Traducción Libre: Marco Royo
Fuente: www.jefflindsay.com.

El uso del cemento en la América Antigua


El anacronismo mayormente ridiculizado en el Libro de Mormón es la referencia en Helaman 3:9-11 al trabajo del cemento entre algunos de los habitantes del continente americano en el siglo I antes de Cristo. En este tiempo muchos nefitas emigraron a las tierras del norte (probablemente el sur de Mexico). Los árboles eran muy escasos allí, aparentemente a causa de la irresponsabilidad ambiental entre la anterior y desaparecida civilización (Me refiero a los jareditas; probablemente correlacionados con los Olmecas). Mientas se preocuparon de proteger y nutrir árboles para el futuro, los nefitas utilizaban otros materiales para construir sus ciudades. Se mencionan específicamente que los edificios se hacían de cemento. Por décadas, esto parecía erróneo

En 1929, Heber J. Grant (Presidente de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días) contaba la historia de un hombre con doctorado que le había ridiculizado por creer en el Libro de Mormón. Ese hombte instruido citaba la mención de la obra de cemento como una obvia falacia, porque el pueblo de aquella época nada sabía acerca del cemento. El Presidente Grant, que era joven en el momento de la conversación, dijo:

"Esto no afecta a mi fe en lo más mínimo. He leido el Libro de Mormón con espíritu de oración y he suplicado a Dios por el testimonio en mi corazón y en mi alma de su divinidad, y lo he aceptado y creo en él con todo mi corazón. También le dije que si mis hijos no encuentran casas de cemento, espero que mis nietos los encuentren."
(April 1929 Conference Report, p. 128 ff.)

La afirmación del Presidente Grant resultó ser profética. Hoy los turistas que van a Mesoamérica, pueden encontrar edificios antiguos de cemento en Teotihuacan (que se encuentra claramente en la tierra del norte, según modelos modernos del geografía del Libro de Mormón). El cemento en Mesoamerica se usó al menos en el siglo I antes de Cristo. (David A. Palmer, In Search of Cumorah, Horizon Publishers, Bountiful, UT, 1981, p. 121). Palmer muestra una fotografía de cemento utilizado para cubrir la superficie del templo de Corzo en Chiapas. Palmer también cita Monte Alban, que se encuentra al sur de Teotihuacan pero todavía en la tierra del norte como otro ejemplo de edificación antigua en cemento. Varios ejemplos de cemento usan pequeñas piedras volcánicas (0.5 -2 mm de diámetro) mezclado con yeso y cal para producir el cemento. El cemento también se usó en la antigua ciudad de Kaminaljuyu (moderna ciudad de Guatemala).

Los edificios hechos de cemento en Mesoamérica implica más que aplicar un revestimiento a los edificios. Los elementos importantes estructurales se hicieron con cemento, y el uso de cemento en Mosoamérica data aproximadamente de cuando el Libro de Mormón informa sobre la época en que el Libro de Mormón informa de su desarrollo (46 antes de Cristo). John Welch provee información adicional en su artículo"A Steady Stream of Significant Recognitions" en Echoes and Evidences of the Book of Mormon, ed. D.W. Parry, D.C. Peterson, and J.W. Welch (Provo, Utah: FARMS,2002), pp. 372-374

Nadie en el siglo XIX podría saber que el cemento, de hecho, se usó generalizadamente en Mesoamérica al principio en este momento: a mediados del siglo I antes de Cristo[1]

Uno de los más notables usos del cemento se encuentra en el complejo templo de
Teotihuacan, al norte de la actual Mexico D.F.. Según David S. Hyman, el uso estructural del cemento aparece repentinamente en el registro arqueológico. Y a pesar de su ejemplo más antiguo, "es un producto plenamente desarrollado". Los bloques del piso de cemento de este sitio "eran de calidad estructural notablemente altos". Aunque expuesto a los elementos durante unos dos mil años, aún "superan los requerimientos de muchos códigos de edificación actuales". [2] Esto es consistente con el registro del Libro de Mormón, que trata a esta invención como un nuevo desarrollo importante que requiere gran destreza y lo convierte en una sensación

Después de este importante innovación tecnológica, el cemento se utilizó en muchos lugares del Valle de México y en las regiones mayas del sur de México, Guatemala, y Honduras, que muy bien pudieran haber estado cerca de la civilización nefita. El cemento se usó en la construcción posterior de edificios en lugares tales como Cerro de Texcotzingo, Tula, Palenque, Tikal, Copan, Uxmal, y Chichen Itza. Además, el uso del cemento es "hábito maya, ausente de ejemplos no mayas de bóvedas en voladizo desde el sudeste de los Estados Unidos hasta al sur de Sudamérica". [3]

El cemento en Mesoamérica era casi exclusivamente cemento de caliza. La piedra caliza se purificaba sobre una "pila cilíndrica de madera, que requiere muchísimo trabajo para cortar y destreza considerable para construir de tal manera que la combustión de la piedra y de la madera sea completa y un mínimo de impurezas permanece en el producto". [4] El hecho de que se encuentre muy poco carbón una vez de nuevo "atestigua de la habilidad de ese antiguo pueblo". [5]

Además John Sorenson ha observado el refinamiento experto en el uso del cemento en El Tajin, al este de Mexico D.F., en los siglos siguientes a la época del Libro de Mormón. Los tejados de cemento cubrían áreas extensas: "En ocasiones los constructores llenaban una sala de piedras y barro, alisando la superficie en lo alto para recibir el cemento, después quitaban el relleno interior cuando el [bloque] de encima se había secado." [6]

Notas

1. Véase Matthew G. Wells y John W. Welch, "Concrete Evidence for
the Book of Mormon", Insights (Mayo 1991)
2. David S. Hyman, A Study of the Calcareous Cements in Prehispanic
Mesoamerican Building Construction (Baltimore: Johns Hopkins University,
1970), ii, sec. 6, p. 7.
3. George Kubler, The Art and Architecture of Ancient America, 2nd ed. style='font-size:8pt;font-family:Verdana'>(Baltimore: Penguin, 1975), 201,
emphasis added.
4. Tatiana Proskouriakoff, An Album ofMaya Architecture (Norman: University of Oklahoma Press,
1963), xv.
5. Hyman, A Study of the Calcareous Cements, sec. 6, p. 5.
6. John L. Sorenson, "Digging into the Book of Mormon" Ensign, October 1984, 19.



Surge la pregunta sobre el uso de la madera en la producción de cemento. si la madera era tan escasa en el área donde indica el Libro de Mormon (Helaman 3:6,7), entonces, ¿como podría la población autóctona fabricar cemento? Antes he sugerido que hacer cemento no requiere madera adecuada de alta calidad para edificar, sino sencillamente material que se pueda quemar. Puede haber escasez de árboles de alta calidad aunque mucho material combustible que pueda ayudar a la fabricación de cemento. Sin embargo, basándose en lo que los eruditos han investigado en el sur de México donde el cemento se usó antiguamente, parece que el problema de la desforestación mencionado en el Libro de Mormón, fue al menos parcialmente causada por la demanda de madera para ayudar a la manufactura de cemento. Sobre este tema interesante, Brant Gardner tiene un excelente ensayo sobre Helaman 3 y la fabricación de cemento que muestra algo del apoyo de la erudición para el tema de la desforestación y fábrica de cemento en una región que coincide con la descripción del Libro de Mormón, con la sugerencia de que el Libro de Mormón en Helaman 3 describía el territorio como se conocía después del 300 después de Cristo y no en el momento en que se empezó a hacer cemento por primera vez

Teniendo en cuenta la importancia de Teotihuacan, considérese la siguiente sugerencia de Michael J. Preece (Review of Books on the Book of Mormon, Vol.3, 1991, p.38)

"El texto del Libro de Mormón habla a menudo de una tierra misteriosa. Se puede regerir a ella como "la tierra que se hallaba al norte" (Alma 63:4) o sencillamente "la tierra del norte" (Alma 63:5-8, 10; Helaman 3:3-4, 7, 10-11). En otro lugar se refiere a ella como "la parte más lejana del norte" (3 Nefi 7:12). Es posible que esta tierra se encuentre en el mismo lugar que "la gran ciudad de Jacobugat" (3 Nefi 9:9). El Dr. Allen sugiere que esta misteriosa tierra pudiera ser la antigua ciudad de Teotihuacan, erigida en el valle de Mexico, cerca del actual México D.F... La antigua cultura que habitaba esta ciudad tuvo sus comienzos hacia 150 antes de Cristo y cayó hacia 750 después de Cristo. La evidencia circunstancial de que Teotihuacan pueda ser efectivamente "la tierra del norte" incluye el hecho de que entre 55 antes de Cristo y 29 después de Cristo, el Libro de Mormón menciona varias migraciones a esta tierra donde se encontraron grandes extensiones de aguas. Éste es el mismo período en que Teotihuacan experimentaba un alto índice de crecimiento. El valle de México contiene muchos lagos, y de hecho México D.F. se erigió sobre el lecho de un lago completamente drenado. El Libro de Mormón habla del pueblo de la tierra del norte que construyr casas de cemento porque la madera era escasa en la tierra (Helaman 3:7, 10-11). El lugar arqueológico de Teotihuacan contiene muchos edificios hechos de cemento, y la madera era de hecho escasa en el valle de México."

En una nota relacionada, el Libro de Mormón habla de calzadas y caminos(3 Nefi 6:8; 8:13). Algunas personas SUD han citado el descubrimiento de caminos de cemento entre los incas como evidencia de apoyo, pero el Imperio Inca se encuentra demasiado al sur para que coincida con el entendimiento moderno de la geografía del Libro de Mormón. Sin embargo, se han descubierto en América Central calzadas cubiertas de cal (denominados sacbes), algunos lo datan de la época del Libro de Mormón. Investigadores de la Universidad Tulana descubrieron una calzada de alrededor del 300 antes de Cristo (E. Wyllys Andrews V et al., "Komchen: An Early Maya Community in Northwest Yucatan" presentado en 1981 en la Reunión de la Sociedad Mexicana
de Antropologia, San Cristobal, Chiapas, p. 15, también citado por J. Sorenson, Ensign, Oct. 1984, p. 18). Otra calzada se utilizó en Belice entre 50 antes de Cristo y 150 después de Cristo. (Andrews, "Dzibilchaltun2 en Supplement to the Handbook of Middle American Indians, ed. J.A. Sabloff, vol. 1, Archaeology, University of Texas Press, Austin, 1981, p. 322, citado por Sorenson, 1984, p. 23). Al sur de México D.F. hay alrededor de dos millas de antiguos caminos empedrados(American Antiquity, Vol. 45, 1980, p. 623), mientras que una calzada en Yucatan tiene una longitud de 50 millas(A. Bustillos Carillo, "El Sacbe de los Mayas: Caminos Blancos de los Mayas, Base de su Vida Social y Religion", 2nd ed., B. Costa-Amic Editorial, Mexico, 1974, p. 23, citado por Sorenson, 1984, p. 18). Como aprendemos más acerca de estas antiguas calzadas y sus usos, esperamos entender más de los pueblos del Libro de Mormón y sus vidas. En cualquier caso, la mención de la obra de cemento y calzadas en el Libro de Mormón parece plausible hoy, pero era improbable para los expertos del pasado

A propósito los antiguos pueblos de adobe que existieron tanto en México como en el sudoeste de Estados Unidos podrían también calificarse de casas de "cemento". La palabra "adobe" no se usaba comúnmente en el tiempo de José Smith, no estaba en el Diccionario de Webster de 1830, y no aparece en la imprenta en inglés hasta 1834 (B. Stubbs, Journal of Book of Mormon Studies, Vol. 6, No. 1, 1996, p.39). Si José no tiene esa palabra en su vocabulario, la palabra "cemento" podría también incluir al adobe en el Libro de Mormón. acaso los constructores de adobe se relacionaran con los pueblos del Libro de Mormón

La publicación FARMS también habla de cemento en el Libro de Mormón
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: