Por David L Paulsen
Traducción Libre: DPCS (Administrador del Blog)

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días utiliza términos familiares como "omnipotente", "omnipresente" y "omnisciente" para describir a los miembros de la Deidad.

Omnipotencia. La Iglesia afirma la visión bíblica de la omnipotencia divina (a menudo traducido como "Todopoderoso"), que Dios es supremo, que tiene poder sobre todas las cosas. Nadie, ninguna fuerza o suceso puede frustrar o impedirle el cumplimiento de sus designios ( D y C. 3:1-3 ). Su poder es suficiente para cumplir todos sus propósitos y promesas, incluyendo su promesa de vida eterna para todos los que le obedecen.

Sin embargo, la Iglesia no entiende este término en el sentido tradicional del absolutismo, y, con la autoridad de la revelación moderna, rechaza la doctrina clásica de la creación de la nada. Más bien afirma, que hay realidades que son co-eternas con las personas de la Deidad [Trinidad], incluidos los elementos, las inteligencias, y las leyes ( D. y C. 93:29, 33 , 35: 88:34-40). La Omnipotencia, por lo tanto, no puede ser entendido coherentemente como el poder absoluto ilimitado.

Este punto de vista es internamente contradictorio en sí mismo y, ha contribuido al hecho de que el mal y el sufrimiento son reales, no reconciliables con la omnibenevolencia o ternuera de Dios (ver Teodicea).

Omnipresencia. Dado que los Santos de los Últimos Días creen que Dios el Padre y Dios el Hijo son personas gloriosamente encarnados, ellos no creen que sean corporalmente omnipresentes. Ellos afirman, más bien, que su poder inmanente esta "en todas las cosas y a través de todas las cosas" y es el poder " por la cual se gobiernan todas las cosas" ( D y C 88:6, 7, 13, 40-41 ). Por su conocimiento y poder, y a través de la influencia del Espíritu Santo, ellos son omnipresentes.

Omnisciencia. Los Santos de los Últimos Días difieren entre sí en su comprensión de la naturaleza del conocimiento de Dios. Algunos han pensado que Dios aumenta eternamente en conocimiento, así como en gloria y en dominio. Otros sostienen la visión más tradicional, de que el conocimiento de Dios, incluyendo la presciencia [conocimiento previo] del futuro de contingencias libres, es completa. A pesar de estos diferentes puntos de vista , hay un acuerdo en dos cuestiones fundamentales: (1) la presciencia de Dios no causalmente determina las decisiones humanas, y (2) este conocimiento, característico del poder de Dios, es en grado máximo eficaz. No hay evento que no ha previsto o que no ha tenido en cuenta en su planeación [Plan de Salvación].

Bibliografía

Roberts, BH "La Doctrina de la Deidad." Curso del Setenta en Teología, tercer año. Salt Lake City, 1910.
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: