Leamos en Apocalipsis 7: "
Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel" (Apocalipsis 7:4).

Como se notara no hay nada en el pasaje que necesite interpretar los 144 000 como alguna otra cosa que no sea literalmente el número de 144 000 personas, 12 000 tomados de cada tribu de los “hijos de Israel.” El problema consiste mas en ubicar cuando ocurriran estos eventos y la función de estos 144 000. El Profeta José Smith recibio dio la siguiente explicación:
" P.– ¿Qué hemos de entender por los ciento cuarenta y cuatro mil sellados de entre las tribus de Israel, doce mil de cada tribu?
R.– Que aquellos que son sellados son sumos sacerdotes, ordenados según el santo orden de Dios [Sacerdocio Melquisedec] para administrar el evangelio eterno; porque son éstos los que son ordenados de entre toda nación, tribu, lengua y pueblo, por los ángeles a quienes es dado poder sobre las naciones de la tierra para traer a cuantos quieran venir a la iglesia del Primogénito." (D y C 77:11)
Para comprender el significado de estos versículos mas plenamente es importante conocer ciertos conceptos como: el recogimiento de Israel. El décimo Artículo de Fe de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días dice:
Creemos en la congregación literal del pueblo de Israel y en la restauración de las Diez Tribus; que Sión (la Nueva Jerusalén) será edificada sobre el continente americano; que Cristo reinará personalmente sobre la tierra, y que la tierra será renovada y recibirá su gloria paradisíaca.
Hablamos tanto de un recogimiento espiritual como un recogimiento físico

Recogimiento Espiritual:

Se refiere la difusión del Evangelio de Cristo que se da por medio de la Iglesia restaurada. El Profeta Spencer W. Kimball dijo: "El recogimiento de Israel consiste en unirse a la Iglesia verdadera y llegar a conocer al verdadero Dios ... Por lo tanto, cualquier persona que haya aceptado el evangelio restaurado y que ahora busque adorar al Señor en su propia lengua junto a los santos, en la nación en la cual vive, ha cumplido con la ley del recogimiento de Israel y es heredera de todas las bendiciones prometidas a los santos en éstos, los últimos días."
(Spencer W. Kimball, The Teachings 01 Spencer W. Kimball, págs. 438-439.)


El elder Bruce R. McConkie hablando sobre el mismo concepto declaro: " Muchas de las profecías antiguas predijeron que en los últimos días el Señor levantaría un pendón a todas las naciones, un estandarte para que Israel y todas las personas rectas de todas las naciones pudieran reunirse. (Isa. 5:26; 11:10-12; 18:3; 30:17-26; 31:9; 49:22; 62:10; Zac. 9:16.) Este pendón es el nuevo y sempiterno convenio, el evangelio de salvación (D. y C. 49:9); es la gran Sión de los últimos días (D. y C. 64:41-43); es La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimo s Días."
(Bruce R. McConkie, Mormon Doctrine, pág. 228.)

Recogimiento Físico:

La congregación física comprende la congregación literal de los judíos a Palestina, el retorno de las “Diez Tribus Perdidas” de su dominio desconocido en el norte (ver 2 Esdras 13:40-45), y la congregación de los “Santos” a la Nueva Jerusalén, concentrados en el Condado de Jackson, Misuri. Los Israelitas serán “reunidos en las tierras de su herencia, y serán establecidos en todas sus tierras de promisión” (2Nefi 9:2). Las tribus de Efraín y Manasés serán juntados en la tierra de América. La tribu de Judá retornará a la ciudad de Jerusalén y las áreas circundantes. Las diez tribus que ahora se encuentran escondidas del mundo recibirán sus bendiciones prometidas con la tribu de Efraín. (Véase Doctrina y Convenios 133:26-35).

Tras el capítulo 6 que habla del sello de la restauración del Evangelio, el capítulo 7 de Apocalipsis comienza hablando del recogimiento de Israel [Apoc. 7:1-4] Ahora voy a tratar de ubicar los eventos del recogimiento de Israel:

1. El establecimiento de la Nueva Jerusalén: Un templo que se construirá en el condado de Jackson, Misuri (véase D y C. 84: 1-5; 97: 10, 15-16)
2. La aparición de Cristo en la Nueva Jerusalén: El Señor "vendrá súbitamente a su templo" en Misuri (D y C. 133:2),
3. El regreso de las diez tribus desde el norte.
4. El llamamiento de 144.000 sumo sacerdotes (D y C 77:11)
5. La aparición de Cristo en el concilio en Adam-ondi-Ahman: El Señor se mostrará a los santos en una asamblea solemne en el condado de Daviess, Misuri, a la que concurrirán solamente los que hayan tenido las llaves del sacerdocio en todas las dispensaciones y otros que sean especialmente invitados.
6.El recogimiento de todas las tribus de Israel a la tierra de Israel.

El elder Orson Pratt sobre los 144 000 dijo:

"Antes de que el Señor venga . . . debe efectuarse una gran obra entre las naciones . Las diez tribus tendrán que aparecer y venir a este continente [de América] para ser coronadas con gloria en medio de Sión a manos de los siervos de Dios, los hijos de Efraín; y se elegirá de cada una de esas diez tribus, así como de las tribus esparcidas, a doce mil sumos sacerdotes, a quienes se les sellará la frente, y serán ordenados y recibirán poder para congregar de entre todas las naciones, reinos, lenguas y pueblos a todos los que deseen venir a la asamblea de la Iglesia del Primogénito." (Orson Pratt, Journal of Discourses, 16:325.)

Bruce R. McConkie dijo: "Juan ve aquí 144 000 de estos reyes y sacerdotes, 12 000 de cada tribu, convertidos, bautizados, investidos, casados por la eternidad, y finalmente sellados parala vida eterna, que tienen su vocación y elección segura. Ver 2 Ped. 1:1-19."

Duane S. Crowther dice: "Parece que después que las Diez Tribus vienen del norte, una fuerza de 144.000 Sumo Sacerdotes se establecerá para ministrar a la Iglesia y buscar la Casa de Israel de entre las naciones del mundo y recogerlas a las tierras de su herencia. Se escogerán doce mil de cada una de las diez tribus de Israel para participar en este gran programa proselitista, que parece indicar que sus llamamientos deben ser después de la venida de las Diez Tribus, puesto que solamente una mínima representación de muchas de las tribus estaría disponible antes de aquel tiempo. "

Este proceso de sellar fue explicado aun más por Orson Pratt, quien dijo que los recipientes gozarían un cambio físico que preservaría sus vidas cuando encuentren pestilencias y terremotos:

"Cuando el Templo está edificado los hijos de los dos Sacerdocios, es decir, los que son ordenados al Sacerdocio de Melquisedec, ese Sacerdocio que es según el orden del Hijo de Dios, con todas sus pertenencias, y los que han sido ordenados al Sacerdocio de Aarón con todas sus pertenencias, el primero llamado los hijos de Moisés, y el segundo llamado los hijos de Aarón, entrarán al Templo ... En hacer ésto... purificará sus cuerpos hasta que serán vivificados, y renovados y enfortalecidos, y serán cambiados en parte, no hasta la inmortalidad, sino cambiados en parte para que puedan ser llenados con el poder de Dios, y podrán aguantar la presencia de Jesús, y ver su rostro en medio de ese Templo. Ésto les preparará para administraciones adicionales entre las naciones de la tierra,—les preparará salir en los días de tribulación y venganza sobre las naciones de los inicuos cuando Dios les afligirá con pestilencias, plagas y terremotos, tales como nunca conocieron las generaciones anteriores. Entonces los siervos de Dios tendrán que ser armados con el Poder de Dios, tendrán que tener esa bendición selladora pronunciada sobre sus frentes para que puedan afrontar estas desolaciones y plagas y no ser vencidos por ellas. Cuando Juan el Revelador describe esta escena, él dice que vio mandar cuatro ángeles, listos para detener los cuatro vientos que soplarán de los cuatro ángulos del cielo. Otro ángel ascendió del Este y clamó a los cuatro ángeles, y dijo, "No haced daño a la tierra, mas esperad por un tiempo." "¿Por cuánto tiempo?" "Hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios."

Orson Pratt hace este comentario adicional sobre el sellamiento de los 144.000 y enfatiza que serán escogidos después de la aparición de las Diez Tribus:

"Las Diez Tribus tendrán que aparecer y venir a esta tierra, para ser coronados con gloria en medio de Siónpor las manos de los siervos de Dios, aun los hijos de Efraín; y doce mil Sumo Sacerdotes serán elegidos de cada una de esas diez tribus, tanto como de las tribus esparcidas, y sellados en sus frentes, y serán ordenados y recibirán poder de congregarse desde todas las naciones, tribus, lenguas y pueblos, tantos como vendrán a la asamblea general de la Iglesia del primogénito. ¿No será ésta una gran obra? Imaginaos ciento cuarenta y cuatro mil Sumo Sacerdotes saliendo entre las naciones, y recogiendo cuantos vendrán a la Iglesia del primogénito. Todo eso acontecerá, probablemente, en la mañana de los séptimo mil años. La obra, vosotros Santos de los Últimos Días, es de gran magnitud, y estamos viviendo casi en la víspera de ella."

Los Testigos de Jehova

Los Testigos de Jehová sostienen que los 144 000 es un número limitado de personas que reinarán con Cristo en el cielo y pasarán la eternidad con Dios. Los 144 000 tienen lo que los Testigos de Jehová llaman la esperanza celestial. Aquellos que no han nacido de nuevo disfrutarán de lo que ellos llaman la esperanza terrenal – un paraíso en la tierra gobernado por Cristo y los 144 000. Esta enseñanzas de los Testigos de Jehová muestra una sociedad de una clase gobernante (los 144 000 y Cristo), y otros que son gobernados.

Es verdad que de acuerdo a Apocalipsis 20:4, habrá gente gobernando con Cristo en el Milenio. Sin embargo la Biblia no menciona un límite numérico de este grupo de gente. Ademas, el Milenio es diferente de la Gloria Celestial, el cual tendrá lugar al término del período milenial, siendo coherederos con Cristo (Romanos 8:17). Ademas esta esperanza celestial [como la llaman] no esta reservada solo por 144 000. "Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero" (Apocalipsis 7:9-10).

El pasaje declara que esta gran multitud de personas de todas las naciones, demasiado numerosa para ser contada, estaba delante del trono de Dios. La doctrina de los testigos de Jehová, al sostener que los 144 000 son los únicos que irán al cielo, contradice esta enseñanza. No hay duda de que el trono ante el cual está la gran multitud se encuentra en el cielo, "He aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado" (Apocalipsis 4:2). Apocalipsis 7:14-15 repite que la gran multitud, vestida con ropas blancas, está "delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo". Note la información que se añade aquí: "en su templo". De acuerdo a Apocalipsis 11:19 y 14:17, se dice claramente que este templo está en el cielo. Por cierto, los 144,000 no son los únicos en el cielo.

Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

1 Comentarios:

  1. Si un judio cumple con todas las caracteristicas de los 144000 pero nacio y vive en America, podria ser parte de este selecto grupo?

    ResponderEliminar