Por www.temployeternidad.blogspot.com

Este domingo tendremos la clase de la Escuela. Dominical sobre el sueño de Lehi. Cada vez que estudio el capítulo 8 de 1 Nefi no puedo dejar de ver una analogía con respecto a la experiencia en cualquier templo mormón. No hay mejor modelo de la ceremonia de investiduras en el Libro de Mormón que este sueño que compartió Lehi con su familia y con nosotros.

La investidura del templo sigue un patrón bien establecido descrito por Elder John A. Widtsoe de la siguiente forma:

La investidura dada a los miembros de la Iglesia en los templos tiene varias divisiones. Primero, hay un curso de instrucción relativo al viaje eterno del hombre desde su comienzo hacia su posible destino glorioso. Entonces, son establecidas las condiciones por las cuales ese viaje sin fin puede avanzar en su curso. Aquellos que reciban esta información hacen convenio de obedecer la ley de progreso eterno, lo cual da vida al conocimiento recibido. Finalmente, se estipula que un hombre a veces debe dar un informe de sus actos, y probar la posesión de conocimiento divino y obras religiosas. Es una serie de ceremonias muy hermosa, lógica e inspiradora” (John A. Widtsoe , ARational Theology, págs.. 125-126, Ensign de febrero 1995).

En resumen, Elder Widtsoe divide en tres la ceremonia de la investidura del Templo, primero las instrucciones para el viaje eterno del hombre; segundo, guía divina para el viaje y hacer convenios para aceptar esta guía; y tercero, un reconocimiento final del comportamiento en este viaje.

Más detalles encontramos en la Enciclopedia del Mormonismo, literatura que cuenta con toda la aprobación de los líderes de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. El artículo en esta enciclopedia divide la investidura en cuatro partes por incluye una etapa preliminar que Elder Widtsoe no mencionó:

Primero está la ordenanza preparatoria, una ceremonia de lavamiento y unción, tras lo cual, el benefactor es vestido con la ropa sagrada del templo.
Segundo es un curso de instrucción por discursos y representaciones. Estos incluyen una narración de los eventos más prominentes de la Creación, una descripción figurativa del advenimiento de Adán y Eva y de cada hombre y mujer, la entrada de Adán y Eva al Jardín de Edén, la consecuente expulsión del jardín, su condición en el mundo, y  aceptación del Plan de Salvación llevándoles de regreso a la presencia de Dios. . .
Tercero es hacer convenios. . . .  Los convenios del Templo ofrecen “pruebas por las cuales la disposición y actitud hacia la justicia pueda ser conocido” (Wtidsoe, pág. 335). Ellos incluyen el “convenio y la promesa de observar la ley de absoluta virtud y castidad, ser caritativo, benevolente, tolerante y puro; consagrar su talento y medios a la propagación de la verdad y el ennoblecimiento de la raza humana; mantener su devoción a la causa de la verdad, y procurar en toda forma contribuir a la gran preparación, a fin de que la tierra quede lista para recibir a su Rey, el Señor Jesucristo(JamesTalmage, La Casa del Señor, pág. 90).
Cuarto es el sentir la presencia divina. . . Las ordenanzas del Templo son vistas como un medio para recibir inspiración e instrucción a través del Espíritu Santo, y para prepararnos para regresar a la presencia de Dios. (Encyclopedia of Mormonism, Endowment, 2:455)

Como resumen de este artículo de la Enciclopedia, podemos ver, primero  que las instrucciones para el viaje eterno del hombre se hacen por medio de relatos e instrucciones figurativas; segundo, que la guía divina necesaria para hacer el viaje está relacionada al hacer convenios; y tercero, que si una persona tiene éxito en el viaje la recompensa es el permitirle entrar en la presencia de Dios. La investidura es un ritual religioso que inspira, enseña y califica.

Estos tres elementos básicos de la investidura son observables en el suelo de Lehi, así como la experiencia en el templo comienza en asenso hasta llegar a la presencia de Dios simbolizada por el salón celestial, el sueño de Lehi nos lleva desde la oscuridad hacia la luz, es un viaje hacia el fruto del árbol de la vida, un viaje hacia Dios.

En este capítulo 8 de 1 Nefi podemos observar cómo se presenta este modelo, de “explicación del viaje, guía divina y entrar a la presencia del Señor” dos veces, la primera con Lehi y la segunda con su familia.

Comienza Lehi relatando su experiencia de encontrarse sólo en un desierto obscuro y lúgubre (Vers. 4), el cual es un símbolo del mundo solitario y una prueba de la mortalidad. Más adelante se darán las explicaciones a Lehi sobre los elementos y componentes de su viaje, se le dará una representación de los tipos de tentaciones que se presentan en este trayecto hacia el árbol de la vida.

La segunda parte del modelo de la investidura, la guía divina es representado por un guía divino vestido de ropas blancas.  Este guía conduce a Lehi por el desierto oscuro y lúgubre por varias horas (Vers. 5-7).

La tercera parte de este viaje, el entrar a la presencia de Dios, Lehi pasa por tres grados de santidad, desde el desierto oscuro y lúgubre al campo grande y espacioso (por medio de una oración), y finalmente llegó a un tercer espacio que fue el árbol de la vida. Fue desde el lugar menos iluminado al más iluminado. Fue conducido desde lo menos sagrado a lo más sagrado. Al igual que en los templos antiguos, que tenían espacios como al atrio exterior, siendo considerado parte del Templo pero menos sagrado, es semejante en los templos mormones de hoy con la sala de estar, capilla, pila bautismal, vestíbulos, camarines, etc. El Templo de Salomón y el Tabernáculo también poseían un espacio más sagrado conocido como el lugar Santo, comparándose con el salón de investiduras; y también tenían el lugar más sagrado del Templo que era el Lugar Santísimo que equivale en los Templos mormones modernos al Salón Celestial.

La experiencia de Lehi sigue este modelo en el que no se debe dejar de observar cómo la oración permite el asenso de un lugar a otro, semejante al tabernáculo, que tenía un altar de incienso, representando las oraciones, ante el velo que separaba el lugar Santo del Santísimo.

Lehi al llegar y disfrutar del fruto del árbol de la vida, que representa el amor de Dios, la expiación, etc. Puede distingue a lo lejos a su familia a quienes invita a venir. El templo es el lugar de reunión familiar, no sólo de los que viven bajo un mismo techo, sino de las familias formadas por generaciones y generaciones que se unen en lazos sellados para la eternidad.

Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: