Las advertencias de la guerra llegaron al pueblo en Enero 2 de 1831, cuando los Santos de Los Últimos Días estaban en el estado de Nueva York. El Señor manda que los miembros de la iglesia fueran al oeste, al estado de Ohio y advirtió:

"Oís de guerras en países lejanos, y decís que pronto habrá grandes guerras en países lejanos, más no conocéis el corazón de los hombres en vuestro propio país. Os digo estas cosas a causa de vuestras oraciones; por lo tanto, atesorad sabiduría en vuestro seno, no sea que la maldad de los hombres os revele estas cosas por medio de su iniquidad, de una manera que retumbará en vuestros oídos con una voz más fuerte que la sacudirá la tierra; mas si estáis preparados, no temeréis. Y para que os escapéis del poder del enemigo y vengáis a mí, un pueblo justo, sin mancha e irreprochable, fue por lo que os di el mandamiento de trasladaros a Ohio; y allí os daré mi ley, y allí seréis investidos con poder de lo alto
". (Doctrina y Convenios 38: 29-32)

La guerra implicada no era de invasión extranjera sino una guerra entre los Estadounidenses. Los Santos se trasladaron a Ohio y el primer Templo fue construido en Kirtland. En el mes siguiente, el 9 de Febrero, otra revelación dada por medio de José Smith fue escrita incluyendo las siguientes palabras:
"Y aun ahora, el que fuere al este indique a los que huyan al oeste; y esto como consecuencia de los que acontecerá en la tierra, y por motivo de las combinaciones secretas". (DyC 42:64)

Y nuevamente, en Marzo de 1831: "Oís de guerras en países extranjeros; mas he aquí, os digo que están cerca, aun a vuestras puertas, y dentro de pocos años oiréis de guerras en vuestras propias tierras. Por tanto, yo, el Señor, he dicho: Salid de las regiones del Este; congregaos, vosotros los élderes de mi iglesia; id a las tierras del Oeste, llamad a los habitantes al arrepentimiento, y al grado que se arrepientan, establecedme iglesias". (DyC 45: 63-64)

En 1832, después de las advertencias previas dadas por revelación, Carolina del Sur comenzó a hablar de dejar la Unión de los Estados Unidos por el asunto del derecho del estado para nulificar leyes o impuestos dados por el gobierno federal. Todavía no había amenaza de guerra y se tranquilizó la situación después de poco tiempo, pero era una época en que el profeta y los hermanos en la iglesia reflexionaban y conversaban sobre la esclavitud de africanos en el continente americano y sobre la esclavitud de los hijos de los hombres por todo el mundo. Los Santos recibieron la revelación y profecía sobre guerras y específicamente la Guerra Civil el 25 de diciembre de 1832 en Kirtland, Ohio a través de José Smith:


"De cierto, así dice el Señor concerniente a las guerras que pronto acaecerán, comenzando por la rebelión de Carolina del Sur, de las cuales finalmente resultarán la muerte y la miseria de muchas almas; Y vendrá el tiempo en que se derramará sobre todas las naciones, empezando en ese lugar. Porque he aquí, los estados del Sur se dividirán en contra de los del Norte, y los estados del Sur llamarán a otras naciones, aun el país de la Gran Bretaña, como es llamado, y éstas también llamarán a otras para defenderse de otras naciones; y entonces se derramará la guerra sobre todas las naciones. Y acontecerá, después de muchos días, que los esclavos se sublevarán contra sus amos, los cuales serán movilizados y disciplinados para la guerra. Y también acontecerá que el resto de los que hayan quedado en la tierra se movilizarán y se irritarán extremadamente y hostigarán a los gentiles con severa aflicción. Y así, con la espada y por el derramamiento de sangre se han de lamentar los habitantes de la tierra; y con hambre, plagas, terremotos, truenos del cielo, y también con violentos e intensos relámpagos, se hará sentir a los habitantes de la tierra la ira, la indignación, y la mano castigadora de un Dios Omnipotente, hasta que la consumación decretada haya destruido por completo a todas las naciones; a fin de que cesen de ascender desde la tierra a los oídos del Señor de Sabaot, el clamor de los santos, y de la sangre de ellos, pidiendo que sean vengados de sus enemigos. Por tanto, permaneced en lugares santos y no seáis movidos, hasta que venga el día del Señor; porque he aquí, viene pronto, dice el Señor. Amen". (DyC 87)

Vemos como la profecía es realmente sobre “
guerras”(plural) y calamidades que han pasado o todavía están pasando. Pero específicamente habla sobre los detalles de la Guerra Civil en EE.UU. que empezó en Abril de 1861, 28 años después de la profecía:

1. La guerra empezaría con la rebelión de Carolina del Sur.
2. Resultaría la muerte y la miseria de muchas almas.
3. Los estados del Sur se dividirán en contra de los del Norte.

4. Los estados del Sur llamarían a otras naciones, aun Gran Bretaña.
5. Gran Bretaña llamaría a otras naciones para auxilio.
6. La Guerra eventualmente se derramaría sobre todas las naciones.

Una década después, mientras hablaba en Ramus, Illinois el 2 de Abril de 1843, José dijo: "
Yo Profetizo, en el nombre del Señor Dios, que el comienzo de las dificultades por las cuales se causará el derramamiento de mucha sangre, antes de la venida del Hijo de Hombre, será en Carolina del Sur. Es probable que aparezca por el asunto de la esclavitud. Esta voz me lo declaró mientras oraba diligentemente sobre el tema el 25 de diciembre de 1832.”(History of the Church, 5:324).

De los diez estados que se rebelaron contra la Unión, Carolina del Sur fue el primero. Miles de esclavos peleaban contra el Sur para ayudar a liberar a los otros esclavos. Más estadounidenses murieron en la Guerra Civil (mas de 400,000) que en cualquiera otra guerra hasta el presente. El Sur se dividió contra El Norte. El Sur llamó por ayuda a Gran Bretaña porque el algodón y otros productos fue parte de su economía. Igualmente Gran Bretaña llamó por ayuda a Francia ya que parte de Europa dependía de los productos de la esclavitud (algodón por ejemplo). Los países europeas solamente ayudaron al Sur en manera monetaria pero la profecía no dijo como iban a ayudar, si lo iban a hacer, o cuando. En los años siguientes de la profecía en 1832, los misioneros llevaban copias y la leían frecuentemente a la gente. Uno de ellos habló de su experiencia, “En general, la gente consideraba que era altamente ilógico, diciendo que la Unión era demasiado fuerte para dividirse; y me dijeron que yo estaba engañado, una víctima de un impostor” (Journal of Discourses 18:224-5).

La gente juzgaba a José Smith como un profeta falso e impostor. Pocos creían que su revelación era verdadera o que la guerra pasaría, pero los fieles de la iglesia continuaban predicando la veracidad de la profecía. En 1851, diez años antes de la Guerra Civil, empezaron a publicar y a distribuir la revelación en Europa y fue traducida a otros idiomas.

Hoy en día los críticos de José Smith dicen que su predicción era obvia, y que cualquier persona pudo adivinar sobre la guerra en aquellos días. Pero simplemente no es la verdad. No he leído sobre ningún político ni intelectual quien haya predecido la guerra como José Smith ni en 1832, 1843, o 1851. Mientras él, un hombre joven con muy poca educación formal, profetizó la historia hasta los detalles. Muchos rechazaron la profecía como locuras de un profeta falso, algunos miembros dejaron la iglesia y otros se burlaban porque para ellos, la revelación era ridícula. Pero en la ciudad de Filadelfia después que empezó la guerra en 1861, un artículo fue publicado:
Tenemos en nuestra posesión un panfleto, publicado en Liverpool en 1851… En vista de nuestros problemas actualmente, esta predicción parece estar en proceso de cumplimiento… ¿Hemos tenido un profeta entre nosotros?” [1]

El periódico llamo a José un profeta en forma de pregunta, como era una sorpresa que sus predicciones se cumplieran. Parece extraño llamar alguien un profeta si la predicción era obvia. Recuerden que las personas se burlaban de los mormones sobre la profecía. Nota también que los detalles de la revelación eran exactos, así que no creo que fue por suerte que José supo estas cosas o que simplemente las “
adivinó”.

Quizás es notable también mencionar que mas luego naciones como Inglaterra llamaron por ayuda contra los Nazis de Alemania en otras guerras. Como la revelación se refiere a “
las guerras”(plural) y el demonio de “la guerra” en general, la profecía sigue en cumplimiento hasta la segunda venida. Las guerras que siguieron y siguen hoy incluyen: la Guerra Mexicana-Americana, la Guerra Española, las Guerras Mundiales I y II… Griega, Corea, Vietnam, guerra civil en América Central, India contra Pakistán, Afganistán, Irán, Irak, etc. La revelación también dice “después de muchos días, que los esclavos se sublevarán contra sus amos, los cuales serán movilizados y disciplinados para la guerra.” Muchos miembros creen que esta parte de la revelación se refiere a más que solamente la Guerra Civil (rebelión en países comunistas por ejemplo), y algunos interpretan que el terrorismo es parte de las “combinaciones secretas” que se mencionan en revelaciones previas.

Los miembros de la iglesia sabían que José Smith hablaba de eventos más grandes que solamente la Guerra Civil. Algunas personas como Orson Hyde fue burlado por “
Eastern Papers” después de un discurso publico en el cual afirmo que la guerra iba a dividir la nación. En 1862, después de empezar la guerra civil, escribió una carta al editor del periódico Missouri Republican de Springfield: "Casi no han visto el principio de los problemas nacionales. Muchas naciones se atraerán hasta el torbellino Americano que ahora gira por nuestra tierra; después de muchos días, cuando el demonio de la guerra agota su fuerza y furia en el suelo Americano, por la destrucción de todo que puede corral o provocar oposición, el mudará su cuartel general hasta la orilla del Rin".[2]

Hyde se refiere al demonio de la guerra misma, y no solamente a la guerra civil en aquel momento. Él dice que el demonio de la guerra se encontrará al lado del
Río Rin. Esta es bien adecuada para preconocer las grandes y terribles Guerras Mundiales que se hallaban alrededor Alemania y su río principal. Las Guerras mundiales tuvieron el apoyo de los Estados Unidos cuando sus aliados llamaron por ayuda. No podemos demostrar que José Smith tenía profecías sobre las guerras mundiales pero parece que algunos miembros de la iglesia sabían que eventualmente ocurrirían guerras más allá de la de los Estados Unidos. Había también revelaciones que no se publicaron en Doctrina y Convenios. Brigham Young las menciona:

"Hermano Hyde hablo de una revelación que trató encontrar en el libro de Doctrina y Convenios. Aquella revelación estaba reservada cuando hicieron la compilación del libro por Oliver Cowdery y otros en Kirtland. No era sabio publicarlo al mundo, y permanecían en el escritorio privado… Hay otras revelaciones, mas que esta, que no están publicadas al mundo". Brigham Young - Journal of Discourses, 8:58.

Notas

1.- Philadelphia Sunday Mercury after the outbreak of the Civil War. Clipping in Journal History, 5 May 1861, [We have in our possession a pamphlet, published at Liverpool, in 1851.... In view of our present troubles, this prediction seems to be in progress of fulfillment, whether Joe Smith was a humbug or not.... Have we not had a prophet among us?]

2.- Millennial Star, 24 (3 May 1862):274-275. [You have scarcely yet read the preface of your national trouble. Many nations will be drawn into the American maelstrom that now whirls through our land; and after many days, when the demon of war shall have exhausted his strength and madness upon American soil, by the destruction of all that can court or provoke opposition, he will remove his headquarters to the banks of the Rhine.]


Mas información sobre el tema del Manual de Instituto de Doctrina y Convenios

Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: