Por Edwin M. Woolley
Traducción Libre: DPCS

No tenemos que especular acerca de las teorías o modelos alternativos sobre la ubicación general de las tierras del Libro de Mormón en el Nuevo Mundo. El mismo José Smith hijo, dejo la cuestión en claro en 1842. Desde entonces, las evidencias apoyando sus declaraciones han sido amplias y numerosas. Él nos debe estar mirando desde su lugar exaltado en el cielo y debe preguntarse, "¿Qué hay en América Central que no entiendes?" Sus comentarios son muy claros y directos sobre el asunto. Según sus declaraciones hechas en una publicación oficial de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, después de identificar en el Nuevo Mundo las tierras del Libro de Mormón, entonces, dijo: "Y el misterio esta resuelto." ( “Extract from Stephen's 'Incidents of Travel in Central America,'” Times and Seasons , 3, no. 22, September 15, 1842, 914) Vamos a examinar esta declaración en su totalidad posteriormente.

José compartió información relacionado a los nefitas con su familia

Aun antes de que las planchas de oro llegaran a su poder, José había tenido el privilegio de ver en visiones alos nefitas y los lamanitas, sus ciudades, animales, y su forma de vida. Reunidos alrededor de la chimenea por las noches, José tuvo la oportunidad de comunicar a su familia sobre los detalles de los pueblos del Libro deMormón. Lucy Mack Smith, madre de José, nos relata acerca de estas conversaciones juntos a la chimenea: "Durante nuestras conversaciones por la noche, José de vez en cuando nos dio algunos de los recitales más divertidos que se pueden imaginar. Él describío a los antiguos habitantes de este continente, su vestimenta, el modo de viajar, y los animales que montaban, sus ciudades, sus edificios, con todos sus detalles, su modo de hacer la guerra, y también su culto religioso. Esto lo hacía con tanta facilidad, al parecer, como si hubiera pasado toda su vida entre ellos. " (Lucy Mack Smith, History of Joseph Smith [Salt Lake City: Bookcraft, 1956], 83)

José escribió cuatro artículos Identificando las tierras del Libro de Mormón en América Central

La única persona mas capacitado para decir con total exactitud, donde vivieron los nefitas tiene que ser José Smith. No debe entonces sorprendernos el saber que José lo hizo. En la publicación oficial de la Iglesia Times and Seasons, José Smith informó a los miembros de la Iglesia en cuatro artículos por separado que las tierras del Libro de Mormón en el Nuevo Mundo se encontraban en América Central. Después de publicar un extracto de los Incidentes del viaje en Centroamérica, Chiapas y Yucatán de John Lloyd Stephens, comenzando en la página 911 del volumen 3 de Times and Seasons y terminando en la página 914, José hace esta declaración reveladora: "El anterior extracto ha sido hecho para ayudar a los Santos de los Últimos Días, en el establecimiento del Libro de Mormón como una revelación de Dios. Se ofrece un gran alegría al contar con el mundo ayudandonos con muchas pruebas, que incluso los más crédulos no pueden dudar. "José luego cita algunos pasajes del Libro de Mormón sobre Nefi enseñando a su pueblo a construir edificios, incluyendo un templo según la manera del templo de Salomón. Luego José hace esta declaración: “Los grandes avances sobre antigüedades del Sr. Stephens son hechas para dejar al descubierto a los ojos de todo pueblo mediante la lectura de la historia de los nefitas en el Libro de Mormón. Vivían alrededor de la estrecha lengua de tierra, que ahora abarca América Central, con todas las ciudades que se pueden encontrar. Lea la destrucción de las ciudades en la crucifixión de Cristo, páginas 459-60. ¿Quién podría haber soñado que en doce años tal testimonio incontrovertible para el Libro de Mormón se descubriría? Sin duda, es la obra del Señor y nadie lo puede detener. " (Times and Seasons, 15 de septiembre de 1842, 3:914-15)

Una viñeta histórica

Las enseñanzas de los viajes y la exploración de Stephens por la América Central (en el Nuevo Mundo, las tierras del Libro de Mormón) era, como José menciono, una gran alegría, y él parecía sorprendió cuando dijo, según mi punto de vista, "¿Quién podría haber soñado que en doce años tal testimonio incontrovertible para el Libro de Mormón se descubriría?" Esta información alegre vino a José en un momento en el que estaba siendo perseguido por sus enemigos. Cuando los enemigos parecían acercarse, él se escondio para evitar ser arrestado falsamente. En estos momentos de peligro, José se quedó con varios miembros, dentro asi como fuera de Nauvoo, tal como Edwin D. Woolley, el padre de John Taylor, y otros. A veces se quedaba en una isla en medio del río Mississippi a pocos minutos de Nauvoo. (Joseph Smith, History of the Church , 7 vols. [Salt Lake City: Deseret Book, 1980], 5:89) Él continuó, sin embargo, se mantuvo en estrecho contacto con la Iglesia, con sus deberes como editor de Times and Seasons, y con su familia y amigos. (Ver BH Roberts, A Comprehensive History of the Church [Salt Lake City: Deseret News Press, 1930], 2:151)

Algunos quienes no han leído atentamente la historia de la Iglesia han sugerido que José no hizo las declaraciones en el periódico Times and Seasons identificando a América Central como las tierras del Libro de Mormón en el Nuevo porque estaba escondido. Sin embargo, lo más importante durante este año de 1842 es que, cuando muchas cosas sucedieron para formar el futuro de la Iglesia, José nunca estuvo lejos de Nauvoo y de sus tareas asignadas. El Domingo, 14 de agosto 1842, se lee en el diario de José: "Pase la mañana principalmente conversando con Emma sobre diversos temas, y en la lectura de mi historia con ella, tanto que me sentí de buen humor y muy alegre. Escribí la siguiente carta a Wilson Law." En esta carta, José informaba al hermano Law, que es el general de la Legión Nauvoo, que José quiere mantenerse informado sobre todas las transacciones diarias: “Postdata: Quiero que se me comunique de todas las documentaciones sobre todas las transacciones a medida prosiguen diariamente, por escrito, por las manos de mis asistentes militares." ( History of the Church, 5:94)

Que José pasará su tiempo en escondido dentro y cerca de Nauvoo es evidente para el lector activo de la historia de la Iglesia. Observe que José dice en su diario del 15 de agosto de 1842: "Aproximadamente de noche el hermano Woolley regresó de Carthage y declaró que él había conversado con Chauncey Robinson, quien le informó que había comprobado que los sheriffs [alguaciles] estaban decididos a tenerme, y si no podían tener éxito, traerían una fuerza suficiente para buscar en todas las casas de la ciudad, y si no podían encontrarme allí, buscarían el Estado, etc. ... como antes dije, los sheriffs salieron de la ciudad, cerca de las cuatro, diciendo que iban a Carthage, pero el hermano Woolley no los encontró en el camino...se cree que se han ido a Quincy. Como consecuencia de estos informes se consideró sabio que algunos de los hermanos deban ir e informarme. Como consecuencia alrededor de las nueve Hyrum Smith, George Miller, William Law, Amasa Lyman, John D. Parker, Newel K. Whitney y William Clayton se pusieron a pie en marcha por diferentes rutas y llegaron al lugar donde yo estaba. Cuando la declaración se me fue hecha, propuse salir de la ciudad, sospechando que ya no era seguro, pero al oír la declaración completa de los presentes, Yo dije que no debía salir de mi presente reclusión todavía, no creí que fuese descubierto, ni pensé que era ya más peligroso que antes. "(History of the Church, 5:97) 

Es evidente, basado de esta cita, que José estaba escondido exactamente en la ciudad de Nauvoo. La visita de Emma mencionado anteriormente fue en la propiedad de un miembro, la casa de Edward Sayers. (History of the Church , 5:92) Sólo para enfatizar el punto de que el período de ocultamiento de José en 1842 no se limitó a algunos puesto lejos de su hogar y de asuntos de la Iglesia, considere en cuenta sólo unas pocas de docenas de entradas a partir del diario de José: "Miércoles , 24 de Agosto - En casa todo el día, recibí la visita de los hermanos de Newel K. Whitney y Isaac Morley. Viernes, 26 de agosto - En casa todo el día. Por la noche, en concilio con algunos de los Doce y otros. Domingo, 28 - En casa, James Whitehead, Peter Melling, Tarleton Lewis, y Ezra Strong fueron recibidos en el quorum de sumos sacerdotes en Nauvoo."

El Lunes, 29 de agosto 1842, José salió de su escondite enteramente: "Cerca del cierre de los comentarios de Hyrum, subí al estrado. Me alegró ver a los santos, una vez más, a quienes no he visto por cerca de tres semanas. También se alegraron de verme, y todos nos regocijamos juntos. Mi repentina aparición en el estrado, bajo las circunstancias que nos rodeaban, causó gran animación y alegría en la congregación. Algunos suponían que había ido a Washington, y algunas que había ido a Europa, mientras que algunos pensaban que estaba en la ciudad, pero cualquier diferencia de opinión había prevalecido en este punto, ahora estábamos todos llenos de gratitud y regocijo. " (Historia de la Iglesia, 5:137)
En septiembre de 1842, José salió de su escondite y estuvo abiertamente a cargo de los asuntos de la Iglesia, incluyendo a sus responsabilidades como editor general de la redacción del Times and Seasons. Incluso recibido cartas de líderes de la Iglesia bajo el título de Editor del Times and Seasons. ( History of the Church, 5:161–62)

Un libro extraño apoya las afirmaciones del Libro de Mormón

A finales de año de 1841, José Smith recibió un paquete muy curioso en la puerta de un conocido suyo, JM Bernhisel, que vivía en la costa este de los Estados Unidos. Bernhisel sabía de las alegaciones de José, sobre que el Libro de Mormón era un registro de las antiguas civilizaciones que existieron en alguna parte de las Américas. Bernhisel por lo tanto sabía que José estaría muy interesado en un libro best seller nacional titulado Incidentes del viaje en Centroamérica, Chiapas y Yucatán por el explorador norteamericano John Lloyd Stephens (Nueva York: Harper and Brothers, 1841).

José estaba tan impresionado con este libro, que incluyó en su diario una notación especial de la misma: "Los Sres. Stephens y Catherwood han tenido éxito en la recolección en el interior de América de una gran cantidad de reliquias de los nefitas, o de los antiguos habitantes de América, tratados en el Libro de Mormón, reliquias las cuales han sido recientemente desembarcadas a New York. "(Historia de la Iglesia, 5:44) Nótese cómo la entrada[del diario de Jóse] declara que las reliquias de Stephens y Catherwood traidas de vuelta son de los nefitas.

El Libro de Stephens es una evidencia que apoya la autenticidad del Libro de Mormón

La salida a la luz del libro de Stephens confirmó en la mente de Jose Smith, una promesa que Dios le había hecho,que él iba a dar a luz evidencias del Libro de Mormón. Pasando las páginas, José vio por primera vez las ruinas de los monumentos y edificios de un pueblo altamente civilizado, explorados y registrados solo un año antes, en el sur de México y América Central. El libro y sus dibujos de Frederick Catherwood, el artista que acompañó a Stephens, inspiró a José a escribir lo siguiente: "Si los hombres, en sus investigaciones sobre la historia de este país, percibieran de los montículos, fortificaciones, estatuas, arquitectura, material de guerra , la agricultura, y ornamentos de plata, bronce, etc – Sería examinar el Libro de Mormón, sus conjeturas se eliminarían, y sus opiniones se alterarían, la incertidumbre y la duda se transformarían en certeza y hechos, y se encontrarían que estas cosas que están con inquietud entrometidas fueron una cuestión historia, desarrolladas en ese libro. Ellos encuentrarían que sus conjeturas fueron más que realizadas - que un grande y un pueblo poderoso habia habitado este continente- que las ciencias de las artes y la religión, de manera particular habían prevalecido en gran medida, y que existieron tan grandes y poderosas ciudades en este continente como en el continente de Asia. Babilonia, Nínive, ni ninguna de las ruinas del Levante puede presumir de mas perfecta escultura, mejores diseños arquitectónicos, y más imperecederas ruinas, que las que se encuentran en este continente. Las investigaciones de Stephens y Catherwood en Centroamérica con creces testifican de esto. Las ruinas estupendas, la escultura elegante, y la magnificencia de las ruinas de Guatemala, y otras ciudades, corroboran esta afirmación, y muestran que un gran y poderoso pueblo - hombres de grandes mentes, inteligencia clara, genio brillante, y diseños de gran amplitud habitaron este continente. Sus ruinas hablan de su grandeza, el Libro de Mormón desarrolla su historia -ED." (Times and Seasons, 15 de julio de 1842, 860)

José se convierte en editor del Times and Seasons, 15 de marzo 1842

No mucho tiempo después de que José recibió el libro de John Lloyd Stephens, varios artículos aparecieron en la publicación de la Iglesia, el Times and Seasons. El primero es antes citado. Estos artículos fueron escritos y aprobados por José Smith, y sabemos que él era el responsable, porque él toma todo el crédito por el contenido. Considere la siguiente cita firmada por José Smith. Apareció en el periódico Times and Seasons sólo cuatro meses antes de que José mencionara la investigación de Catherwood y Stephens de América Central:

"A LOS SUSCRIPTORES. Este artículo empieza mi carrera editorial, unico responsables de la posición de la misma, y lo haré de todos los artículos que tienen mi firma de aquí en adelante. Yo no soy responsable de la publicación, o el arreglo de los anteriores articulos, el material no estuvo bajo mi supervisión. JOSÉ SMITH. " (Times and Seasons, 15 de marzo de 1842, 3:09)

El segundo artículo de José reconoce a América Central como las tierras del Libro de Mormón. La segunda cita de José incluyo un extracto diseñado para presentar los recientes hallazgos de las exploraciones de Stephens y fueron publicadas el 15 de septiembre de 1842, edición de Times and Seasons. (Véase la cita completa, bajo el extracto anterior en este artículo.)


Los hechos son asuntos difíciles

El tercer artículo que menciona a América Central inicia con el título sugerente, "Los hechos son asuntos difíciles" En el artículo, José dice: “A partir de un extracto de los Incidentes del viaje en América Central de Stephens, se verá la prueba de la habitación de los lamanitas y nefitas en este continente, de acuerdo con el relato en el Libro de Mormón, es desarrollado a si mismo de una manera satisfactoria que la mayor cantidad de creyentes optimistas de la revelación, podría haber previsto. Sin duda, nos da una satisfacción que el mundo del hombre no goce, dar publicidad a tales acontecimientos importantes de los restos y ruinas de aquellos pueblos poderosos . . . [que], no podemos pensar que el Señor tiene una mano para traer su aprobación a acto desconocido, y probar la veracidad del Libro de Mormón a los ojos de todo el pueblo... será como siempre lo ha sido, el mundo demostrará a José Smith, un profeta verdadero con pruebas circunstanciales. "(Times and Seasons, 15 de septiembre de 1842, 3:921-22) Esta declaración también aparece en las enseñanzas del profeta José Smith por Joseph Fielding Smith. (Enseñanzas del profeta José Smith [Salt Lake City: Deseret Book, 1968], 266-67) Obviamente Joseph Fielding Smith, un respetado historiador de la Iglesia y líder profético, acreditó estos comentarios a José Smith.

José escribe otro artículo más sobre el tema

Al parecer, el tercer artículo hizo bastante conmoción para garantizar un artículo complementario sólo quince días después. Inmediatamente antes de final de la publicación de José sobre este tema, nos encontramos con esta declaración "firmada" por José Smith:

El periódico Times and Seasons
Es editado, impreso y publicado cada primera
quincena de cada mes
en la esquina de las calles Water y Bain Streets, Nauvoo
Condado de Hancock,
Illinois
JOSÉ SMITH

Este aviso no debe dejar ninguna duda, incluso en las mentes de los más escépticos entre nosotros - de que José era de hecho, el responsable por el contenido de los próximos artículos de Times and Seasons.

El cuarto y último artículo sobre este tema se titula "La Verdad prevalecerá". En él, José, dice lo siguiente:

"Ya que nuestro 'extracto' fue publicado desde los Incidentes del viaje del Sr. Stephens, etcétera, hemos encontrado otro hecho importante en relación a la veracidad del Libro de Mormón. América Central, o Guatemala, está situado al norte del Istmo de Darién y una vez que abarco varios cientos de kilómetros de territorio desde el norte al sur. La ciudad de Zarahemla, quemada en el momento de la crucifixión del Salvador, y reconstruida después, estaba en esta tierra. . . Sin duda es una buena cosa por la excelencia y la veracidad de la autenticidad divina del Libro de Mormón, que las ruinas de Zarahemla se han encontrado donde una vez los nefitas lo dejaron, y que una gran piedra con grabados en ella, como dijo Mosíah; y una "gran piedra redonda, con los lados esculpidas en jeroglíficos", como el Sr. Stephen ha publicado, es también una remembranza de lo está perdido y desconocido (para él). No estamos afirmando de forma absoluta que las ruinas de Quiriqua son las de Zarahemla, pero cuando la tierra y las piedras, y los libros cuenten la historia de manera clara, somos de la opinión, que requeriríamos mas pruebas de las que pueden traer los judíos para probar que los discipulos robaron el cuerpo de Jesús de la tumba, que para demostrar que las ruinas de la ciudad en cuestión, no es uno de los mencionados en el Libro de Mormón. "Puede parecer difícil para los no creyentes en los milagros de Dios, dar crédito a una milagrosa preservación de los restos, ruinas, registros y reminiscencias de una rama de la casa de Israel, pero los elementos son eternos y la inteligencia es eterna , y Dios es eterno, de modo que cada cabello de nuestra cabeza están todos contados." Se puede decir del hombre que fue y es, y no es, y de sus obras lo mismo, pero el Señor fue y es, y está por venir y sus obras no tienen fin, y él traerá toda cosa a juicio, ya sean buenas o malas, sí, toda cosa secreta, y será revelada desde los techos de las casas. No será un mal plan comparar "las ciudades en ruinas del Sr. Stephens con las del Libro de Mormón: la luz se allega a la luz, y los hechos son compatibles con los hechos. La verdad no daña a nadie, por lo que podemos hacer otro extracto. "(Times and Seasons, 1 de octubre de 1842, 3:927)

La responsabilidad editorial de José para el periódico Times and Seasons concluye

La responsabilidad de José como jefe de redacción del Times and Seasons llegó a su fin con la conclusión del volumen 3. Nos encontramos con la siguiente declaración hecha por él [José Smith], el 1 de noviembre de 1842, al comienzo del volumen 4: "Me permito informar a los suscriptores de Times and Seasons que es imposible para mí, realizar las tareas arduas del departamento editorial por más tiempo. La multiplicidad de otros asuntos que a diario recaen sobre mí, hace imposible para mi hacer justicia a un periódico tan ampliamente distribuido como el Times and Seasons. He nombrado el élder John Taylor, que esta menos obstaculizado y es absolutamente apto para asumir las responsabilidades de su cargo, y no dudo que dará satisfacción a los patrocinadores del periódico. En este número comienza un nuevo volumen, que también comienza su carrera editorial. JOSÉ SMITH. "(Times and Seasons, 1 de noviembre de 1842, 4:8)

José nos dice cuando su responsabilidad como editor del Times and Seasons comenzó ( el 15 de marzo de 1842) y cuando terminó (15 de noviembre de 1842). Todas las declaraciones en cuestión ocurrieron entre Julio al 15 de Octubre de 1842, durante la ocupación de José. De nuevo, esto apoya el hecho de que José era ciertamente responsable de la identificación de estas citas discutidos arriba.

Conclusiones:

Debe haber sido con entusiasmo y anticipación que José hojeaba las páginas del libro de Stephens y, al ver las ilustraciones de Catherwood, obviamente, los reconoció como familiares. José Smith, editor de una narración de antiguas y poderosas civilizaciones, estaba viendo por primera vez, evidencia directa para tales civilizaciones que existieron en la antigua América. Sin duda, su entusiasmo debe haber sido sumamente grande mientras leía el libro de Stephens. Lo que es seguro es que José Smith vio ciudades y civilizaciones del Libro de Mormón. Él solo sabía exactamente lo que ello parecía. Cuando recibió el libro de Stephens, que le trajo conocimiento de los detalles de civilizaciones sobre las ruinas mayas, una bombilla se encendió en la mente de José. José debe haberse dicho a sí mismo: "Yo he visto este tipo de ruinas antes, en la visión!" No es de extrañar, entonces, que José Smith dijo lo que él anoto en su diario y en el periódico Times and Seasons. Después de todo, él tenía sólo tres ruinas para elegir. Los miles de asentamientos en ruinas en las áreas mayas fueron descubiertos durante el curso de la vida de José Smith. José afirmo que no podía decir con seguridad si Quiriguá era Zarahemla, pero no sería una mala idea, comparar ese sitio con las ciudades del Libro de Mormón. Las similitudes del estilo eran evidentes. Él había visto antes estos estilos, pero no en el libro de John Lloyd Stephens. Él había lo visto a través de un medio más avanzado, lo había visto a través de la estupenda tecnología: las visiones de Dios. La evidencia de que José Smith fue el autor de los artículos de Times and Seasons antes mencionados ofrecen tantas pruebas que aún los más crédulos no pueden dudar. Entonces, ¿Qué hacemos con esta información?
Si alguien tiene la autoridad para identificar las tierras y lugares del Libro de Mormón, es José Smith, hijo. Él sólo tradujo el Libro de Mormón. Él solo personalmente se reunió y conversó con sus autores fallecidos, ahora mensajeros celestiales. Él solo vio las ciudades y civilizaciones del Libro de Mormón en una visión. Él solo fue calificado en última instancia, para identificar de forma precisa las tierras del Libro de Mormón. Por lo tanto, la única solución a este asunto es ir directamente a la fuente: José Smith, hijo. El traductor del Libro de Mormón. Él dijo así: "Y el misterio está resuelto." (Times and Seasons, 15 de septiembre de 1842, 3:914)

Apéndice

El presidente John Taylor habla sobre el asunto de las tierras del Libro de Mormón

Sólo para que conste, José Smith no fue el único de los Presidentes Santos de los Últimos Días, que identificó a América Central como la zona central del Libro de Mormón.

La siguiente declaración fue dada en 1882 por John Taylor, el profeta, vidente y revelador en ese entonces: "La historia de la vida de la divinidad mexicana Quetzalcoatl, se asemeja a la del Salvador, tan de cerca, que de hecho, no podemos llegar a otra conclusión, que Quetzalcoatl y Cristo son el mismo ser.(John Taylor, Mediation and Atonement [Salt Lake City: Deseret News Publishing, 1882], 201–3)

Las leyendas de Quetzalcóatl se encuentran exclusivamente entre los pueblos nativos de Mesoamérica, y así no podemos llegar a otra conclusión que la aparición de Cristo a los nefitas, según lo dicho en 3 Nefi, fue en América Central. Entre los estudiosos modernos, América Central en los últimos años ha llegado a ser conocido como Mesoamérica.

Un tercer testigo habla sobre el Asunto

El Apóstol Moses Thatcher fue ordenado Apóstol el 9 de abril de 1879, por John Taylor. Más tarde, ese mismo año, el élder Thatcher abrió la primera misión en México. Él hizo la declaración siguiente en una recepción oficial, mientras hablaba a la juventud en Ogden, Utah: "Me gustaría añadir algo concerniente a lo que se había hablado en esta mañana sobre la vida de Nefi, no tanto de su vida y carácter, como el de los pueblos a las que él dirigió, sus ruinas, sus edificios y templos que se encuentran en América Central y México."( Moses Thatcher, “Ancient American Civilizations and Their Lessons”, reunión AMMHJ celebrada en Ogden, Utah, el 11 de noviembre de 1888)

Allí lo tenemos; Tres testigos creíbles que testifican de las tierras del Libro de Mormón que están en América Central y Mesoamérica. Las Escrituras dicen: "Mas si no te oyere, toma aún contigo uno ó dos, para que en boca de dos ó de tres testigos conste toda palabra." (Mateo 18:16; ver también 2 Corintios 13: 1; Eter 5:4; D. y C. 6:28; 128:3) Es hora de que los sinceros de corazón acepten la verdad sobre las tierras del Libro de Mormón en el Nuevo Mundo y seguir adelante desde allí.
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

3 Comentarios:

  1. Le creo más al Popol-Vuh que al libro Mormon

    ResponderEliminar
  2. No creo que hayas leido el popol-vuh

    ResponderEliminar
  3. Nos gusto mucho tu articulo creemos que Esta obra es verdadera que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los ultimos dias es verdadera y no podemos negar algo que hemos preguntado al Padre Celestial y nos ha respondido....el Libro de mormon es verdadero basta con leerlo...lean primero el libro de mormon con humildad y se daran cuenta de muchas verdades...solo lo que nos conduce a levar acabo acciones buenas y rectas puede ser buenas y venir del Señor.

    Saludos

    ResponderEliminar