Por www.mundolds.blogspot.com

¿Ha existido Dios por siempre, permaneciendo inmutable por toda la eternidad?

La Crítica:


LIBRO DE MORMÓN: SÍ
“Porque yo sé que Dios no es un Dios parcial, ni un ser variable, sino que es inmutable de eternidad en eternidad.”(Moroni 8:18)
“...el Señor Omnipotente que reina, que era y que es de eternidad en eternidad...” (Mosíah 3:5)
PROFETA JOSÉ SMITH: NO“Hemos imaginado y supuesto que Dios fue Dios por todas las eternidades. Voy a refutar esa idea,...en un tiempo fue hombre como nosotros...”—Enseñanzas del Profeta José Smith, pp. 427-428

La Respuesta:


Dios es un Hombre Glorificado.


Algunas personas se sienten turbadas por causa de las declaraciones hechas por el profeta José Smith y las que se encuentran en el sermón dado en Nauvoo, en 1844, durante el funeral de King Follett. El asunto que parece tan misterioso es la declaración de que nuestro Padre Celestial en algún momento pasó por vida y muerte y es un ser glorificado (exaltado). Este es uno de los misterios y para algunos parece contradecir otras declaraciones dadas en las Escrituras.

Naturalmente hay cosas que no comprenderemos mientras estemos en este estado mortal y no podremos desentrañar todas las dificultades que están ante nosotros. Nuestro entendimiento es limitado y juzgamos de acuerdo con lo que conocemos y con lo que estamos familiarizados. No podremos comprender lo que se relaciona con la vida eterna mientras no alcancemos la meta de la vida eterna, oportunidad en la que
todas las cosas se aclararán. En las Escrituras leemos que Dios es “infinito y eterno, de eternidad en eternidad el mismo Dios inmutable”; que El es “el mismo ayer, hoy y para sienlpre” que es “inmutable de eternidad en eternidad”.

¿En qué forma concuerda esto con la enseñanza del Profeta: “¡Dios una vez fue como nosotros ahora; es un hombre glorificado!... en un tiempo fue hombre como nosotros; sí, que Dios mismo, el Padre de todos nosotros, habitó sobre una tierra, como Jesucristo mismo lo hizo...”?


La Inmutabilidad de Dios.

El concepto de un Dios que no cambia no hace referencia a su estado físico. Esto se puede comprobar a partir de condiciones similares de la Biblia acerca de Jesús. Jesús es mencionado como " es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos " (Hebreos 13:8). Sin embargo, podemos aprender de las Escrituras que Jesús " Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres " (Lucas 2:52) Aquí hay ciertamente un cambio en el estado; Aquí hay sucesión del tiempo con Dios, un antes y después; es ser y llegar a ser; considerando, que él fue un espíritu, se convirtió en hombre; Y al convertirse en hombre, atravesó todas las fases en la vida de infancia hasta la edad.
Es también significativo que no fue hasta que hubo resucitado de la tumba y al estar en presencia de sus discípulos, como un personaje glorificado, con un cuerpo y espíritu unidos, que exclamó: " Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.." (Mateo 28:18) Si "me es dada", indica que hubo un momento en el que no poseía todo el poder en el cielo y en la tierra, y por lo tanto, luego de resucitar paso a poseer "todo el poder". Entonces el término “inmutabilidad” no se refiere en el sentido de su condición física.


“Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra” (Filipenses 2:5-10) ¿Cuando Jesús fue exaltado hasta lo sumo?“Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese” (Juan 17:5) ¿En su condición mortal perdió su gloria o parte de ella?Algunas preguntas que se contestan fácilmente con lo que enseño José Smith sobre la inmutabilidad:

- ¿Cómo puede haber un Hijo eterno cuando la Biblia habla del Hijo engendrado, así claramente indicando que el Hijo tuvo un comienzo? (Juan 3:16; Hebreos 1:5-6).


- ¿Renunció “Dios el Hijo” Su omnipresencia mientras que estaba en la tierra? Si es así, ¿cómo podría ser El Dios todavía?

- ¿Murió “Dios el Hijo”? La Biblia dice el Hijo murió (Romanos 5: 1 0). Si es así, ¿puede morir Dios? ¿Puede morir una parte de Dios?
:

Cristo Nació; sin embargo es Sempiterno

Y bien, supongo que todos entendemos el hecho de que Jesucristo era Jehová, el que guió a Israel en los días de Abraham y Moisés, y de hecho desde los días de Adán. También que Jehová, o Jesucristo, se manifestó siendo un personaje de espíritu al hermano de Jared, y que nació como un niñito en este mundo, y en este mundo creció hasta la madurez y que, por lo tanto, no siempre tuvo un cuerpo tangible. No obstante Jesús dice de sí mismo que El es “el
principio y el fin,”
Sin embargo, el punto que parece más enigmático es la declaración de que Dios es “el mismo ayer, hoy y para siempre”; y que es “de eternidad en eternidad”. Y bien, ¿no es cierto esto y existe alguna contradicción con la idea de que haya pasado por los mismos estados que tenemos que pasar nosotros?

De eternidad en eternidad significa desde la existencia espiritual pasando por el estado de probación en el cual estamos y volviendo a la existencia eterna que vendrá. Ciertamente que esto significa eterno, porque al recibir la resurrección ya
nunca moriremos. Aquellos que lleguen a ser como Dios también serán de eternidad en eternidad
 
De qué manera Dios es de Eternidad en Eternidad.

Si queremos comprender a Dios, podemos investigar sobre el hombre Jesucristo como es entendido en la mayoría de la cristiandad. En su vida mortal, Jesucristo era humano y Dios al mismo tiempo. El Salvador podía sufrir, sentir, y morir como un ser humano porque era un hombre que heredó la mortalidad de su madre María.

Un teólogo cristiano, Clemente de Alejandría (150-215 d.c.) escribió "
la Palabra de Dios se volvió hombre para que el hombre pueda aprender desde un hombre como volverse un dios."Saint Irenaeus, Against Heresies, bk. 5, pref.)

Esta bien claro que el Dios de Israel se encarnó en el hombre de Jesús. Con una perspectiva de un miembro de una iglesia evangélica, un autor cristiano explicó:


"En el Antiguo Testamento me encontré identificándome con los que se enfrentaron valientemente con Dios: Moisés, Job, Jeremías, Habacuc, los salmistas. A medida que iba progresando en la lectura, me pareció que estaba viendo la representación de una obra con personajes humanos que vivían en el escenario de pequeños triunfos y grandes tragedias, y que de cuando en cuando le decían al invisible Director Escénico: ‘¡No sabes cómo son las cosas aquí!’ Job era el más descarado. Le lanzaba a Dios esta acusación: ‘¿Tienes tú acaso ojos de carne? ¿Ves tú como ve el hombre?’
"De cuando en cuando escuchaba el eco de una voz que resonaba desde fuera del escenario, detrás del telón: ‘¡Sí, tampoco tú sabes cómo son las cosas por aquí!’, le contestó a Moisés, a los profetas, y más todavía a Job. Cuando llegué a los evangelios, sin embargo, las voces acusadoras se callaron. Dios, si me permite utilizar semejante lenguaje, "descubrió" cómo era la vida dentro de los confines del planeta tierra. Jesús vino a conocer en persona el dolor durante una vida corta y problemática, no lejos de las polvorientas planicies en las que Job había sufrido. De entre las muchas razones para encarnarse, sin duda que una fue responder a las acusaciones de Job: ‘¿Tienes tú acaso ojos de carne?’ Dios los tuvo por un tiempo."(El Jesús Que Nunca Conocí , Philip Yancey – Pág.14)

De una manera estamos de acuerdo con este escritor evangélico. Antes de nacer de la virgen María en Jerusalén, Jesucristo no había vivido en la carne sobre la tierra y para cumplir con las leyes divinas tuvo que vivir una vida mortal y cumplir con su misión terrenal. En otras palabras, fue necesario experimentar lo amargo para que pudiera entender lo dulce y llegar a ser "como uno de (los Dioses), sabiendo el bien y el mal" (Gén. 3:22). Dios el Padre, por el otro lado, ya sabía como era la vida mortal antes de la creación de este Reino.
Ya tenía todo conocimiento y ya tenía la perfección física así como espiritual.

Brigham Young dijo de nuestro Padre Celestial.

"Él ha superado las pruebas por las que ahora pasamos nosotros; Él ha recibido experiencia, ha sufrido y disfrutado y conoce todo lo que nosotros conocemos acerca de los afanes, los sufrimientos, la vida y la muerte de nuestro estado temporal, porque ya lo ha pasado todo y ha recibido Su corona y exaltación, y posee las llaves y el poder de este Reino; Él empuña Su cetro y ejerce Su voluntad entre los hijos de los hombres, entre los santos y los pecadores; y produce resultados convenientes a Su propósito entre reinos, naciones e imperios a fin de realizar Su gloria y la perfección de Su obra".(Discourses of Brigham Young, Pág 22)


Así entendemos que Dios el Padre conoce todo y entiende perfectamente las experiencias de los seres mortales en la misma manera que el Salvador conoce y entiende ahora sobre la vida terrenal.


¿Ser 'Eterno' significa que nuestro Padre Celestial siempre ha existido como Dios?


En el discurso de King Follet, el profeta hace una declaración sorprendente para algunas personas, "Hemos imaginado y supuesto que Dios fue Dios por todas las eternidades. Voy a refutar esa idea, y haré a un lado el velo para que podáis ver."(Enseñanzas de José Smith Pág. 427)

José
no dijo que Dios no es eterno, sino que nuestro Padre Celestial hizo lo que Jesucristo hizo. Los críticos malinterpretan nuestras doctrinas como quieren y toman sus propias conclusiones para su propio fin.

Por el contrario a lo que dicen los detractores de nuestra religión, si Dios el Padre hizo anteriormente lo que hizo Jesucristo aquí, su origen sería similar al origen de Jesucristo quién tiene una inteligencia que siempre ha existido. (Véase Doctrina y Convenios sección 93 ). La luz de verdad que nuestro Padre Celestial, Jesucristo y el Espíritu Santo poseen no tiene principio. Para nosotros, los tres son"
un Dios Eterno" (Alma 11:44) con los mismos propósitos y atributos divinos.

Para entender mejor que significa "
eterno", me gustaría mencionar algunos versículos en la Biblia que utilizan esta palabra. En la epístola a los Hebreos, Pablo habla de Cristo,"habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen" (Heb 5:9). También menciona "el juicio eterno" (Heb 6:2), la "eterna redención" y "la promesa de la herencia eterna" (Heb 9:12,15) .

Me pregunto,
¿En qué sentido son ‘eternos’ la salvación, el juicio, la redención o nuestra herencia? En la segunda epístola a los Corintios Pablo nota que"las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas" (2 Cor 4:18). Pero además de Dios, "¿Existen otras cosas que son eternas?" Me parece también que las cosas eternas pueden pasar a través de la existencia temporal.Aunque en forma general "Dios" siempre ha existido, la Biblia no enseña que nuestro Padre Eterno siempre ha existido como Dios por "todas las eternidades". Este concepto se basa en la tradición y en una definición errónea que no concuerda con el uso de la palabra eterno como se utiliza en la Biblia. Por ejemplo, el hombre puede obtener "vida eterna", cuando para los que critican nuestras doctrinas, la vida del hombre empezó después de la creación de la tierra.

De acuerdo con su definición de eterno, una "vida eterna" no puede tener principio. En la teología de nuestros detractores, la vida del hombre tuvo un principio definitivo cuando Adán fue creado desde el polvo de la tierra (que fue creado de la nada). Entonces si la vida de un hombre tiene principio, ¿Puede tener la vida eterna? Sería una contradicción de acuerdo con las definiciones de nuestros críticos. De pronto hay una manera mejor de entender el significado deeterno.
La doctrina de la Iglesia restaurada fácilmente aclara el dilema. En las Enseñanzas de José Smith, el profeta revela que "Lo que tiene principio ciertamente tendrá fin; un anillo por ejemplo, no tiene principio ni fin: lo cortamos para que haya un lugar donde empezar, y al mismo tiempo tenemos un lugar donde termina." "Todo principio de Dios es Eterno."(Enseñanzas de José Smith Pág. 216)

Podemos decir que las leyes eternas de la Divinidad siempre han existido y la luz de verdad que Dios posee también ha existido para todas las eternidades. Las escrituras declaran, "Porque el que con diligencia busca, hallará; y los misterios de Dios le serán descubiertos por el poder del Espíritu Santo, lo mismo en estos días como en tiempos pasados como en los venideros; por tanto,la vía del Señor es un giro eterno" (1 Nefi 10:19; énfasis mío - véase Alma 37:12 ; DyC 3:2 ; DyC 35:1)
Vemos que a menudo la palabra "eterno" significa que se halla fuera la acción de tiempo. Dios "habita la eternidad" (Isa 57:15) y en su presencia tendremos la "vida eterna". Además, heredar la vida eterna no simplemente significa que viviremos para siempre, sino describe una clase de vida. La clase de vida que Dios vive. Cristo salió de la presencia del Padre para morar en la tierra. Después de su resurrección regresó a la presencia del Padre para morar de nuevo en la eternidad. Después de recibir la plenitud de su Padre, el pasado y el futuro existen ante sus ojos como un eterno presente (Véase también DyC 130:6-7). Con este entendimiento, podemos ver como estas escrituras son ciertas: Dios es "infinito y eterno, de eternidad en eternidad el mismo Dios inmutable" (DyC 20:17); que Él es "el mismo ayer, hoy y para siempre" (Morm. 9:9).

Jesucristo fue el Dios de Israel desde la eternidad ("ayer" o "de eternidad"), hacía la eternidad donde está ahora ("hoy" o "en eternidad") y también para todas las eternidades infinitas que siguen ("para siempre" o "infinito"). Es "inmutable" porque los atributos de divinidad que Él posee los tendrán para siempre jamás en las eternidades. Jesucristo es eterno también por medio de sus hijos espirituales (progenie sin fin) porque su gloria aumentará por medio de ellos para siempre. Como escribió Isaías,"se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz" (9:6).

Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

1 Comentarios:

  1. Gracias por tu ayuda en comprender lo eterno, entonces eterno es fuera de tiempo terrenal, solo en la tierra esta medido el tiempo, antes de esta tierra y despues de esta tierra no hay tiempo? es así o sigo equivocado

    ResponderEliminar