Por James Warr
Tradución libre por Giusseppe Huaman

El Modo Genérico

Muchos investigadores han producido lo conocido como “mapas internos” de la geografía del Libro de Mormón los cuales intentan relacionar espacialmente las localidades mencionadas en el texto sin tratar de localizar la geografía en el mundo real. Estas son de mucha ayuda en lo que respecta a la definición general de las tierras nefitas dándonos una idea general de lo que debemos esperar y buscar. John Sorensen ha recopilado un número de mapas en su libro The Geography of Book of Mormon events: A source book.

El mapa incluido aquí es similar al desarrollado por Joel Hardy y publicado en su sitio de web. Hay un gran número de otros mapas publicados por Sorensen los cuales son similares, particularmente el propuesto por Hammond, el cual solo difiere en puntos menores.

Como podemos observar de este modelo la tierra estaba dividida en dos partes con forma de reloj de arena, dividido por la estrecha lengua de tierra la cual asimismo une las dos mitades. La parte superior era conocida como la tierra del norte, y la parte inferior como la tierra del sur. Estas mitades eran también conocidas como Mulek (norte) y Lehi (sur) por que los Mulekitas desembarcaron en la tierra del norte y Lehi en la tierra del sur. La tierra del sur fue dividida por una este-oeste estrecha faja de desierto la cual separaba la tierra de Nefi por el sur de la tierra de Zarahemla por el norte. El río Sidón se originaba en esta faja de desierto y fluía al norte hacia el mar del este, (o posiblemente el mar del oeste) La ciudad de Zarahemla estaba al oeste del río y la ciudad de Manti estaba cerca a los manantiales.

La tierra estaba rodeada (el texto dice casi rodeada) por agua. En otras palabras era casi una isla. En realidad los escritores indican un numero de lugares en lo que ellos sintieron que vivían en una isla (Alma 22:32 y 2 Ne. 10:20-21). Podemos inferir de esto que la tierra no era muy grande. Hay menciones de mares al norte, sur, este y oeste (Alma 22:32).

Notaran que las ciudades Jareditas todas están localizadas al norte de la estrecha lengua de tierra. Ellos no habitaron la tierra del sur sino que la reservaron como desierto. Siguiendo su destrucción, sus huesos fueron solo encontrados en la tierra del norte donde pelearon ciudad a ciudad por en medio de su propia tierra. Los nefitas y lamanitas originalmente habitaron solo la tierra del sur pero luego del año 100 AC. Empezaron a extenderse hacia la tierra del norte. La tierra del norte estaba caracterizada por “muchas aguas” (Esto es. mares, lagos, ríos, arroyos, etc.) estaba desprovisto de árboles y mostraba una gran evidencia de la destrucción y las guerras Jareditas.

Zarahemla, y su área inmediata estaba rodeada por áreas de desierto al este, oeste, sur y norte (Hermonts).

El estrecho paso como esta mostrado aquí es demasiado ancho, y no debe ser mas del diez por ciento de la anchura de la tierra del sur, y probablemente menos. Era lo suficientemente estrecho como para que el Nefita promedio pudiera cruzarlo en un día. Era una posición defendible. Aparentemente no tenía una dirección norte de la tierra del sur, pero estaba: “hacia el norte” (Esto es, algún ángulo del verdadero norte). Tenía una característica de “estrecho paso” que le permitía una defensa más fácil. Estaba también localizado en un lugar donde el “mar dividía la tierra”, una característica que no se muestra en el mapa.

El Istmo de Panamá

El istmo de Panamá es la opción natural para la “estrecha lengua de tierra” descrita en el Libro de Mormón. Cuando uno ve el mapa del hemisferio oeste, parece ser obvio que esta debe ser la lengua de tierra de la que se habla. Sin embargo un número de problemas existen con la propuesta en este lugar, a continuación ellas:
1. Primeramente requiere que América del sur sea la tierra del sur, o la tierra de Zarahemla. y Norte América la tierra del norte. Esto parece correcta a primera vista, sin embargo, estas áreas son demasiado grandes. La población Nefita fue tan grande, que las distancias de viaje no cubren tanto territorio, Y América del Sur no puede ser considerada una isla, como esta descrito en el libro (Alma 22:32 y 2 Ne 10:20-21). José Smith expreso su opinión en el Times and Seasons que la tierra de Zarahemla pudo haber estado ubicada en Guatemala (que en ese tiempo incluía Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica). Si su opinión era correcta, eliminaría a Panamá como candidata a la estrecha lengua de tierra.
2. Segundo, está orientada con la dirección incorrecta, si miramos a gran escala el mapa de Panamá, es obvio que el país yace con dirección este-oeste. El istmo no está con dirección norte como lo requiere en el texto (Alma 22:32).
3. Tercero, no está bordeada por el mar del este u oeste, sino por un mar de norte y sur. (Alma 22:32).
4. Cuarto, es demasiado ancho. A pesar de que es solo 50 millas de ancho, no puede ser cruzado en un día y medio como lo requiere el Libro de Mormón. El terreno es difícil y montañoso y viajar por allí sin carreteras es muy difícil. Cuando Balboa cruzo el istmo (el primer europeo en hacerlo), los Indígenas le dijeron que tomaría 6 días en cruzar (lo que en realidad le tomaba a ellos), pero a él le tomo 27 días en cruzarlo. Durante la “fiebre del oro” en California, muchos Aventureros viajaron por barco a Panamá, cruzaron el istmo a pie, y luego viajaron por barco a California. Esta ruta requiere entre 4 a 6 días de arduo viaje, y recordemos que ellos estaban apresurados por llegar a California.
5. Quinto, el istmo de Panamá no sería favorable para una carretera entre la tierra del sur y norte. Como mencionado antes, el terreno es demasiado hostil y montañoso, cortado por ríos y barrancos cubiertos por jungla, lo que lo hacen difícil de viajar. De acuerdo a lo narrado en el Libro de Mormón, la “lengua de tierra” era fácil de viajar, fácil de fortificar y tenia lugares desprovistos de árboles. El área este de Panamá (jungla de Darién) sigue siendo tierra salvaje y es la única sección de la carretera Pan- americana que no ha sido completada.
6. Sexto, no hay característica comparable con el lugar donde “el mar divide la tierra” como esta descrita en el texto (Éter 10:20).
7. Sétimo, no hay una característica que sea similar al “estrecho paso” descrito en el texto. (Alma 50:34,52:9).
Para ilustrar el tiempo requerido y la dificultad en cruzar Panamá, he incluido un extracto del Libro de “Mountains and Molehills , or Recollections of a Burnt Journal”, por Frank Marryat . El señor Marryat cruzo el istmo en 1853. Debe de ser notado que para ese tiempo un sendero había sido construido cruzando el istmo puesto que muchos de los buscadores de oro habían cruzado usando esta ruta. Por lo que entiendo de su diario, le tomo dos días en río (lo cual era más rápido viajar que a pie) y dos días caminando desde Gorgona a la ciudad de Panamá, o cuatro días en total.

[Empezando el viaje hacia sur a lo largo del istmo desde la aldea Chagres y yendo hacia arriba en el río Chagres en canoas rentadas] “Como tenia conmigo a mi hombre Barnes y tres blood-hounds (sabuesos). Tuve que rentar un bote con espacio extra capaz de contenernos a todos nosotros con nuestro equipaje, siendo eso preferible que usar dos botes y corriendo el riesgo de separarnos. Cerca a las 3 empezamos nuestro viaje, los indios en botes que contenían entre 10 a 12 de ellos. Todo era ruido y animación, lloros por equipaje perdido, despedidas, ovaciones, cerca de 12 lenguas distintas, cada cual de ellos con una nueva forma de mutilar el español, algunas descargas de rifles, pistolas, se prestaban para esta escena carnavalesca, y tenían el buen efecto de enviarnos a nuestro primer paso de nuestro laborioso viaje con buen humor. Entonces viajábamos por río, mientras Chagres desaparecía atrás de nosotros, nos regocijábamos en un aire puro. Hay una ausencia de variedad en el escenario de río Chagres mientras que a lo largo de este las riveras están cubiertas por vegetación, el verde brillante encanta al espectador, los ojos no se aburren con toda la masa verde de exuberante follaje, puesto que se mezclan con gracia y armonía.

“Entonces empezamos a ascender por el río, a cada lado hay canoas, las cuales estaban repletas por pirámides de equipaje, es común también para los hombres con camisas rojas, botas, preguntado a todos como era costumbre sobre la curiosidad peculiar de su raza… Por la noche, llegamos a una aldea en la orilla del río, una mujer salto del bote, luego los demás corren tras ella, yo confundido corro lo más rápido que puedo, para poder averiguar el porqué de este hecho (ellos querían tener las mejores camas).

Otro día en el río, y otra noche en la cabaña, y en la tercera mañana llegamos a Gorgona, de donde tuvimos que continuar en mula hasta Panamá.

El regateo por las mulas en Gorgona fue similar al de las canoas en Chagres, y luego de pasar un día bajo el sol, y logrando por la tarde lo que pudimos haber hecho sino fuera por la vacilaciones de los nativos de una sola vez comenzamos nuestro viaje a Panamá en compañía de nuestro equipaje, Barnes caminaba con los perros por su propia decisión. Nuestras mulas estaban en fila mientras caminaban por los rocosos y estrechos caminos del bosque, donde las palmeras, plantas enredaderas cortan la luz del sol sobre nuestras cabezas. Mientras caminábamos nuestras mulas y calzado estaban cubiertos de barro, cada paso estaba seguido por aguas pantanosas y etc. Entre tanto una de las mulas cae, y todo el equipaje con ella, dando como resultado el hecho de volver a empacar, una vez más estamos en el camino…

Por la noche, llegamos al Hotel Washington, una cabaña en la cima de un monte, en las afueras el olor nos dice que la cena está siendo preparada, pero una vez al interior todo era suficiente para destruir nuestro apetito .Cerca de nosotros, estaban nuestras mulas, guías, aglomerados y clamorosos como abejas sin panal .Para mi sorpresa, la mayor parte de viajeros son de California –inmigrantes de la tierra prometida, quienes llegaron 2 días antes a Panamá en un buque a vapor. Algunos estaban retornando con oro, pero la mayor parte retornaba más pobre que antes…

[El es incapaz de conseguir una cabaña entonces] empapado por la tormenta, tome mi estación cerca de un árbol muerto, la noche cayo, y la luna se levanto, espere por la venida de mi hombre y mis perros con impaciencia. Las horas pasaron y sentí finalmente que la fatiga había compelido a Barnes de pasar la noche en la ranchería que yo había visto millas atrás…

Durante toda la noche, filas y filas de mulas arribaron desde Panamá. Estas son descargadas y alimentadas donde se pueda, y viajeros, guías y equipaje están desparramados en todas las direcciones cerca al fuego que Había sido encendido hace algunas horas. Abandone mi inhospitalario árbol, me sentí más confortable cerca a mi silla de montar en la cual dormí hasta el amanecer, con la primera luz del día todo empezó a moverse , el equipaje fue reemplazado por mulas , en menos de una hora me encontré solo , la multitud se había dispersado en el camino , pero mi equipaje todavía no había llegado. Cuando lo hizo, todos estaban muy hambrientos, pero no había nada que comer en hotel, así que comenzamos nuestro viaje sin romper nuestro ayuno.
A través de un camino tortuoso, el cual había sido excavado por medio del bosque, tropezamos a ir a una distancia de una milla y media por hora de viaje. Por momentos el espacio entre las rocas y el camino eran demasiado estrechos y no dejaban pasar a las mulas. En ese instante, nuestros esfuerzos para hacer caminar a la mula que estaba atascada entre dos rocas eran demasiados, solo el cielo sabe como lo hicimos- algunos gritos, patadas, una zambullida en el barro, o tal vez dos, y finalmente la mula estaba libre y lista para seguir su camino…

Finalmente el país se abre, cabañas aparecen de vez en cuando y la peor parte del viaje esta por terminada…

El país se abre mientras nos acercamos a Panamá, y cuando la ciudad aparece en la distancia, no tenemos ningún refugio del sol, el perro jadeante con cada paso, avanza lentamente. Aquí encuentro a un hombre que tiene fiebre, que se estremece con una fiebre intermitente. El estaba yendo a Gorgona, pero como no tiene mulas, desea regresar a Panamá. Lo incorpore a mi mula y procedimos rumbo a Panamá, el estaba muy enfermo confuso en sus palabras, débil como una hoja, mientras estábamos en camino, el hombre murió de cansancio. Como no sabíamos qué hacer con él, lo deje cerca al camino y cuando llegue a la ciudad informe a las autoridades, y presumo que ellos lo enterraron. Cansados y quemados por el sol, llegamos a las puertas de la ciudad, afuera encontramos a un gran campamento de americanos. Cada cama en la ciudad había sido tomada y los cuartos de este hotel estaban llenos por cincuenta a cien hombres. Dormimos confortablemente bajo una carpa, nuestro equipaje adentro y nuestros perros cerca de nosotros”.

El Istmo de Tehuantepec

Esta es la área donde muchos de los investigadores modernos creen que estaba la “estrecha lengua de tierra” descrita en el Libro de Mormón. En su favor, está rodeada por ruinas de las culturas Mayas y Olmeca, que se pueden relacionar a la cultura del Libro de Mormón. La tierra contigua al istmos (este y sur) esta largamente rodeada por agua y pudo haberse considerado como una isla (Alma 22:32 y 2 Ne. 10:20-21). Esta a una elevación menor que la tierra en cualquiera de los extremos (Mormón 4:1, 19) sin embargo hay algunas cosas que mitigan esta teoría.
1. Es demasiado ancha. Tiene 130 millas y no puede ser considerada como estrecha para una persona común. No puede ser cruzada en un día y medio por el individuo promedio, tomaría entre 7 días a 20 millas por días. Para tener una mejor idea de esto lo comparare de la siguiente forma: Es la misma distancia que hay de Salt Lake City, Utah hasta Vernal o Richfield , Utah , es más ancho que el estado de Florida o que la península Italiana . Ninguna de estas distancias puede ser considerada como “estrecha". Durante la “fiebre de oro” en 1849, aquellos que no cruzaban Norte América continental para llegar a los campos de oro usaban otras rutas alternas:
a) navegando alrededor de América del Sur y por ende a California, b) Cruzando el Istmo de Panamá y c) Cruzando el istmo de Tehuantepec. La ruta de Panamá era la preferida, la de América del sur era la segunda y la tercera la ruta de Tehuantepec por ser la más difícil y peligrosa.
2. Está orientada en dirección incorrecta. Su orientación es este –oeste en vez de tener la dirección norte tal y cual esta descrita en el Libro de Mormón (Alma 22:32). Sin embargo hay argumentos que los Nefitas utilizaban métodos no tradicionales de sistema direccional, estos no están bien fundamentados (ver dirección en Cap. 9)
3. No está bordeada por el mar del oeste y el mar del este, sino por un mar norte y mar del sur (Alma 22:32).
4. No parece tener una característica reconocible para ser llamado “estrecho paso” (Alma 50:34 y 52:9). (Sin embargo, Sorenson identifica una estrecha fila de montanas que podrían ser el “estrecho paso”).
5. No está localizado en un lugar donde “el mar divida la tierra”.(Éter 10:20).
6. Es poco probable que podría estar completamente bloqueado por una infestación de serpientes como se describe en Éter 9:31-34.
7. Este istmo sería difícil de fortificar en contra de una armada enemiga (Alma 52:9).
8. Asumiendo que la cultura Olmeca sea lo equivalente a los Jareditas, hay muchas ruinas a ambos lados de este istmo, Sin embargo, como ha sido mostrado en otros lugares, los Jareditas no construyeron ciudades al sur de la estrecha lengua de tierra pues la preservaban como tierra desierta. (Éter 10:21). Siendo este el caso, el área de Chiapas, Guatemala y el sur no podrían ser la tierra de Zarahemla.
América del Sur

América del sur ha sido sugerida como una posible locación para las tierras del Libro de Mormón. Esta teoría requiere mayores cambios geográficos para hacer esto posible. La proposición más común sugiere que el Amazonas estaba a una elevación menor y estaba bajo el agua antes del periodo de Cristo. Esto creo un estrecho lengua de tierra en algún lugar del este de Perú o Ecuador, la tierra del sur siendo el sur de este lengua estrecho, y la tierra del norte al norte. En el tiempo de la crucifixión de Cristo la superficie de la tierra cambio (elevándose en este caso) y resultado es como la vemos hoy.

Esta proposición es favorecida por la presencia de las avanzadas civilizaciónes del Chavin y Inca las cuales habitaron en toda el área. Sin embargo hay un número de obstáculos para esta teoría.
1. Primero, si pudiéramos mover océanos y continentes para que encajen con nuestra teoría, no hay límites para lo que podamos proponer.
2. Segundo, la mayoría de referencias geográficas que hizo Mormón fueron hechas 350 anos después de los cambios que tomaron lugar en el tiempo de Cristo. Todavía existía la lengua de tierra durante su tiempo y algunas de las batallas tomaron lugar allí.
3. Tercero, no hay evidencia geológica que el Amazonas estuvo bajo el agua en los tiempos del Libro de Mormón, o en algún tiempo de la historia geológica.
4. Cuarto, la cadena de los Andes son demasiado macizas y elevadas para dejar haber una estrecha lengua de tierra, incluso si pusiéramos el continente a un nivel menor, a 300 metros.
5. Quinto, no cumple con los requisitos de geografía como lo dice el texto del Libro de Mormón.
6. Sexto, la opinión de José Smith en el Times and Season (Vol. 3 #22) indica que la tierra de Zarahemla estaba en América Central, entonces se tiende a eliminar esta locación.
La Península de Yucatán

Ha sido sugerido que la península de Yucatán era la tierra del norte y que en algún tiempo en el pasado el mar se extendía sobre ella creando así una estrecha lengua de tierra entre la península y la tierra de América Central. Esto crearía la correcta alineación entre el norte y el sur como es descrito en el Libro de Mormón, y Yucatán definitivamente tiene una arqueología favorable. Sin embargo hay un número de problemas que se relacionan con esta proposición.
1. Primero, no hay evidencia de que había un “estrecho paso” en la base de Yucatán. Una teoría que requiere un cambio en la geografía conlleva a suposiciones y debe ser tomada con precaución.
2. Hay océanos como requeridos en el texto, sin embargo no hay un lugar donde el mar divida la tierra.
3. Tercero, La península de Yucatán seria una muy limitada “tierra del norte” y no podría contener la gran migración Nefita como esta descrita en el libro. Mucho más importante no habría lugar suficiente para albergar a la población Jaredita, la cual habito en la parte norte y que sobrepaso a los Lamanitas y Nefitas en cuanto a población. También, no hay muchos restos arqueológicos de la cultura Olmeca en tal península, la mayoría de las ruinas son del periodo clásico de la cultura Maya.
4. Cuarto, no hay evidencia de cambios geológicos que ocurrieron en la tierra del norte en el tiempo de la crucifixión.
El área de Nueva York

Los primeros miembros de la iglesia asumieron que el cerro donde las planchas de oro fueron encontradas era el cerro Cumorah donde el profeta Mormón las escondió antes de la última batalla. Esta creencia sigue prevaleciendo entre algunos de los miembros hoy en día. En conjunción con esta creencia es la suposición de que las tierras del libro de Mormón estarían localizadas en los Estados Unidos. Mientras que alguno de los hechos de la historia de la iglesia parece estar de acuerdo con esto, un análisis del Libro de Mormón no concuerda con la geografía de la región de Nueva York o incluso el este de los Estados Unidos. Algunos de los problemas son los siguientes:
1. La geografía no concuerda con lo dicho en el libro, la masa de tierra es muy grande.
2. No puede ser considerada una isla o siquiera “rodeada por agua”.
3. No hay una característica como una estrecha lengua de tierra al sur de Nueva York o en los Estados Unidos.
4. No hay una definida estrecha faja de desierto separando las dos áreas.
5. Los ríos con mayor afluencia de agua fluyen en dirección contraria que el río Sidón.
6. El clima de Nueva York parece ser incongruente, no hay mención de un clima frío o de invierno en el Libro de Mormón.
7. Hubiera sido difícil para un nuevo grupo sobrevivir en el clima frío de Nueva York. Recordemos la experiencia de los primeros colonos que llegaron de Inglaterra. Ellos hubieran padecido de hambre por el primer ano de no haber sido por los indios. En contraste a esto, en áreas como Costa Rica es posible cultivar la tierra 3 veces al año lo que hace una supervivencia más fácil.
8. Es ilógico que Moroni caminara por 36 anos luego de la batalla final, solo para regresar al punto de partida – un lugar infestado por sus enemigos mortales.
9. Hay poca evidencia de que en los Estados Unidos haya habido una catástrofe volcánica que tomo lugar en el tiempo de la crucifixión.
10. Hay poca evidencia de grandes batallas, esto incluye armas, fortificaciones, etc.
11. El cerro por si mismo es un lugar poco probable para ser una posición defensiva, es demasiado pequeño para contener a toda la población Nefita mas el ejercito Lamanita, y por ser una colina glacial es poco probable que no haya contenido cavernas.
12. La arqueología del área data de un periodo después del Libro de Mormón.
13. La opinión de José Smith en 1842 localiza el lugar en América Central.
Además este lugar tiene poco soporte para ser la tierra de los Nefitas solo el hecho de que las planchas fueron encontradas allí, y fue nombrada Cumorah por algunos de los primeros miembros. Estas razones no son suficientes para dar contra a todas las otras razones antes expuestas. Uno de los argumentos a favor de este lugar es en el registro atribuido a Oliverio Cowdery, la caverna de oro del profeta Moroni. De acuerdo con la historia, Oliverio y José vieron esta caverna en el cerro cuando regresaban las planchas después de su traducción. He incluido un registro de este evento, en las notas del fin del capítulo. Muchos puntos necesitan ser hechos, puesto que es estrictamente un rumor o habladurías. No hay evidencia de primera mano de esto, y no fue registrado hasta muchos anos después de que ocurrió. Segundo, incluso si este evento hubiera ocurrido, era un milagroso evento en otras palabras una visión, lo que significa que pudo haber ocurrido en cualquier parte de la tierra. (Recordaran que cuando Moroni apareció en el cuarto de José Smith, José dijo: “Mientras hablaba conmigo acerca de las planchas, se manifestó a mi mente la visión de tal modo que pude ver el lugar donde estaban depositadas; y con tanta claridad y distinción, que reconocí el lugar cuando lo visité”. Tercero, esta historia de la cueva parece ser contradictoria con la historia de José Smith, que podría ser más preciso que esta. En la porción introductoria del Libro de Mormón, bajo el titulo del “Testimonio del Profeta José Smith”, leemos:

Pero mediante la sabiduría de Dios, permanecieron seguros en mis manos hasta que cumplí con ellos lo que se requirió de mí. Cuando el mensajero, de conformidad con el arreglo, llegó por ellos, se los entregué; y él los tiene a su cargo hasta el día de hoy, dos de mayo de mil ochocientos treinta y ocho.

Además cuando José completo la traducción, Moroni vino y recogió las planchas, y las mantuvo consigo hasta al menos 1838 – mucho después que los santos salieron del área de Palmyra. En este registro José no fue al cerro, no hay mención de que Oliverio Cowdery estuvo presente, y allí no hubo múltiples retornos de las planchas al cerro como otras historias apócrifas relatan.

Área de Los Estados Unidos

En conjunción con el área de Palmyra, ha habido otras proposiciones que relacionan la geografía con la de Los Grandes Lagos al norte de los Estados Unidos. Estas tienden en diferir cosas específicas pero teorizan que las tierras Nefitas estaban localizadas y limitadas cerca de los lagos al oeste de Nueva York. Como ejemplo de estas teorías, es que una de ellas sugiere que la estrecha lengua de tierra es un estrecho paso de tierra entre el lago Erie y el Lago Ontario, y que la tierra del norte debe estar al norte de Canadá, y que la tierra del sur estaría al sur y al este de Nueva York.

Estas proposiciones tienen la ventaja de tener el “cerro Cumorah”, el cual está localizado cerca a donde Moroni deposito las planchas. Esto parece fortalecer estos argumentos. Sin embargo nuevamente hay un numero de obstáculos mayores (muchos de estos serán los mismos que para el área de Nueva York).
1. Primero, la tierra es demasiado grande y no está rodeada por agua (a pesar de que hay grandes masas de agua cerca).
2. Segundo, la estrecha lengua de tierra, no está al norte sino que yace con dirección este-oeste. Hay también un río (El Niágara), el cual divide la tierra en dos y hace muy difícil su recorrido(es aproximadamente 1000 pies de ancho), y no permitiría los eventos descritos en el texto, que ocurrieron en la estrecha lengua de tierra.
3. Tercero, está localizado en un clima frío. frío, nieve o hielo nunca son mencionados en el Libro de Mormón. La lengua de tierra estuvo bloqueada en un tiempo por una infestación de serpientes venenosas hasta por ocho generaciones. Esto no hubiera podido ser posible en un clima frío donde las serpientes invernan durante el invierno. Las tierras del Libro de Mormón habían tenido la característica de tener enfermedades relacionadas con fiebre, la cual se asocia con los climas tropicales (Alma 46:40).
4. Cuarto, no hay evidencia de que esta área haya experimentado ningún cambio geológico mayor que hubieron tomado lugar cerca del tiempo de la crucifixión de Cristo. Esto incluye actividad volcánica, montanas, fallas geográficas, etc.
5. Quinto, hay poca evidencia arqueológica que justifique la presencia de las civilizaciones Jareditas y nefitas en esta área.
6. Sexto, el cerro de Cumorah en Nueva York no parece ser el mismo cerro donde Mormón oculto los registros Nefitas, y donde las últimas batallas de los Jareditas y Nefitas tomaron lugar. Este cerro es pequeño, un cerro que no serviría como posición de defensa. No hay evidencias de batallas en este lugar. (Esto es. fortificaciones, artefactos de guerra, etc.). No está compuesto de morena glaciar y no contiene cavernas y demás. Es poco probable que Moroni haya caminado durante 21 años para regresar al mismo lugar donde empezó. Un lugar infestado por sus enemigos mortales, que si lo vieran le quitarían la vida.
7. Sétimo, va en contra de la opinión de José Smith quien sintió que la tierra de Zarahemla estaba localizada en lo que era Guatemala (es decir América Central) (Referencia de Times and Seasons Vol.3 #22). John Clark ha escrito un excelente texto acerca de las teorías de Los Grande Lagos y de los libros que están de acuerdo con esta teoría. Estas pueden ser encontradas en el sitio web de FARMS.
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: