Crítica:

Se afirma que los mormones creen en la afirmación de que los hombres Santos de los Últimos Días desean convertirse en "dioses de sus propios planetas." Un crítico exagera incluso esta afirmación diciendo a su "propio universo"

Cada varón digno, según las normas del mormonismo, se convertirá en un dios y gobernará su propio planeta, tendrá esposas y engendrará hijos eternamente - es.catholic.net

Si ustedes le preguntan al misionero mormón si ellos tienen la esperanza de llegar a ser dioses con su propio planeta y sus propias esposas donde puedan engendrar hijos todo el tiempo, les van a decir que sí - Pablo Santomauro

Respuesta:

En el artículo "Llegar a ser como Dios" de Temas del Evangelio en LDS.org se menciona:
"Debido a que las concepciones humanas de la realidad están necesariamente limitados a la mortalidad, las religiones se esfuerzan por expresar adecuadamente sus visiones de la gloria eterna. Como el Apóstol Pablo escribió: "Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido al corazón del hombre, son las que Dios ha preparado para aquellos que le aman". (1 Corintios 2:9). Estas limitaciones hacen que sea fácil convertir imágenes de la salvación en dibujos animados cuando se representan en la cultura popular. Por ejemplo, las expresiones bíblicas de la paz profunda y el enorme gozo de la salvación a menudo se reproducen en la imagen conocida de humanos que se sientan en sus propias nubes y tocan arpas después de la muerte. La doctrina de la exaltación de los Santos de los Últimos Días es a menudo reducida de manera similar en los medios de comunicación en una imagen caricaturesca de personas que reciben sus propios planetas.
Una nube y un arpa son apenas una imagen satisfactoria para el gozo eterno, y la mayoría de los cristianos estarían de acuerdo en que la música de inspiración puede ser una pequeña previsión del gozo de la salvación eterna. Asimismo, mientras que pocos Santos de los Últimos Días se identificarían con las caricaturas de tener su propio planeta, la mayoría estaría de acuerdo en que esta inspirado por los toques de creación que tiene nuestro potencial creativo en las eternidades.

Los Santos de los Últimos días tienden a imaginar la exaltación a través del lente de lo que es sagrado en la experiencia mortal. Ellos ven las semillas de la divinidad en el gozo de traer y criar a los niños y el intenso amor que sienten por sus hijos... Pocos miembros de la Iglesia imaginan la exaltación a través de imágenes de lo que van a conseguir, pero más lo imaginan a través de las relaciones que tienen ahora, y cómo estas relaciones pueden ser purificadas y elevadas. Como las Escrituras enseñan: "Y la misma sociabilidad que existe entre nosotros aquí, existirá entre nosotros allá; pero la acompañará una gloria eterna que ahora no conocemos" (Doctrina y Convenios 130:2) "
La Biblia no detalla las bendiciones de la eternidad. Algunos líderes de la iglesia restaurada han revelado que nuestra vida después de la muerte no consistirá en tocar un arpa sobre las nubes por la eternidad. Es más probable que las huestes en los cielos sirvan a Dios y le glorifiquen en la creación de mundos y obras sin fin. No significa tener su "propio mundo" necesariamente, sino la oportunidad de servir un propósito útil en las eternidades de acuerdo con la voluntad de Dios. Un concepto mas aceptado en la Iglesia sería que los hijos e hijas de Dios se vuelven "co-creadores" con Él en las eternidades. En una manera, ya somos "co-creadores" con nuestro Padre Celestial cuando construimos una obra de arte, edificamos una casa, o tenemos hijos para criar aquí en la tierra. Y reconocemos que sin nuestro Padre Celestial nada de eso hubiera sido posible.

El Élder Dieter F. Uchtdorf al hablar sobre la capacidad de crear dijo:
"¿No es extraordinario pensar que nuestros propios espíritus fueron creados por un Dios infinitamente creativo y eternamente compasivo? Piensen en esto: el cuerpo espiritual de ustedes es una obra de arte, creada con belleza, funcionalidad y capacidad que va más allá de la imaginación.

Pero, ¿con qué fin fuimos creados? Se nos creó con el propósito y el potencial específicos de sentir una plenitud de gozo (2 Nefi 2:25). Nuestro derecho inalienable, y el propósito de nuestro gran trayecto en esta tierra, es buscar y sentir felicidad eterna. Una de las formas en que lo logramos es al crear algo...Crear significa dar vida a algo que no existía antes: jardines coloridos, casas armoniosas, recuerdos familiares, risas contagiosas".
La Creación y Génesis 1:26

Hay muchas interpretaciones de con quien hablo Dios cuando dijo: "Hagamos al hombre a nuestra imagen" en Génesis 1:26.

(1) Muchos consideran como una referencia a los ángeles. Otros como (2) una descripción de Dios aconsejando con su propia voluntad, (3) una pluralidad majestuosa o literaria, (4) un pronombre que simplemente concuerda con el sustantivo Elohim, (5) una referencia profética a la futura manifestación del Hijo de Dios y por ultimo (6) una "pluralidad de personas divinas" en un Dios.

El élder Joseph Fielding Smith al hablar sobre la creación y el relato de Génesis mostró su punto de vista de que los hijos de Dios (angeles) participaron en la creación de la Tierra. Él dijo:

“Cierto es que Adán ayudó a formar esta tierra, pues trabajó junto a nuestro Salvador Jesucristo. Yo poseo un fuerte punto de vista o convicción de que hubo otros que también cooperaron con ellos.
Tal vez Noé y Enoc; ¿y por qué no José Smith y aquellos que fueron señalados para ser gobernantes antes de que la tierra fuese formada?” (Doctrina de Salvación, Tomo 1, págs. 70—71; véase también Abraham 3:22—24)

Aunque es una punto de vista del élder Joseph Fielding Smith, esta es muy aceptada entre los miembros y muchos estudiosos de la Biblia permiten la participación de otros seres en la creación .

En el Nuevo comentario bíblico: siglo veintiuno por G.J. Wenham, J.A. Motyer, D.A. Carson, R.T. France hablando sobre Genesis 1:26 escribe:
"Hagamos al hombre a nuestra imagen (26). Aquí Dios se presenta como hablando con los ángeles, la única alusión hecha a otros seres sobrenaturales en este capítulo. Esta observación implica que el hombre es como Dios y los ángeles. (Tradicionalmente, los cristianos han visto el nosotros y el nuestro como aludiendo a las otras personas de la Trinidad. Aunque esta es una legítima y más amplia interpretación, no es el significado primario de las palabras usadas aquí.)"
Daniel L. Segraves profesor de estudios bíblicos nos dice:
"La gente judía, que desde luego es estrictamente monoteísta, ha sostenido desde hace mucho tiempo que en Génesis 1:26, Elohim se dirigió a los ángeles en una amable consideración para los asistentes de su tribunal celestial, cuando Él dijo, "Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza". Esto no es irrazonable, pues Job 38:7 indica que los ángeles estuvieron presentes en la creación y se regocijaron en las obras de Dios [La palabra "hagamos" es traducida del hebreo Asah ("hacer") como opuesto a Bara ("crear"). Dios permitió a los ángeles participar en el sentido de Asah, pero no en el sentido de Bara. Los ángeles no crean pero Dios sí... En realidad, los ángeles no hicieron al hombre, así como los creyentes no son los que realmente hacen los milagros (ver Juan 14:12; Mateo 10:8); Dios gentilmente ha permitido que nosotros le colaboremos a Él (1. Corintios 3:9). Quizás haya aquí alguna semejanza del modo en que Dios incluyó a los ángeles en su trabajo. " [Christian Monotheism: A Biblical Theology By Daniel L. Segraves]
Podemos entonces señalar que un concepto en donde los hijos e hijas de Dios se vuelven "co-creadores" u "colaboradores" con Dios en las eternidades, no es anti-bíblica y es posible.

En una conferencia de la iglesia para el Sacerdocio. Pensando en nuestro potencial creativo y no en una supuesta independencia de Dios en gloria y en creación, el Pte. Spencer W. Kimball hablo de las posibilidades de participar en la creación de mundos:
"Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios" (Heb. 1:6) Aquel es el Hijo de Dios. Es Jesucristo, a quien adoramos, con toda nuestra alma, toda nuestra mente, poder y fuerza. Él es, quien es el Hijo de Dios. "Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos"(Heb. 2:1). . . Hermanos, 225 000 de ustedes están aquí esta noche. Supongo que 225 000 de ustedes pueden llegar a ser dioses. Parece haber bastante espacio allá en el universo. Y el Señor ha demostrado saber cómo hacerlo. Creo que Él podría hacer, o probablemente nos haga ayudar a hacer mundos para todos nosotros, para cada uno de los 225,000 que estamos aquí. Basta pensar en las posibilidades, el potencial. Cada niño que acaba de nacer se convierte en un heredero de este programa glorioso, glorioso. . . entonces se convierten en hijos de Dios, y ellos siguen adelante con su gran programa... Ellos van a su exaltación.” — Spencer W. Kimball, Ensign, noviembre 1975, p. 80
El elder Henry B. Eyring coincidiendo con el Pte. Spencer W. Kimball y hablando del potencial creativo del hombre, dijo que se usa para servir a Dios aquí y en la eternidad. Él dijo en un devocional del SEI:
La vida real nos esta preparando para la vida eterna. El conocimiento secular tiene para nosotros un significado eterno. Nuestra convicción es que Dios, nuestro Padre Celestial, quiere que vivamos la vida que Él tiene. Aprendemos tanto de las cosas espirituales y las cosas seculares "para que algún día pudiéramos crear mundos [y]  pueblos y gobernarlos" (Spencer W. Kimball, Las Enseñanzas de Spencer W. Kimball, ed. Edward L. Kimball [1982], 386)... Y todo lo que podemos aprender mejorará nuestra capacidad para servir. Ese es un destino reservado no solo por los brillantes, los que aprenden más rápido, o los que entran en las profesiones más respetadas. Será entregada a los que son buenos humildemente, que aman a Dios, y que le sirven con todas sus capacidades, por limitada que esas capacidades son -al igual que todas nuestras capacidades- en comparación con las capacidades de Dios.

Conclusión: 

Realmente no hay revelación, ni detalles sobre las teorías y especulaciones afirmadas por los críticos. A ellos les gusta hacer que la religión SUD parezca ciencia ficción o caricaturesca al emplear argumentos falaces y engañosos.  En cualquier caso, todo miembro SUD puede creer que participar u colaborar como "co-creadores" de Dios en la eternidad no esta en contra de las enseñanzas bíblicas. Pero no afirmamos una dependencia o igualdad en poder con Dios en el futuro .
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: