Por www.mundolds.blogspot.com



“…he aquí, ha despojado el evangelio del Cordero de muchas partes que son claras y sumamente preciosas… Por tanto…después que el libro ha pasado… se han quitado muchas cosas claras y preciosas del libro, el cual es el libro del Cordero de Dios.” —1 Nefi 13:26, 28,

La Critica

Si la Biblia ha sido corrompida, ¿por qué no hay evidencia?
• Más de 24.000 manuscritos parciales y completos del Nuevo Testamento incluyendo más de 5.000 manuscritos griegos originales, algunos con fecha dentro de 100 años de los escritos originales, concuerdan con 99% de precisión.
• De las más de 36.000 citas del Nuevo Testamento de los Padres de la iglesia primitiva antes del IV siglo, uno puede reconstruir el Nuevo Testamento completo, con la excepción de 11 versículos insignificantes.
• El descubrimiento de los manuscritos hebreos del Antiguo Testamento encontrados en los Rollos del Mar Muerto (125 a.C.) comparados con copias escritas 1.000 años más tarde (900 d.C.) no revelan diferencias significativas.

La Respuesta:

¿Cuando se dieron estos Cambios?


John Gee en su investigación de la Biblia señalo:

Mientras los SUD a menudo han hablado del retiro de cosas claras y preciosas de las escrituras, a veces nuestras ideas sobre el proceso por el cual esto ocurrió, ha sufrido de una carencia de claridad y del conocimiento histórico. A veces pensamos que los monjes medievales cambiaron el texto de la escritura. Ellos pueden tener, algo, pero no drásticamente. Los cambios vinieron mucho antes. No necesitamos, ni deberíamos mirar más que el segundo siglo para [ver] estos cambios. Antes de principios del segundo siglo, el cristianismo se había fragmentado en docenas de grupos fraccionados con cada grupo alegando que los otros poseían textos tanto creados como corrompidos. Limitaré esta discusión con la documentación de cambios y corrupciones de la escritura durante el segundo siglo.

Las Escrituras de Principios del Segundo Siglo

Las escrituras que los cristianos tenían a principios del segundo siglo eran diferentes de aquellos que tenían al final de segundo siglo. A finales del segundo siglo, las escrituras de los cristianos estaban muy cerca de aquellos que tenemos actualmente. Tertuliano, que escribe al final de segundo siglo, cita cada libro del Nuevo Testamento excepto Filemón. Irineo, que también escribe al final de segundo siglo, cita cada libro en el Nuevo Testamento estándar excepto los libros pequeños de Filemón, 3 Juan y Judas. Por supuesto, lrineo también cita algunos libros apócrifos como autenticas.

Los escritores cristianos a principios del segundo siglo tienen un conjunto diferente de escrituras que los escritores cristianos al final de segundo siglo. Clemente de Roma (San Clemente) es generalmente visto como el más temprano de los autores cristianos después del Nuevo Testamento. Clemente cita muchos libros del Antiguo testamento (Génesis, Éxodo, Números, Deuteronomio, Josué, 1 Samuel, 2 Crónicas, Ester, Job, Salmos, Proverbios, Isaías, Jeremías, Ezequiel, Daniel, Malaquías), y del Nuevo Testamento reservan a Mateo, Marcos, Lucas, Romanos, 1 Corintios, Hebreos, y 1 de Pedro. Pero Clemente también cita los libros apócrifos, la Sabiduría de Salomón y Judit. Además, Clementes cita otros pasajes bíblicos, pasajes que no son conocidos de ninguna escritura. Pondremos a éstos en una lista en aproximadamente la orden que ellos podrían haber sido encontrados en nuestras Biblias corrientes si ellos los contuvieran. Por ejemplo, Clemente cita a Moisés diciendo que:" Soy el humo de un barco, " una cita que no es encontrada en ninguna obra bíblica o apócrifa conocida Clemente mas adelante cita un pasaje de Salmos 28:5 "Tu me levantaras y yo te reconoceré. " Esta lectura del Salmo, sin embargo, no esta documentada en ningún manuscrito existente. Clemente también cita de un pasaje atribuido a Ezequiel, pero no en nuestro texto: "Arrepiéntete, O casa de Israel, de tus pecados desde la tierra al cielo, y aunque fueran rojos como escarlata y negro como cenizas, y te regresaras a mí con tu alma entera y diciendo: Padre, escúchanos como un pueblo santo".

¿Que hay de los Manuscritos Actuales de la Biblia?


John Gee dice:

Manuscritos de Evidencia

Algunos individuos modernos, como Trifón en el segundo siglo, niegan el cambio en la escritura mediante declaraciones como "Hoy tenemos más de 25.000 manuscritos del Nuevo Testamento de por sí, y más de 5.000 de estos están escritos en griego, el idioma original del Nuevo Testamento." o "Cualquier número de trabajos académicos han demostrado que la Biblia no ha sido corrompido, teniendo el mejor testimonio manuscrito y preservación textual de cualquier libro antiguo." Con todo el respeto debido a estos tres individuos que parecen tener cuatro doctorados de venta por correo entre ellos, me gustaría sugerir que son ellos los que están "en la ignorancia de la historia del canon." Hemos estado discutiendo la evidencia desde el siglo II, pero parece justo que nos fijemos en los manuscritos bíblicos griegos. Esta supuesta asamblea de cinco mil manuscritos bíblicos griegos, que incluyen toda la Biblia, y la mayoría de estos manuscritos son manuscritos cursivos tardíos. Si consideramos solamente los del Nuevo Testamento, tenemos alrededor de 341 manuscritos unciales (que son por lo general más tempranos que los manuscritos cursivos). De éstos, aproximadamente el 10% data antes de la época de Constantino, y solo uno data sólo del siglo II. Este manuscrito del segundo siglo (P52 = Rylands 458) es aproximadamente del tamaño de una estampilla postal y sólo contiene diez palabras completas. (Peter Thiede rectifica la fecha de los fragmentos de Magdalen College hasta el primer siglo, sería maravilloso si es cierto, pero sus argumentos se han demostrado equivocados)

El 91,7% de los manuscritos
unciales griegos del Nuevo Testamento aparecen después del período de tiempo, cuando las acusaciones de corrupciones textual son desarrolladas. Si incluimos los manuscritos cursivos, así como el porcentaje de manuscritos del siglo segundo sería aún menor. Pero consideren, además, que sólo diez palabras completas del Nuevo Testamento son atestiguados en forma manuscrita en la época de la corrupción textual, y ni uno solo es atestiguada antes de ese tiempo. Si juntamos todo los manuscritos del siglo segundo y tercero y sólo notamos aquellos capítulos donde se atestigua incluso una parte de un versículo, nos encontramos con que libros enteros han desaparecido, incluyendo 1-2 Timoteo, 1-2 Pedro, 2-3 Juan y Judas. De los veintiocho capítulos del evangelio de Mateo, no hay ningún manuscrito que contiene incluso un solo verso de dieciséis de estos capítulos antes de finales del siglo III.


Conclusiones

Lo que hemos estado mirando en estos pocos momentos es el estado de las escrituras cristianas en el siglo II. No hemos, generalmente, tenido que depender de la interpretación académica o escritos fuera del siglo II para detectar un gran cambio en el concepto de la escritura en el siglo II. Los libros que fueron considerados escritura y algunos de los contenidos de esos libros se cambiaron desde el principio hasta el final del siglo. Durante el siglo II los diversos grupos fragmentarios de los cristianos, acusaban a otros grupos de haber cambiado los textos para ajustarlas a sus propias ideas. Estos cambios tomaron la forma de supresiones, algunas adiciones, y la redefinición del texto. Lo que el ángel le dijo a Nefi, está en gran parte apoyado por lo que queda de la literatura cristiana del siglo segundo. Para el siglo II, si no antes, podemos colocar la corrupción de la escritura y la pérdida de las cosas claras y preciosas, y vale la pena señalar que ninguno de los manuscritos griegos data antes de ese período de tiempo. Al igual que Humpty Dumpty, todos los caballos de los reyes y todos los hombres de los reyes no se pueden juntar en nuestro texto otra vez. No podemos mirar a los estudios para restaurar las partes claras y preciosas del texto que se perdió. Debemos mirar a la Restauración.





¿Está la Biblia completa?

Una de las afirmaciones estándares de muchos anti-mormones, es que la Biblia constituye un canon cerrado de escrituras, que la Biblia esta completa y es infalible (perfecta) y que ninguna otra escritura puede ser añadida a la Palabra de Dios. Los defensores de esta afirmación a menudo citan Apocalipsis 22:18-19:

“Porque yo testifico a todo el que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la ciudad santa y de las cosas que están escritas en este libro.”

La mayoría de los eruditos fechan el Apocalipsis de Juan alrededor de 95-97 dC, casi al mismo tiempo (o quizás antes) que los demás libros del Nuevo Testamento como Santiago, 1 y 2 Pedro, Judas y el Evangelio de Juan.1 Muchos eruditos creen que 3 Juan fue escrito después de que el libro de Apocalipsis.2 Ya que la Biblia no fue compilada hasta aproximadamente en el año 200 dC, parece lógico que Juan estaba advirtiendo en contra de añadir [algún] contenido al Apocalipsis, no a la Biblia como un conjunto. Es más probable que Juan se refería a la manipulación de sus manuscritos por otros, y advirtió en contra de tales alteraciones. Se refería a su libro, no al Nuevo Testamento. El profesor Protestante Dr. Craig L. Blomberg, del Seminario de Denver, está de acuerdo en que "las palabras de Juan al final de Apocalipsis se refieren solo a ese libro." 3. Aunque, sin embargo, Juan se refiere a la Biblia no-compilada (en ese tiempo), su advertencia de añadir al libro es contra "el hombre”, no a Dios [quien de seguro lo podría hacer por medio de un profeta]. Como el Dr. Nibley noto, algunos eruditos no SUD encontraron evidencia de que "hasta el siglo III los cristianos no tenían inconveniente alguno, a la idea de que alguien aun pueda añadir revelaciones a los escritos del Evangelio." 4

En Deuteronomio 4:2 leemos un pasaje similar a la de Apocalipsis: “No añadiréis a la palabra que yo os mando ni disminuiréis de ella, para que guardéis los mandamientos de Jehová vuestro Dios que yo os ordeno”. Por la lógica de nuestros críticos, debemos concluir que ninguna escritura tenía que ser añadida después de Deuteronomio.

Otra escritura de uso frecuente para los que deseen limitar a Dios, es la declaración de Pablo en 2 Timoteo 3:16: “Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia”.
La frase "Toda la Escritura es" se usa para argumentar que no puede haber una escritura superior, con excepción de la Biblia. Cuando Pablo escribió esto, sin embargo, ¿cuáles fueron las Escrituras? No hubo "Biblia" (tal como la conocemos) en los días de Pablo, y el canon judío no estaba establecida. Durante este período en la historia judía, no hubo un acuerdo universal sobre cuáles libros eran las escrituras. 5 Lo que Pablo dice es que "Toda Escritura es inspirada por Dios", una afirmación con la que los mormones están de acuerdo. Y aun si Pablo estaba afirmando que "toda la Escritura" ya se había dado, ¿qué haríamos con el resto del Nuevo Testamento escrito después de que Pablo hizo esta declaración?


En el año 200 dC, la iglesia de Roma comenzó a compilar los escritos que líderes de la iglesia consideraban como escritura auténtica. Muchos de los libros que hoy figuran en nuestra Biblia (Reina Valera) se incluyeron en el primer Nuevo Testamento. Otros, sin embargo, fueron excluidos. Algunos de los libros encontrados en nuestro actual Nuevo Testamento, no se incluyeron en este primer Nuevo Testamento. Hebreos, 1 y 2 Pedro y 3 Juan no estaban en el primer Nuevo Testamento romano, por ejemplo, mientras que los libros como el Apocalipsis de Pedro y la Sabiduría de Salomón lo estaban. Muchos libros han sido objeto de debate. La iglesia emergente estaba a menudo en duda de qué libros debían ser incluidos como escritura y cuáles no debían.

Unos cincuenta años más tarde en Alejandría y en Egipto, Orígenes estaba usando aún una versión diferente del Nuevo Testamento, que excluía al Apocalipsis de Pedro y la Sabiduría de Salomón, pero también excluía a Santiago, Judas y 2 Juan (así como aquellos disputados en Roma), mientras que añadía a 1 Pedro. No fue sino hasta 367 dC, después del Concilio de Nicea, que nuestro actual Nuevo Testamento fue establecido, añadiendo a Hebreos, Santiago, 1 y 2 Pedro, 1, 2 y 3 Juan y Judas, al tiempo que rechazaba el Apocalipsis de Pedro, y la sabiduría de Salomón que se incluyeron en la anterior versión.6 La Biblia también hace mención de varios libros que ya no están disponibles, incluyendo una epístola anterior de Pablo a los Corintios (1 Cor. 5:9), una epístola a los de la Iglesia de Laodicea (Col. 4:16), y, posiblemente, una epístola anterior a los Efesios (Ef. 3:3).

El Dr. Peterson y el Dr. Ricks señalan que el mismo Nuevo Testamento, sugiere un canon abierto mediante la elaboración de libros no incluidos en la Biblia.

La Epístola de Judas, por ejemplo, se inspira fuertemente en libros no canónicos como 1 Enoc y la Asunción de Moisés. De hecho, como un eminente erudito contemporáneo dice de 1 Enoc, "influenció en Mateo, Lucas, Juan, Hechos, Romanos, 1 y 2 Corintios, Efesios, Colosenses, 1 y 2 Tesalonicenses, 1 Timoteo, Hebreos, 1 Juan, Judas (que lo citan directamente), y el Apocalipsis (con numerosos puntos de contacto). No hay duda de que 1 Enoc fue muy influyente en moldear las doctrinas del Nuevo Testamento sobre la naturaleza del Mesías, el Hijo del Hombre, el reino mesiánico, la demonología, el futuro, la resurrección, el juicio final, el teatro escatológica en conjunto, y el simbolismo." Cuando el evangelista Mateo dice (en 2:23) que Jesús " vino y habitó en la ciudad que se llama Nazaret, para que se cumpliese lo que fue dicho por medio de los profetas, que había de ser llamado nazareno", está citando un texto profético desconocido para la Biblia como la tenemos. Cuando, en Hechos 20:35, el apóstol Pablo exhorta a los ancianos de la rama de Efeso "tener presentes las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir", está apuntando hacia sus mentes una famosa afirmación, que no aparece en los libros del Nuevo Testamento que poseemos hoy en día. Para decirlo sin rodeos, Mateo y Pablo parecen aceptar un canon de materiales bíblicos más amplios, que los aceptados hoy en día por los críticos de los Santos de los Últimos Días. Esto no les molesta a los mormones, pero debería en verdad hacer reflexionar a nuestros detractores. ¿Cómo nos pueden denunciar por recibir escrituras más allá de su canon limitado sin que ello implique condenar a Judas, Mateo y Pablo? " 7


Incluso Martin Lutero no aceptó todos los libros del Nuevo Testamento como plenamente inspirados. A Lutero en particular no le gustaba la Epístola de Santiago, que él llama una "una epístola de paja" no tenido la calidad del evangelio "por estar en desacuerdo con su doctrina de la justificación solo por la fe”. Negó que la Epístola de Santiago tuviera autoría apostólica y afirmó que "no tenia valor." Lutero declaró: "yo sostengo que algún judío, escribió lo que probablemente había oído hablar de los cristianos, pero nunca se había encontrado con alguno." Tampoco Lutero confiar en la revelación de John. 8 Si Lutero, Mateo, Pablo, Judas y otros cristianos primitivos podían aceptar más o menos de la Biblia (tal como lo conocemos) y aún así ser "cristianos", entonces los Santos de los Últimos Días son sin duda en buena compañía.

Notas:

1. Stephen E. Robinson, Are Mormons Christian? (Salt Lake City: Bookcraft, 1992), 46.
2. See http://www.errantskeptics.org/Dating_the_NT.htm
3. Craig L. Blomberg and Stephen E. Robinson, How Wide the Divide?, (Downers Grove, Illinois: InterVarsity Press, 1997), 39.
4. Hugh Nibley, The World and the Prophets (Salt Lake City: Deseret Book and FARMS, 1987), 278.
5. Joseph Fielding McConkie and Robert L. Millet, Sustaining and Defending the Faith (Salt Lake City: Bookcraft, 1985), 42.
6. See http://ic.net/~erasmus/RAZ45.HTM
7. Daniel C. Peterson and Stephen D. Ricks, Offenders for a Word: How Anti-Mormons Play Word Games to Attack the Latter-day Saints (Salt Lake City: Aspen Books, 1992), 121–122.
8. Ibid., 125–126.


Los Rollos del Mar Muerto y el Antiguo Testamento


¿Qué libros del Antiguo Testamento fueron descubiertos entre los rollos?

Aproximadamente doscientos de los Rollos del Mar Muerto representan los libros del Antiguo Testamento, como Génesis, Éxodo, Samuel, Isaías y Jeremías. La mayor parte de estos rollos fueron dañados con el tiempo y ahora existen como fragmentos. En algunos casos, múltiples copias de porciones de una sola obra se han encontrado, incluyendo quince copias de Génesis, ocho copias de los Números, dos copias de Josué, tres copias de los Jueces, veintiún copias de Isaías, seis copias de Jeremías, seis copias de Ezequiel, treinta y seis copias de los Salmos, dos copias de Proverbios, y cuatro copias de Rut. [Ver VanderKam, Dead Sea Scrolls Today , 30]

Todos los libros del Antiguo Testamento, excepto el libro de Ester, fueron descubiertos entre los Rollos del Mar Muerto. Algunos estudiosos, han señalado que Purim (el festival que celebra la liberación de los Judíos exiliados en Persia) brilla por su ausencia en textos de calendario de Qumrán, han sugerido que el libro de Ester puede haber sido deliberadamente excluidos de la comunidad Qumrán porque (1) su tema de la venganza es contraria a las enseñanzas en los pergaminos, (2) no hace referencia a Dios, y (3) Esther, un Judío, se casó con un rey persa, una unión que puede haber sido repugnante para el grupo conservador en Qumrán [ver Martin Abegg Jr., Peter Flint, and Eugene Ulrich, "Why Is Esther Missing from Qumran?" Bible Review , August 1999, 2]

¿La gente de Qumran tienen libros en sus escrituras que no se encuentra en nuestro presente Antiguo Testamento?

No se sabe exactamente cuál de los libros, la gente de Qumran consideraban ser escrituras, aunque es casi cierto que aceptaron todos los libros del Antiguo Testamento como tal. Es muy posible que admitieran otros libros en su canon de las Escrituras, como el Rollo del Templo y el libro de los Jubileos. [Véase VanderKam, Dead Sea Scrolls Today , 142—44, 149, 157.]

¿Hay pasajes que faltan en nuestra Biblia que fueron descubiertos entre los rollos?


Errores de los escribas han causado que palabras y frases enteras sean omitidas, cambiadas o añadidas a los libros del Antiguo Testamento. Por ejemplo, James C. VanderKam observa que una versión hebrea de los cinco libros de Moisés (Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio) es diferente de otra versión hebrea de "Unas seis mil lecturas; la mayoría de estos son materias menores como distintas ortografías de las palabras" [See VanderKam, Dead Sea Scrolls Today , 125] Las copias de algunos de los libros del Antiguo Testamento, como 1 y 2 Samuel descubiertos en la cueva 4, tienen decenas de palabras y frases que al parecer se han perdido o cambiado por error de los copistas. Un ejemplo claro de un versículo de la Escritura que se perdió por dos milenios años atrás, se ha descubierto en los Rollos del Mar Muerto de textos de Samuel. [Donald W. Parry, "The Contribution of the Dead Sea Scrolls to Biblical Understanding," in LDS Perspectives on the Dead Sea Scrolls , ed. Donald W. Parry and Dana M. Pike, 59—60]

Hay muchos otros pasajes que se han descubierto entre los textos bíblicos de los Rollos del Mar Muerto que tal vez son bíblicos en naturaleza, tales como los salmos llamada la Oración de Liberación y el Himno al Creador. Recientemente descubiertos textos en prosa también se encontraron, incluida una relación de Poemas de David, la Oración de Nabónido, y un Apócrifo de Jeremías. Un texto recién descubierto es el apóstrofo a Sión, un salmo hermoso que plantea las maravillas de Sión.

Antiguo Testamento


Emmanuel Tov [Emanuel Tov, Textual Criticism of the Hebrew Bible, 2nd Rev edition (Minneapolis: Augsburg Fortress Publishers, 2001[1999]), 1.], JL Magnes profesor de la Biblia en la Universidad Hebrea de Jerusalén, y editor en jefe proyecto de publicación de los Rollos del Mar Muerto escribió:


- "Todos [los testigos] textuales [del Antiguo Testamento] se diferencian entre sí, en una mayor o menor medida."

- "No existe ninguna edición [del Antiguo Testamento] que está de acuerdo en todos sus detalles con los otros."

- "La mayoría de los textos - antiguos y modernos- que se han transmitido de una generación a otra se han dañado de una forma u otra".

- "Un segundo fenómeno se refiere a las correcciones y cambios introducidos en el texto bíblico.... tal injerencia en el texto se pone de manifiesto en todos los manuscritos."

- "Por lo tanto, paradójicamente, los soferim [los escribas] y los masoretas conservaron cuidadosamente un texto que ya estaba dañado."

- "Uno de los postulados de la investigación bíblica es que el texto conservado en los diversos representantes (manuscritos, ediciones) de lo que comúnmente se llama el Texto Masorético, no refleja el texto 'original' de los libros bíblicos en muchos detalles."

- "Estas fuentes paralelas [de Reyes, Isaías, Salmos, Samuel,etc] se basan en textos antiguos que ya diferían entre sí antes de que se incorporaron a los libros bíblicos, y que sufrieron cambios después de que se transmitían de una generación a la siguiente, como parte de los libros bíblicos."

- "La Septuaginta es una traducción judía que se hizo principalmente en Alejandría. Su fuente hebrea era muy distinta de los otros testigos textuales (Masorético, Targumenes, Samaritanos, Vulgata, y muchos de los textos de Qumrán).... por otra parte, la septuaginta [es importante como fuente para la exégesis temprana, y esta traducción también forma la base para muchos elementos en el Nuevo Testamento. "

- "La importancia de la Septuaginta se basa en el hecho de que refleja una mayor variedad de variantes importantes que todas las otras traducciones en su conjunto."

- "Recensiones textuales admiten características textuales reconocibles, como un expansionista, abreviador, armonizador, judaizantes, o tendencia cristianizada".

- "La teoría de la división de los testigos bíblicos en tres recensiones [Masorético, Septuaginta, y samaritanos] no se pueden mantener... A tal punto que casi se puede hablar en términos de un número ilimitado de textos."

- "La cuestión del texto original de los libros bíblicos no se pueden resolver de forma inequívoca, ya que no hay evidencia sólida que nos ayude a decidir en uno u otro sentido."

- "Aún no tenemos conocimiento de copias de libros bíblicos que fueron escritos en la primera etapa de su transmisión textual, ni siquiera de los textos que están cerca de ese tiempo.... Desde los siglos anteriores a la evidencia existente, presumiblemente fueron marcados por un gran fluidez textual, todo lo que se dice sobre el estado prístino del texto bíblico necesariamente debe seguir siendo hipotético. "

- "Los Masoréticos no son más que un testimonio del texto bíblico, y su forma original estaba lejos de ser idéntico con el texto original de la Biblia como un conjunto".

- "Por regla general, [los conceptos de la naturaleza del texto bíblico original] se formulan como" creencias ", es decir, un erudito, por así decir, cree o no cree, en un texto único original, y esas opiniones son casi siempre dogmáticas".

- "Durante la transmisión textual muchos cambios complicados ocurrieron, haciendo ahora casi imposible para nosotros reconstruir la forma original del texto."

- "Muchos de los cambios generalizados en el texto bíblico, pertenecientes a frases enteras, secciones y libros, no deberían... ser atribuidos a los copistas, sino a anteriores generaciones de editores que dejaron esos cambios masivos en la etapa formativa de la literatura bíblica ."

- "No es que [el texto Masorético] triunfó sobre los otros textos, sino más bien, que aquellos que fomentaron probablemente constituían el único grupo organizado que sobrevivieron a la destrucción del Segundo Templo [es decir , la escuela rabínica derivados de los fariseos]. "

Conclusión:

Es evidente que la presencia de variantes textuales como la aparición de textos perdidos, como la explicación de algunas interpolaciones posteriores en los textos canónicos, estan presentes tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento.


Mas Información sobre el Canón Abierto, Libros Perdidos , libros apocrifos
Leer aqui sobre el Nuevo Testamento (papiros y pergaminos)

Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

4 Comentarios:

  1. Volvemos a lo mismo; en DyC 27:5 declara que el libro de Mormon contiene la plenitud del evangelio eterno, mas sin embargo, no contiene:
    1. La organización de la Iglesia
    2. El sacerdocio Aarónico o Levitico
    3. La pluralidad de dioses
    4. Dios es un hombre exaltado
    5. Los hombres pueden llegar a ser Dioses
    6. Los tres grados de gloria
    7. La doctrina de la pluralidad de esposas o Poligamia
    8. El matrimonio celestial
    9. El bautismo por los muertos
    10. La Palabra de Sabiduría
    11. La doctrina de la preexistencia de las almas
    12. La progresión eterna

    Ademas de cientos pasajes Biblicos expresados en dicho libro, que conclusión tenemos:
    1. ¿Por qué se pretende recopilar tanta evidencia arqueológica y demás, si realmente “No Contiene el Evangelio Eterno como se presume?
    2. Los anteriores puntos faltantes de doctrina en el libro de Mormon, se encuentran en Doctrina y Convenios, por lo que, ustedes no deben identificarse como Mormones, sino como, “Doctrinayconvenitas”
    3. Si el libro de Mormon contiene la plenitud del evangelio eterno, ¿Para que quieren Profetas Actuales?
    4. Luego se declara que el Sacerdocio ya no procede de la tribu de Levi (Aaron, Levitas), ni por la tribu de Juda (Cristo); sino por la tribu de Efrain (Falso profeta)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7/3/14 19:43

    Esa critica copiada y pegada ha sido contestada hace muchos años atrás y siguen queriéndonos decir que creemos

    http://mundolds.blogspot.com/2010/08/el-libro-de-mormon-y-la-plenitud-del.html

    ResponderEliminar
  3. El argumento: hubo cambios en la Biblia ocurridos en el siglo I. Pero sólo es especulación. Nada más. No hay ningún manuscrito que respalde este afirmación. Eso mismo dicen los musulmanes. Está bien especular, pero no es válido convertir una especulación en un hecho.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4/4/14 14:51

    Hay hechos por ejemplo, los numerosos manuscritos de Qumran arrojan una sorpresiva luz no sólo sobre los textos de libros que ya teníamos disponibles sino sobre la formación del canon de la Biblia Hebrea. Con la excepción del libro de Ester, todos los libros del canon hebreo están representados en Qumran. Aun así ellos no están representados en forma pareja. Tenemos fragmentos de alrededor de cuarenta manuscritos de los Salmos. Entre otros libros, Génesis, Éxodo, Deuteronomio e Isaías son los más representados. Además, otros libros probablemente también fueron considerados sagrados. Tal es el caso del libro llamado 1Henoc, del cual sustanciales partes han sido preservadas en múltiples copias en Qumran. Debemos recordar, respecto a este libro, que también en el Nuevo Testamento, en la carta de Judas, se incluye una breve cita de 1Henoc 1,9 en la forma normalmente reservada para citar las Escrituras:

    A ellos se refería Henoc, el séptimo patriarca después de Adán, cuando profetizó: “Ya viene el Señor con sus millares de ángeles, para juzgar a todos y condenar a los impíos por las maldades que cometieron, y a los pecadores por las palabras insolentes que profirieron contra él” (Judas 14-15).

    ResponderEliminar