www.mundolds.blogspot.com

Además de los caballos, los elefantes, el trigo y la seda, algunos críticos han reclamado que las armas, la guerra, y los carruajes en el Libro de Mormón son anacrónicos también.

La Guerra

Algunos críticos han afirmado que según los arqueólogos, "la guerra era casi desconocida en Las Américas " durante las épocas del Libro de del Mormón. Ahora sabemos que el Libro de Mormón estaba en lo correcto todo el tiempo. [1] Como un escritor para la Nacional Geographic ha explicado, la escolaridad actual reconoce la guerra permanente entre los indoamericanos antiguos. “Ausente para siempre es la imagen del maya como pacífico, antes primitivo. Lo que emerge es un retrato de una raza vívida, belicosa, numerosa más allá de cualquier estimación previa, utilizando técnicas agrícolas sofisticadas. Y como los vikingos en medio mundo fuera, comerciaron e invadieron con entusiasmo. ...El maya – que por mucho tiempo era representado como un pueblo pacífico, devoto – estuvo involucrado en la guerra desde tiempos muy tempranos”. [2]


Las tiendas

Mientras las Tiendas en el Libro de Mormón no son necesariamente asociadas con la guerra, los he incluido en esta sección porque son asociados con la guerra en al menos algunos pasajes del Libro de Mormón (ver Alma 46:31; 47:9 y otros).

Los críticos han acusado de que no hay prueba arqueológica para tiendas de parte de la antigua Mesoamerica. Como notaba previamente, la falta de prueba no es evidencia. El estudioso hebreo, John Tvedtnes nota: " Sé de sólo un caso (Timna) donde los restos de una tienda antigua se han encontrado en el territorio del antiguo Israel, a pesar de la mención frecuente de las tiendas en la Biblia". [3]

Los documentos históricos registran bastantes casos en los cuales los aztecas (pueblos post-Libro de Mormón) hicieron uso de tiendas – construidos de esteras tejidas de hierbas – pero ninguna prueba arqueológica ha sobrevivido. [4] "Si los aztecas," pregunta el Dr. Sorenson, "quienes fueron grandes imitamonos culturales, fueron lo suficientemente listos para columbrar refugios de campos para sus soldados, ¿Eran otros Mesoamericanos tan ignorante que nunca habían solucionado el mismo problema durante milenios de guerra"? [5]

Armadura

Cuando los lectores modernos oyen la palabra "armadura" usualmente visualizan la armadura europea medieval tardía. La armadura, sin embargo, se ha construido de muchos materiales. La Siguiente es una lista de las armaduras en el Libro de Mormón con antiguos equivalentes posibles del Nuevo Mundo.

Los Petos [Corazas De Pecho] y Cascos

Los guerreros mayas elaboradamente habían esculpido petos de pecho de hueso de madera, piedra, jade, o coraza. Los Cascos fueron hechos de materiales similares o aun algo tan simple como el cuero. [6]

Los Broqueles y Escudos

El maya peleó con varios tipos de escudos incluyendo escudos grandes de tela. [7]

La Ropa Gruesa y las Pieles de Animales

Así como en el Libro de mormón, la forma más común de la armadura entre los mayas era ropa gruesa y pieles de animales. Algunos guerreros mayas llevaron puesta una armadura básica que consistía en chaquetas gruesas, sin mangas hechas de algodón u otro material tejido. A veces estas chaquetas estarían doblemente acolchadas y podría resistir un impacto directo de la flecha. La prenda era tan ligera y barata que los españoles la adoptaron también. [8] A veces estas chaquetas acolchadas estaban cubiertas de pieles de animal para aumentar su protección. [9]

Las Armas

Las armas del Libro de Mormón también tienen equivalentes auténticos del Nuevo Mundo

El arco y la flecha

Mientras muchos críticos han afirmado que el arco no fue usado en el Mesoamérica temprano , el estudioso no SUD, Paul Tolstoi, afirma que hay pruebas para "el uso limitado del arco y la flecha en México central " durante las épocas del Libro de Mormón [10]. De hecho los descubrimientos arqueológicos recientes confirman que el arco fue usado en partes de Mesoamerica ya en los tiempos de Cristo. [11]

Las Espadas y las Cimitarras

El candidato más probable del Nuevo Mundo sería un arma conocido por los aztecas como el macuahuitl – un largo mango de madera con pedazos grandes de hojuelas de obsidiana clavadas en sus bordes. Aunque usados por los posteriores aztecas y los mayas, el macuahuitl data de los tiempos del Libro de Mormón. El Libro de mormón nos dice que las espadas eran de tal modo afiladas que podrían cortar extremidades de un golpe. La obsidiana puede ser más afilada que el acero quirúrgico [12]. Al momento de la conquista española fue registrado que un guerrero maya cortara la cabeza de caballo español con un ataque de su macuahuitl o lo que el español lo llamó su "espada".[13]

Una cimitarra ("cimeter" en ingles en el Libro de Mormón) usualmente se refiere a una espada que está arqueada. El Libro de Mormón nos dice que los guerreros a menudo pelearon con ambas espadas y cimitarras.

Es por consiguiente interesante notar que recientemente se descubrió una escultura Mesoamericana representando a un guerrero con un macuahuitl (cimeter) en una mano y un arma arqueado en su otra mano (espada). Hay suficientes ilustraciones Mesoamericanas y artefactos que exhiben las características básicas de una cimitarra que el Libro de mormón es vindicado por su uso. [14]

Algunos creyentes y críticos han asumido que las espadas del Libro de Mormón ha debido haber sido hechos de metal (ver Eter 7:9, Mosiah 8:11). Parte de esta creencia es derivada de la declaración de Nefi de que él modeló nuevas espadas "según la forma" de la espada de Laban (ver 2 Nefi 5:14). Las espadas "aceradas" de éter pudieron haber tenido cuchillas de lo que es actualmente conocido como "bronce". Las espadas "aceradas" no son mencionadas después de éter así que pudieron haber sido únicas. Otras espadas nativas podrían haber tenido pedazos de metal en vez de obsidiana en sus mangos, pero la obsidiana probablemente habría sido la herramienta cortante preferida (más abundante y más fácil para forjar un arma). Por lo que respecta a Nefi formando su espada según la espada de metal de Laban, es enteramente posible que Nefi siguiera el modelo general – una hoja de dos filos, manual, alargada (fácilmente el macuahuitl).

La rueda

La suposición de que el Libro de Mormón conocía la rueda se basa en la mención de los carros [carruaje] (Alma 18:9-12; 3 Nefi 3:22). La rueda no es mencionada en el Libro de Mormón a excepción figurativamente en los pasajes de Isaías (Ver 2 Nefi 15:28).

Dos preguntas diferentes están en disputa: (1) ¿Podrían los antiguos Americanos haber conocido sobre la rueda pero perder el conocimiento? (2) ¿Debe un carro [carruaje] tener ruedas?

¿Podrían los antiguos Americanos haber conocido sobre la rueda pero perder el conocimiento?

Por encima de cincuenta juegos de arcilla o miniaturas con axels y ruedas han sido descubiertas en la antigua América [15]. Tales miniaturas (las cuales probablemente no eran "juguetes" sino tuvieran un significado religioso[16]) con toda seguridad exhiben conocimiento de la rueda y sus usos. Las ruedas de madera de tamaño completo probablemente se habrían deteriorado a través del paso del tiempo. De las decenas de miles de carrozas mencionadas en la Biblia, ningún fragmento del carruaje jamás ha sido descubierto en la Tierra Santa. [17]

Algunas culturas americanas – después de que la rueda fue introducida por los españoles – se rehusaron a usar la rueda por su simbolismo religioso asociado con el sol [18]. Por cientos de años otros no aprovecharon la rueda introducida por los españoles porque no era práctico en el terreno de la selva Mesoamericana. [19]

¿Debe un carro [carruaje] tener ruedas?

En las imágenes de batalla de maya, por ejemplo, el rey se conduce en la batalla en una camilla o un armazón revestido de tela entre dos barras paralelas [20]. Ya que el Libro de Mormón nunca hace alusión a conducir o montar un carruaje (y ya que nunca es mencionado en un contexto militar), seguramente no podemos concluir que era tal "carro" [carruaje]. Algunos pasajes bíblicos en lo referente a “carruaje” pueden ser traducidos también como un "sofá portátil" o una "silla de recien nacido" de 'manos '. El Talmud aun usa el término (carruaje traducido en inglés) para un lecho conyugal. [21]

Notas:

1 Latayne Colvett Scott, The Mormon Mirage (Grand Rapids, Michigan: Zondervan Publishing House, 1979), 83.
2 Howard La Fay, “The Maya, Children of Time,” National Geographic, (December 1975), 732-733.
3 John A. Tvedtnes, Review of Books on the Book of Mormon v6:1 (Provo, Utah: FARMS, 1994), 30.
4 John L. Sorenson, “Viva Zapato! Hurray for the Shoe!” Reviews of Books on the Book of Mormon 6:1 (Provo, Utah: FARMS, 1994), 331-335.
5 Ibid., 334.
6 William J. Hamblin, “Armor in the Book of Mormon,” Warfare in the Book of Mormon (Salt Lake City: Deseret Book Company and FARMS, 1990), edited by Stephen Ricks and William Hamblin, 412-413.
7 Ibid., 414.
8 John L. Sorenson, An Ancient American Setting for the Book of Mormon (Salt Lake City: Deseret Book Company and FARMS, 1985), 262.
9 Hamblin, 412.
10 Paul Tolstoy, “Utilitarian Artifacts of Central Mexico,” Archaeology of Northern Mesoamerica, Pt. 1, 282-283, quoted in William J. Hamblin, “The Bow and Arrow in the Book of Mormon,” Warfare in the Book of Mormon (Salt Lake City: Deseret Book Company and FARMS, 1990), 379.
11 Ibid., 380.
12 Eric Mishara, “Ancient Scalpels,” Omni, (December 1983), 55.
13 Sorenson, 262.
14 William J. Hamblin, “Handheld Weapons in the Book of Mormon,” HAM-85 (Provo, Utah: FARMS, 1985), 33.
15 John L. Sorenson, “Wheeled Figurines in the Ancient World” (Provo, Utah: FARMS, 1983), 4.
16 Ibid., 3.
17 John L. Sorenson, Images of Ancient America: Visualizing Book of Mormon Life (Provo, Utah: FARMS, 1998), 59.
18 Diane E. Wirth, A Challenge to the Critics (Bountiful, Utah; Horizon Publishers, 1986), 62.
19 Brant Gardner, http://pub26.ezboard.com/fpacumenispagesfrm58.showMessage?topicID=252.topic&index=74
20 Brant Gardner, “Wild horse hypothesis” posted on SAMU-L, November 25, 1996; copy in my possession.
21 Sorenson, Images of Ancient America, 59.
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: