Por James A. Carver

A veces los críticos ponen en tela de juicio la doctrina de los Santos de los Últimos Días en lo referente a la autoridad del sacerdocio, citando dos pasajes de las Escrituras, uno en Mateo y el otro en Hebreos. Es interesante observar que los Santos de los Últimos Días utilizan esos mismos pasajes para apoyar la doctrina del sacerdocio. Afortunadamente, sin embargo, debido a la revelación moderna, los Santos de los Últimos Días no dependen solamente de la Biblia para tener un conocimiento más completo de ésta como de otras doctrinas.

El primer pasaje, Mateo 16:13-19, lo han utilizado los católicos para apoyar su posición de que una cadena de autoridad se extiende desde el apóstol Pablo hasta el papa actual:

"Viniendo Jesús a la región de Cesárea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? . . .
"Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.
"Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.
"Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.
"Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos."


José Smith explicó que la roca sobre la cual se edificaría la Iglesia era la revelación. (Véase Enseñanzas del Profeta José Smith, copilación de José Fielding Smith, Salt Lake City, Utah, 1975, pág. 335.) Y efectivamente, el asunto que se trataba era la revelación. Pedro supo que Jesús era el Cristo por medio de la revelación: "No te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos". 

La Biblia también apoya esta interpretación. Un análisis textual de este pasaje demuestra claramente que, aun cuando se le dieron las llaves del reino a Simón Pedro, no se edificó la iglesia sobre él, sino sobre Cristo, la "roca" de revelación.

El texto griego, por ejemplo, deja bien en claro que la "roca" en el versículo 18 no fue Pedro. La palabra griega utilizada para Pedro es petros, un sustantivo masculino que significa una pequeña piedra o roca. La palabra griega para roca ('sobre esta roca') es petra, un sustantivo femenino que significa lecho de roca, o fundamento. De manera que el texto griego dice así: "Tú eres Pedro [petros, pequeña roca], y sobre esta roca [petra, lecho de roca] edificaré mi iglesia."

¿Quién es esta petra, esta gran base de roca? La respuesta se da explícitamente en 1 Corintios 10:1-4:
"Nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar;
"y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar,
"y todos comieron el mismo alimento espiritual,
"y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo." (Cursiva agregada.)

La palabra griega para roca en el pasaje anterior, al igual que en el versículo de Mateo, es petra (lecho de roca, fundamento). No hay duda de que Cristo es la "Roca" sobre la que se iba a edificar la Iglesia, y no Pedro. Pablo les dijo a los Corintios que "nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el
cual es Jesucristo". (1 Corintios 3:11.)

Pero, ¿qué importancia tiene la relación que existe entre el fundamento y la piedra? ¿Y qué papel juega la revelación en esta relación? Cuando Simón Pedro fue presentado a Jesús, el Señor le cambió el nombre de Simón por el de "Cefas (que quiere decir, Pedro)". (Juan 1:42.) En la Biblia, al pie de la página correspondiente a este pasaje, aparece la explicación de los nombres Cefas y Pedro: "De la palabra piedra en arameo y en griego, respectivamente". José Smith indicó, en su traducción de la Biblia, que "Cefas" significa también "vidente".

La razón por la cual se cambió el nombre de Simón no se aclara hasta la experiencia en Cesárea de Filipo, mencionada anteriormente. El élder Bruce R. Mc- Conkie explicó: "Al prometerle las llaves del reino, nuestro Señor le dijo a Pedro que las puertas del infierno nunca prevalecerían contra la roca de la revelación, o en otras palabras, contra la particularidad de ver espiritualmente. (Mateo 16:18.) Los videntes son profetas especialmente seleccionados y tienen la autorización para utilizar el Urim y Tumim, y están investidos con el poder de saber las cosas pasadas, de presentes y futuras. No hay mayor don que un hombre pueda tener' (Mosíah 8:13-18)." (Doctrinal New Testament Commentary, Salí Lake City: ( Bookcraft, 1965-73, 1:133.)

La experiencia en el Monte de la Transfiguración fue esencial para la función que Pedro tenía que desempeñar. De la misma forma en que la montaña fue una roca de revelación, fue por revelación que Pedro supo que Jesús era "el Cristo, el Hijo del Dios viviente". La pequeña roca (Pedro) llegaría a convertirse en "vidente", quien recibiría revelación de la gran roca (Jesucristo) -La Roca de Revelación. El sería el que poseería las llaves del reino y representaría al Señor sobre la tierra. El apacentaría a sus ovejas. (Véase Juan 21:15-17.)

Jesús no le dijo a Pedro que siempre habría un vidente sobre la tierra, encargado de las llaves del reino, sino que las "puertas del infierno" no prevalecerían sobre "esta roca,"Petra, o la Roca de Revelación. "En este caso", escribe el élder McConkie, "Jesús le dice a Pedro que las puertas del infierno nunca prevalecerán contra la roca de la revelación; o sea que mientras los santos vivan en rectitud como para recibir revelación desde los cielos, evitarán las puertas del infierno y la Iglesia permanecerá pura, sin mancha y segura contra todo lo que sea inicuo. Pero cuando, debido a iniquidad, la revelación cese, entonces las puertas del infierno prevalecerán contra el pueblo". (Commentary, 1:389.)

Los católicos no aceptan el principio de la revelación moderna; los papas no son considerados "videntes" que reciben revelación desde la Roca. Los protestantes aceptan la conclusión de que la iglesia no se edificó sobre Pedro, pero no reconocen el significado del papel de petros, el vidente que posee las llaves del reino. Ciertamente nosotros, como Santos de los Últimos Días, somos bendecidos al entender el significado completo de este acontecimiento importante de la Biblia. El presidente Ezra Taft Benson es ese vidente necesario en nuestros días  un profeta, vidente y revelador.

Ahora pasemos al segundo pasaje de las Escrituras en cuestión. Muchos protestantes utilizan el séptimo capítulo de Hebreos para argumentar que no se necesita la función del sacerdocio en la Iglesia, aparte de Jesús -que solamente él poseyó el Sacerdocio de Melquisedec.

Cuando Lutero se rebeló contra el sacerdocio católico, elaboró la idea de un "sacerdocio de todos los creyentes" y enseñó la noción de que "ningún hombre necesita de un sacerdote para mediar entre él y Dios, excepto Cristo, que es el sacerdote perfecto para todos los hombres". En esencia, lo que Lutero dijo fue que nadie efectúa una función del sacerdocio, excepto Cristo. Un cristiano no necesita el sacerdocio, ni necesita un poseedor del sacerdocio, con la excepción de Cristo, para salvarse.

En su epístola a los hebreos, Pablo se refiere en forma explícita al Sacerdocio de Melquisedec, dando por sentado que sus lectores ya entienden su función. Su objetivo al escribir la epístola es comprobar la superioridad del convenio mayor (la ley del evangelio) sobre el convenio menor (la ley de Moisés). En el capítulo siete continúa este modelo, mostrando que el Sacerdocio de Melquisedec, que administra la ley mayor, es superior al Sacerdocio Aarónico o Levita, que administra la ley menor.

En este capítulo existen muchos conceptos informativos sobre el sacerdocio, como las ideas de que la perfección se obtiene mediante el Sacerdocio de Melquisedec (versículos 11-12), que el Sacerdocio de Melquisedec no está restringido a ningún linaje (vers. 13-15), que el sacerdocio es eterno (vers. 16-17), que se recibe con un juramento y un convenio (vers. 20-21) y que la función del sacerdocio de Cristo continúa eternamente (vers. 27-28).

Este capítulo se podría comprender mejor como una tipología, en que Melquisedec, el gran sumo sacerdote, es un "tipo" de Cristo -y el orden del sacerdocio que poseía Melquisedec y su pueblo era típico del orden del sacerdocio que poseía Jesucristo y sus discípulos.

El sacerdocio está organizado en un "orden". Cristo era un sacerdote "según el orden de Melquisedec" (vers. 21). El hecho de que Melquisedec tenía un "orden del sacerdocio" indica que otras personas, además de Jesucristo, lo poseían. Si Cristo hubiera sido el único que poseía el Sacerdocio de Melquisedec; no habría existido un "orden".

Los escritos de los padres de la Iglesia de la época previa al Primer Concilio de Nicea apoya estas conclusiones. Ignacio, obispo de Antioquía, que falleció en el año 135 d. de J. declara que "el sacerdocio es el punto más sublime de todas las cosas buenas entre los hombres, contra el que quienquiera que cometa la locura de oponerse, desacredita no al hombre sino a Dios y a Cristo Jesús, el Unigénito, y el único Sumo Sacerdote del Padre, por naturaleza".

Con esto, Ignacio sugiere que Cristo es en verdad el único sumo sacerdote del Padre. Sin embargo, nada dice con respecto a aquellos que han recibido el Sacerdocio de Melquisedec -"el Santo Sacerdocio según el Orden del hijo de Dios" (D. y C. 107:3)- y que han sido ordenados como sumo sacerdotes del Hijo. También hace la distinción entre el derecho de Cristo al sacerdocio por naturaleza, y el hecho de que el hombre reciba el sacerdocio por ordenación. Es el sacerdocio de Cristo por naturaleza, pero para los demás es el "punto más sublime de todas las cosas" que pueden obtener.

Teófilo, un obispo posterior de Antioquía, aproximadamente 168 años d. de C. dijo lo siguiente con respecto al hombre Melquisedec: "En esa época existía en la ciudad de Salem, la que ahora es Jerusalén, un rey justo que se llamaba Melquisedec. Fue el primer sacerdote de todos los sacerdotes al Dios Altísimo . .. Y desde entonces se encontraron sacerdotes por toda la tierra". Ciertamente que en la mente de Teófilo había un "orden" de Melquisedec.

El conocimiento de un orden del Sacerdocio de Melquisedec se ha oscurecido en el texto bíblico. Sin embargo, la revelación de los últimos días ha restaurado muchas verdades claras y preciosas sobre el sacerdocio que son vitales para nuestra salvación y vida eterna. El sacerdocio es esencial; es el poder de Dios que conduce a la perfección.

Este artículo no cubre todos los pasajes bíblicos que posiblemente se refieran al sacerdocio, sino que enfoca su atención en aquellos que han sido malinterpretados por muchos estudiosos de la Biblia.

Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

5 Comentarios:

  1. Nada explicado correctamente... escrituras sacadas de texto para aplicarlas fuera de contexto.. y declaraciones de Catolicos y otras gentes que ni siquiera son miembos de su Iglesia... Analiza bien Hebreos y es otra cosa muy distinta.. hermano..

    ResponderEliminar
  2. Recuerden que el enfoque de este articulo es en aquellos que han sido malinterpretados por muchos estudiosos de la Biblia. No tocamos temas de quien es Melquisedec, El Sacerdocio de Melquisedec es transferible o no, Jesus como el Sumo Sacerdote del Nuevo Convenio, el sacerdocio para todos los creyentes, etc. Aun asi puedes comentar tu interpretacion de Hebreos

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4/5/14 14:01

    Como sabes que iba a interpretar Hebreos???.. le tienes miedo a hebreos???... por que claramente menciona lo que realmente es el sacerdocio de Melquisedec?? y no lo que predican en tu Iglesia??/
    En que fecha se restauro el sacerdocio de melquisedec en tu iglesia??? (No hagan conjeturas, ni suposiciones).. Jose Smith pudo usurpar un sacerdocio levitico o aaronico porque Cristo realizo un cambio en el sacerdocio... y no hay una fecha de la restauracion del sacerdocio de melquisedec, en virtud de que no pueden usurparlo,,... simplemente engañan a los hermanos pensando que lo poseen... es increibleee...
    Cuanto te pagan por estar diciendo tantas apostasias___???

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4/5/14 14:01

    Dices que no critican a nadie, que unicamente reciben ustedes ataques y mencionas: Los católicos no aceptan el principio de la revelación moderna; los papas no son considerados "videntes" que reciben revelación desde la Roca. Los protestantes aceptan la conclusión de que la iglesia no se edificó sobre Pedro, pero no reconocen el significado del papel de petros, el vidente que posee las llaves del reino. Ciertamente nosotros, como Santos de los Últimos Días, somos bendecidos al entender el significado completo de este acontecimiento importante de la Biblia. El presidente Ezra Taft Benson es ese vidente necesario en nuestros días un profeta, vidente y revelador.
    Esto no es una critica???/

    ResponderEliminar
  5. Anónimo9/5/14 20:55

    Como que es incongruente lo mencionado, en virtud de lo siguente; si analizamos
    DyC107:1 EN la iglesia hay dos sacerdocios, a saber, el de Melquisedec y el Aarónico, que incluye el Levítico.
    2 La razón por la cual el primero se llama Sacerdocio de Melquisedec es que Melquisedec fue un gran sumo sacerdote.
    3 Antes de su época se llamaba el Santo Sacerdocio según el Orden del Hijo de Dios.

    ANALISIS PREVIO:
    1. El Sacerdocio de Melquisedec fe hecho semejante al Hijo ( Hebreos 7:3: sin padre, sin madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de vida, sino hecho SEMEJANTE AL HIJO de Dios, permanece sacerdote para siempre. )
    2. Melquisedec era Sacerdote del Dios Altisimo (Génesis 14:18: Entonces Melquisedec, rey de Salem y SACERDOTE del Dios Altísimo, sacó pan y vino; )
    3. Jesucristo es el único declarado por Dios como Sacerdote según el orden de Melquisedec y en su función del Cristo, como Sumo Sacerdote ( Hebreos 7:17: Pues se da testimonio de él:
    Tú eres sacerdote para siempre,
    Según el orden de MELQUISEDEC.
    Hebreos 5:10: y fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden deMELQUISEDEC.

    CRITICA:
    a. Si en el antiguo testamento eran Elhoim, Jehova y el Angel de Jehova; ¿Por qué se llamaba el Santo Sacerdocio según el Orden del Hijo de Dios, si Cristo vino hasta el meridiano de los tiempos y fue declarado por Dios, Mi Hijo eres tú,
    Yo te he ENGENDRADO hoy,:
    Hebreos 1:5: Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás:
    Mi Hijo eres tú,
    Yo te he ENGENDRADO hoy,
    y otra vez:
    Yo seré a él Padre,
    Y él me será a mí hijo?
    (Jesucristo vino a la tierra como Hijo, por causa de la caída del hombre, no el hombre por causa del Hijo)
    b. ¿Por qué no hay una fecha de la Restauracion de dicho Sacerdocio de Melquisedec?
    c. La única manera de poseer dicho Sacerdocio, es siendo declarado directamente por Dios; ¿Cuándo lo llamo directamente Dios a JS, como sacerdote en el grado de Melquisedec, y mas aun Sumo Sacerdote?
    d. Porque tienen el Sacerdocio de Aaron o Aaronico, si, Hebreos 7:12: Porque cambiado el SACERDOCIO, necesario es que haya también cambio de ley;
    e. El Sacerdocio Aaronico, se abrogo: Hebreos 7:18 Queda, pues, abrogado el mandamiento anterior a causa de su debilidad e ineficacia
    7:19 (pues nada perfeccionó la ley), y de la introducción de una mejor esperanza, por la cual nos acercamos a Dios.
    f. Dios, no puede ser burlado y a causa de las imperfecciones de los Sacerdotes, únicamente para ser Sacerdote es en la Primera Resurreccion: Apocalipsis 20:6: Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán Sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.

    ResponderEliminar