Autor: Álvaro Figueroa.

Uno de los más importantes Rollos del Mar Muerto es un documento inscrito sobre una plancha de cobre que había sido enrollada y posteriormente ocultada. Pero éste es sólo uno de los muchos ejemplos de textos antiguos que, como el Libro de Mormón, fueron escritos sobre hojas de metal.

Desde los años treinta, se han descubierto, en varias partes del mundo, casi cien documentos, antiguos y medievales, escritos sobre planchas u hojas de metal 1.

Pero los que más nos interesan son los procedentes del antiguo Cercano Oriente, la tierra natal de los pueblos del Libro de Mormón.En Irak se encontraron tres láminas de cobre, que databan del 2900 al 2425 a.C., con una inscripción de un templo de la antigua Adab. Asimismo, se ha encontrado una plancha de cobre con escritos sumerios pertenecientes a la misma época. En 1894, en Djokha Umma, Irak, se halló una pequeña plancha de oro con una inscripción acadia del siglo XXV a. C., la cual se conserva hoy en el Louvre de París, lugar que también alberga otras varias planchas de metal con inscripciones. En la Baja Galilea se encontró una lámina de bronce con una inscripción ugarítica del siglo XIV a. C. En 1950 se encontraron, en el valle de Beritz, en el Líbano, unas planchas de plata y plomo con inscripciones hititas. En los años treinta, Mauricio Dunand descubrió, en la antigua ciudad fenicia de Biblos, también en el Líbano, seis láminas de bronce con escritura pseudo-jeroglífica, que se remontan a la época comprendida entre el 2000 y el 1800 a. C.Tampoco faltan los ejemplos egipcios: el tratado entre Ramsés II, rey de Egipto, y el rey hitita Hatusilis, redactado en el 1287 a. C., se escribió sobre planchas de plata; se ha hallado un decreto del rey Ramsés III (1198-1167 a. C.) escrito sobre planchas de plata y de oro; en Egipto, en la tumba del rey Menkhure, quien construyó la tercera pirámide de Giza (cerca del 2800 a. C.), se han encontrado planchas finas de oro que, según parece, contienen restos deescritura jeroglífica. En Lisht se ha encontrado una hoja de oro con escritos jeroglíficos del 2000 al 1788 a. C. Existe un bloque de planchas de metal, posteriores al siglo IV a. C., que contienen una crónica escrita en demótico egipcio, que no es sino una especie de egipcio reformado. Los antiguos asirios escribían sobre planchas de metal, que a menudo se usaban como placas dedicatorias para templos y palacios. El rey asirio Sargón II (722-705 a. C.) repite en todos sus anales que él llevaba registros sobre planchas de oro, plata, bronce y plomo. En 1854, durante unas excavaciones de su palacio en Khorsabad, se descubrieron seis pequeñas planchas (de oro, plata, bronce, estaño, plomo, y una de alabastro), que contenían inscripciones, en una caja de piedra enterrada bajo los cimientos del palacio. Dos de las planchas y la caja se perdieron durante el naufragio de un barco en el río Tigris, en Irak, el 23 de mayo de 1855. Las cuatro planchas que quedaron, de oro, plata, bronce y estaño, se llevaron a Francia y actualmente se encuentran en el Louvre de París.



La costumbre de conservar documentos de metal en cajas de piedra -de la que se habló por vez primera cuando José Smith descubrió las planchas del Libro de Mormón- también se practicaba en la antigua Persia, donde se han encontrado varios ejemplos de la misma. En 1923, en Hamadán, Persia (la Irán actual), se descubrieron dos placas pequeñas, una de plata y la otra de oro. Contenían inscripciones del rey Darío I (521-485 a. C.) en las que se hablaba sobre la construcción de palacios en la ciudad. En 1938, se encontraron dos pares de planchas, de las que una de cada par era de plata y la otra de oro; estaban metidas en cajas de piedra que se habían colocado en los ángulos de los cimientos del palacio de Darío en Persépolis. Las planchas están en Teherán, Irán, en el Museo Nacional de Arqueología.También se han descubierto documentos de metal en Israel. En 1968, se descubrió en Betania un pequeño rollo de plata, escrito en griego y en copto, que data de alrededor del 400 d. C. En 1980, los arqueólogos abrieron una tumba del siglo VII a. C., contigua a la Iglesia Presbiteriana Escocesa de San Andrés, en Jerusalén, y descubrieron dos pequeñas tiras de plata enrolladas, que contenían una inscripción de la Biblia (Números 6: 24-26).


Caja descubierta en Machu Pichu, fue portada en Marzo del 2003 en la edición de la revista Smithsoniana (centro de estudios arqueologicos no mormón) con el titulo "Revelando los Misterios de Machu Pichu"2


Esta caja de piedra fue descubierta en 1998 actualmente se encuentra en exhibición en el museo nacional de Arabia Saudita en Riad2.

Notas:

1 . Se han encontrado planchas de oro, plata, cobre y plomo, con inscripciones, en lugares tan diversos como Java (una isla indonesia), Tailandia, India, Pakistán, Portugal, España, Grecia, Marruecos y Corea. En los años cuarenta Franklin S. Harris, hijo, compiló una lista de este tipo de descubrimientos que se publicó en varios artículos y libros.

2 . Cerca de la aldea de Manchester, Condado de Ontario, Estado de Nueva York, se levanta una a colina de tamaño regular, y la más elevada de todas las de la comarca. Por el costado occidental del cerro, no lejos de la cima, debajo de una piedra de buen tamaño, yacían las planchas, depositadas en una caja de piedra. En el centro, y por la parte superior, esta piedra era gruesa y redonda, pero más delgada hacia los extremos; de manera que se podía ver la parte céntrica sobre la superficie del suelo, mientras que alrededor de la orilla estaba cubierta de tierra"

Fuente:
www.evidenciaslds.blogspot.com
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: