Por www.mundolds.blogspot.com

Crítica No Mormona:

- Ha sido bien documentado por historiadores mormones que varios años antes de producir el Libro de Mormón, José Smith fue muy involucrado con varias prácticas mágicas y ocultas, incluyendo el uso de una piedra vidente mágica y la Iglesia trata de ocultarlo.- IRR en su artículo ¿Traducción o Adivinación?

Respuesta SUD:

José como vidente del pueblo: Uso de la piedra vidente antes de la Restauración

Brant Gardner clarifica el papel que José y su piedra tuvieron dentro de la comunidad de Palmyra:
El joven José Smith fue un miembro de una subcomunidad especializada con vínculos a estas prácticas muy antiguas y muy respetadas, aunque en los primeros años de 1800 solo fueron respetados por las clases bajas de la sociedad. Él expuso un talento paralelo a otros de comunidades similares. Incluso en Palmyra no era el único. En palabras del [crítico] D. Michael Quinn:'Hasta que el Libro de Mormón forzó al joven Smith en prominencia, el vidente más notable de Palmyra fue Sally Chase, que usó una piedra de color verdoso William Stafford también tenía una piedra vidente, y Joshua Stafford tenía una piedra de atisbo que parecía de mármol blanco y tenía un agujero en el centro' [D. Michael Quinn, Early Mormonism and the Magic World View (Salt Lake City: Signature Books, 1987), 38Richard Bushman adiciona a Chauncy Hart, y a un hombre no identificado del condado de Susquehanna, ambos con piedras con las que encontraban objetos perdidos. [Richard L. Bushman, Joseph Smith and the Beginnings of Mormonism (Urbana and Chicago: University of Illinois Press, 1984), 70.]1
Durante su permanencia como un "vidente del pueblo," José adquirió varias piedras videntes. José primero utilizó la piedra vidente de una vecina (probablemente que pertenencia a la vidente Sally Chase, en el balance de la evidencia histórica, aunque hay otras posibilidades) para descubrir la ubicación una piedra en forma de pie de bebé, color marrón. La visión de esta piedra probablemente ocurrió alrededor de 1819-1820, y obtuvo su primera piedra vidente alrededor del 1821-1822 2
José luego uso esta primera piedra para encontrar una segunda piedra (una blanca). La segunda piedra vidente fue encontrado en la propiedad de William Chase en 1822 como Chase lo describió:
En el año 1822, Yo estaba ocupado en la excavación de un pozo. Empleé a Alvin y José Smith para que me ayudaran.... Después de excavar unos siete metros por debajo de la superficie de la tierra, descubrimos una piedra de apariencia singular, que despertó mi curiosidad. Lo lleve a la parte superior del pozo, y mientras lo estábamos examinando, José lo puso en su sombrero, y luego su cara en la parte superior de su sombrero .... A la mañana siguiente vino a mí, y deseaba obtener la piedra, alegando que podía ver en ella, pero yo le dije que no tenía deseo de separarme de él a causa de su curiosidad, pero yo se le prestaría 3
Gardner continua:
José Smith, mucho antes de que las planchas de oro complicaran su posición como vidente local, parece haber operado tal como lo hizo Sally Chase. Quinn reporta que : "EW Vanderhoof [escribiendo en 1905] recordó que su abuelo holandés una vez pagó a Smith setenta y cinco centavos para mirar en su piedra “blanquecina, brillante y opaco" para encontrar una yegua robada. El abuelo pronto 'recuperó su bestia , Joe le dijo que estaba en alguna parte de la orilla del lago y [estaba] a punto de ser puesta a andar para Canadá. " Vanderhoof se quejó de que "alguien le podría haberle dicho, cual era regularmente la manera en que un ladrón de caballos en esos días se deshacería de un animal robado " Mientras Vanderhoof informó un resultado positivo de la consulta, es interesante que su declaración incluye un calificativo que tiene la misma intención que los añadidos para los hermanos de Saunders. A finales del siglo, uno no quiere en realidad dar crédito a un vidente del pueblo cuando describe sus actividades. No obstante, no es la eficacia lo que es importante- es la naturaleza de la consulta. Los clientes de Chase Sally la consultaban para encontrar cosas que se les perdían, y José Smith tuvo al menos un cliente que hizo lo mismo. 4
Martin Harris contó que José pudo encontrar objetos perdidos con la segunda piedra blanca. 5

¿Cuantas piedras videntes habían?


José utilizó primero la piedra vidente de una vecina (probablemente Sally Chase, en el balance de la evidencia histórica, sin embargo hay otras posibilidades) para descubrir la ubicación una piedra en forma de pie de bebé, color marrón. La visión de esta piedra probablemente ocurrió alrededor de 1819-1820, y obtuvo su primera piedra vidente alrededor del 1821-1822. 6

José luego utilizó esta primera piedra para encontrar una segunda piedra (una blanca). El color y la secuencia de cuando se obtuvo estas piedras se ha confundido menudo , y los lectores interesados en un tratamiento en profundidad, pueden recurrir a las referencias. 7 José más tarde descubrió por lo menos dos piedras videntes más en Nauvoo, a orillas del Misisipi. Estas piedras parecen haber sido recogidos más por su apariencia, y hay poca evidencia de que José las utilizara en esa fecha tardía de su carrera profética.8

¿Cómo José obtuvo su segunda piedra vidente?

La piedra vidente fue encontrado en la propiedad de William Chase en 1822 como Chase lo describió:

En el año 1822, Yo estaba ocupado en la excavación de un pozo. Empleé a Alvin y José Smith para que me ayudaran.... Después de excavar unos siete metros por debajo de la superficie de la tierra, descubrimos una piedra de apariencia singular, que despertó mi curiosidad. Lo lleve a la parte superior del pozo, y mientras lo estábamos examinando, José lo puso en su sombrero, y luego su cara en la parte superior de su sombrero .... A la mañana siguiente vino a mí, y deseaba obtener la piedra, alegando que podía ver en ella, pero yo le dije que no tenía deseo de separarme de él a causa de su curiosidad, pero yo se le prestaría 9

Martin Harris y Wilford Woodruff, fueron más tarde a confirmar este relato después de la muerte de José. 10

¿Cómo que se veían las piedras?

Un testigo informó en 1826 (de la primera, piedra marrón):
Tenía aproximadamente el tamaño de un pequeño huevo de gallina, en la forma de un zapato arqueado. Estaba compuesto de capas de diferentes colores que pasan diagonalmente a través de él. Era muy duro y suave, quizás para ser llevado en el bolsillo. 11
La segunda piedra:
[La] Piedra Vidente tuvo la forma de un huevo, aunque no tan grande, de un aspecto gris como el granito, pero con las rayas blancas que corren a su alrededor. Era transparente, pero no tenía agujeros, ni en el extremo o en los lados. 12
¿Con qué propósito usó José las piedras antes de la restauración?

Como se señaló anteriormente, José utilizó la primera piedra para encontrar la segunda.
Martin Harris contó que José pudo encontrar objetos perdidos con la segunda piedra blanca:
Yo estaba en la casa de su padre en Manchester, dos millas al sur del pueblo de Palmyra, y estaba punteando mis dientes con un broche mientras estaba sentado en las barricadas. El broche se atrapo en mis dientes y se cayo de mis dedos a las virutas y paja. Salté de las barricada y lo busqué. José y Northrop Sweet también hicieron lo mismo. No hemos podido encontrarlo. Entonce tomé a José por sorpresa, y le dije: "Toma tu piedra”, Nunca lo había visto, y no sabía que lo llevaba con él. Lo tenía en el bolsillo. Él lo tomó y lo puso en el sombrero - el viejo sombrero blanco - y puso su cara en el sombrero. Yo lo observaba de cerca para ver que él no viera hacia un lado, él extendió su mano más allá de mí al lado derecho, y movió un palo pequeño y allí vi el broche, él cual recogió y me lo dio. Yo sé que él no miro por el sombrero hasta después de haber recogido el broche. 13
La madre de José también indico que José era buscado por algunos, entre ellos Josías Stoal [Stowell], para usar la piedra para encontrar objetos de valor escondidos.
Él vinó a José a causa de haber oído que poseía ciertas llaves que podían discernir las cosas invisibles para el ojo natural. 14
José se refirió a este incidente en José Smith-Historia 1:55-56 .

Stoal eventualmente se unió a la Iglesia, algunos de su familia, sin embargo, acusaron a José en la corte de los eventos relacionados con la búsqueda de este tesoro. Stoal testificó en defensa de José.

Joseph Knight, también dice que, por mandato del ángel Moroni, José miró en su piedra vidente para saber con quién debería casarse. Él "miró la piedra y vio que era Emma Hale." 15

¿Cúal fue la participación de la piedra en la traducción del Libro de Mormón?


Hay considerable evidencia de que la ubicación de las planchas e intérpretes nefitas (Urim y Tumim) fueron revelados a José a través de su segunda piedra, la piedra vidente blanca. En 1859, Martin Harris recordó que "José tenía una piedra que fue sacada del pozo de Mason Chase ... fue por medio de esta piedra que descubrió por primera vez las planchas."16

Algunos críticos han tratado de crear una contradicción, ya que la historia de José informó que Moroni le reveló las planchas a él (José Smith-Historia 1:34-35,42 ). Este es un ejemplo de una falsa dicotomía: Moroni fácilmente pudo haber dicho a José sobre las planchas e intérpretes. La visión de José pudo haber llegado entonces a través de la piedra vidente, como algunas de las secciones de Doctrina y Convenios más tarde le serían reveladas (por ejemplo, la sección X. Un reporte coincide bien con esta teoría:
Tuve una conversación con [José], y le pregunte dónde él encontró [las planchas], y cómo llego a saber donde estaban. Él dijo que tuvo una revelación de Dios, que se le dijo que estaban escondidas en una cierta colina y el miró en su piedra [vidente] y los vio en el lugar depositado. 17
Joseph Knight recordó que José estaba más entusiasmado con los intérpretes nefitas que con las Planchas de Oro:
Después del desayuno, José me llamó a la otra habitación, puso su pie sobre la cama y apoyó su cabeza sobre su mano y dijo: "Bueno, estoy desilusionado."
"Bueno, Yo dije: Lo siento ".
"Bueno, él dijo:" Estoy muy desilusionado. Es diez veces mejor de lo que esperaba. "
Luego procedió a contar la longitud, la anchura y el espesor de las planchas y, dijo, dan la apariencia de ser de oro. Sin embargo, él parecía pensar más en los lentes o el Urim y Tumim que por las planchas, él dijo, "puedo ver cualquier cosa. Son maravillosos." 18
Martin Harris describió más tarde los intérpretes nefitas como:
Aproximadamente dos pulgadas de diámetro, perfectamente redondos, y alrededor de cinco octavos de pulgada de espesor en el centro... Estaban unidos por una barra redonda de plata, alrededor de tres octavos de una pulgada de diámetro, y cerca de cuatro pulgadas de largo, que con las dos piedras, harían ocho pulgadas. 19
A pesar de tener los intérpretes nefitas, José Smith a menudo utilizaba la piedra vidente para traducir. Esto dio lugar a un episodio, en el que Martin probó la veracidad de la afirmación de José al usar la segunda piedra blanca para traducir: 20
Una vez que Martín encontró una roca muy parecida a la piedra vidente que José utiliza a veces en lugar de los intérpretes y la sustituyó sin el conocimiento del Profeta. Cuando la traducción se reanudo, José hizo una pausa por un momento y luego exclamó: "Martín, ¿Que pasa? todo está tan oscuro como en Egipto." Martín luego confesó que deseaba "callar la boca de los necios" que le dijeron que el Profeta memorizaba frases y solamente las repetía. 21
José a veces parece también haber quitado los interpretes nefitas de los "aros de plata" que los mantenía como lentes, y los uso como piedras videntes individuales. José utilizó su piedra vidente blanca a veces "por conveniencia" durante la traducción de las 116 páginas con Martin Harris, posteriores testigos informaron que uso su piedra vidente marrón. 22

¿José perdió las piedras videntes o el Urim y Tumim?

Después de la pérdida de las 116 páginas, el Señor le dijo a José:
“He aquí, te digo que por haber entregado en manos de un hombre inicuo esos escritos para lo cual se te dio el poder de traducirlos por medio del Urim y Tumim, ahora los has perdido. Y al mismo tiempo perdiste tu don y se ofuscó tu mente. No obstante, otra vez te es restaurado; procura, por tanto, ser fiel, y sigue hasta concluir el resto de la traducción como has empezado. No corras más aprisa, ni trabajes más de lo que tus fuerzas y los medios proporcionados te permitan traducir; mas sé diligente hasta el fin.” ( D. y C. 10:1-4 )
Por lo tanto, el don de José le fue restaurado, pero no hay indicios de que los intérpretes nefitas (Urim y Tumim) se les devolvieran también, José también los perdió. Es decir, después de arrepentirse, José recuperaría su piedra vidente, pero al parecer no el Urim y Tumim. Algunas fuentes de la Iglesia han visto esto como el punto en el que José recibió la piedra vidente, por primera vez, pero esto es probablemente incorrecto:
Como un castigo por este descuido [la pérdida de las 116 páginas], el Urim y Tumim fueron quitados de Smith. Pero por humillarse a si mismo, de nuevo encontró el favor del Señor y se le presentó una piedra de forma ovalada extraña, color chocolate, aproximadamente el tamaño de un huevo, pero más plana y se le prometió que cumpliría con el mismo propósito. Con esta piedra fue traducido todo el presente libro.23
Esta fuente es claramente un tanto confusa, ya que ve a José consiguiendo la piedra oscura después de las 116 páginas, cuando probablemente se remonta a más tardar a 1822. David Whitmer, que sólo entró en contacto con la traducción después de la pérdida de las 116 páginas, indicó a través de un amigo que:
Con la autorización de David Whitmer, y por su autoridad, Yo ahora declaró que él no dijo que José Smith nunca tradujo en su presencia con la ayuda del Urim y Tumim, sino por medio de una piedra de color oscuro, opaco, llamado ‘la Piedra Vidente ', que fue colocado en la copa de un sombrero, en la que José ponía su rostro, a fin de excluir la luz externa. Entonces, una luz espiritual brillaba, y aparecía un pergamino ante José, sobre la cual estaba una línea de caracteres de las planchas, y debajo de esta, la traducción en Inglés, al menos así dijo José.24
José también utiliza la piedra vidente para protegerse a si mismo y a las planchas, como su madre lo registra:
Eso del cual he hablado, que José denomina una llave, fue ciertamente, nada más ni menos que el Urim y Tumim, y fue por esto que el ángel le mostró muchas cosas que él vio en la visión, por el cual también pudo averiguar, en cualquier momento, el acercamiento de peligro, ya sea para sí mismo o del registro, y en adelante siempre mantuvo el Urim y Tumim sobre su persona. 25
Vemos aquí la tendencia de utilizar el término "Urim y Tumim" para referirse a la piedra vidente de José (los intérpretes nefitas habrían sido demasiado grande para que José las lleve en su persona sin ser detectados). Esta falta de precisión en la terminología, en ocasiones, confunde a algunos miembros que no han entendido, que una o ambas pueden ser llamados por los autores tempranos SUD como "Urim y Tumim." Para José y sus contemporáneos, eran todos, el mismo tipo de cosas, y sólo difieren en la fuerza de su poder y habilidad. Claramente, los dispositivos del Señor cuando es dirigido por un mensajero angelical (como los intérpretes nefitas) superaría una piedra vidente encontrado por uno mismo.

Leer: El Uso de una Piedra de Cristal en el fondo de un Sombrero 

¿Cuál es la relación entre el Urim y Tumim y las piedras videntes?

Como hemos visto anteriormente, los miembros de la Iglesia tiende a confundir la piedra vidente con los intérpretes nefita (nunca llamados "Urim y Tumim" por el texto del Libro de Mormón, la etiqueta es una aplicación moderna). El Libro de Mormón hace referencia a una piedra que probablemente hace referencia a la piedra vidente de José Smith (a diferencia de los intérpretes nefita):
“Y dijo el Señor: Prepararé para mi siervo Gazelem una piedra que brillará en las tinieblas hasta dar luz, a fin de manifestar a los de mi pueblo que me sirven, sí, para manifestarles los hechos de sus hermanos, sí, sus obras secretas, sus obras de obscuridad, y sus maldades y abominaciones.” [Alma 37:23 ]
El “nombre en clave” de José Smith utilizado para la publicación de algunas secciones de Doctrina y Convenios a fin de ocultar los destinatarios de sus enemigos, fue "Gazelem". Y, en su funeral, WW Phelps también aplicó este nombre a José. 26 El relato de Alma luego pasa a hablar de los intérpretes nefitas:
“Y se prepararon estos intérpretes, hijo mío, para que se cumpliera la palabra que Dios habló, diciendo: Sacaré de las tinieblas a la luz todos sus hechos secretos y sus abominaciones; y a menos que se arrepientan, los destruiré de sobre la superficie de la tierra; y descubriré todos sus secretos y abominaciones a toda nación que en lo futuro posea la tierra.” [Alma 37:24-25]
Por lo tanto, "la piedra" (singular) puede ser distinto de los "intérpretes" (en plural) poseídos por los nefitas. El Libro de Mosíah deja claro que los intérpretes consistían en "dos piedras":

“Luego Ammón le dijo: Puedo de seguro decirte, oh rey, de un hombre que puede traducir los anales; pues él tiene algo con lo que puede mirar y traducir todos los anales que son de fecha antigua; y es un don de Dios. Y las cosas se llaman intérpretes, y nadie puede mirar en ellos a menos que le sea mandado, no sea que busque lo que no debe, y así perezca. Y a quien se le manda mirar en ellos, a ése se le llama vidente. Y he aquí, el rey del pueblo que se halla en la tierra de Zarahemla es el hombre a quien se manda hacer estas cosas, y es el que tiene este alto don de Dios.” [Mosiah 8:13-14]… “Y las tradujo por medio de aquellas dos piedras que estaban colocadas en los dos aros de un arco. Ahora bien, estas cosas fueron preparadas desde el principio, y se transmitieron de generación en generación con objeto de interpretar idiomas; y la mano del Señor las ha preservado y guardado, para que él pudiera manifestar, a toda criatura que ocupase la tierra, las iniquidades y abominaciones de su pueblo; y el que tiene estos objetos es llamado vidente, según la costumbre de los días antiguos. “ [Mosiah 28:13-16]

El primer uso en la impresión de "Urim y Tumim" para referirse a los intérpretes, fue en enero de 1833: 
[El Libro de Mormón], fue traducido por el don y el poder de Dios, por un hombre iliterato, a través de la ayuda de un par de intérpretes (conocidos, tal vez en la antigüedad como Terafim, o Urim y Tumim). 27 
Los miembros de la Iglesia parece haber utilizado el término indistintamente en muchas ocasiones. [Ya que podemos señalar que el Urim y Tumim son piedras videntes] 28

¿Por qué José tiende a usar la piedra vidente más que los intérpretes nefitas?

El tamaño de los intérpretes puede haber sido un obstáculo importante para su uso. William Smith, hermano de José, describen los instrumentos nefita como demasiado grandes para los ojos de José, deben haber sido utilizados por hombres más grandes. 29

Charles Anthon estuvo de acuerdo cuando más tarde recordó la descripción de Martin Harris y escribió:
Estos interpretes eran tan grandes que si una persona intenta mirar a través de ellos, sus dos ojos se tendrían que girar simplemente hacia uno de los lentes, los interpretes en cuestión eran del todo demasiado grandes para la anchura del rostro humano. 30
¿Por qué el uso de las piedras videntes desaparece?

Estos interpretes, el Urim y Tumim eran los medios para recibir la mayor parte de las revelaciones formales hasta junio de 1829. Ese fue el tiempo en que termino el Libro de Mormón, el cual fue traducido por los intérpretes nefitas y también por otras piedras videntes de José. Después de esto, las piedras videntes no fueron usadas generalmente mientras se recibía la revelación o la traducción. (Tanto la TJS y la traducción del Libro Abraham comenzaron con el uso de la piedra vidente, pero José pronto deja de usarlos. 31 ) Después de su bautismo, la recepción del Espíritu Santo, y la ordenación al sacerdocio de Melquisedec, José parece haber sentido mucho menos la necesidad de recurrir a las piedras. 32 Había aprendido, a través de tutorías divinas, la manera de recibir la revelación sin mediaciones - el Señor lo había llevado "línea por línea" desde donde estaba y lo llevó a mayor luz, conocimiento y poder.

Esta perspectiva se vio reforzada por Orson Pratt, quien vio la revisión del Nuevo Testamento (TJS) y se preguntó por qué el uso de las piedras videntes e intérpretes (como en el Libro de Mormón) no continuaba:
Si bien este pensamiento pasó por la mente del hablante, José, como si leyera sus pensamientos, levantó la vista y explicó que el Señor le dio el Urim y Tumim cuando no tenía experiencia en el Espíritu de la inspiración. Pero ahora él había avanzado tanto que entendía el funcionamiento del Espíritu y no necesitaba la ayuda de ese instrumento. 33
¿Hay algún paralelismo bíblico de la comprensión de José del uso de la piedra vidente?

La idea de piedras sagradas en calidad de reveladores para los creyentes está en la Biblia, y José Smith adopto decididamente una perspectiva "no-mágica" y "pro-religiosa" de ellos:

En Apocalipsis, Juan incorpora símbolos religiosos del pasado en su mensaje. Así, la interpretación más consistente internamente de la "piedra blanca" se combina con la promesa del libro, de que los fieles se convertirán en "Reyes y sacerdotes" del Altísimo (Apocalipsis 1:6). Estos sacerdotes eternamente estarán a tono con la voluntad de Dios, como el Sumo Sacerdote, con el pectoral de piedras brillantes y el Urim. En hebreo ese término significa "luz o luces", que corresponde a la piedra "blanca" del Apocalipsis de Juan. Esta correlación debería ser obvia, pero José Smith es el único prácticamente en confiar que Juan ve a los redimidos como grandes sumos sacerdotes: "Entonces la piedra blanca mencionada en Apocalipsis 2:17 es el Urim y Tumim, por medio del cual todas las cosas pertenecientes a un orden superior de los reinos, incluso todos los reinos, se darán conocer. En cuanto a la religión verdadera, José Smith considera la piedra de la visión de Juan, no como una piedra de la casualidad, sino como un conducto de la iluminación y una recompensa del mérito de su carácter. 34

¿Qué pasó con las piedras de vidente?

Como se señaló anteriormente, los intérpretes nefitas fueron aparentemente recuperados por Moroni después de la pérdida de las 116 páginas, y sólo se volvieron a ver de nuevo por los tres testigos (Testimonio de los Tres Testigos).

Van Wagoner y Walker escriben: 

David Whitmer, indicó que la piedra vidente se le dio más tarde a Oliver Cowdery: "Después de que la traducción del Libro de Mormón se terminó a principios de la primavera de 1830 antes del 6 de abril, José dio la piedra a Oliver Cowdery y me dijo, así como al resto que él había terminado con él, y no usaría mas la piedra ". Whitmer, quien fue el cuñado de Cowdery, declaró que a la muerte de Oliver en 1848, otro cuñado:" Phineas Young, hermano de Brigham Young, y un amigo de viejos tiempos e íntimo de la familia Cowdery salio de Salt Lake City, y durante su visita se las arregló para conseguir la piedra de su escondite, a través de un sofisma poco engañoso, extendida a la consternada viuda. Cuando regresó a Utah se lo llevó con exito a los apóstoles en la Casa de León de Brigham Young...” [Van Wagoner y Walker aquí confunden las dos piedras videntes, por lo que esta sección no se incluye aquí, pues una mejor información ha salido a la luz.]... "la piedra vidente que estaba en posesión del profeta José Smith en los primeros días... ahora está en posesión de la Iglesia."... Joseph Fielding Smith, como un apóstol, dejó en claro que el élder Joseph Anderson, asistente del Consejo de los Doce y secretario de tiempo antiguo de la Primera Presidencia, aclaró en 1971 que el "la Piedra Vidente que José Smith usó en los primeros días de la Iglesia está en posesión de la Iglesia y se mantiene en una caja fuerte en la oficina de Joseph Fielding Smith.... [La piedra es] un poco más pequeño que un huevo de gallina, ovalada, de color chocolate. " 35 (Esta sería la primera piedra de José, con la forma de un zapato, que se le dio a Oliver Cowdery, y luego a Phineaus Young, hermano de Brigham Young. 36 )
La segunda Piedra de José (blanca también se encuentra en posesión de la Primera Presidencia SUD. 37

¿La Iglesia ha tratado de ocultar el uso de una piedra vidente de José?


La piedra vidente se menciona de vez en cuando en las publicaciones de la Iglesia, pero es raro que se hable en lugares como la Escuela Dominical en el siglo 21, y tampoco es retratado en cualquier obra de arte relacionada con la iglesia. Parte de la razón para esto es la fusión de los intérpretes nefitas y la piedra vidente, bajo el nombre "Urim y Tumim". En la iglesia, al hablar del Urim y Tumim se supone que siempre es el instrumento que José encontró con las planchas. Sólo aquellos que están familiarizados con las fuentes se darán cuenta de que había más de un instrumento en la traducción. 

La Iglesia ha sido muy abierto sobre el uso de la piedra vidente, aunque es al resultado de la traducción del Libro de Mormón a la que normalmente se da más atención que al procesoTambien apareció una referencia de la piedra vidente marrón en revista oficial infantil, The Friend, Sep 1974.El Texto traducido con los intérpretes nefitas se perdió con las 116 páginas dadas a Martin Harris, véase D y C 3 . El Registro Histórico de la Iglesia registra el uso de la piedra vidente de José al traducir todo nuestro actual texto del Libro de Mormón:
Como un castigo por este descuido [la pérdida de las 116 páginas], el Urim y Tumim fueron quitados de Smith. Pero por humillarse a si mismo, de nuevo encontró el favor del Señor y se le presentó una piedra de forma ovalada extraña, color chocolate, aproximadamente el tamaño de un huevo, pero más plana y se le prometió que cumpliría con el mismo propósito. Con esta piedra fue traducido todo el presente libro [Tenga en cuenta que la cronología de la adquisición de la piedra de José es aquí un poco confusa. Sin embargo, el uso de la piedra está claramente indicada.] 38
Las referencias a la piedra no se limitan a un pasado lejano.

El Élder Russell M. Nelson, de los Doce Apóstoles, describió el proceso claramente en un artículo del Ensign:
José Smith ponía la piedra vidente en un sombrero, y colocaba su cara en el sombrero, acercándola alrededor de su rostro para suprimir la luz, y en la oscuridad, la luz espiritual podía brillar. Un trozo de algo parecido a un pergamino aparecía y sobre ello aparecía lo escrito. Un carácter a la vez aparecía y debajo de ella estaba la interpretación en inglés. El hermano Jose leía el inglés a Oliver Cowdery, quien era su escriba principal y cuando era escrito y repetido al Hermano José para ver si era correcto, entonces desaparecía, y otro carácter con la interpretación aparecía. De este modo, el Libro de Mormón fue traducido por el don y el poder de Dios y no por ningún poder del hombre.39
Sería extraño tratar de ocultar algo al tener un discurso de un apóstol sobre ello, y luego enviado por escrito a todos los hogares SUD en la revista oficial. La acusación de que la Iglesia que "oculta" o "suprime" este material no puede ser sostenida

Conclusión:
  • José utilizo tanto los intérpretes nefitas y su piedra vidente durante el proceso de traducción del Libro de Mormón. El uso de la piedra del vidente es mencionado en un número de publicaciones oficiales de la Iglesia, tales como Ensign (equivalente de Liahona en español).
  • Tanto a los intérpretes nefitas y a la piedra vidente se les llamo por varios años "Urim y Tumim" después que se termino la traducción del Libro de Mormón, pero no durante el período de la traducción.
  • José puso su piedra vidente en el sombrero con el fin de bloquear la luz. José utiliza este método, mientras estaba traduciendo el Libro de Mormón.
Preguntas sobre el Tema: 

¿Por qué Jose Smith uso la magia popular?

Muchos estudiosos bíblicos señalan que muchas de las historias del Antiguo Testamento que aceptamos como religión tienen mucho en común con las prácticas mágicas. Dolansky lo explica muy bien al señalar que cuando se examina la naturaleza de las prácticas, no es la magiasino el mago el problema. Ella concluye que "la magia en la Biblia hebrea se refiere a la mediación del poder divino; Y que en las manos de los sacerdotes y los profetas es perfectamente legal" [Dolansky, Now You See It, Now You Don’t, 99.]. Es decir. No es el acto, sino el actor, el que crea la separación entre la religión y la magia condenada en la Biblia [Dolansky, Now You See It, Now You Don’t, 99-100]. Es por eso que La Biblia condena la brujería, hechicería, hechas por hombres o mujeres sin ninguna autorización de Dios.

David Frankfurter, profesor de Ciencias de la Religión e Historia en la Universidad de New Hampshire, observa que: "La gente dentro de sus propios sistemas culturales usan tales etiquetas descriptivas por razones políticas, sectarias, o simplemente taxonómicas , incluso con poca realidad detrás de las etiquetas. Prácticamente cualquier práctica, es decir, [toda práctica] puede ser etiquetado como "mágico" o "brujería" bajo ciertas condiciones. " [David Frankfurter, “Dynamics of Ritual Expertise in Antiquity and Beyond: Towards a New Taxonomy of “Magicians”,” in Magic and Ritual in the Ancient World, ed. Paul Mirecki and Marvin Meyer (Leiden, The Netherlands: Brill, 2001), 159.]

Los estudiosos indican que a medida que el mundo occidental surgió de la Edad Media, la Iglesia Católica se había convertido en la único depositario de las respuestas a las preguntas sobre cómo funcionaba el mundo.[Conceptos locales de carácter sagrado, fueron denominados paganos]

Y más tarde la 
Reforma Protestante cambiaría la definición de lo que debía consideraba la religión y lo que se consideraba el arte de magia, y ese cambio, provocó enormes reajustes sociales, primero en Inglaterra y más tarde en las Américas. También cabe mencionar que en la América del tiempo de Jose Smith, la gente religiosa tenían aun sus propias creencias folclóricas, las cuales no eran consideradas por ellos ni brujería, ni la magia condenada por la Biblia. Las cuales bajo nuestras perspectivas actuales se tildarían de mágicas o paganas.

¿
Por qué José Smith uso piedras videntes y un sombrero y desde cuando él fue un vidente?

Las planchas dadas a José Smith, estaban acompañados por los intérpretes nefitas, que eran dos piedras colocados en un arco de plata. Estas piedras parecen haber funcionado de una manera que José entendía debido a su experiencia con una piedra vidente. A pesar de que comenzó la traducción con los Intérpretes nefitas, el registro indica que se cambió con el uso de su propia piedra vidente. ¿Por qué poner la piedra en un sombrero para traducir? La respuesta es fácil. Así era como la piedra era utilizada. Para la comunidad de José, ese aspecto no era raro en absoluto. ["Palmyra Reflector, 1 February 1831" in Early Mormon Documents, ed. Dan Vogel, 5 vols., (Salt Lake City, UT: Signature Books), 2:243,

¿Por qué traducir con una piedra? El vínculo conceptual en la mente de José habría sido que él había sido capaz de ver lo que estaba oculto, y el significado de la escritura en las planchas, que eran ciertamente ocultas a la comprensión. Sin embargo, esto no era una simple transición de vidente a traductor, aún para José. El talento de José era de lo mundano [de conocimientos de su época], pero su don era santo. José entendió la diferencia entre las dos cuando Benjamin Saunders quería que le viera el futuro. José entendió que cuando se le requirió traducir, Se le estaba pidiendo hacer algo muy diferente de lo que aprendieron los hombres a hacer (2 Ne. 27:15-18). José aprendió de su comunidad cómo operar como un vidente del pueblo, pero no empezó a entender cómo ser un vidente de Dios, hasta que Moroni se le apareció.

Él no fue un vidente Dios, sino hasta que los intérpretes sagrados le ayudaron a pasar de encontrar objetos perdidos a encontrar un pueblo y un evangelio perdido. Entonces, después de haber aprendido a ver lo que era Santo, José nunca regresó a las funciones mundanas como vidente del pueblo. Finalmente, aprendió de que podía usar una piedra vidente así como los intérpretes. Él aprendió a ver que podía traducir lo Santo.

¿Por qué las fotos de la traducción del Libro de Mormón no presentan ningún sombrero o piedra?

Independientemente de la perspectiva desde cual nos cuenten la historia, el hecho esencial de la traducción no se modifica. ¿Cómo fue el Libro de Mormón traducido? Como José continuamente insistió, la única respuesta real, desde cualquier perspectiva, es que fue traducido por el don y el poder de Dios. No debemos estar tan sorprendidos al enterarnos de que José tradujo con una piedra en su sombrero. Esa es una descripción de la Pequeña Tradición y ahora estamos firmemente dentro de la Gran Tradición. Compartimos la antipatía de la gran tradición por estos elementos de la pequeña tradición. El tiempo ha hecho la brecha aún mayor de lo que era en los días de José, debido a los puntos de vista actual, sin embargo los detalles de la nueva historia no niegan el pasado o altera los hechos, sino vuelve a colorearlo con un nuevo vocabulario.

La imagen con el sombrero, una imagen de la pequeña tradición, es más precisa para la traducción, pero es más incómoda o rara para la gran tradición, sujetas a perspectivas modernas. El otro es una imagen de la gran tradición. Sin embargo la historia es amplia y podemos contar la historia desde las dos perspectivas diferentes.

¿Por qué estos detalles no son presentados de manera abierta en la Historia de la Iglesia?

El vidente del pueblo pertenecía a la pequeña tradición y un verdadero profeta pertenecía la Gran Tradición. Los de la pequeña tradición, entienden que sus prácticas cotidianas, no eran la religión (aunque ciertamente no las consideran no-cristianas). Incluso se entiende que sus prácticas folclóricas no eran respetados por la Gran Tradición.

No sólo la comprensión de la Gran y Pequeña Tradición explican el antagonismo que vemos en las historias de la gran tradición, sino que las tradiciones duales también nos ayudan a explicar sus características o cuando la pequeña tradición de la religión se transforma en una religión de la gran tradición. Ese cambio en la aceptación y expectativa social provoca un cambio sensible en la forma en que se ve la nueva religión y su historia. Veamos un ejemplo en el Cristianismo

Morton Smith, profesor de Historia en la Universidad de Columbia, analizó esta tendencia en el cristianismo primitivo, que comenzó como una religión de pequeña tradición, pero se convirtió en una religión de gran tradición. Smith señala que las primeras formas del cristianismo tuvieron una gran afinidad con las prácticas mágicas - prácticas que permanecen en las descripciones de los milagros de sanidad y el agua convirtiendose en vino. En el tiempo de los evangelios, sin embargo, la historia sería escrita para eliminar las referencias a la magia. Y concluye:

¿Qué evidencia de la tradición cristiana, tal como se presenta en los evangelios, tienen en común con la imagen de Jesús el mago? Dado que los autores de los evangelios deseaban defender a Jesús de la acusación de la magia, debían anticiparlas al reducir el mínimo los elementos de la tradición sobre creencias antiguas ... sería necesario encontrar una prueba para ella, y aprovechar al máximo aquellas que puedan utilizarse en su contra.

Esta expectativa es en general, confirmada. Los evangelistas no podían eliminar los milagros de Jesús porque eran esenciales para su caso, pero Juan reduce el número de ellos, y Mateo y Lucas se deshacen de vestigios de medios[recursos] físicos que Marcos había conservado imprudentemente. [Morton Smith, Jesus the Magician (New York: Barnes & Noble, 1978), 92.]
El Nuevo Testamento presenta su mensaje, y participan en una gran tradición que según señala Morton Smith eran: "Hostiles a la magia" Así también lo hicieron los Santos de los Últimos Días al contar su historia a la gran tradición que era hostil a la magia, pues estos detalles en su mayoría no se consideran parte religión restaurada.

Notas:

  1. Brant A. Gardner, Joseph the Seer—or Why Did He Translate With a Rock in His Hat?, 2009 FAIR Conference presentation.
  2. Mark Ashurst-McGee, "A Pathway to Prophethood: Joseph Smith Junior as Rodsman, Village Seer, and Judeo-Christian Prophet," (Master's Thesis, University of Utah, Logan, Utah, 2000), 200–215. 
  3. Eber Dudley Howe, Mormonism Unvailed (Painesville, Ohio: Telegraph Press, 1834), 241-242; cited in Richard Van Wagoner and Steven Walker, "Joseph Smith: 'The Gift of Seeing," Dialogue: A Journal of Mormon Thought 15:2 (Summer 1982): 48–68.
  4. Brant A. Gardner, Joseph the Seer—or Why Did He Translate With a Rock in His Hat?, 2009 FAIR Conference presentation.
  5. Joel Tiffany, Tiffany's Monthly (June 1859): 164;cited in Van Wagoner and Walker, 55.
  6. Mark Ashurst-McGee, "A Pathway to Prophethood: Joseph Smith Junior as Rodsman, Village Seer, and Judeo-Christian Prophet," (Master's Thesis, University of Utah, Logan, Utah, 2000), 200–215. Buy online
  7. Mark Ashurst-McGee, "A Pathway to Prophethood: Joseph Smith Junior as Rodsman, Village Seer, and Judeo-Christian Prophet," (Master's Thesis, University of Utah, Logan, Utah, 2000), 200–283. Buy online
  8. Mark Ashurst-McGee, "A Pathway to Prophethood: Joseph Smith Junior as Rodsman, Village Seer, and Judeo-Christian Prophet," (Master's Thesis, University of Utah, Logan, Utah, 2000), 200–201. Buy online
  9. Eber Dudley Howe, Mormonism Unvailed (Painesville, Ohio: Telegraph Press, 1834), 241-242; cited in Richard Van Wagoner and Steven Walker, "Joseph Smith: 'The Gift of Seeing," Dialogue: A Journal of Mormon Thought 15:2 (Summer 1982): 48–68.
  10. Vease Van Wagoner and Walker, 54.
  11. W. D. Purple, The Chenango Union (3 May 1877); cited in Francis Kirkham, A New Witness for Christ in America: The Book of Mormon, 2 vols., (Salt Lake City: Utah Printing, 1959[1942]), 2:365. ASIN B000HMY138. (See Van Wagoner and Walker, 54.)
  12. Richard Marcellas Robinson, "The History of a Nephite Coin," manuscript, 20 December 1834, LDS Church archives; cited in Mark Ashurst-McGee, "A Pathway to Prophethood: Joseph Smith Junior as Rodsman, Village Seer, and Judeo-Christian Prophet," (Master's Thesis, University of Utah, Logan, Utah, 2000), 264. Buy online
  13. Joel Tiffany, Tiffany's Monthly (June 1859): 164;cited in Van Wagoner and Walker, 55.
  14. Lucy Mack Smith, Biographical Sketches of Joseph Smith the Prophet, and His Progenitors for Many Generations (Liverpool, S.W. Richards, 1853),91–92.
  15. Dean C. Jessee, "Joseph Knight's Recollection of Early Mormon History," Brigham Young University Studies 17 no. 1 (August 1976).; cited in Mark Ashurst-McGee, "A Pathway to Prophethood: Joseph Smith Junior as Rodsman, Village Seer, and Judeo-Christian Prophet," (Master's Thesis, University of Utah, Logan, Utah, 2000), 281. Buy online
  16. Mormonism—II," Tiffany's Monthly (June 1859): 163, see also 169; cited in Ashurst-McGee (2000), 286.
  17. Henry Harris, statement in E.D. Howe Mormonism Unvailed (1833), 252; cited in Ashurst-McGee (2000), 290.
  18. Joseph Knight, cited in Leonard J. Arrington and Davis Bitton, Saints Without Halos: The Human Side of Mormon History (Salt Lake City, Signature Books, 1981), 6. Spelling and punctuation have been modernized. The original text reads: "After Brackfist Joseph Cald me in to the other Room and he sit his foot on the Bed and leaned his head on his hand and says, well I am Dissopented. Well, say I, I am sorrey. Well, says he, I am grateley Dissopnted. It is ten times Better then I expected. Then he went on to tell the length and width and thickness of the plates and, said he, they appear to be gold. But he seamed to think more of the glasses or the urim and thummim than he Did of the plates for says he, I can see anything. They are Marvelous."
  19. Joel Tiffany, "Mormonism—No. II," Tiffany's Monthly (June 1859): 165–166; cited in VanWagoner and Walker, footnote 27.
  20. Tiffany, 163.
  21. Told in Millennial Star 44:87; quotation from Kenneth W. Godfrey, "A New Prophet and a New Scripture: The Coming Forth of the Book of Mormon," Ensign (January 1988), 6. off-site (Inglés)
  22. See Mark Ashurst-McGee, "A Pathway to Prophethood: Joseph Smith Junior as Rodsman, Village Seer, and Judeo-Christian Prophet," (Master's Thesis, University of Utah, Logan, Utah, 2000), 320–326. Buy online
  23. The Historical Record. Devoted Exclusively to Historical, Biographical, Chronological and Statistical Matters, (LDS Church Archives), 632,; cited in Van Wagoner and Walker, 54. Note that Van Wagoner and Walker contain inaccurate information about the stones, their provenance, and order of discovery.
  24. Saints' Herald 26 (15 November 1879): 341.
  25. Lucy Mack Smith, Biographical Sketches of Joseph Smith the Prophet, and His Progenitors for Many Generations (Liverpool, S.W. Richards, 1853),91–92.
  26. The material on "gazelem" is derived from Van Wagoner and Walker, 56.
  27. William W. Phelps (uncredited), "The Book of Mormon," Evening and Morning Star 1 no. 8 (January 1833), 58. off-site (Inglés) GospeLink; cited in Van Wagoner and Walker, 53. off-site (Inglés)
  28. See discussion in Van Wagoner and Walker, 59–63.
  29. William Smith interview by J. W. Peterson and W. S. Pender, 4 July 1891, reported in The Rod of Iron 3 (February 1924): 6-7; Saints' Herald 79 (9 March 1932): 238; cited in VanWagoner and Walker, footnote 27.
  30. Charles Anthon letter to E. D. Howe, 17 Feb. 1834, published in E.D. Howe, Mormonism Unvailed, 17; cited in VanWagoner and Walker, footnote 27.
  31. Mark Ashurst-McGee, "A Pathway to Prophethood: Joseph Smith Junior as Rodsman, Village Seer, and Judeo-Christian Prophet," (Master's Thesis, University of Utah, Logan, Utah, 2000), 334–337. Buy online
  32. Mark Ashurst-McGee, "A Pathway to Prophethood: Joseph Smith Junior as Rodsman, Village Seer, and Judeo-Christian Prophet," (Master's Thesis, University of Utah, Logan, Utah, 2000), 332–333. Buy online
  33. Richard L. Anderson, "The Mature Joseph Smith and Treasure Searching," Brigham Young University Studies 24 no. 4 (1984). Precaución: Este artículo fue publicado antes de que se descubrieron las falsificaciones de Mark Hoffman . Se puede tratar documentos fraudulentos como genuinos. Cita a Orson Pratt, "Discourse at Brigham City," 27 June 1874, Ogden (Utah) Junction, cited in Orson Pratt, "Two Days´ Meeting at Brigham City," Millennial Star 36 (11 August 1874), 498–499.
  34. Richard L. Anderson, "The Mature Joseph Smith and Treasure Searching," Brigham Young University Studies 24 no. 4 (1984).  Precaución: Este artículo fue publicado antes de que se descubrieron las falsificaciones de Mark Hoffman . Se puede tratar documentos fraudulentos como genuinos. 
  35. Van Wagoner and Walker, 58–59 (citations removed).
  36. Mark Ashurst-McGee, "A Pathway to Prophethood: Joseph Smith Junior as Rodsman, Village Seer, and Judeo-Christian Prophet," (Master's Thesis, University of Utah, Logan, Utah, 2000), 230. 
  37. Quinn, Early Mormonism and the Magic World View 242–247.
  38. The Historical Record. Devoted Exclusively to Historical, Biographical, Chronological and Statistical Matters (LDS Church Archives), 632.
  39. David Whitmer, An Address to All Believers in Christ (Richmond, Mo.: n.p., 1887), 12; cited in Russell M. Nelson, "A Treasured Testament," Ensign (July 1993), 61.

Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

2 Comentarios:

  1. Siempre he pensado que estos acontecimientos suenan mucho a magia enoquiana. Angeles, piedras videntes? Cualquiera que sepa un poco sobre kabbalah ,magia ceremonial y magia enoquiana , podra ver las similitudes.

    ResponderEliminar
  2. Hola, puedes publicar las referencias bibliográficas de tu artículo? Por favor. Muchas gracias.

    ResponderEliminar