Por www.mundolds.blogspot.com

La Crítica:

Los mormones citan específicamente Amós 8:11-12 donde se predice la "Gran Apostasía" que la Iglesia SUD enseña que sucedió alrededor del año 100 hasta 1830 (cuando José Smith fundó la Iglesia SUD). Si nos fijamos en Amos 8:11-12 en su contexto, nos encontramos con que simplemente no tiene nada que ver con la iglesia cristiana durante o después de la era del Nuevo Testamento. La profecía de Amós 8:11-12 en su contexto literario e histórico se refiere a una profecía para el reino de Israel que se cumple con la invasión Asiria (722 aC). No se puede referir a un período de apostasía que vendría a la iglesia cristiana casi un milenio más tarde. No hay conexión entre lo que dijo Amos y lo que sucedió tras la muerte de los Apóstoles del Nuevo Testamento, más de 800 años después de la época de Amós.

La Respuesta:

Es un error creer que los Lideres SUD usan este pasaje literalmente para señalar que habla de la Gran Apostasía que se profetiza en el Nuevo Testamento, la mayoría de los líderes y apologistas SUD lo usan como una descripción semejante de la apostasía de Israel con la Gran Apostasía tras la muerte de los apóstoles. Otros lo usan considerandolo un dualismo hebreo (se pueden aplicar a más de una situación o pueden cumplirse más de una vez).

He aquí, vienen días, dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan ni sed de agua, sino de oír la palabra de Jehová. E irán errantes de mar a mar; desde el norte hasta el oriente andarán buscando la palabra de Jehová y no la hallarán
(Amos 8:11-12).

¿Sobre qué nos habla Amós 8?

Después de describir a Israel que Dios iba a traer juicios sobre las naciones vecinas. Amos dijo a Israel que Dios traería juicio sobre ellos (2:6-16). El resto del libro desarrolla los motivos de este juicio, lo que será y los resultados de esta sentencia. Cuando llegamos al capítulo 8, podemos ver que continua este mismo tema: " Ha venido el fin sobre mi pueblo Israel; ya no lo toleraré más" (8:2). Dios juzgará al pueblo Israel y causa de estos pecados, Dios traerá duelo en la tierra (8:7-10). Es en este contexto, Dios dice a Israel: " enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan ni sed de agua, sino de oír la palabra de Jehová "(V. 11). La gente del reino del norte "andarán buscando la palabra de Jehová y no la hallarán” (v. 12). Aquellos que adoran a los falsos dioses de Samaria, Dan y Beerseba " caerán y nunca más se levantarán" (v. 14). Según la mayoría de los estudiosos bíblicos todo esto se cumplió cuando, unos cuarenta años más tarde, Dios permitió a los asirios conquistar Israel (722 aC).

El texto exacto del versículo 12 deja en claro que Amos se refiere específicamente al reino del norte (Israel). Él dice “E irán errantes de mar a mar; desde el norte hasta el oriente andarán buscando la palabra de Jehová y no la hallarán”. Eruditos ofrecen una variedad de explicaciones. Aun cuando hay dificultades entre estudiosos con algunas frases como "de mar a mar". Generalmente están de acuerdo de que este texto refleja la geografía local del reino del norte (Israel) o de la Tierra Santa en su conjunto.

¿Qué nos Enseña la Iglesia sobre Amos 8?

Veamos que nos dice la GEE (Guía de Estudio para el Estudio de las Escrituras de la Iglesia):

Amós: Profeta del Antiguo Testamento que profetizó desde aproximadamente 792 hasta 740 a.C., en los días de Uzías, rey de Judá, y Jeroboam, rey de Israel.

El libro de Amós: En los capítulos del 1 al 5, se llama al arrepentimiento a Israel y a las naciones circunvecinas. En el capítulo 3, se explica que el Señor revela sus secretos a los profetas y se advierte a Israel que, por causa de su transgresión, será destruido por un adversario. En los capítulos del 6 al 8, se profetiza la caída de Israel, muchos años antes de la invasión asiria. En el capítulo 9, se profetiza que Israel sería restaurado en su propia tierra. (GEE)
Como vemos los críticos siguen malinterpretando nuestra doctrina y nuestra enseñanza sobre el evangelio.

Interpretaciones SUD

Duane Crowther (escritor SUD) afirma que aunque en su contexto original, no se refiere a la Gran Apostasía, describe una apostasía similar al período del Antiguo Testamento.

Jeff Lindsay señala que lo predicho en Amos 8:11-12, en referencia a una era futura en la que habrá una hambruna de la verdad. Se adapta muy bien a la edad oscura de la [Gran] apostasía.

En su libro "La Gran Apostasia"James Talgmage dijo: "Otra predicción aplicable a la época cuando no se hallaría Iglesia de Cristo alguna, y cuando, en consecuencia habría lamentación y sufrimiento es la de Amós: "He aquí vienen días, dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra de Jehová. E irán errantes de mar a mar; desde el norte hasta el oriente discurrirán buscando palabra de Jehová, y no la hallarán." "
Algunos criticos como Robert M. Bowman Jr del IRR señalan que James Talmage desconocia el contexto y la profecía de Amós relacionada con la caida de Israel, sin embargo
Barry Robert Bickmor aclara este punto.

Barry Robert Bickmore argumenta que Amós se puede referir a la época de la apostasía en Israel entre el Antiguo y el Nuevo Testamento, ya que no tenemos ningún registro adicional de cualquier profeta, Pero también señala que se puede referir a la Gran apostasía. El dice: “que el Nuevo Testamento muestra claramente que Israel no se había sometido a una apostasía total, que es claramente la que se predijo en este pasaje. Por ejemplo, el caso de Zacarías, muestra que el sacerdocio Aarónico estaba todavía operativa (cf. Lc 1), y la declaración de Jesús a la samaritana que "la salvación viene de los Judíos" (Juan 4:22) indica que sus leyes y ordenanzas retenían alguna validez. De hecho, Lucas se refirió a Ana como una "profetisa" (Lucas 2:36), con tanta claridad la palabra del Señor se encontraba durante el período intertestamentario, aunque no era generalmente aceptada. Los Santos de los Últimos Días no argumentan que no hubo absolutamente ninguna inspiración o revelación durante el período comprendido entre la apostasía y la Restauración”.

Ya sea que Talmage lo tomara como un dualismo hebreo (como lo consideran algunos) o su interpretación sea como la Bickmore, es falso deducir como lo hacen los criticos, que el desconocia que esta profecía se referia a la caida de Israel.

Respecto a su pobre crítica de Robert M. Bowman de que no puede usarse como analogía para la Gran Apostasia basta decirle que estos juicios no vienen como consecuencia de los santos (como supone) , sino por quienes los persiguieron (tanto los judíos como los romanos).
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

1 Comentarios:

  1. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar