Poligamia Celestial, Mormones, Cielo, sellamiento

Por www.mundolds.blogspot.com

Crítica no-mormona:

- Los mormones siguen creyendo que la práctica de la poligamia fue ordenada por Dios y que se practicará en el Cielo. Mientras que Mormon.org admite que los mormones creen que Dios mandó a Abraham, Isaac, Jacob, Moisés, David y Salomón, y a los antiguos líderes del mormonismo a practicar la Poligamia aquí en la tierra hasta 1890 (Doctrina y Convenios 132:1, 4), no menciona que el mormonismo continúa enseñando que la poligamia se practicará en el Cielo. Por ejemplo, José Fielding Smith, quien llegó a ser el 10mo Profeta de la iglesia mormona, se volvió a casar dos veces después de la muerte de su primera esposa Louise Shurtliff. En la página 63 del segundo tomo de sus libros Doctrinas de Salvación, él proclamó: “…mis esposas serán mí[a]s en la eternidad.” Y el Apóstol mormón Dallin H. Oaks se encuentra actualmente “sellado” a dos esposas, una de las cuales ya falleció. Él no ha dejado de estar “sellado” a su primera esposa porque el mormonismo aún enseña que él podrá estar casado con ambas en el cielo.- 4mormon.org

- La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días está embarcada en una batalla cuesta arriba en su esfuerzo para convencer al público de que ya no practican la poligamia... Es cierto que la Iglesia SUD ya no tolera a un miembro que vive en una relación de matrimonio con más de una mujer, y en ese sentido no tiene nada que ver con los grupos polígamos modernos. Si esto es lo que el 15vo presidente Gordon B. Hinckley quiso decir cuando declaró: "Me gustaría afirmar categóricamente que esta iglesia no tiene nada que ver con los que practican la poligamia," no estaba mintiendo. Sin embargo, lo que no es del todo cierto es el supuesto de que la Iglesia Mormona ha renunciado completamente a la práctica del matrimonio plural... La solución a este dilema confuso se encuentra en un concepto conocido como "la poligamia celestial." No obstante, la posibilidad de tener más de una esposa en el "más allá" sigue siendo una parte muy importante de la cultura mormona. Según un artículo publicado en el 20 de abril 2008 edición del Salt Lake Tribune : "Aunque la Iglesia SUD había repudiado la poligamia, todavía se mantiene en la escritura mormona ( Doctrina y Convenios 132) y algunos creen que se restablecera un día, si no en la Tierra, por lo menos en el cielo. En su cuasi-oficial libro de Doctrina Mormona de 1966, que permanece en forma impresa, el difunto apóstol SUD Bruce R. McConkie escribió que 'la santa práctica comenzará otra vez después de la Segunda Venida del Hijo del Hombre y cuando comience el Milenio" Y por la política, los hombres pueden ser "sellados" por la eternidad en las ceremonias del templo SUD a más de una mujer, aunque a las mujeres se les permite sólo un único sellado. Tres de los apóstoles actuales de la iglesia, por ejemplo, eran viudos y se han vueltos a casar. Cada uno tendrá dos esposas en las eternidades " (“Modern-day Mormons disavow polygamy”) ...Los tres Mormón Apóstoles se hace referencia en este artículo son Dallin H. Oaks, L. Tom Perry y Russell M. Nelson. Los tres hombres son viudos, y los tres hombres han sido "sellada" a una segunda esposa... Si es realmente especulativo e injustificado, ¿Cual es la razón de que viudos mormones sean sellado en los templos mormones? Si los sellamientos en el templo en su naturaleza tienen un significado en el más allá, ¿Cómo puede la Iglesia SUD decir honestamente que "el matrimonio plural se ha detenido"? - Bill McKeever


Respuesta SUD:


En la Enciclopedia del Mormonismo se lee, ""Hay muchos temas acerca de escrituras que no son claras y sobre las que la Iglesia no ha hecho declaraciones oficiales. En tales asuntos, se pueden encontrar diferentes opiniones entre los miembros y líderes de la Iglesia . Hasta que la verdad de estos asuntos sea dada a conocer por revelación, hay espacio para distintos niveles de comprensión e interpretación de los temas no resueltos" . Las Declaraciones de los líderes puede ser útiles y ciertas, pero cuando son "expresados fuera de los parámetros proféticos establecidos ", no "representan la doctrina oficial o la posición del Iglesia"
. Esto incluye las declaraciones dadas en la Conferencia General. Los discursos de la conferencia (aunque sin duda beneficioso para la edificación espiritual de los santos) generalmente se centran en verdades oficiales reveladas. Ellos (por la naturaleza de ser dado en La Conferencia) no exponen la doctrina "oficial".

Los críticos de la iglesia pueden suponer conjeturas, teorías, crear grandes artículos u ensayos en temas no revelados o claros pero que al final de cuentas no son la doctrina enseñada en la Iglesia. Es decir son temas que no han sido revelados ni aclarados por quienes poseen las llaves adecuadas.


Posición de que no será practicado en el Reino Celestial:

Algunos extractos de la presentación de Valerie Hudson en la Conferencia FAIR 2011 sobre la Poligamia.


Una reconciliación de la poligamia

Por  Valerie Hudson. 

Las mujeres y los hombres pueden pensar que la igualdad de género se ve comprometida por la doctrina de la poligamia. En otras palabras, necesitamos saber más. La pregunta general que nos planteamos, por lo tanto, es si Dios ha revelado su opinión acerca de estas cuestiones, y creemos que Él lo hace, específicamente en Jacob 2 y en Doctrina y Convenios 132.

¿Por qué debemos confiar en estas escrituras en particular con el fin de desentrañar la doctrina mormona acerca de la poligamia? Bueno, me gustaría hacer referencia a una declaración extraordinaria que la Iglesia emitió el 4 de mayo de 2007 La declaración es en realidad bastante larga, pero aquí está un extracto de la misma. No toda declaración hecha por un líder de la Iglesia, pasada o presente, constituye necesariamente doctrina. Una sola declaración de un solo líder en una sola ocasión a menudo representa una opinión personal, aunque bien considerado, pero no pretende ser vinculante oficialmente para toda la Iglesia. Con la inspiración divina, la Primera Presidencia (el profeta y sus dos consejeros) y el Quórum de los Doce Apóstoles (el segundo más alto órgano de gobierno de la Iglesia) consultarán juntos para establecer la doctrina que se proclama consistentemente en las publicaciones oficiales de la Iglesia

Esta doctrina reside en los cuatro libros canónicos de escrituras, proclamaciones y declaraciones oficiales, y los Artículos de Fe."

Así que creo que si queremos hacer frente a la poligamia como una doctrina de la Iglesia debemos separar lo que es doctrina de la Iglesia, de lo que podemos conjeturar en el diálogo sobre la poligamia... Entonces, ¿Cuál es la doctrina de la Iglesia? Es lo que se enseña en la actualidad; es lo que se enseña consistentemente; y que se encuentra en una publicación oficial de la iglesia, específicamente en lo que acabamos de ver: las Escrituras, las declaraciones, las proclamaciones, y los artículos de la fe.

Ahora señalo esto porque he encontrado entre nuestra comunidad de fe, que todavía hay una serie de enseñanzas que algunos sostienen y creen que son la doctrina mormona y que en realidad no lo son. Permítanme darles tres ejemplos: la enseñanza de la expiación por sangre para el asesinato (la Iglesia ha señalado en una declaración oficial de que no se trata de una doctrina de la iglesia mormona), la enseñanza de que Cristo estuvo casado (la Iglesia nos dice que no sabemos si Cristo estuvo casado -no están diciendo que no lo es, pero no estamos diciendo que lo era - No es una doctrina de la Iglesia), y tercero, la enseñanza de que el Padre Celestial tuvo relaciones sexuales con María (una vez más, la Iglesia ha mencionado que esto no es doctrina de la Iglesia)[...] 

Sabemos un poco acerca de los matrimonios como un principio eterno. Dios manda a sus hijos a casarse (D. y C. 49). Dios casó a nuestros primeros padres, Adán y Eva, en el Jardín del Edén antes de la Caída (Moisés 3). La Escritura afirma que las personas deben ser casados ​​para heredar la plenitud del Padre en el reino Celestial... (D y C 132) Teniendo en cuenta este principio eterno del matrimonio en el nuevo y sempiterno convenio, ¿ Cuál es la ley, la regla general o la forma irrestricta del matrimonio? ¿Hay alguna excepción legal? ¿Cuál es la naturaleza y el estado de esa excepción legal?[...] 

En el versículo 27 (Jacob 2: 27), Jacob expone la ley del matrimonio - la regla o la forma irrestricta del matrimonio, si se quiere: "Por tanto, hermanos míos, oídme y escuchad la palabra del Señor: Pues entre vosotros ningún hombre tendrá sino una esposa; y concubina no tendrá ninguna". La ley general o regla o forma irrestricta del principio eterno del matrimonio es la monogamia. Que la monogamia es la ley o la regla del principio del matrimonio se encuentran varios lugares a lo largo de las Escrituras. He aquí un ejemplo, Doctrina y Convenios 49: "Por tanto, es lícito que [el hombre] tenga una esposa, y los dos serán una sola carne, y todo esto para que la tierra cumpla el objeto de su creación"... En el principio, cuando la tierra era de escasa población y muy necesaria, Dios le dio a Adán una sola mujer, Eva, el patrón de su ley del matrimonio fue puesta desde el principio de los tiempos en el primer matrimonio humano en la tierra. 

Jacob nos enseña que la monogamia es la ley general del matrimonio y la poligamia es una excepción de la ley general, que tal excepción debe ser ordenado por el Señor antes de que pueda ser puesta en práctica. Por otra parte, Jacob revela la razón por la que el Señor puede mandar la excepción: "Porque si yo quiero levantar posteridad para mí, dice el Señor de los Ejércitos, lo mandaré a mi pueblo; de lo contrario, mi pueblo obedecerá estas cosas", esto es tomar una sola mujer y no tener concubinas.

Con esta comprensión del propósito del matrimonio, de la ley y de la excepción legal del matrimonio en mente, el sermón de Jacob es profunda, a pesar de su brevedad. Arraigado en el amor divino por sus hijos, Dios manda a los hombres y mujeres a casarse. En general, se les manda a casarse en la monogamia. A veces, él ordena que se casen en la poligamia. Tanto la promulgación de la ley general y el mandamiento de apartarse de la ley general están motivados por el amor de Dios por nosotros. Pero una cosa también es claro en el sermón de Jacob: Dios no es indiferente con respecto a cómo sus hijos se casen. Él activamente restringe severamente la práctica de la poligamia, mientras que deja a la monogamia irrestricta.


Uno puede ser "destruido" por practicar la poligamia sin la aprobación de Dios, llegando a ser "ángeles del diablo" y "llevando a sus hijos hasta la destrucción, y que sus pecados sean acumulados sobre su cabeza en el último día", pero no hay tal castigo para la práctica de la monogamia [...]

Teniendo en cuenta los más de 150 años que han pasado desde el recepción de la revelación conocida como D y C 132, estamos en una mejor posición para resolver esta disputa. José Smith restauró el matrimonio por "el tiempo y la eternidad", que ahora coloquialmente llamamos "matrimonio en el templo." Al restaurar el principio de matrimonio en el templo, José Smith restauró tanto la ley general del matrimonio y tambien la excepción legal como fue aclarado por Jacob siglos antes. Dicho más precisamente, José Smith restauró la ley general de matrimonio monógamo en el templo y restauró la excepción legal del matrimonio polígamo en el templo... Dios ordenó a José Smith mandar a la membresía de la Iglesia a practicar la poligamia. De este modo, Dios activó la excepción legal de la ley general del matrimonio. Por lo tanto, los matrimonios polígamos llevados a cabo en el templo después de que el mandamiento fue dado por el Señor eran "sin condenación en la tierra y en el cielo." Poniendo las enseñanzas de Jacob junto con las enseñanzas de José, el mandamiento de practicar la poligamia fue dada por Dios en ese momento con el propósito de "levantar posteridad para Dios".

Sin embargo, en 1890 Dios anuló el mandamiento, sancionando la excepción legal a la ley general del matrimonio. Los matrimonios polígamos ya no serían reconocidos por el Señor y de hecho sería motivo de excomunión de la Iglesia... El Matrimonio en el templo es uno de los pilares de nuestra religión y nunca dejará de ser nuestro ideal. El Nuevo y Sempiterno Convenio del matrimonio sigue existiendo entre nosotros, pero el mandamiento de vivir la excepción legal a la ley general del matrimonio en el Nuevo y Sempiterno Convenio ya no está entre nosotros.

Pasamos ahora, una vez más, creo yo al quid de la cuestión. ¿Por qué Dios no es indiferente entre la monogamia y la poligamia? Cuando consideremos que en Doctrina y Convenios, vamos a encontrar la luz que necesitamos. Vamos tan lejos como para decir que en esta escritura el Señor revela libremente su intención a sus hijos sobre las razones de su falta de indiferencia.

Vamos a hacer la suposición razonable de que Dios quiere decir lo que dice, y Dios quiere que entendamos lo que quiere decir. Así que en Doctrina y Convenios 132, el Señor intenta razonar con José Smith con el fin de ayudarle a entender los principios involucrados en el matrimonio. En Doctrina y Convenios sección 50 aquí vemos: "Y ahora venid... por el Espíritu a los élderes de [mi] iglesia, y razonemos juntos para que entendáis; razonemos así como un hombre razona con otro, cara a cara. Ahora bien, cuando el hombre razona, es comprendido por el hombre, porque razona como hombre; así también yo, el Señor, razonaré con vosotros para que comprendáis.Por tanto, yo, el Señor, os hago esta pregunta..." [...]

A principios de los comentario de Hyrum M. Smith sobre Doctrina y Convenios dice: "La Revelación se divide en dos partes. La primera parte, comprende los versículos 3-33, se centra principalmente en el principio del matrimonio celestial, o el matrimonio por esta vida y la eternidad, la segunda, comprende los versículos restantes, y se centra en el matrimonio plural. "

Ahora, en cuanto a la primera parte de D y C 132, los versículos 3-33, tenemos una reiteración de que debe casarse, y que hay que casarse en el templo para que su matrimonio sea efectivo en el más allá y con el fin para que sea,... exaltado

Y hemos aprendido que los que rechazan el matrimonio en el templo no puede tener progenie eterna; no pueden ser dioses, sino que son designados ángeles en el cielo... Ahora al describir desde el 3 al 33 el principio general del matrimonio eterno, el matrimonio en el templo, el matrimonio en el nuevo y sempiterno convenio, no hay ninguna mención de la poligamia; de hecho, todo el tema de David y Salomón no se plantea ni una vez en los versículos en los que el Señor analiza en forma general lo que es el matrimonio eterno, por qué él lo ordena, y por qué los que lo rechazan son condenados. Además, este convenio del matrimonio se describe en términos que no implican necesariamente la poligamia en absoluto. Es decir, que no está allí en los versículos del 3 al 33. 

No es hasta la segunda mitad de la revelación, comenzando con el versículo 34 hacia adelante, que la poligamia se aborda. Antes de que el Señor comience su analisis de la poligamia, Él presenta el caso de Abraham. El Señor comienza explicando que debido a la justicia de Abraham al recibir "todas las cosas" por "revelación y mandamiento," Abraham "ha entrado en su exaltación y se sienta sobre su trono". Como resultado, la simiente de Abraham "continuarían" y serían "tan innumerables como las estrellas".

Un elemento clave de la justicia de Abraham era entrar en la ley, la que produce "la continuación de las obras de mi Padre, en las cuales se glorifica a sí mismo.". La ley referida aquí es la ley o principio general, la que el Señor ha estado exponiendo hasta ese momento: el matrimonio en el nuevo y sempiterno convenio, Abraham aceptó el matrimonio en el nuevo y sempiterno. Una vez más el Señor advierte, como lo hace en los versículos 3, etcétera "[Salvo que entréis] en mi ley, no puedes recibir la promesa que mi Padre hizo a Abraham..."

Por último, comenzando del versículo 34, el Señor se vuelve hacia el tema de la poligamia. Comienza su exposición con una afirmación de hecho: "Dios mandó a Abraham, y Sara le dio a Agar por esposa a Abraham." En los versículos que siguen, el Señor va a responder a la pregunta que a continuación plantea: " ¿Por qué [ella] lo hizo?"

El Señor aparentemente ha elegido explicar su razonamiento y revelar su razón sobre la poligamia en términos de una analogía específica entre dos situaciones que se dio a un hombre, Abraham.

La subsiguiente explicación del Señor centra a la poligamia en torno a una analogía, el Señor mismo lo plantea entre su mandamiento para Abraham de sacrificar a Isaac y su mandamiento para Abraham de casarse con Agar en poligamia. En el versículo 36, el Señor explica: " A Abraham se le mandó sacrificar a su hijo Isaac; sin embargo, estaba escrito: No matarás. No obstante, Abraham no se negó, y se le contó por obra justa".

Dios quiere que nosotros veamos cómo y por qué él considera que esas dos situaciones son semejantes: el sacrificar a Isaac y tomar a Agar por esposa. Al elegir la historia de Isaac de ser el análogo de la historia de la poligamia el Señor revela su razón para nosotros y limita para siempre e irrevocablemente cualquier discusión que nosotros, sus hijos, podríamos optar por elegir en el tema de la poligamia.

Debemos entender correctamente por qué el Señor elige usar esta analogía particular, o probablesmente nos equivoquemos seriamente en nuestra comprensión del papel y del lugar que ocupa la poligamia en el plan de Dios para sus hijos.

El primer y más revelador punto a tener en cuenta sobre la analogía es que la historia de Isaac es una historia de sacrificio. El Señor nos está diciendo que el término "sacrificio de Abraham" no sólo se refiere a la historia de Isaac, sino que se aplica a la historia de Agar también... Dios escoge el sacrificio mas desgarrador que jamás ha ordenado, para servir como la analogía con la cual nos instruye con respecto a la poligamia - el sacrificio de un hijo inocente por su propia mano... Al postular esta analogía entonces tenemos un paralelo, y aquel paralelo es que ser mandado a matar a su hijo inocente es analogo a ser mandado a casarse dentro de la poligamia. ¿Por qué?, porque el asesinato es tan grave como el pecado del adulterio y viceversa[...]

Todos podemos entender cómo la obediencia a las leyes de Dios, por ejemplo, a los Diez Mandamientos, trae una vida más feliz, más rica, y más pacífico. Pero ¿y si Dios fuera a mandarnos a romper los Diez Mandamientos? La Sola razón nos diría que perderíamos la felicidad y la paz que proviene de la obediencia a la ley. Pero la prueba del sacrificio de Abraham no es una prueba de la razón. Es una prueba de fe. Es la prueba definitiva de la fe[...]

Sigamos adelante y hablar sobre del Sacrificio de Abraham en cuanto a Agar. Con ese entendimiento en mente, volvamos a D y C 132. Recordemos que en el versículo 34 finalmente empezamos una discusión de la poligamia; nosotros descubrimos que Dios ordenó a Abraham a tener hijos, en este caso, un hijo, Ismael, con Agar, que no era su esposa en el momento del mandamiento y quien era criada de su esposa, Sara. Abraham tomó a Agar por esposa, entrando así en una unión polígama mandado por Dios[...]

Ahora podemos decir por qué es que Dios no es indiferente entre la monogamia y la poligamia. En los ojos del Señor, la monogamia no es un sacrificio, es una bendición, pero la poligamia es un sacrificio y no sólo cualquier sacrificio. El Señor nos dice que es un sacrificio de Abraham.

No importa cuál sea nuestro inventario humano de emociones poligamia Celestial hacia la poligamia - alegría, tristeza, o alguna combinación de los dos - la perspectiva más madura, que más sabe es la del Señor, que está declarando su mente, que Él lo ve como un sacrificio de Abraham.

Sin embargo, al igual que con el sacrificio de Abraham, que apunta al sacrificio del Hijo inocente de Dios en la expiación, a veces un sufrimiento semejante al de Cristo es el mayor bien y el curso más amorosa de realizar. Por lo tanto, en cierto sentido, a pesar del sufrimiento implicado en un sacrificio como el de Cristo o del sacrificio Abraham hay un gozo que proviene de conocer que el sacrificio es, a los ojos de Dios, algo amoroso y justo de hacer[...]

Esta combinación de sufrimiento y alegría se aplica igualmente a la situación Agar. Sabemos que Abraham no estaba contento con la idea de matar a Isaac, pero obedeció, y le fue contado por justicia. Puesto que el Señor nos dice que la situación es análoga a la de Agar, ninguna de las partes (Abraham, Agar o Sarah o para el caso, Ismael o Isaac) debería haber estado exenta del sufrimiento en esta situación, a pesar de haber sentido ese gozo paradójico que proviene de sacrificar por hacer la voluntad del Señor. ¿Por qué? Porque en los ojos del Señor, las cinco personas estaban sacrificando. Y ¿qué estaban sacrificando? La alegría natural que proviene de la ley del matrimonio - la monogamia en nuevo y sempiterno convenio.

Génesis deja claro que eso era de hecho el caso: nadie estaba feliz, y Agar e Ismael fueron obligados a abandonarles. De hecho, Dios autorizó su despido del campamento, milagrosamente salvando a Agar en el desierto. Dios no parecía esperar o exigir que todos sean felices - Él sólo esperaba que ellos confíen y le obedezcan[...]

Me gustaría hacer mención de D y C 132, versículo 50. En el versículo 50, creo que Dios está extendiendo esta analogía del sacrificio, de dolor y de alivio eventual con respecto a la poligamia, para la situación personal de José Smith en la poligamia. En declaraciones a José Smith, el Señor dice en ese versículo "He aquí, he visto tus sacrificios, y perdonaré todos tus pecados; he visto tus sacrificios al obedecer lo que te he mandado. Ve, pues, y te prepararé la manera de escapar, así como acepté de Abraham la ofrenda de su hijo Isaac."[...]

Parece razonable concluir entonces, que Dios está hablando de la poligamia en el versículo 50. Dios está manifestando su apoyo a las dificultades y al dolor impuestos a José por el mandamiento excepcional de apartarse de la ley del matrimonio. Él promete contar la obediencia de José por justicia como se contó el sacrificio de Abraham. Y, muy importante, se le promete de que en algún momento futuro José tendrá un escape del mandamiento excepcional de apartarse de la ley del matrimonio y que su sacrificio y sufrimiento que acompañaba a su obediencia llegaría a su fin. Este mandamiento excepcional fue dada a José por su gran rectitud.

Como los mandamientos de Dios no son temporales sino de naturaleza espiritual, Dios continuará viendo la poligamia como un sacrificio de Abraham, incluso en el contexto de la otra vida... No estamos diciendo que no se vivira poligamia en el cielo. Yo no soy el profeta, vidente y revelador. Pero afirmamos, dada la analogía del Señor como se mencionó anteriormente, que es evidente que nadie puede ser mandado a hacerlo en el cielo... Sea cual sea el escape que el Señor ha provisto para aquellas almas fieles, será consistente con la ley de sellado y la transferibilidad de sellado. Ahora, yo no voy a entrar en eso por el bien de tiempo [...]

Tenemos la visión de Dios que llora cuando los justos esposos y esposas polígamas  lloran. Basta pensar en lo que eso significa. Para aquellos que lloran ante la idea errónea de que pueden ser ordenados a practicar la poligamia en el Cielo, Dios no condena a sus sentimientos. Por el contrario, Dios no te mandará practicar la poligamia en la próxima vida, y si Él te ordena practicarlo en esta vida ... también puedes contar con el hecho de que Dios revocara el mandamiento excepcional de la poligamia, tan pronto como sus propósitos amorosos de mando se hayan cumplido. ¿Por qué? Porque Él siente compasión por aquellos que hacen el sacrificio de Abraham en la poligamia en semejanza de la expiación de su hijo... Una visión muy instrumentalista de las mujeres se deriva de la noción de que la poligamia no es un sacrificio o un sacrificio de Abraham...

Conozco a mujeres que no quieren ir al cielo, porque piensan que el cielo sería el infierno, porque creen que serán mandados a practicar la poligamia allí. Sé que chicas jóvenes en la Universidad de Brigham Young, mis alumnas, que me han llamado antes de su boda en el templo y han dicho: No puedo seguir con esto. No puedo seguir adelante con un matrimonio en el templo, porque si me caso con él en el templo, entonces él podría practicar la poligamia en la próxima vida. Pero lo más doloroso de todo son las mujeres que me dicen que, mientras se arrodillaron ante el altar de su marido en el templo en el matrimonio, se prometieron a sí mismos que no se amarían, que forzarían su corazón a no amarlo, porque sabían que si era un buen hombre, sería ordenado a practicar la poligamia en la próxima vida.


Les pregunto a mis hermanos y hermanas, ¿Quien se beneficia de este daño? Quién es el que se ríe de la miseria y el dolor producido? No es Dios; es Lucifer.

Una Visión General de posiciones ambivalentes en la Iglesia

En Interpreter: A Journal of Mormon Scripture, Craig L. Foster describió una visión SUD de opiniones actuales :

El  Matrimonio Plural sera practicado en el Reino Celestial

La idea de que el matrimonio plural se practicara en el reino celestial, el más alto grado de la salvación en la teología mormona, probablemente provoque más comentarios y reacción de parte de las mujeres de la Iglesia SUD que cualquier otro aspecto del matrimonio plural. Algunas razones que se sugieren en si son: En primer lugar, mientras que la poligamia del siglo 19 pasó, esta después de todo, en el pasado. El Matrimonio Plural Eterno sería en el futuro, y, para algunas mujeres Santos de los Últimos Días, hace que sea un futuro muy oscuro. En segundo lugar, la Poligamia Celestial parece evidenciar un grado de sexismo en la Iglesia e incluso en el plan eterno de Dios.

En  un sondeo una encuestada mujer comentó: "No siento una necesidad de defender la práctica original, y yo no creo que es un principio eterno. No es parte de mi "testimonio" de la Iglesia. Otro participante se refirió a la idea de que el matrimonio plural se extendería en las eternidades al señalar que es "una creencia popular ",  y que" es muy preocupante, especialmente a las mujeres de fe", y  "muchos individuos de ambientes  SUD  han dejado la Iglesia por esta cuestión y otras similares." [ “Your Feelings About Mormon Polygamy.”]

La ex profesora de la Universidad Brigham Young, Valerie Hudson. En la Conferencia FAIR 2011, Hudson hizo una presentación que describe el matrimonio plural como un sacrificio de Abraham, o una "excepción a la ley de Dios" en lugar de un principio eterno [Joseph Walker, “Recent Events Highlight Confusion of Polygamy,” Deseret News, August 6, ]. Su presentación en la conferencia, titulada "Una reconciliación de la poligamia," se basa en un artículo anterior suyo titulado "La poligamia." Hudson afirmo que "en las eternidades tendremos el privilegio de vivir bajo la ley, no la excepción a la ley. " ella se refirió además a la creencia, que ella era sostenida en su mayoría por los miembros varones de la Iglesia, como nada más que" la lujuria celestial. " [Valerie Hudson, “A Reconciliation of Polygamy,” presentation at the 2011 FAIR Conference ] En su artículo, ella también hizo comentarios con respecto a modernas creencias  SUD acerca de la naturaleza eterna del matrimonio plural ... No es sorprendente que la ambivalencia entre los Santos de los Últimos Días fieles aún activas con respecto a el matrimonio plural continué.

Nota:


Sellamiento: Según se define en la GEE, Sellamiento es: "Es una ordenanza que se efectúa en el templo, en la que se unen eternamente un esposo y su esposa o los hijos a sus padres.". En la Enciclopedia del Mormonismo leemos: "Un "sellamiento" como un término genérico, significa la sujeción, la determinación, o el establecimiento de un vínculo de legitimidad. Entre los miembros de la Iglesia el sellamiento se refiere al matrimonio del esposo y la esposa y a la unión de los hijos y los padres en las relaciones que han de perdurar para siempre. Este tipo especial de sellamiento entre  esposo y esposa  en el matrimonio se le conoce como "el matrimonio eterno" o "matrimonio celestial". En contraste con los matrimonios civiles y eclesiásticos, que son ceremonias reconocidas sólo por la autoridad terrenal y son sólo de duración para la vida mortal. El sellamiento del esposo, la esposa  e hijos en unidades familiares eternas es la ordenanza culminante del sacerdocio, a la que todos los demás son preparatorias"



Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: