Pregunta: ¿Qué enseña la Iglesia sobre el tema de la muerte antes de la caída de Adán?

En el Libro de Mormón profeta Lehi enseñó que:
... si Adán no hubiese transgredido, no habría caído, sino que habría permanecido en el Jardín de Edén. Y todas las cosas que fueron creadas habrían permanecido en el mismo estado en que se hallaban después de ser creadas; y habrían permanecido para siempre, sin tener fin (2 Nefi 2:22)
Debido a que esta es la única escritura que indica esto, es difícil interpretar el significado de "todas las cosas." ¿Significa "todas las cosas en el jardín", o "todas las cosas en toda la tierra", o algo más? Sin embargo, hay otras maneras de interpretar este pasaje de la Escritura. Stephens y Meldrum preguntan:
¿Qué significa el término "todas las cosas"? El versículo 23 parece referirse solo a Adán y Eva, y el versículo 24 usa el término "todas las cosas" dos veces para referirse a conceptos. ¿Podemos estar seguros de que "todas las cosas" en el versículo 22 significa Adán, Eva, todos los animales y todas las plantas? ¿Puede el término "cosas" simplemente significar condiciones? ... Si Adán no hubiese transgredido, su condición de inmortalidad en el jardín habría continuado indefinidamente. [T. D. Stephens et al., Evolution, p. 135. See D. Boyce, Of Science, pp. 200-203 ]
Los actuales manuales de la Iglesia adoptan un enfoque de precaución al interpretar 2 Nefi 2:22

Los actuales manuales de la Iglesia adoptan un enfoque precavido al interpretar este verso, al considerar que sólo afectó a Adán y Eva. Por ejemplo, a partir del manual del de 2010 Principios del Evangelio, página 28:
Cuando Adán y Eva fueron colocados en el Jardín de Edén, aún no eran seres mortales; en ese estado, “…no hubieran tenido hijos…” (2 Nefi 2:23); no existía la muerte. Tenían una vida física debido a que sus espíritus estaban alojados en cuerpos físicos hechos con el polvo de la tierra (véase Moisés 6:59; Abraham 5:7), pero a la vez, poseían vida espiritual porque se encontraban en la presencia de Dios. Aún no habían elegido entre el bien y el mal.
Adán y Eva no eran mortales. En este estado, "no hubieran tenido hijos" (2 Nefi 2:23). La declaración "no existía la muerte" se aplica al Jardín del Edén, que es lo que el párrafo está describiendo. No hay ninguna declaración en el manual de que no se había producido alguna muerte en cualquier lugar del mundo entero. Ha existido una diferencia de opiniones entre los líderes de la Iglesia sobre el alcance en que la inmortalidad afecto a las creaciones de Dios antes de la caída.

Algunos de los cambios en el manual Principios del Evangelio refuerzan este enfoque de precaución. La edición de 1979 declaró que Adán y Eva eran "los padres de la raza humana", mientras que la versión actual afirma que son "nuestros primeros padres." Además, la declaración acerca de Adán y Eva aprendiendo a "controlar la tierra" se eliminó completamente.

Pregunta: ¿No existía la muerte en toda la tierra antes de la caída?

Hay abrumadora evidencia arqueológica de que la muerte ha existido en la tierra durante muchos millones de años. Por ejemplo, los depósitos de petróleo se forman a partir de los restos descompuestos de plantas y de animales antiguos. Aquí es donde las enseñanzas de la Iglesia parecen contradecir la ciencia, ya que muchos líderes Santos de los Últimos Días y manuales de la Iglesia han enseñado que no había muerte física en toda la tierra antes de la caída de Adán. Por ejemplo, este punto de vista se enseña en el Diccionario de la Biblia SUD:
La revelación de los Últimos Días nos enseña que no había muerte en esta tierra para cualquier forma de vida antes de la caída de Adán. De hecho, la muerte entró en el mundo como consecuencia directa de la caída ( 2 Nefi 2:22 , Moisés 6:48 ). [LDS KJV, Bible Dictionary, "Death,", 655]
Esta interpretación ha sido compartida por muchos autores de la Iglesia, entre ellos el presidente Joseph Fielding Smith y Elder Bruce R. McConkie. En consecuencia, el concepto de que la muerte no existía antes de la caída en toda la tierra ha hecho su camino en muchos manuales de instrucción de la Iglesia.

Pregunta: ¿Es el concepto de que no existía la muerte en toda la tierra antes de la caída doctrina de la Iglesia?

El Elder Jeffrey R. Holland, en la conferencia general de abril de 2015, declaró:
...hubo un Adán y una Eva que cayeron de un Edén real con todas las consecuencias que eso acarreaba. Desconozco los detalles de lo que ocurrió en este planeta antes de eso, pero sé que ellos dos fueron creados bajo la mano divina de Dios, que por un tiempo vivieron solos en un entorno paradisíaco donde no había ni muerte humana ni familia futura y que, a causa de una serie de decisiones, ellos transgredieron un mandamiento de Dios, lo cual exigía que salieran del jardín, pero que les permitió tener hijos antes de sufrir la muerte física. [Jeffrey R. Holland, Merced, justicia y amor, Conferencia general Abril 2015]
Algunos líderes de la Iglesia han interpretado la escritura SUD para enseñar que no había muerte antes de la caída de Adán para todas las plantas y los animales. Otros han visto que hubo muerte antes de la caída para las plantas y / o animales y que son compatibles con la doctrina SUD, puesto que la doctrina de que "no existía la muerte" se aplica únicamente a Adán y Eva en el jardín, y no a la creación física en general. No hay ninguna doctrina oficial sobre el asunto, y miembros de buena reputación han mantenido ambas posiciones.

El punto importante a tener en cuenta es que la cuestión del alcance de la "muerte antes de la caída" no afecta a nuestra salvación, y no es más que un ejercicio académico. Sin embargo, algunos autores SUD no han visto las escrituras citadas por el Diccionario de la Biblia que hace referencia a todos los períodos de tiempo y todas las situaciones antes de la caída, pero se limitan a describir el efecto de la caída a la humanidad cuando Adán y Eva fueron expulsados de la Jardín. Tenga en cuenta que el actual manual de Doctrina del Evangelio no menciona explícitamente "toda la tierra", sino simplemente que no había "muerte" antes de la caída. La postura del Diccionario de la Biblia no es la única que los líderes de la Iglesia han presentado. Algunos críticos han ignorado el hecho de que como editor del Diccionario de la Biblia, el Élder McConkie señaló que el Diccionario de la Biblia no es infalible, ni con la autoridad para decidir la doctrina de la Iglesia:
[En cuanto a las] "Los ítems de la traducción de José Smith, los encabezados, la Guía de Estudio, el Diccionario de la Biblia, las notas al pie, el Diccionario geográfico, y los mapas. Ninguno de estos son perfectos, ellos no fijan por sí mismos la doctrina, ha habido y, sin duda, hay ahora errores en ellos. Las referencias cruzadas, por ejemplo, no establecen y nunca tuvieron la intención de demostrar lo mas mínimo, que los pasajes paralelos se refieren al mismo tema. Se trata de ayudas y la ayuda solamente. " [Bruce R. McConkie, cited in Mark McConkie (editor), Doctrines of the Restoration: Sermons and Writings of Bruce R. McConkie (Salt Lake City, Utah: Bookcraft, 1989), 289–290 ]
El Diccionario de la Biblia en sí también advierte en contra de asumir que su contenido refleja "una aprobación oficial o revelada por parte de la Iglesia de asuntos doctrinales, históricos, culturales, y otras establecidas." [LDS KJV, Bible Dictionary, "Introduction,", 599.]

Tampoco hay que pasar por alto un anterior debate sobre el tema de "los pre-adamitas" entre el élder Brigham H. Roberts, de los Setenta y el entonces élder Joseph Fielding Smith que concluyó con la instrucción de la Primera Presidencia. Parte del debate se centró en torno a si hubo muerte antes de la caída. A petición de la Primera Presidencia, el élder James E. Talmage dio una charla en el Tabernáculo, titulada "La Tierra y el Hombre." En ella, habló de los animales fósiles y plantas y dijo: 

Estos vivieron y murieron, siglo tras siglo, mientras que la tierra no era todavía apta para la vida de los seres humanos. 
Con la aprobación de la Primera Presidencia, este discurso fue publicado en el Deseret News, como un panfleto de la Iglesia, y más tarde en El Instructor [The Instructor 101:1 (January 1966): 9–15] Es evidente entonces, que la ausencia de la muerte universal antes de la caída no es una creencia necesaria en la Iglesia, ya que desde entonces líderes y  miembros han sostenido ambas posiciones. La posición del élder Talmage fue muy claro en una carta que escribió en respuesta a una pregunta sobre estos asuntos:

No estoy de acuerdo con su concepción de que no hubo muerte de plantas y animales en cualquier parte sobre la tierra antes de la transgresión de Adán, a menos que asumamos que la historia de Adán y Eva se remontan a cientos de miles de años atrás. El problema con algunos teólogos (aun incluyendo muchos de nuestra propia buena gente) es que las personas se comprometen a fijar la fecha de la transgresión de Adán como aproximadamente 4000 años antes de Cristo y por lo tanto sobre 5932 años atrás. Si Adán fue colocado sobre la tierra hace solo eso, que comparativamente un corto tiempo atrás, las rocas claramente demuestran que la vida y la muerte han estado en existencia y operando en esta tierra durante siglos antes de esa época. [James Edward Talmage, Personal Journal (7 April 1931) 29:42, Archives and Manuscripts, Harold B. Lee Library, Brigham Young University, Provo, Utah]
La Primera Presidencia, finalmente, dio instrucciones a las autoridades generales:
Ninguna de las partes [es decir, los Elderes Smith y Roberts]  de la controversia han sido aceptadas como una doctrina en absoluto. Ambas partes hacen de las escritura y las declaraciones de los hombres que han sido prominentes en los asuntos de la Iglesia la base de su postura; ninguno ha dado la prueba definida en apoyo de sus opiniones... Sobre las doctrinas fundamentales de la Iglesia todos estamos de acuerdo. Nuestra misión es la de llevar el mensaje del evangelio restaurado a la gente del mundo. Dejad a la Geología, la Biología, la Arqueología y la Antropología, ninguna de las cuales tiene nada que ver con la salvación de las almas de la humanidad, a la investigación científica, mientras nosotros magnificamos nuestro llamamiento en el reino de la Iglesia.[First Presidency, Memorandum to General Authorities, Abril 1931, 6–7.]
Reflexionando sobre este episodio, Elder Talmage escribió en su diario:
Creo que la resolución de la Primera Presidencia es muy acertada en la premisa. Esta es una de las muchas cosas sobre las que no pueden predicar con seguridad y las aserciones dogmáticas; de cualquier lado es probable que hagan más daño que bien [James Edward Talmage, Personal Journal (7 April 1931) 29:42, Archives and Manuscripts, Harold B. Lee Library, Brigham Young University, Provo, Utah]
La Iglesia no tiene una posición oficial sobre este tema

Este es uno de los muchos temas sobre los que la Iglesia no tiene una posición oficial. Como presidente J. Reuben Clark, enseñó bajo la asignación de la Primera Presidencia:
Solamente el Presidente de la Iglesia, el Sumo Sacerdote Presidente, es sostenido como Profeta, Vidente y Revelador para la Iglesia, y sólo él tiene el derecho de recibir revelaciones para la Iglesia, ya sean éstas nuevas o enmiendas de revelaciones anteriores, o para hacer una interpretación autorizada de pasajes de las Escrituras que sea obligatoria en la Iglesia… Él es el único portavoz en la tierra para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la única Iglesia verdadera. Únicamente él puede hacer saber oficialmente la disposición y la voluntad de Dios a Su pueblo. Ningún oficial de ninguna otra Iglesia que hay en el mundo tiene ese elevado derecho y noble prerrogativa [Church News, 31 de julio de 1954, pág. 10]
Esto fue reiterado recientemente por la Primera Presidencia (que ahora aprueba todas las declaraciones publicadas en el sitio web oficial de la Iglesia):
No toda declaración que haya hecho un líder de la Iglesia, pasado o presente, necesariamente constituye doctrina. Una declaración hecha por un líder en una ocasión a menudo representa una opinión personal, aunque bien pensada, no quiere decir que sea oficial o se vincule a toda la Iglesia. Con inspiración divina, la Primera Presidencia ... y el Quórum de los Doce Apóstoles ... consultan juntos para establecer la doctrina que se proclama consistentemente en las publicaciones oficiales de la Iglesia. Esta doctrina se encuentra en los cuatro "libros canónicos" de las Escrituras (la Biblia, el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios y la Perla de Gran Precio), las declaraciones y proclamaciones oficiales, y los Artículos de Fe. Declaraciones aisladas a menudo se toman fuera de contexto, dejando su significado original distorsionado.
—LDS Newsroom, "Approaching Mormon Doctrine," lds.org (4 de mayo de 2007)

Lecturas Adicionales: Los Dinosaurios, Los Pre-Adamitas,  La Doctrina de Cristo por el élder D. Todd Christofferson
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

3 Comentarios:

  1. Mi nombre es Fabian y agradezco el artículo que compartiste. Coincido con el elder Jeffrey R. Holland, cuando expresa que 'desconoce lo que sucedió en la tierra antes de la creación de Adán y Eva'. Se que los dinosaurios existieron, sus fósiles dan testimonio de ellos y creó que fué parte del plan de Dios para que tengamos el petroleo y lograr los avances que se lograron con el tiempo. Ahora si los dinosaurios existieron, antes, durante o después de la Creación de Adán y Eva, realmente no lo sé. Tendré que esperar hasta estar del otro lado para saberlo. Pero he escuchado a una Autoridad General cuando estuve en la mision, que le preguntaron por la existencia de los dinosaurios y la Darwin, y contesto que los dinosaurios existieron, no se cuando, pero lo que si debemos saber es que venimos o descendemos de la familia de Adán y Eva. Y he leido y escuchado en diferentes lugares y libros esta frase que venimos de la familia de Adán y eva. Ahora, hay descendientes de otras familias que no sean de nuestros "primeros padres" Adán y Eva. Pregunto

    ResponderEliminar
  2. Gracias por sus comentarios, con respecto a lo que he mencionado es cierto que muchos lideres han sostenido puntos diversos sobre temas que se relacionan a la Creación. Con respecto a su pregunta le invito a leer el articulo los Pre-Adamitas

    ResponderEliminar
  3. Nuestra misión es la de llevar el mensaje del evangelio restaurado a la gente del mundo. Dejad a la Geología, la Biología, la Arqueología y la Antropología, ninguna de las cuales tiene nada que ver con la salvación de las almas de la humanidad, a la investigación científica, mientras nosotros magnificamos nuestro llamamiento en el reino de la Iglesia.[First Presidency, Memorandum to General Authorities, Abril 1931, 6–7.]

    ResponderEliminar