La Crítica:

Dios Es Omnipresente. Lógicamente, a la omnisciencia de Dios, Su incorporeabilidad, omnipotencia, y Su papel como creador y sostén del universo, le sigue su omnipresencia. Ya que Dios no es limitado por un cuerpo espacio temporal, sabe todo inmediatamente sin la ventaja de órganos sensoriales, y sostiene la existencia de todo lo que existe, por ello resulta que Él esta en todas partes en algún sentido. Ciertamente, es la enseñanza explícita de la Biblia que Dios es omnipresente (véase Salmos. 139:7 12; Jer. 23:23-24). - Francis Beckwith

La Respuesta:

Omnipresencia


Por Richard R. Hopkins

Beckwith entonces considera la cuestión de la omnipresencia de Dios, diciendo: "Es una enseñanza explícita de la Biblia que Dios es omnipresente" (p. 57). Los pasajes que cita, sin embargo (Deuteronomio 4:39, 1 Reyes 8:27; 2 Crónicas 2:5, 6, y Hechos 17:24-28), inmediatamente desmienten esta afirmación, el hecho es que la Biblia no utiliza la palabra omnipresente en cualquier lugar dentro de sus páginas. La Biblia no hace más que describir el conocimiento de Dios del presente y su poder para estar o comunicarse con cualquier parte del universo con discreción. A partir de estas nociones los hombres tienen la intención de deducir cierta comprensión de su omnipresencia [una presencia incorporal].

El término omnipresente no es más que una palabra que describe el efecto de estos atributos, no es el atributo en si. Por lo tanto, no se puede aprender lo que este atributo significa a partir de la definición tradicional de la palabra omnipresente. Más bien se debe entender a partir de las Escrituras.

Varios pasajes indican la posición del Señor como Dios, ya sea "arriba en el cielo y abajo en la tierra" (Deuteronomio 4:39), argumentando la imposibilidad de que cualquier edificio o lugar le pueda "contener" (ver 1 Reyes 8:27 y 2 Crónicas 2 : 5, 6), o delineando su negativa para ocupar, santuarios hechos por el hombre, describiendo su independencia, y su inmanencia o cercanía al hombre(ver Hechos 17:24-28). Sin embargo fracasamos al demostrar que Dios es omnipresente en el sentido enseñado por los teístas clásicos. Sin embargo, Beckwith afirma :
Puesto que Dios no es un ser físico que ocupa un espacio, sería un error pensar en él como en una especie de gas que llena el universo. En ese sentido, él no está en todas partes, ya que Dios no es una cosa, como el agua o el aire, que puede ocupar espacio. Más bien, Dios está en todas partes, en la medida en que Él no está limitado por un cuerpo espacio-temporal, lo sabe todo de inmediato sin la ayuda de los órganos de los sentidos, y sostiene todo lo que existe. En otras palabras, la omnipresencia de Dios, es consecuencia lógica de su omnisciencia, incorporeidad, omnipotencia, y su papel como creador y sustentador del universo. (p. 58)
En realidad, la omnipresencia de Dios es una consecuencia lógica de su omnisciencia y su omnipotencia de por sí. Pero según los únicos atributos citados en los pasajes que describen la omnipresencia de Dios (véase, Por ejemplo, el Salmo 139:7-10). Es totalmente innecesario argumentar que Dios deba ser incorpóreo o afirmar de que "no es una cosa, como el agua o el aire, que ocupa un espacio." Tampoco es necesario afirmar que Dios es "no está limitada por un cuerpo espacio-temporal" (p. 58).

Esto fácilmente se puede demostrar observando que el Nuevo Testamento implica la omnipresencia de Cristo (ver Mateo 28:19-20; Hechos 1:8), a pesar del hecho reconocido por todos los teístas clásicos (véase, por ejemplo, p. 93 n. 11) de que Cristo tiene una "naturaleza humana", corporal y un cuerpo espacio-temporal (ver Lucas 24:36-38). En otras palabras, Cristo fue, y debido a la resurrección, ahora es y será por siempre, "una cosa, como el agua o el aire, que ocupa un espacio." (p. 58), sin embargo, él es además omnipresente.

En un intento de distinguir el concepto clásico de Dios de la omnipresencia con la del panteísmo, Beckwith niega que Dios es "idéntico a su creación" (p. 58). Eso era una noción estoica, pero los estoicos no siempre eran panteístas. La esencia de la visión panteísta es la ausencia de una personalidad que pueden localizarse en cualquier momento o en cualquier lugar determinado. El Panteísmo situa la "presencia" de Dios , en el centro de su conciencia, en todo el universo a la vez. Así, para los estoicos Dios estaba presente en todo y en todos los lugares de la misma forma Beckwith describe a Dios como "espiritual y personalmente presente en todos los puntos del universo" (p. 58). El Dios de la Biblia tiene una "presencia" claramente identificable , que "llega a" y "se aparta de" determinadas localizaciones espacio-temporales. Él también es descrito como inminente, "no está lejos de cada uno de nosotros" (Hechos 17:27).

Todo el concepto de la inminencia de Dios, enseñado por los teístas clásicos, así como por los Santos de los Últimos Días, contradice la idea de que Dios está realmente presente en cada lugar en el universo a la vez. Decir que Dios está cerca requiere la suposición de que él no está realmente presente. Algunos teólogos clásicos han señalado acertadamente que es la antítesis de la noción de la personalidad, afirmar que Dios está presente en todas partes al mismo tiempo. La Personalidad, ellos señalan, esta necesariamente centrada en alguna localización [John Miley, Systematic Theology (1892; reprint, Peabody, Mass.: Hendrickson, 1989), 1:218] Por lo tanto decir que Dios está en todas partes al mismo tiempo es robarle de su personalidad y convertirlo en un Dios panteísta.

Que Dios sea tanto omnipresente (accesible a cualquier lugar) e inmanente (cerca al hombre) es consistente con la Biblia. Sin embargo, como parte de sus afirmaciones de la omnipresencia, los teístas clásicos también insisten en que Dios es trascendente (no se encuentra realmente en el universo espacio-temporal). La creencia en la inminencia de Dios y su trascendencia es una contradicción. Esto ha llevado a algunos teístas clásicos a admitir que simplemente, ellos no entienden de qué manera(s), Dios es omnipresente [ibid.]

Beckwith y otros teólogos clásicos suelen citar los pasajes que dicen que Dios no esta limitado o contenido en ninguna cosa como prueba de la omnipresencia trascendental de Dios. Así, Beckwith declara que Dios no está "limitada por ello [se refiere a sus creaciones] (como en el teísmo Mormón)" (p. 58). Pero la implicación de que si Dios existe entre sus propias creaciones, él alguna manera debe estar limitada por la creación, no es una enseñanza del mormonismo.

La idea de que Dios sería limitado si él existera en el tiempo y el espacio, o que la existencia eterna de la "materia" y la "inteligencia" representa algún tipo de limitación en la omnipresencia de Dios o de otros atributos, es tan miope como muchos otros conceptos antiguos griegos sobre el universo físico que aún obstaculiza el pensamiento clásico de hoy. Los Santos de los Últimos Días preferimos asumir, que Dios impuso las leyes sobre el espacio y el tiempo y las condiciones en las que él eligió vivir.

Omnipresencia y la incorporeidad

AHStrong, un teólogo conservador activo durante los primeros años de este siglo, escribe: "La omnipresencia de Dios no es la presencia de una parte, sino de la totalidad de Dios en todo lugar. Así se deduce de la concepción de Dios como inmaterial. "

Como vemos el concepto crítico de la omnipresencia, implica también su creencia en un Dios incorpóreo, por lo que cualquier imputación de un cuerpo, parece implicar la limitación espacial. Y en efecto, si se define un cuerpo como un algo que ocupa una región particular del espacio, entonces, por definición, dicho organismo no puede estar en dos regiones del espacio a la misma vez. Y estar en dos regiones del espacio en un momento es sin duda lógicamente posible.

Los Santos de los Ultimos Dias afirmamos que "Dios tiene un cuerpo, pero el espíritu de Dios no lo tiene" (HWD, 88-89). Dios puede ser omnipresente, incluso si tiene un cuerpo. La idea es que, aunque Dios tiene un cuerpo, su espíritu está presente en todas partes. Este concepto no es panteista, sino mas bien cumple conceptos tales como inmanente y trascendente [dependiendo de como lo define el teísta. 1]

Críticos como Beckwith dicen que: "Los cristianos creen que Dios es Omnipotente, mientras los mormones creen que Dios esta localizado en el espacio"(p. 89). Sin embargo los teístas clásicos creen que Dios es omnipresente en la misma forma que lo hacían los antiguos estoicos. Los Santos de los Últimos Días creemos que es omnipresente en la forma como lo enseña en la Biblia. No utilizamos el término omnipresente tal como lo definen los críticos, pues Dios puede ser descrito como "omnipresente" a pesar de que sea localizado en el espacio. Si eso no fuera cierto. el mismo Cristo no podría ser omnipresente [pues Cristo tiene un cuerpo].

Nota:

1 Algunos teístas interpretan estos conceptos tambien asi:

Transcendencia significa que Dios es enteramente distinto, diferente, y en cierto sentido separado de su Creación, así como el carpintero es diferente de la mesa que construye
Inmanente
significa que Dios esta involucrado con su Creación y está interrelacionándose
Panteismo: La definición panteísta de Dios es, Dios es todo y todo es Dios.

Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: