Crítica

Brigham Young dijo que sus discursos eran tan buenos como las Escrituras.
"Les digo ahora, cuando estos [sus discursos] sean copiados y aprobados por mí, son tan buena Escritura como lo que está expresado en esta Biblia… " ("Diario de Discursos", ["Journal of Discourses"], Volumen 3, página 247; vea también Volumen 13, página 264; ver también página 95).

Respuesta

Los críticos a veces imponen postulados absolutistas sobre la Iglesia. Muchos sostienen creencias inerrantistas sobre las escrituras o los profetas, y suponen que los Santos de los Últimos Días tenemos puntos de vista similares. Los críticos insisten por lo tanto, en base de los supuestos mencionados, de que cualquier declaración de cualquier líder de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días representa la doctrina mormona y por lo tanto algo que se debe creer por los Santos de los Últimos Días



La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días responde a estas preguntas .
No toda declaración hecha por un líder de la Iglesia, pasada o presente, constituye necesariamente doctrina. Una sola declaración de un solo líder en una sola ocasión a menudo representa una opinión personal, aunque bien considerado, pero no pretende ser vinculante oficialmente para toda la Iglesia. Con la inspiración divina, la Primera Presidencia (el profeta y sus dos consejeros) y el Quórum de los Doce Apóstoles (el segundo más alto órgano de gobierno de la Iglesia) consultarán juntos para establecer la doctrina que se proclama consistentemente en las publicaciones oficiales de la Iglesia. Esta doctrina reside en los cuatro "libros canónicos" de las Escrituras (la Santa Biblia, el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios y la Perla de Gran Precio), declaraciones oficiales y proclamaciones, y los artículos de fe. Declaraciones aisladas a menudo son tomadas fuera de contexto dejando su significado original distorsionado —LDS Newsroom, "Approaching Mormon Doctrine" lds.org (4 de mayo de 2007)
El Presidente de la Iglesia puede anunciar o interpretar doctrinas basadas en la revelación que haya recibido (véase, por ejemplo, D. y C. 138). La interpretación doctrinal también se puede recibir por medio del consejo combinado de la Primera Presidencia y del Quórum de los Doce Apóstoles (véase, por ejemplo, Declaración Oficial 2). Las deliberaciones en consejo incluirán con frecuencia la consideración de los libros canónicos, las enseñanzas de los líderes de la Iglesia y prácticas anteriores. Pero al final, al igual que en la Iglesia del Nuevo Testamento, el objetivo no es simplemente lograr el consenso entre los miembros del consejo, sino la revelación de Dios. Es un proceso en el que se toma en cuenta tanto la razón como la fe para obtener la disposición y la voluntad del Señor. - Élder D. Todd Christofferson, "La doctrina de Cristo", abril 2012 Conferencia General, (1 de abril de 2012)
 Los Profetas en la tradición mormona no son infalibles 

Los Santos de los Últimos Días no creen que los profetas y los apóstoles no son capaces de error, a pesar de ser llamado por Dios y recibir la revelación. El mismo José Smith enseñó que "un profeta era profeta solamente cuando actuaba como tal». [Joseph Smith, Jr., Enseñanzas del Profeta José Smith, elegido por Joseph Fielding Smith (Salt Lake City: Compañía de Libros Deseret, 1976)]

La Iglesia siempre ha enseñado que sus líderes son humanos y están sujetos a defectos como todos los mortales. Sólo Jesús era perfecto, como se explica en esta declaración de la Primera Presidencia:

"La posición de la Iglesia, no supone que los hombres de la Nueva Dispensación, sus profetas, sus apóstoles, presidencias, y otros líderes, son sin defecto o son infalibles, sino son tratados como hombres de iguales pasiones como sus semejantes. " [James R. Clark, citando BH Roberts, Mensajes de la Primera Presidencia, editado por James R. Clark, vol. 4, (Salt Lake City: Bookcraft, 1970), p. 4]

Lu Dalton, escribiendo en el periódico de la Iglesia para las mujeres, explica:

Consideramos a Dios, y solo Él, infalible, por lo que su palabra revelada no se puede dudar, a pesar de que puede estar en duda, algunas veces por el conocimiento que se obtiene de fuentes humanas, y en ocasiones se obliga a admitir que algo que habíamos considerado ser un hecho, era tan sólo una teoría. [
Lu Dalton, Woman's Exponent (Salt Lake City: 15 July 1882), p 31]
Protección contra el error

El Sistema de la Iglesia de los consejos proporciona protección contra la falibilidad de un solo hombre o un líder. El presidente Smith explicó:

Una persona puede caerse en el camino, o tener puntos de vista, o de dar un consejo, que no llega a ser lo que el Señor pretende. Pero la voz de la Primera Presidencia y la voz unida de los otros que sostienen sobre si las llaves del reino, siempre guíarán a los santos y al mundo, en los caminos donde el Señor quiere que esten. [Joseph Fielding Smith, "Eternal Keys and the Right to Preside," Ensign (July 1972), 88]

Los Profetas bíblicos no son infalibles 


Algunos críticos protestan que esta norma no se aplica a los profetas bíblicos, sin embargo, la propia Biblia no apoya esta afirmación. Un comentarista de la Biblia señaló que los autores bíblicos no eran perfectos, y que incurrieron en errores de expresión, incluso en el registro bíblico:


Aunque purificado y ennoblecido por la influencia de su Espíritu Santo, cada hombre con sus peculiaridades propias de conducta y disposición, cada uno con su propia educación o falta de educación, cada uno con su propia manera de ver las cosas- cada uno influidos de manera distinta que el otro por diferentes experiencias y disciplinas de su vida. Su inspiración no implica una suspensión de sus facultades naturales, ni les hace siquiera libres de las pasiones terrenales, no los convierte en máquinas... Por lo tanto, nos encontramos con sus conocimientos, a veces no mayor que la de sus contemporáneos. [ James R. Dummelow, A Commentary on the Holy Bible (New York : Macmillan, 1984 [1904]), p cxxxv.]


Incluso los relatos de Pablo, contienen relatos contradictorios de su visión (Comparar Hechos 9:7 y Hechos 22:9 ). Pablo y Bernabé no estaban de acuerdo de gravedad, hasta el punto de interrumpir sus misiones (Hechos 15:36-39). Pedro también criticó escritos del Pablo ( 2 Pedro 3:16) y el comportamiento en relación a la Iglesia (Gálatas 2:11-16) .

Comparación bíblica

Para tener una mejor idea de cómo los profetas son infalibles y aún así llamados por Dios, puede ser útil echar un vistazo a algunos ejemplos de los profetas de la Biblia y compararlos con los profetas modernos.

Moisés desobedeció las instrucciones de Dios de “hablar” a la roca, en lugar de golpearlo. Él entonces, atribuyo el milagro a sí mismo y a Aarón, diciendo: "¿Os hemos de hacer salir aguas de esta peña? Fue reprendió por el Señor después. ( Números 20: ) Moisés, como el hombre más manso “sobre la faz de la tierra” (Números 12:3), desobedeció las instrucciones de Dios.

  • Josué fue engañado por los moradores de Gabaón, cuando afirmó que venia de un país lejano para poder conseguir un acuerdo de paz con Josué. Entonces los hijos de Israel hicieron juramento con ellos y la gente de Gabaón vivia entre ellos. ( Josué 9)

  • Gedeón en repetidas ocasiones le pedía al Señor en busca de señales a pesar de que el Señor ha dicho: "Una busca la generación mala y adúltera demanda señal". ( Jueces 7 ; Mateo 12:39)

  • Nathan dijo a David que el Señor aprobó su deseo de construir un teplo, y que debia comenzar el proyecto. El Señor le dijo más tarde a Nathan que ése no era su deseo, y que iba a decirle a David que el templo sería construido por otro. ( 2 Samuel 7 )

  • Jonás sintió un poco los prejuicios personales en contra de los asirios, hasta el punto de esperar que el Señor les dé menos bendiciones que a los Judios. ( Jonás 4:1 )

  • Los apóstoles de Jesús no fueron siempre muy humildes y modestos. Una vez disputaban sobre cuál de ellos sería el mayor en el cielo. ( Marcos 9:34 )
Una persona puede pasar todo el día en busca de ejemplos de siervos escogidos del Señor, cometiendo errores, pero dicha actividad no hace nada para edificar o fortalecer a las personas. En todas estas situaciones, la debilidad de un profeta o errores no lo hace menos de un profeta, llamado por Dios para dirigir su obra.

Conclusión

Los profetas no son perfectos, pero son llamados por Dios. Ellos pueden hablar como hombres, pero puede hablar escritura también. Cada persona puede conocer por sí mismos si dicen la verdad a través del misma poder por el cual se da la revelación: el poder del Espíritu Santo.
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

1 Comentarios:

  1. Entonces los profetas tienen que dejar de hacer comentarios personales y seguirse estrictamente a las revelaciones dadas por Dios y no comentar más nada,pues no se puede contradecir Dios. Por lo visto cada profeta tiene su propia teoría de quién es Dios,ya que unos dicen que es Adan otros dicen que es Jesús,en fin no me convence que un verdadero profeta tenga que comentar erróneamente sobre las revelaciones dada por Dios y mucho menos no saber con cual de los dioses están hablando,me pregunto con cual de los dioses hablaba Young? Con adan dIos o con cual de los dioses?

    ResponderEliminar