Por Roger D. Cook

Traducción  por www.mundolds.blogspot.com

Una de las creencias fundamentales de la Iglesia SUD es que hay un concilio [consejo] de dioses sobre las que Dios el Padre preside. 1 Una creencia relacionada es que los hombres, a través de su fe y buenas obras, y por el instrumento de la gracia de Dios, puede llegar a ser como Dios nuestro Padre, literalmente transformarse para llegar a ser dioses y morar en la presencia de Dios. 2Un capítulo oscuro y difícil de entender dentro del libro de Zacarías, nos muestra que doctrinas similares existían en el judaísmo post-exilio. [Período del post-exilio, desde el 536 al 400 a.C] El capítulo 3 de Zacarías deja claro que un hombre mortal justo, puede ser invitado a entrar en la presencia de Dios, participar en las deliberaciones del concilio celestial, y de hecho llegar a ser miembro de ese órganismo. En este artículo se utilizará el juicio de Josué, el Sumo Sacerdote como base para demostrar que hay una creencia establecida en el pensamiento judío y del cristianismo primitivo, sobre un concilio celestial, o un consejo de los dioses, que los hombres pueden ser invitados a participar en esta asamblea, y que en realidad pueden convertirse en miembros permanentes de la corte celestial de Dios.


En el capítulo 3 del libro de Zacarías, Josué, el Sumo Sacerdote de Israel se encuentra en lo que podría ser descrito como la circunstancia más incómoda imaginada, es decir, sometido a juicio como acusado penal ante Dios y ante su tribunal celestial. Este juicio se lleva a cabo en el Lugar Santísimo del templo celestial donde Dios se sienta en gloria majestuosa.3 Miembros del consejo celestial de los dioses están sentados a la derecha y la izquierda de Dios, en calidad de consejeros de Dios y subordinados, quienes llevan a cabo sus sentencias concluyentes. Otras dos figuras están presentes en el proceso judicial, un oficial poderoso de la corte llamado "el ángel de Jehová" (mal'ak Yahweh) y Satanás (satanás significa , "el acusador" o "adversario"), que actúa como el equivalente antiguo de un fiscal. El ángel de Jehová es el funcionario más importante de la corte celestial, que actúa como el heraldo y el mediador de las decisiones de Dios. 4. La presencia de Satanás en la corte celestial es como el "acusador" de Josué , también un oficio en el tribunal celestial.

El tribunal celestial es una de las funciones más importantes del consejo celestial.Una escena similar a Zacarías capítulo 3 se encuentra en el Salmo 82:1-8, cuando los miembros del consejo celestial son juzgados por Dios y el miembro convocado de la corte celestial:
Dios preside el consejo celestial (adat 'el), entre los dioses (' elohim) dicta sentencia. . . Yo les he dicho:Ustedes son dioses ('elohim); todos ustedes son hijos del Altísimo. Pero morirán como cualquier mortal; caerán como cualquier otro gobernante - NVI5
[Nota: Este salmo es interpretado por los protestantes, como Dios, el juez , que llama a juicio a los dioses de las naciones paganas y los reduce a la impotencia, pero de estos dioses la Biblia dice que no hablan ni oyen , aunque algunos otros protestantes siguen pensando que se refiere a los jueces de Israel, pero si son jueces mortales, la muerte no le sería castigo]

E.Theodore Mullen sugiere que Salmos 82 describe a Dios como él que "preside en adat el, el consejo celestial de los dioses." 6 Los miembros del consejo celestial, que se refiere el Salmo 82, han pecado y han de ser castigados. Los escritores del Nuevo Testamento interpretan el acto y la condena de los miembros del consejo como "Dios no perdonó a los ángeles que pecaron. " - [2 Pedro 2:4]7 Por lo tanto, dioses y hombres pueden ser juzgados ante el consejo celestial. Dios con su consejo juzga los asuntos del universo, viendo que la equidad y la justicia prevalezcan. 8

El juicio de Josué comienza cuando él se presenta ante Dios y ante los miembros reunidos del tribunal celestial. La guía angelical de Zacarías le lleva a una posición elevada en el santísimo cielo, en donde puede ver el juicio de Josue: 9"Entonces me mostró a Josué, el sumo sacerdote, que estaba de pie ante el ángel del Señor, y a Satanás, que estaba a su mano derecha como parte acusadora"(3:1). [NVI] Carol y Eric Meyers sugieren que el verbo 'md, traducido como "de pie", es un "lenguaje técnico", que "revela el trasfondo de la visión profética, la Corte Celestial en la que el Yaveh preside como juez principal." 10

Los procedimientos judiciales de Satanás, de pie a la derecha de Josué como su acusador, afirma que Josué es culpable de delitos. Dios, sin embargo, excluye a Josué de toda culpa y condena a Satanás: "Y dijo Jehová a Satanás: Jehová te reprenda, oh Satanás; Jehová que ha escogido a Jerusalén te reprenda. ¿No es éste un tizón arrebatado del incendio? " (3:2). La imagen de un tizón que es arrebatado de un incendio podría ser interpretado de varias maneras diferentes. Se puede referir a una gran prueba que Josué ha pasado, o podría significar la eficacia de un fuego vivo para llevar a cabo trabajos en el mundo antiguo. Josué, en la segunda interpretación, puede ser comparado con un tizón brillante extraido desde el centro del fuego. El calor intenso, como la que se encuentra en las brasas de un fuego ardiente, se podría aplicar a una obra, tal como la fundición de un mineral. Independientemente de la razón, la rectitud de Josué y la capacidad de servir fielmente en su ministerio sacerdotal es reivindicado. En lugar de estar en el lugar más incómodo en el mundo celestial, Josué ahora se encuentra elogiado por su mayordomia justa.

Se esperaría encontrar a Josué ahora despedido del escenario del consejo y regresar a terminar su ministerio en la tierra, pero primero se somete a un rito de iniciación. Después de haber sido declarado inocente de los delitos, Josué se encuentra ahora el centro de un enfoque renovado de la asamblea divina. Josué, por el mandato del ángel de Jehova, recibe la purificación, en forma de vestiduras limpias, reemplazando las ropas terrenales sucias, originalmente usados ante el tribunal, incluyendo una mitra (turbante o gorra). El contraste entre la vestidura terrenales despojadas de Josué y la sagrada vestidura celestial que es provista, es que los dioses mismos le visten a Josué:
Y Josué estaba vestido de vestiduras viles, y estaba delante del ángel. Y habló el ángel, y mandó a los que estaban delante de él, diciendo: Quitadle esas vestiduras viles. Y a él le dijo: Mira que he quitado de ti tu pecado, y te he hecho vestir de ropas de gala. Después dijo: Pongan mitra limpia sobre su cabeza. Y pusieron una mitra limpia sobre su cabeza, y le vistieron las ropas. Y el ángel de Jehová estaba en pie. (3:3-5)
Ser vestido con ropa celestial es un tema común con el judaísmo post-exilio y el pensamiento cristiano primitivo. Los seres celestiales son vistos, llevando puestos ropas blancas y brillantes, 11A los santos fieles se les dice que en la otra vida, brillaran en la presencia de Dios, 12 usando ropas blancas, 13 y en el monte de la transfiguración, la faz y los vestidos de Cristo relucian"blancos como la luz." 14 Además, otros materiales pseudoepigráficos tempranos, representan a Dios como entronizado en el lugar santísimo del templo celestial, vestido con vestiduras blancas y brillando magníficamente. En 1 Enoc (alrededor 200 aC), Enoc es traído al más alto cielo para ver a Dios:
Me fue revelada y vi en ella un trono elevado cuyo aspecto era el del cristal . . . y yo no resistía mirar hacia allá. La Gran Gloria tenía sede en el trono y su vestido lucía más brillante que el sol y más blanco que cualquier nieve; ningún ángel podía entrar verle la cara debido a la magnífica Gloria y ningún ser de carne podía mirarlo. (14. : 18-22) 15
La vestidura blanca es claramente indicativo de la condición celestial. De la misma manera, entonces, la ropa limpia de Josué es una indicación de que ha sido purificado y ahora es digno de estar en la presencia de Dios y de los miembros del concilio. Escenas similares de limpieza se encuentra en Isaías 6:6-7, donde un "carbón encedido" es colocado por un serafín en los labios de Isaías y es "quitada tu culpa" y "limpio tu pecado", y Apocalipsis 1: 17, donde Juan es limpiado por Cristo al poner su "mano derecha" sobre el Revelador antes de que se le permite entrar en la presencia de Dios. Una escena similar de limpieza se encuentra en el Testamento de Leví (siglo II a. C.). En este texto, Levi ve a siete ángeles en la visión, quienes lo limpian y le visten con las vestimentas elaboradas generalmente para el uso ​​del sumo sacerdote:
Vi a siete hombres, vestidos de blanco, que me decían: Levántate; cúbrete con la vestidura sacerdotal, la corona de la justicia, el pectoral de la sabiduría, el manto de la verdad, la diadema de la fe, la mitra del signo y el efod de la profecía.Cada uno de ellos llevaba un objeto, me lo colocaron y me dijeron: Desde ahora eres sacerdote del Señor, tú y tu descendencia para siempre. El primero me ungió con óleo sagrado y me dio el cetro del juicio. El segundo me lavó con agua pura, me alimentó con pan y vino sagrados y me cubrió con un vestido santo y glorioso. El tercero me tocó con un paño de lino parecido a un efod. El cuarto me ciñó con un cinturón de color semejante a la púrpura. El quinto me dio una rama de fecundo olivo. El sexto me rodeó la cabeza con una corona. El séptimo me ciñó la diadema sacerdotal; me llenó, además, las manos de incienso para servir como sacerdote ante el Señor Dios. 16
La ropa ya usada por Josué es diferente del que usualmente llevaba puesto el sumo sacerdote cuando oficiaba en su oficio. El sumo sacerdote por lo general se vestia con una ropa ritual elaborado requerida por la ley, incluyendo una túnica, pantalones, cinto, [cada uno de estos accesorios de vestir eran blancos] la toga, túnica, efod, pectoral, en la que doce piedras estaban colocadas en representación de la tribus de Israel; una mitra blanca (turbante o gorra), y una filacteria unido al frente de la mitra que está grabado con las palabras "Santidad al Señor"17. Cada una de estos accesorios de vestir estaban hechas de lino, el mejor material conocido en el mundo antiguo. El sumo sacerdote entonces realizaba diversos sacrificios, pero la mayoría de ellos tenía lugar fuera del templo, donde aquellos del linaje no sacerdotal podían ser testigos de los diversos rituales que se llevaban a cabo.

En Yom Kippur, el Día de la Expiación, sin embargo, el vestido del sumo sacerdote era totalmente modesto en comparación con las ropas elaboradas que generalmente llevaba puesto. El sumo sacerdote se ponía un traje blanco sencillo que consistía de una túnica, pantalones, el cinto y un gorro. 18 El sumo sacerdote ofrecía diversos sacrificios y entraba al Lugar Santísimo usando esta vestimenta modesta. Sólo el sumo sacerdote podía entrar al Lugar Santísimo, y esto podía hacerse sólo una vez al año en Yom Kippur. Allí pronunciaría el sagrado nombre de Yahvé (Jehová) y realizaría elevados rituales que absolverían al pueblo de Israel de sus pecados. Entrar al Lugar Santísimo era considerado ser comparable, de entrar en la presencia misma de Dios. 19 El texto de Zacarías 3 parece indicar que Josué había estado vestido con lo misma ropa sagrada que era usado por el sumo sacerdote al entrar al Lugar Santísimo en el templo terrenal. Parece del todo conveniente que el sumo sacerdote, quien únicamente entraba al Lugar Santísimo en el día más sagrado del año para expiar los pecados de Israel, se pondría de pie a la presencia de Dios en el Cielo Santísimo, vestido de manera común pero con las prendas mas sagradas de su oficio sacerdotal. Como Josué está vestido con el traje del sumo sacerdote de Israel está dispuesto a oficiar en el Santísimo Cielo al igual como él oficiaba en el Lugar Santísimo en la tierra.

Los miembros del tribunal que "estaban delante" del ángel del Jehova y que vistieron a Josué (3:4-5) son los dioses que se sientan en el consejo celestial. 20 Además Salmos 82 anteriormente citado, y otros pasajes del Antiguo Testamento mencionan el consejo y su función. Salmos 89:6-9 habla claramente tanto del consejo y los diferentes títulos de sus miembros, entre el de los "dioses":
Celebran los cielos tus maravillas, Jehová, tu fidelidad también en la congregación de los santos (qedosim), 21 porque ¿quién en los cielos se igualará a Jehová? ¿Quién será semejante a Jehová entre los hijos de los poderosos? Dios temible en la gran congregaciónde los santos y formidable sobre todos cuantos estána su alrededor. Jehová, Dios de los ejércitos,¿quién como tú? Poderoso eres, Jehová,y tu fidelidad te rodea. 22
Salmos 29:1 se refiere también a los dioses del consejo celestial: "Tributen al Señor, hijos de los dioses (bene 'elim), tributen al Señor la gloria y el poder." [Algunas bíblias la traducen como seres celestiales e hijos de los poderosos]23 En 1 Reyes 22:19-38 el profeta Miqueas presencia una reunión de la asamblea celestial, conceniente a la inevitable invasión de Ramot de Galaad por los reyes de Israel y de Judá. Dios pide a los miembros del consejo como Acab debe ser castigado y ser inducido en una batalla que [a causa de una lealtad desalineada por los dioses extranjeros] ellos primero no lo autorizarían con el profeta ungido de Dios. Una discusión tiene lugar entre los miembros del consejo [concilio], un plan se presenta en la asamblea, Dios autoriza este plan, y un espíritu se dirige a proceder con la decisión del consejo. Debe ser visto en cada uno de estos procedimientos que los dioses no son empleados serviles, no son meros adornos que no tienen función legítima en la corte celestial. Ellos son vistos como teniendo un papel vital y haciendo contribuciones sustanciales para los propósitos de Dios. Por lo tanto, la existencia del consejo celestial y el papel asignado a sus miembros fueron entendidas claramente en el mundo antiguo. Dios hace convenio con Josué, de que si él cumple con la voluntad de Dios y realizar debidamente su papel como sumo sacerdote de Israel, entonces se le permitirá el control del templo y sus recintos en la tierra:
Y el ángel de Jehová amonestó a Josué, diciendo: Así dice el Señor de los ejércitos: "Si andas en mis caminos, y si guardas mis ordenanzas, también tú gobernarás mi casa; además tendrás a tu cargo mis atrios y te daré libre acceso entre éstos que están aquí. 24 [Algunos biblias traducen el consejo celestial como el ejército de los cielos, de alli el titulo Señor de los ejércitos]
Josué recibe entonces una promesa adicional de acceso continuo al lugar santísimo celestial, a Dios, y al consejo de los dioses en el templo celestial. El texto continúa:
". . .y te daré libre acceso entre éstos que están aquí . Escucha ahora, Josué, sumo sacerdote, tú y tus compañeros(reya) que se sientan ante ti. . . 25
Aquellos que "están aquí" son, nuevamente, los miembros del consejo. 26 Josué se les permite tener "acceso", 27 o "ir y venir" 28 entre el consejo de los dioses como miembro de la asamblea. A Josué se le dice que los miembros de la asamblea divina son sus "compañeros" Este es un sustantivo hebreo que significa "amigos" 29 para una mejor traducción, los traductores de la versión inglesa King James, usan "compañeros". [La versión Reina-Valera en español, la traduce como amigos]. Se trata de un término arcaico relacionado con "socios" y "colegas", estas traducciones modernas de Zacarías 3:8 se encuentran respectivamente en las versiones Anchor y NEV [en ingles]. Mark Smith, una autoridad en hebreo, cananeo, y otras culturas semíticas tempranas, sugiere que Zacarías "incluye al sumo sacerdote en las filas de las cortes celestiales." 30 Josué literalmente ha sido aceptado como miembro del consejo de los dioses.

Josué no solamente ocupa un lugar simbólico en el consejo de los dioses, sino el texto parece dar a entender que una transformación ha toma lugar, el cual le lleva al nivel de deificación que tienes sus compañeros recién admitidos. También parece que la transformación de Josué es de carácter temporal, ya que él sería devuelto a la tierra para terminar su ministerio. Josué, en esta interpretación, sería bienvenido de vez en cuando en la asamblea divina, experimentando una transformación cada vez que entra en la presencia de Dios. 31 El estatus especial de Josué es nuevamente ilustrado en Zacarías 6:11-13, donde se le da una corona y se promete que él gobernará en el lado del "renuevo", figura proto-mesiánica. 32

Esta es una promesa asombrosa que es dada a cualquier hombre. Recibir el derecho de caminar entre los dioses en el templo celestial es un gran honor, pero más aún, si ese hombre es todavía un mortal. Que se le permita el acceso permanente a la asamblea celestial y un asiento en su consejo, es además sorprendente. La aceptación de Josué en la asamblea ilustra cómo el hombre es mucho más semejante a Dios y a los demás miembros del consejo. El antiguo poeta hebreo expresa mediante la comparación del hombre mortal con los miembros del consejo:
¿Qué es el hombre para que de él te acuerdes, y el hijo del hombre para que lo cuides?¡Sin embargo, lo has hecho un poco menor que los dioses ('elohim), y lo coronas de gloria y majestad!. 33 [El texto hebreo utiliza la palabra dios (elohim) para en el contraste y algunos lo traducen como angeles. La Nueva Versión Internacional- NIV dice: Pues lo hiciste poco menos que un dios]
Si el hombre es sólo un poco menor que los dioses, y lleva consigo la imagen de Dios y de los miembros del consejo (el "hagamos" de Génesis 1:26), entonces las diferencias entre un hombre justo, un hombre glorificado y los miembros de la consejo, incluyendo a Dios, prácticamente desaparecen.

Algunos pueden argumentar que la experiencia de Josué con el consejo celestial no es una verdadera theosis, 34 que Josué no se ha convertido realmente en un dios. Otros textos existentes, sin embargo, muestran que la theosis es una característica fijada firmemente en el pensamiento judeo-cristiano. Estos textos incluyen una idea de transformación que experimentan los justos cuando son llevados a la presencia de Dios. 2 Baruc (alrededor de 200 aC), por ejemplo, narra la transformación que experimentarán los elegidos en la resurrección:
Además, en cuanto a la gloria de aquellos que demuestran ser justos a causa de mi ley, aquellos que poseían inteligencia en su vida, y aquellos que plantaron la raíz de la sabiduría en su corazón, su esplendor les será glorificado por las transformaciones [transfiguraciones], y la forma de su faz será cambiado a la luz de su belleza a fin de que puedan adquirir y recibir el mundo eterno que se les prometió. Por lo tanto, a quienes entonces les vendrá la tristesa, será porque despreciaron mi ley y taparon sus oídos para no oír la sabiduría y recibir información. Cuando ellos, por lo tanto, vean que aquellos sobre quienes ellos son exaltados ahora son más exaltados y más glorificados que ellos, entonces ambos, estos y aquellos serán cambiados, estos dentro del esplendor de los ángeles y aquellos en visiones alarmantes y formas horribles. Prodigios, no obstante, aparecerán en su propio tiempo a los que son redimidos por sus obras y para quienes la ley es ahora una esperanza, inteligencia, expectativa, y la sabiduría depositada. Porque ellos verán aquel mundo que ahora les es invisible, y también verán el tiempo que aquí les estaba oculto. Y el tiempo ya no les envejecera. Porque ellos habitarán en las alturas de este mundo y serán parecidos a los ángeles e iguales a las estrellas. 35
Note la sugerencia de que los justos serán cambiados desde "el esplendor de los ángeles" a ser "como los ángeles" e "igual a las estrellas", un tema común en el Nuevo Testamento (Lucas 20:36, 1 Corintios 6:3) . Otro escrito pseudoepigráfico llamado la Ascensión de Isaías (200 aC-400 dC) registra el aumento de la gloria del profeta Isaías, al experimentar su ascenso hasta el altísimo cielo. A Isaías se le dice que verá a Dios después de que su transformación sea completa y se compare con la apariencia y semejanza de Dios. El ángel que lo escoltaba también le dice a Isaías que tiene un trono, vestiduras, y una corona que le espera en el santísimo cielo:

Isaías también describe a los fieles que han sido aceptados en el altísimo cielo:
Y me llevó al séptimo cielo, y allí vi una luz maravillosa, y también a ángeles sin número. Y allí vi a todos los justos desde el tiempo de Adán en adelante. Y allí vi al santo Abel y a todos los justos. Y allí vi a Enoc y a todos los que (fueron) con él, despojados de (sus) vestiduras terrenales, y los vi en sus vestiduras celestiales, y ellos eran como los ángeles que están de pie allí con gran gloria. 37
2 Enoc describe el proceso completo de la exaltación, de como el profeta Enoc es deificado. Enoc se levanta hasta el cielo más alto, donde se pone cara a cara con Dios. Él es glorificado y admitido como un miembro del consejo de los dioses:
Y el Archiestratega 38 Miguel me levantó y me llevó frente a la incomparable presencia del Señor. Y el Señor dijo a sus servidores, poniéndolos a prueba: "dejen a Enoc frente a mi Presencia dentro de la Eternidad", y los gloriosos reverenciaron al Señor, y dijeron: "Dejemos ir a Enoc de acuerdo con Tu palabra". Y el Señor dijo a Miguel: " Ve y lleva a Enoc y despójale de sus terrenas vestiduras, y úngelo con mi dulce y fragante ungüento y ponle las vestiduras de Mi Gloria". Y Miguel ejecutó de ese modo, como lo ordenó el Señor. Él me ungió y me vistió, y la apariencia de aquel ungüento en mi era más hermosa que la brillante luz, y su ungüento es como cristalino rocío y su olor indefinible y leve, y yo me miré y me vi como uno de sus Gloriosos".39
De la misma manera los Rollos del Mar Muerto muestran que judíos que vivían en la época de Cristo entendieron que su futuro era ser parte de la asamblea celestial. Smith traduce el fragmento 4Q491 de la siguiente manera:
[El Elyon me dio un asiento entre] los perfectos para siempre, un poderoso trono en la congregación de los dioses. Ninguno de los reyes del oriente se sentará en él y sus nobles no [se acercan a él]. Ningún edomita será como yo en gloria, y ninguno será exaltado fuera de mi, ni se levantará contra mí. Dado que he tomado mi asiento en el [congregación] en los cielos y ninguno [encontrará defectos en mí]. Seré considerado con los dioses <'elim> y establecido en la congregación santa. No deseo [oro], como desearía un hombre de carne, cada cosa preciosa para mí está en la gloria de [mi Dios]. [El estado de un templo santo,] para no ser violado, me ha sido atribuido, y ¿Quien puede compararse conmigo en gloria? . . .¿Y quién es como yo [en soportar] el mal? Además, si yo pongo la ley en una conversación [mi instrucción] es incomparable [con cualquiera de los hombres]. ¿Y quién va a atacarme por mis declaraciones? ¿Y quién va a contener el flujo de mi habla? ¿Y quién me llamará a la corte y será igual a mí? porque a mi juicio legal [nadie se opondrá] . Seré considerado con los dioses. Y mi gloria, con [el de] los hijos del rey. Ni el oro refinado, ni el oro de Ofir [pueden compararse con mi sabiduría]. 40
De esa manera el detalle de la deificación inicial de Josué es única. Todos los profetas mayores y otros personajes justos, aquellos que han estado de pie ante el trono de Dios en el templo celestial, han de ser exaltados. Incluso los creyentes justos son concebidos como herederos probables del más alto honor que se puede transmitir al hombre

El juicio de Josué muestra que hay un consejo de los dioses, sobre la que Dios el Padre preside. Este consejo no fue considerado ser cerrado, ya que mujeres y hombres justos pueden ser invitados a participar en la asamblea. Estas personas experimentaron la deificación, en realidad llegaron a ser dioses, quienes gobernarán con Dios como un miembro de su consejo. La doctrina mormona, que asimismo hace hincapié en un consejo[concilio] de los dioses y de esa forma la theosis, encuentra a gusto el compañerismo de una doctrina prácticamente idéntica en la
tradición judeo/cristiana.


Notas:

1 Joseph Fielding Smith, comp, Enseñanzas del Profeta José Smith, (Salt Lake, Deseret Book, 1976) 348.

2 Ibid, 369-375.

3 Para un resumen breve del Templo Celestial ver: Roger Cook, The Hellenization of Christianity: Classical Christianity's Headlong Rush to Reject its Own Heritage, Part 1: The Heavenly Temple, God's Physical Location in the Heavens, tambien Jay y Donald Parry, "The Temple in Heaven: Its Description and Significance," Templos del Antiguo Mundo, editado por Donald Perry (Salt Lake City: Deseret Book and FARMS, 1994), 515-532.

4 Frank Moore Cross, "Canaanite Myth and Hebrew Epic," un ensayo de la Historia de la Religión Isarelita (Cambridge, Massachusetts: Harvard University Press, 1973), 187; Carol y Eric Meyers, La Biblia Anchor: Hagai, Zacarías 1-8, Una Nueva traducción con Introducción y Comentarios (Garden City, New York: Doubleday, 1987), 183. El Angél de Jehová es muy probablemente el capitan de las huestes Celestiales encontradas por Josue, en Josue 5:14. Él tambien aparece em Génesis 16:7-11, 22:11-15; Éxodo 3:2; Números 22:22-35; Jueces 6:12,13:3-21; 2 Samuel 24:16; 2 Reyes 1:3, 15, 19:25; 1 Cronicas 12:21-30; Isaias 37:36; Zacarías 1:11-14, 12:8; Mateo 1:20, 24; 2:13, 28:2; Lucas 2:9; Hechos 5:19, 8:26, 12:7, 11, 23. 2 Enoc 22:6 que identifica al Ángel de Jehova con Miguel.

5 Salmos 82:1, 6-7.

6 E. Theodore Mullen, hijo, "The Assembly of the Gods; The Divine Council in Canaanite and Early Hebrew Literature," Monografía semítica de Harvard 24 (Chico, California: Scholars Press, 1980), 118.

7 2 Pedro 2:4, Judas 6.

8 El libro de Job tambien describe una reunión del concilio celestial. "Un día cuando los hijos de Dios [miembros de la corte celestial] vinieron a presentarse delante del SEÑOR, y Satanás vino también entre ellos." [Job 1 :6, The New English Bible, Oxford Study Edition, revisado porSandmel, Suggs, and Tkacik (New York, Oxford Press, 1976).] Bene 'elim, traducido literalmente como "Hijos de Dios," es un título que significa simplemente 'dioses'' [Patrick D. Miller, Jr., "The Divine Warrior in Early Israel," Monografía Semítica de Harvard , vol. 5, (Cambridge, Massachusetts, Harvard, 1973), 66-67; Michael Dahood, The Anchor Bible, Psalms I 1-50 (Garden City, New York: Doubleday, 1966), 175-176; Mullen, 15, 119, 192-193; Emanuel Tov, Textual Criticism of the Hebrew Bible (Minneapolis, Minnesota: Fortress Press, 1992), 269; Arvid S. Kapelrud, "The Ras Sharnra," traducido por G.W. Anderson, Descubrimientos y el Antiguo Testamento (Norman, Oklahoma: Impreso por la Universidad de Oklahoma, 1963), 52, 58; Mark S. Smith, The Early History of God, Yahweh and the Other Ancient Deities in Ancient Israel (San Francisco, California: Harper and Row, 1990), 101; Intemreter's Bible, Vol. 1, revisado por G. Ernest Wright (New York: Abingdon Press, 1951), 360; Tryggve N.D. Mettinger, In Search of God,
traducido por Frederick H. Cryer (Filadelfia, Pensilvania: Fortress, 1988), 134.]

9 Mullen tiene la comprensión de que los profetas tambien participan en el concilio celestial. El escribe: "It is also clear from the prophetic material that the prophet was more than simply the mouthpiece of Yahweh. He was Yahweh's messenger. The very designation nabi', 'one who is called' ... implies the background of the council, for the prophet was called to proclaim the will of the deity which was issued from the assembly... The prophet is the herald of the divine council. He delivers the decree of Yahweh, which is the decree of the council. The authority of the prophet as the herald/messenger of the assembly is that of the power which sent him. He is the vocal manifestation of the deity who dispatched him" (Mullen, 216, 226, see also 215, 218-220). B.W. Anderson escribe acerca del llamado de Isaías ante
concilio celestial: "El dialogo de Yahveh emplea el plural 'nosotros' (Is. 6:8), ya que él esta rodeado por su concilio, sus huestes celestiales, quienes y para quienes el habla. Isaías, entonces, presenta el concilio celestial de Yahveh, donde los decretos divinos son anunciados y donde mensajeros son enviados a ejecutarlos. En un momento extasiado, se le permite contemplar lo velado para los seres humanos (see Ex. 33:20), porque él exclama que con sus propios ojos ha visto al Rey . . . tan pronto como es [Isaías] 'consagrado'- es decir, hecho santo o limpiado para el servicio de Dios- Yahveh, habla de manera que le incluye en el conjunto del concilio celestial, él dices: '¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros?' " [B.W. Anderson, Understanding the Old Testament (Englewood Cliffs, New Jersey: Prentice-Hall, 1986), 263; see also Miller, 68-69; G. Ernest Wright, The Old Testament Against its Environment (Chicago: H. Regnery, 1962), 36.].

10 Meyers, 182.

11 Daniel 7:9; Mateo 28:3; Marcos16:5; Lucas 9:29; 24:4; Juan 20:12; Hechos 1:10; Apocalipsis 15:6; 19:14.

12 Daniel 12:3; Mateo 13:43.

13 Apocalípsis 3:4-5; 4:4; 6:11; 7:9, 13, 14; 19:8.

14 Mateo 17:2, Marcos 9:3, Lucas 24:4.Ver tambien 2 Esdras 2:35-48, Testamento de Levi 8:2-10, 4Q405, 23 II.

15
Pseudoepigráficos del Antiguo Testamento, Vol. 1, revisado por James H. Charlesworth (New York: Doubleday, 1983).

16 Ibid., Testamento de Levi 8:2-10.

17 Éxodo 28, 39.

18 Levítico 16:4, Ezequiel 44:17-19.

19 Éxodo 25:22; Números 7:89; Levítico 16:2; 1 Reyes 8:10-28.

20 Carol and Eric Meyers explain that "those standing" are "the other members of the Divine Council or the other divine or angelic beings present in Yahweh's court" (Meyers, 188).

21 Dahood explica que qedosim, traducido como 'santos,' es otro título de los dioses que se sientan en el concilio celestial. [Mitchell Dahood,
La Biblia Anchor, Salms II 51-100 (Garden City, New York: Doubleday, 1968), 313 n 6.]

22
La Biblia Anchor .

23 NEV. Mullen, page 200, concurs with this translation.

24
Zacarías 3:6-8.

25 Zacarías 3:7-8.

26 Meyers, 197.

27 La Biblia Anchor y La Versión Estándar Revisada (RSV).

28 NEV.

29
Versión Estándar Revisada.

30 Smith, 102.

31 La transformación del profeta Enoc, por ejemplo, es temporalmente llevado de él, ya que él regreso a la Tierra para relatar las experiencias a sus hijos : "And the LORD called one of the senior angels... and his hands like ice... And he chilled my face... And the LORD said to me, "Enoch, if your face had not been chilled here, no human being would be able to look at your face" (2 Enoc J 37). Después de treintas días su transformación es regresada (2 Enoc J 36) y será llevado nuevamente al santísimo cielo. De igual manera que la transformación de Cristo es rebajada a medida que él desciende a través de cada uno de los niveles bajos de los Cielos a la tierra, pero en su ascensión y regreso el tendrá toda su completa gloria (Ascensión de Isaías 10:7-9, 11, 14-15, 17-18, 20-25, 27-28, 30).

32 Algunos comentaristas están sorprendidos que Josué riga al lado del Renuevo, expectando que este originalmente se refiera a Zorobabel (por ejemplo ver texto online del NEV y RSV), pero Meyers sugiere que
Josué esta esperando regir con Zorobabel en una reciente expansión del rol sacerdotal (340-357).

33 La Biblia Anchor, Salmos 8:4-6.

34 Theosis o apotheosis es creer que un hombre justo puede obtener una naturaleza divina, literalmente ganar la salvación para llegar a ser un dios.

35 Pseudoepigráficos del Antiguo Testamento, Vol. 1, 2, Baruch 51:1-10.

36 Pseudoepigráficos del Antiguo Testamento, Vol 2, Ascensión de Isaías 7:22, 25, 8:7, 10, 14-15, 26

37 Ibid, 9:6-10.

38
Archiestratega es un término militar, analogo al título de Arcángel en Judas 1:9; ver Pseudoepigráfic
o, Vol. 1, 138 n I.

39 2 Enoc J 22.6-10.

40 4Q491 (4QMa) 11, I, 11-24. Ascent to the Heavens,:Studies in the Cult of Yahweh. Volumen 2, Nuevo Testamento. Cristianismo Primitivo y Magico, editado porMorton Smith, Shaye J. D. Cohen (New York: Brill, 1996), 58.
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: