Por David E. Bokovoy
Traducido por DPCS

Cuando el Libro de Mormón apareció en 1830, el mundo occidental sólo tenía un conocimiento limitado de las
técnicas literarias utilizadas por los autores semitas. Incluso hoy en día, muchos estudiantes de la Biblia siguen sin ser conscientes de interesantes descubrimientos textuales hechas por los académicos israelíes cuyos trabajos ha aparecido sólo en hebreo.

Uno de esos descubrimientos salió a la luz en 1955 cuando un erudito llamado Moshe Seidel publicó un estudio sobre declaraciones paralelas en Salmos e Isaias. [M. Seidel, Parallels between Isaiah and Psalms, Sinai 38 (1955–56): 149–72, 272–80, 335–55 (in Hebrew)]

Aunque muchas de las afirmaciones originales de Seidel resultaron dudosas, su trabajo preparó el camino para un análisis mas profundo de citas invertidas en la Biblia. [Ver especialmente P. Beentjes, "Inverted Quotations in the Bible: A Neglected Stylistic Pattern," Biblica 63 (1982): 506–23.]

La Biblia contiene muchos ejemplos de citas invertidas . [En el Nuevo Testamento ver Marcos 12:1, que invierte la traducción Griega de Isaías 5:2, y ver 2 Corintios 6:17, que cita la versión de la Septuaginta de Isaías 52:11]

Por ejemplo, en Levítico 26:4 el Señor declaró: "y la tierra rendirá sus productos, y el árbol del campo dará su fruto" Cuando Ezequiel, más tarde, se refirió a esta promesa, él invirtió intencionalmente su secuencia original: "y el árbol del campo dará su fruto, y la tierra dará su fruto" (Ezequiel 34:27). [Las palabras en ambos pasajes son idénticos en hebreo, pero se traducen de manera diferente en la KJV (versión en ingles), cuyos traductores optaron, por ejemplo, por el termino land en Levítico 26:4 , pero earth en Ezequiel 34:27]. Hoy en día los estudiosos se refieren a estas citas invertidas de las fuentes anteriores como Ley de Seidel.

Deuteronomio 4:1519 es un ejemplo importante de este fenómeno: "Guardad, pues, mucho vuestras almas, puesto que ninguna figura visteis el día en que Jehová habló con vosotros de en medio del fuego, para que no os corrompáis, haciendo para vosotros escultura, imagen de figura alguna, efigie de hombre o de mujer, figura de algún animal que haya sobre la tierra, figura de ave alguna alada que vuele por el aire, figura de algún animal que se arrastre por la tierra, figura de pez alguno que haya en el agua debajo de la tierra. No sea que, alzando tus ojos al cielo y viendo el sol, y la luna, y las estrellas y todo el ejército del cielo, te sientas impulsado a adorarlos y a servirlos, cosas que Jehová tu Dios ha concedido a todos los pueblos debajo de todos los cielos". Mediante una técnica que habría sido reconocido por los lectores antiguos, Moisés esencialmente invierte la secuencia de la creación que se describe en Genesis 1:14–27.

Este pasaje invertido resulta significativo para estudios del Libro de Mormón. En un sermón a su hijo Jacob, Lehi también invirtió los elementos de la creación: "Y para realizar sus eternos designios en cuanto al objeto del hombre, después que hubo creado a nuestros primeros padres, y los animales del campo, y las aves del cielo, y en fin, todas las cosas que se han creado, era menester una oposición"(2 Nefi 2:15).

Después de enumerar los tres elementos finales en la creación, Lehi, a diferencia de Moisés, resumió los componentes anteriores, con la declaración inclusiva "y en fin, todas las cosas que se han creado"

Una posible explicación de esta sinopsis es que mientras Moisés sintió la necesidad de categorizar minuciosamente cada ejemplo de esculturas cuyo culto llevaría a Israel a la apostasía, la cita de Lehi tenía un propósito diferente. Su declaración fundamental sobre la existencia y la necesidad de la oposición se ve reforzado porque la oposición en sí es presentado como un aspecto divino de la creación.

La Ley de Seidel


En el antiguo testamento cuando un autor citaría otro, muchas veces lo pondría al revés la sucesión. Aquí es un ejemplo:

"yo os enviaré las lluvias a su tiempo, y la tierra y el árbol del campo darán su fruto".
(Levítico 26: 4)

"El árbol del campo dará su fruto y la tierra dará su fruto. Estarán en su tierra con seguridad, y sabrán que yo soy Jehová, cuando rompa las coyundas de su yugo y los libre de mano de los que se sirven de ellos". (Ezequiel 34: 27)

Este Método se llama la ley de Seidel, de lo cual también ocurre en el Libro de Mormón. Aquí es un ejemplo:

"¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su Lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón; el que no ha elevado su alma cosas vanas ni ha jurado con engaño". (Salmos 24:3-4)

" Os digo: ¿Podréis mirar a Dios en aquel día con un corazón puro y manos limpias? ¿Podréis alzar la vista, teniendo la imagen de Dios grabada en vuestros semblantes? "(Alma 5:19)
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: