Por Dastin Cruz

El apóstol Pablo al hablar sobre la resurrección escribió a lo miembros de Corinto : "Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, resucitará en incorrupción; se siembra en deshonra, resucitará en gloria; se siembra en debilidad, resucitará en poder; se siembra cuerpo natural, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo natural, y hay cuerpo espiritual." (1 Corintios 15:42-44)

Muchos han usado esta escritura para decir que Cristo no resucito con un cuerpo sino solo como un espíritu. Pero ¿Qué es un cuerpo espiritual?


¿Qué es un cuerpo espiritual?

El término griego, “soma” para “cuerpo”, siempre se usa en las Escrituras para referirse a la naturaleza física. Del mismo modo, el término “espiritual” es utilizado en las Escrituras para denotar un comportamiento “sobrenatural”—no para referirse a la esencia de un ser “espiritual.” De este modo, la frase “cuerpo espiritual” en el pasaje anterior, habla de un cuerpo “físico sobrenatural”—no un “cuerpo de espíritu.” Otro ejemplo del término “espiritual” refiriéndose a un comportamiento “sobrenatural” se encuentra en 1 Corintios 2:15 donde leemos: “En cambio, el que es espiritual lo juzga todo, aunque él mismo no está sujeto al juicio de nadie.” En ambos pasajes, la persona “espiritual” se está comportando de una manera “sobrenatural,” no transformándose de manera “ontológica” de una esencia “humana” a una esencia “espiritual.

¿Cómo podemos explicar la aparente contradicción entre Colosenses 2:9 y 1 Corintios 15:50? Si Cristo tiene un cuerpo físico todavía, ¿Cómo explicamos que no hay carne y sangre en el Cielo?

El texto de 1 Corintios 15:42-44 lo clarifica. En la resurrección de los muertos, un cuerpo fue sembrado con una naturaleza; el mismo cuerpo será resucitado con otra naturaleza. "Se siembra en corrupción, resucitará en incorrupción". Esto es exactamente lo que sucedió en el caso de Jesús. Su cuerpo mortal (el cuerpo de Jesús era mortal y corruptible como todo ser humano), fue cambiado en cuerpo inmortal, incorruptible en la resurrección. "Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual". Su cuerpo fue resucitado, pero no tenía sangre fluyendo a través de Sus venas ya que Su cuerpo, era glorificado: un cuerpo físico. Esto explica por qué el apóstol Pablo dice en Colosenses 2:9: “Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad”

Dios y su Cuerpo Espiritual

Cristopher Stead, de la Escuela de Teología de Cambridge (erudito no-Mormón) explica como la declaración de que Dios es Espíritu, habría sido interpretada en el Judaísmo antiguo: "Al decir que Dios es Espíritu, no quiere decir que no tiene cuerpo ... sino que es la fuente de una vida misteriosa que da fuerza y energía que anima el cuerpo humano, y él mismo posee esta energía en la mayor medida". [ Christopher Stead, Filosofía en la Antigüedad cristiana (Cambridge: Cambridge University Press, 1994), 98]

Bruce R. McConkie  al referirse al  Padre como "un personaje de espíritu"  el dice que en realidad significa que el es un Hombre «espiritual», es decir, un hombre resucitado y glorificado.  El Padre y el Hijo son personajes de Cuerpo Físico Espiritual, no cuerpos terrenales algo que Pablo distingue de los cuerpos espirituales. Cuerpo Físico Espiritual y Cuerpo Espiritual ,son expresiones sinónimas e intercambiables. Ambos personajes son cuerpos resucitados. En la Terminología Bíblica un cuerpo resucitado, de carne y hueso, es un Cuerpo Espiritual. De este modo Pablo dice: “Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual. Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante” (1 Cor. 15:44-45). Por esto el Señor también dice: “Porque a pesar de que mueren, ellos también se levantarán, cuerpos espirituales” (D. y C. 88:27).

Conclusión:

Jesucristo es un ser con un Cuerpo Espiritual, no un espíritu sin forma, sino con un cuerpo de carne y huesos. Podemos concluir a la vez que al decir los Santos de los Últimos Días que Dios el Padre tiene un cuerpo de carne y hueso, esto no contradice la escritura de que Dios es Espíritu, podemos decir que Dios es un Ser Espiritual con un cuerpo de carne y hueso tal como su hijo Jesucristo.

Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

1 Comentarios: