismo de esta fuente es poderoso para la doctrina de la salvación por los muertos.

Los elementos de este símbolo son una fuente bautismal, el número doce, bueyes, y los bueyes orientados de a tres para cada punto cardinal como se menciono anteriormente (1 Reyes 7:25).


Los Bueyes están relacionados con el símbolo de Efraín, el cual ha sido tomado en las diferentes Biblias (Septuaginta, Vulgata, etc) con distintos nombres, como toro (Deuteronomio 33:17), búfalo e inclusive unicornio, y dado que Efraín recibió la primogenitura de José, por consiguiente la primogenitura de Israel. Cada símbolo de cada tribu de Israel han sido reeemplazado por el símbolo del primogénito doce veces y de esa forma identificar a las doce tribus de Israel.

El que las doce tribus tengan sobre sus lomos la Pila bautismal y estén orientadas hacia los cuatro puntos cardinales puede representar la responsabilidad que tiene Israel sobre sus hombros de llevar las ordenanzas de Salvación, a todos los extremos de la tierra, tantos para los vivos como para los muertos.

Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

1 Comentarios:

  1. https://www.lds.org/church/temples/why-we-build-temples/inside-the-temple?lang=spa

    ResponderEliminar