Pregunta: 

Me estoy preparando para una lección de Escuela Dominical sobre la creación, y seguramente algunos alumnos mencionaran la evidencia de seres que se parecían mucho al hombre, que vivieron y fabricaron herramientas, pinturas rupestres, etc; y quizás antes de la existencia de Adán. ¿Cómo responder quienes eran?

¿Cómo explica la Iglesia la existencia de seres parecidos a los humanos sobre la tierra antes de Adán?

Respuesta

Ha habido gran controversia entre los miembros de la Iglesia sobre el tema de los pre-adamitas. Algunas autoridades generales aceptaban su existencia, mientras que otros lo negaron por completo. El desacuerdo más famoso fue entre los élderes BH Roberts y Joseph Fielding Smith. A raíz de este debate, la Primera Presidencia escribió a las autoridades generales:
Ambas partes [es decir, el elder Smith y Roberts] hacen de la escritura y las declaraciones de los hombres que han sido prominentes en los asuntos de la Iglesia, la base de su postura, ninguno de los dos ha aportado una prueba definitiva en apoyo de sus puntos de vista ...

Sobre las doctrinas fundamentales de la Iglesia todos estamos de acuerdo. Nuestra misión es llevar el mensaje del Evangelio restaurado a la gente del mundo. Dejad la geología, la biología, la arqueología y la antropología, ninguna de las cuales tiene que ver con la salvación de las almas de la humanidad, a la investigación científica, mientras magnificamos nuestro llamamiento en el reino de la Iglesia. Ningun beneficio podemos ver que se pueden obtener por una continuación del debate relacionado a este hecho, sino por el contrario estamos seguros de que pueda dar lugar a confusión, división y malentendidos si lo llevamos adelante. Una cosa que todos debemos estar de acuerdo a saber, es que los presidentes Joseph F. Smith, John Winder y Anthon Lund tenían razón cuando dijeron: Adán es el padre aborigen de nuestra raza. " [First Presidency, Memorandum to General Authorities, April 1931, 6–7.]
El élder James E. Talmage anotó en su diario:

...envuelto en esta cuestión esta la del principio de la vida sobre la tierra, y en cuanto a si existía la muerte, ya sea de animales o vegetales antes de la caída de Adán, en la cual la proposición del elder Smith fue una negativa muy pronunciada y el Elder Roberts igualmente convincente la afirmaba. En cuanto a si existieron razas preadamitas sobre la tierra ha habido mucha discusión entre algunos de nuestra gente últimamente. La decisión adoptada por la Primera Presidencia, y anunciada en la asamblea de esta mañana, fue en respuesta a una pregunta específica, que evidentemente la doctrina de la existencia de razas de seres humanos sobre la tierra antes de la caída de Adán no era una doctrina de la Iglesia , y más a fondo que el concepto personificado en la creencia de muchos en el sentido de que no existieron tales razas preadamitas, y que no había la muerte sobre la tierra antes de la caída de Adán es igualmente declarada no ser doctrina de la Iglesia. Creo que la decisión de la Primera Presidencia es muy sabia en la premisa. Esta es una de las muchas cosas sobre las que no podemos predicar con seguridad y las aserciones dogmáticas; de cualquier lado es probable que hagan más daño que bien. [James Edward Talmage, Personal Journal (7 April 1931) 29:42, Archives and Manuscripts, Harold B. Lee Library, Brigham Young University, Provo, Utah ]
Probablemente el mejor enfoque es el adoptado por el Dr. Hugh Nibley:
No envidio la existencia de criaturas que se parecían bastante a los hombres, hace mucho, mucho tiempo, ni les niego un lugar en el afecto de Dios o incluso un derecho a la exaltación - porque nuestras escrituras lo permiten. Tampoco me preocupa demasiado saber cuando exactamente podrían haber vivido, porque su mundo no es nuestro mundo. Todos ellos han desaparecido mucho antes de que nuestra gente alguna vez apareciera. Dios les asignó sus tiempos y sus funciones correctas, como tambien Él ha dado la mía - un trabajo de tiempo completo, que me exhorta a recordar sus palabras a un Moisés demasiado entusiasmado. "Para mi propio fin he hecho estas cosas. He aquí sabiduría, y en mí permanece." ( Moisés 1:31 .) Es Adán como mi propio padre lo que me preocupa. Cuando él entra en el escenario, entonces y sólo entonces comienza la obra. [Hugh W. Nibley, "Before Adam" (Vol. 1 of Collected Works of Hugh Nibley), edited by John W. Welch, Gary P. Gillum, and Don E. Norton, (Salt Lake City, Utah : Deseret Book Company ; Provo, Utah : Foundation for Ancient Research and Mormon Studies, 1986),82–83. ]
La ciencia ha avanzado sustancialmente desde el artículo "Before Adam"de Nibley, por lo que sus afirmaciones científicas no deberían ser considerados actuales. Sin embargo, su punto de vista teológico e histórico sigue siendo de provecho.

La Iglesia no tiene una posición oficial sobre este tema

Este es uno de los muchos temas sobre los que la Iglesia no tiene una posición oficial. Como presidente J. Reuben Clark, enseñó bajo la asignación de la Primera Presidencia:
Solamente el Presidente de la Iglesia, el Sumo Sacerdote Presidente, es sostenido como Profeta, Vidente y Revelador para la Iglesia, y sólo él tiene el derecho de recibir revelaciones para la Iglesia, ya sean éstas nuevas o enmiendas de revelaciones anteriores, o para hacer una interpretación autorizada de pasajes de las Escrituras que sea obligatoria en la Iglesia… Él es el único portavoz en la tierra para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la única Iglesia verdadera. Únicamente él puede hacer saber oficialmente la disposición y la voluntad de Dios a Su pueblo. Ningún oficial de ninguna otra Iglesia que hay en el mundo tiene ese elevado derecho y noble prerrogativa [Church News, 31 de julio de 1954, pág. 10]
Esto fue reiterado recientemente por la Primera Presidencia (que ahora aprueba todas las declaraciones publicadas en el sitio web oficial de la Iglesia):
No toda declaración que haya hecho un líder de la Iglesia, pasado o presente, necesariamente constituye doctrina. Una declaración hecha por un líder en una ocasión a menudo representa una opinión personal, aunque bien pensada, no quiere decir que sea oficial o se vincule a toda la Iglesia. Con inspiración divina, la Primera Presidencia ... y el Quórum de los Doce Apóstoles ... consultan juntos para establecer la doctrina que se proclama consistentemente en las publicaciones oficiales de la Iglesia. Esta doctrina se encuentra en los cuatro "libros canónicos" de las Escrituras (la Biblia, el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios y la Perla de Gran Precio), las declaraciones y proclamaciones oficiales, y los Artículos de Fe. Declaraciones aisladas a menudo se toman fuera de contexto, dejando su significado original distorsionado.
—LDS Newsroom, "Approaching Mormon Doctrine," lds.org (4 de mayo de 2007)

Lecturas Adicionales: Los Dinosaurios La Doctrina de Cristo por el élder D. Todd Christofferson
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

1 Comentarios: