Por Jack R. Christianson

Pregunta: ¿Cómo puede el Libro de Mormón ser el libro más correcto o más perfecto en la tierra si tantos cambios han sido hechos cambios en su texto?

Respuesta:

José Smith dijo que el Libro de Mormón era el libro más correcto sobre la tierra. Él dijo, “Declaré a los hermanos que el Libro de Mormón era el más correcto de todos los libros sobre la tierra, y la clave de nuestra religión; y que un hombre se acercaría más a Dios al seguir sus preceptos que los de cualquier otro libro” (Smith, History of the Church, 4:461; introducción en el Libro de Mormón).

Ya se discutió el hecho de que si el Libro de Mormón es un fraude, entonces la Iglesia y José Smith son fraudes también. La Iglesia se sostiene o se derrumba en la veracidad del Libro de Mormón. Por lo tanto, es la clave de nuestra religión. Pero, hay un principio clave que aclarará la respuesta en las palabras “al seguir sus preceptos.” El mensaje que José Smith dio es que al vivir lo que se enseña es lo que hace correcto al libro. El autor George Horton aclara este principio cuando declara:
“Entendiendo la naturaleza de miles de pequeños cambios en el Libro de Mormón puede ser útil e interesante. En realidad, aunque, la clase de exactitud estilística lograda con estos cambios tiene poco que ver con lo que José quiso decir cuando llamó al Libro de Mormón ‘el más correcto de todos los libros sobre la tierra” (History of the Church, 4:461.) Su concepto de correcto no tenía nada que ver con las normas reconocidas de gramática, ortografía o puntuación.” 
“Buscar una definición de la palabra correcto como era reconocida durante el tiempo de José Smith, podría ser ilustrativo. El diccionario Webster de 1828 American Dictionary of the English Language define correcto como “literalmente, arreglar, o hecho correctamente. Por tanto, correcto: conforme a la verdad, rectitud o propiedad, o conforme a una norma justa…. Los modales correctos corresponden con la moralidad y nociones captadas de decoro… principios correctos coinciden con la verdad” [Understanding Textual Changes in the Book of Mormon,” página 28].
De acuerdo con este concepto, el Libro de Mormón seguramente satisface la prueba de la exactitud, porque sus principios coinciden con la verdad. Y, como José Smith mismo explicó, la prueba final de su exactitud está en las vidas de aquellos quienes emplean sus principios en sus vidas. Verdaderamente, él prometió que podemos “acercarnos más a Dios al seguir sus preceptos que los de cualquier otro libro” (Smith, History of the Church, 4:461).

Por supuesto que han habido miles de cambios hechos en el Libro de Mormón. Sólo en puntuación y gramática han habido de treinta a treinta y cinco mil cambios. Se debe recordar que aunque José Smith fue el traductor del Libro de Mormón, la ortografía en la primera edición fue de Oliver Cowdery, y la puntuación la hizo John H. Gilbert, quien era un tipógrafo. Gilbert trabajó para E. B. Grandin y era un no-mormón. Él se tomó gran libertad con el texto y con la interpretación de la letra de Oliver Cowdery. Como resultado, se necesitaron hacer muchos cambios para lograr que el texto se leyera como el documento original. También, la ortografía y la gramática de este período de tiempo en Estados Unidos, no tenían reglas particulares y no estaban reguladas en 1829. Debido que han habido tantos cambios en el texto desde la edición de 1830 a la edición actual de 1981, se han incluido algunas citas importantes del artículo de Horton más adelante, “Understanding Textual Changes in the Book of Mormon” (Entendiendo los cambios textuales en el Libro de Mormón). El artículo cubre la historia de varias ediciones del Libro de Mormón, la ortografía y gramática del inglés estadounidense en 1829, los cambios principales en las varias ediciones, y el concepto de exactitud como se trató anteriormente.

Horton escribió sobre los cambios principales en las varias ediciones del Libro de Mormón, como, También necesitamos recordar que Oliver Cowdery escribió lo que oyó. Muchas de las palabras – los nombres de nefitas y lamanitas, por ejemplo – eran sido desconocidas para Oliver. José aparentemente tuvo que corregir algunos de esos sustantivos propios. Hay que tener en cuenta también, que dos palabras distintas ‘strait‘ y ‘straight‘ sonarían exactamente igual cuando José las dictó. Pero Oliver escribió las dos palabras como ‘straight’ cada vez. En diez lugares, se tuvo que corregir ‘straight‘ para que se leyera ‘strait‘ (Nota del traductor: se han dejado las palabras en inglés para una mejor comprensión de las correcciones en el idioma original del manuscrito).

La letra de Oliver también presentó un desafío especial para el tipógrafo. Su letra R (que parecía como una ‘Palmer’ R) y su letra N eran difíciles de distinguir, así como su letra B y L. Así en la primera edición, Gadiantón fue mal identificado como ‘the nobler‘ (el noble, en español), en lugar de ‘the robber’ (el ladrón, es español). De manera similar, el tipógrafo aparentemente confundió las letras RM como UN. Así en 1 Nefi 13 [1 Ne.13], donde se leía en el manuscrito original ‘formation‘ (formación), el tipógrafo lo malinterpretó como ‘founation.’ Entonces, pensó que le faltaba la letra d, y se la agregó, dejando ‘foundation‘ (fundación). En la edición de 1981, la palabra foundation ha sido corregida para que se lea formation, como estaba previsto originalmente.

Muchos otros errores de ortografía parecen haber sido estrictamente tipográficos, por ejemplo, aaswer (correcto en inglés: answer), amog (among), bacause (because), daghter (daughter), mnltitude (multitude), theit (their), y uttered (utter).

Otra error común ocurrió al copiar, cuando la vista del tipógrafo momentáneamente se alejó de la página. Entonces, cuando continuaba leyendo, escogía el texto en un punto diferente donde las palabras eran muy similares. El ejemplo más significativo de esto, es la omisión de treinta y cinco palabras en Alma 32:30, donde las palabras semilla, buena, brota, empieza y crecer son palabras comunes en dos partes del versículo.

Algunas de las palabras que se cree que Oliver Cowdery escribió mal, son realmente variantes legítimas que se encuentran en el venerable Oxford English Dictionary (Diccionario Inglés Oxford). Se consideran como tales: adhear, adultry, babtized, befal, burthensome, centre, condescention, devlish, fraid, phrensied, y sepulcher.

Pero la mayoría de los cambios comunes no han sido en ortografía, si no en gramática. Por ejemplo, han habido 891 cambios de ‘which‘ (cual) a ‘who‘ (quien), 177 cambios de ‘exceeding‘ (excediendo) a ‘exceedingly‘ (sumamente, extremadamente). Muchos cambios implicaron un cambio en el número o tiempo de los verbos. Was (singular: era, fue) fue cambiado a ‘were‘ (plural: eran, fueron) 167 veces; ‘is‘ (singular: es) fue cambiado a ‘are‘ (plural: son), y ‘done‘ (hecho, pasado participio) a ‘did‘ (pasado simple) 10 veces.

Otros pocos cambios relacionados con el significado parecen ser más importantes. En 2 Nefi 30:6, aparece la palabra ‘white‘ (blanco) en las ediciones de 1830 y 1837. José cambió esta palabra a ‘pure‘ (puro) en la edición de 1840. Pero más tarde, en las ediciones norteamericanas no aparece este cambio debido a que se guiaron por la primera edición europea y la edición de 1837. Esta corrección del profeta finalmente ha sido restaurada en la edición de 1981.

En Mosíah 21:38 y Éter 4:1, en la primera edición la palabra “Benjamín” estaba donde ahora aparece el nombre de Mosíah. De hecho, el Rey Benjamín no hubiera podido seguir vivo en el período histórico descrito en estos versículos. En la edición de 1837, el profeta José hizo esta corrección.
“Sólo se puede especular sobre la causa de este error. El erudito del Libro de Mormón, Sidney B. Sperry, ha planteado esta interesante pregunta: “¿Fue esto un lapsus inadvertido de parte de José Smith cuando dictaba a Oliver Cowdery, o tradujo correctamente un error original de Mormón, el compilador del Libro de Mormón?" [The Problems of the Book of Mormon, Salt Lake City: Bookcraft, 1964, página 203].

Al pasar los años, unas cien eliminaciones también han sido hechas, principalmente para mejorar el libro gramáticalmente. Las palabras más comunes que han sido eliminadas son ‘that‘ (188 veces), ‘the‘ (48 veces), ‘it came to pass‘ (46 veces), ‘a‘ y ‘and‘ (40 veces), y ‘had‘ (29 veces).

Las añadiduras o adiciones han sido menos numerosas, probablemente menos de cien. Por ejemplo, la palabra ‘of‘ fue agregada 12 veces, las palabras ‘and, is, the‘ se agregaron 7 veces. Algunas adiciones simplemente resultaron al reorganizar partes de una oración o restituir palabras suprimidas inadvertidamente en las primeras ediciones. Estas no son “verdaderas” adiciones.

En algunas partes, sin embargo, José Smith intencionalmente añadió al texto para aclarar un punto. Una ilustración es las palabas agregadas ‘el hijo de‘ en 1 Nefi 11:21,32 y 13:40. El texto estaría correcto con o sin las palabras adicionales, pero la adición ayuda al lector a evitar malentendidos. (para más explicaciones de los numerosos cambios hechos en las varias ediciones del Libro de Mormón, véase, Horton, “Understanding Textual Changes in the Book of Mormon,” Ensign, Diciembre 1983, páginas 24-28).

Se debe recordar que Moroni, en la portada del Libro de Mormón, escribió a todos los lectores del libro, “Y ahora bien, si hay faltas, éstas son equivocaciones de los hombres; por tanto, no condenéis las cosas de Dios, para que aparezcáis sin mancha ante el tribunal de Cristo.” Se aprende en Éter 12:23-27, que este mismo Moroni estaba preocupado, mientras escribía esta parte de los anales, que “los gentiles se burlarán de estas cosas, debido a nuestra debilidad en escribir; porque tú, Señor, nos has hecho fuertes en palabras por la fe, pero no nos has hecho fuertes para escribir.” Él continuó, “Cuando escribimos, vemos nuestra debilidad, y tropezamos por la manera de colocar nuestras palabras; y temo que los gentiles se burlen de nuestras palabras.” El Señor respondió a Moroni, asegurándole, “Los insensatos hacen burla, mas se lamentarán; y mi gracia es suficiente para los mansos, para que no saquen provecho de vuestra debilidad.” Es necesario que seamos mansos y humildes mientras estudiamos el Libro de Mormón. Entonces la gracia del Señor será suficiente para cada uno de nosotros.
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: