Por www.mundolds.blogspot.com

La Crítica

En 1843, alrededor de 13 meses antes de que José Smith muriera a manos del populacho que asaltó la cárcel en la que estaba detenido por tumulto e insurrección, hubo un repentino entusiasmo entre los mormones a raíz de un gran hallazgo arqueológico. Durante la excavación de un montículo cerca de Kinderhook, Illinois, a fines de abril, se encontraron seis delgadas planchas de bronce en forma de campanas, con extraños jeroglíficos grabados, a una profundidad de unos tres metros. Como parecían ser de un origen muy antiguo, las "planchas de Kinderhook" (como se las llegó a conocer) fueron expuestas brevemente al público y luego se las enviaron a José Smith por su supuesta habilidad para traducir idiomas desconocidos.

El profesor de Egiptología de la Universidad de Chicago, James H. Breasted informó algunos años más tarde en una carta:

Las "planchas de Kinderhook" son, por supuesto, engaños infantiles, como el mundo de la ciencia ha sabido desde hace tiempo.

¿Qué significa todo esto? ¿Significa simplemente que uno de los "hallazgos" que los Santos de los Últimos Días pensaban que respaldaba el libro de Mormón, en realidad no lo hace, pero que esto no afecta la naturaleza profética de José Smith?

Las Preguntas

¿Dada la creencia actual SUD de que las planchas de Kinderhook eran fraudulentas, cómo uno puede explicar las siguientes cosas?
  • ¿Por qué permitiría José Smith al Times and Seasons (periodico de la Iglesia) enfocarse mucho en las planchas? (La publicación le dedicó siete páginas enteras al tema durante el tiempo que las planchas estaban en Nauvoo.)
  • William Clayton estaba con José Smith el día en que él dio su apreciación de las planchas de Kinderhook (Intimate Chronicle, The Journals of William Clayton ,página 100).
  • En una carta escrita de esa ciudad, fechada el 2 de mayo de 1843, Charlotte Haven dijo que cuando Joshua Moore se los mostró a José, el último dijo que las figuras o las escrituras en ellas eran similares a aquellas en las que el Libro de Mormón fueron escritas, y si el Sr. Moore los podía dejar, él pensaba que con la ayuda de la revelación él podía traducirlos". (Overland Monthly, Diciembre. 1890, la página 630). Esto provee evidencia que otros basaron la supuesta traducción de las planchas por Smith no provenian de William Clayton.
  • El relato del diario de William Clayton dice que él cenó con el Profeta la noche que él emitió su opinión sobre las planchas.
  • Brigham Young aprobó la historia de José Smith. Además, él estaba en la casa de José Smith y vio las planchas allí.
La Respuesta:

Por Ben McGuire

Las planchas de Kinderhook han sido algun enigma dentro de la comunidad mormona desde que aparecieron por primer vez en abril de 1843. Mientras hay creyentes SUD que toman un número de posiciones diferentes sobre el tema de estos artefactos, La mayoría ha concluido que fueron falsificaciones. Este artículo resume alguna información crucial que los críticos a menudo excluyen de su debate de las planchas Kinderhook, y la magnitud de la implicación de José Smith.


Primero, José Smith no era ya el editor del Times and Seasons en abril de 1843. Él había renunciado a esa posición en noviembre de 1842. Su habilidad para controlar el contenido de ese periódico (o su deseo de hacer eso, hasta el grado que insinúan) es dudosa. Al mismo tiempo, siete páginas probablemente no deberían ser consideradas tan significativas como sugieren. Entre el contenido de esas siete páginas estaban los grabados de las planchas, una serie de declaraciones juradas de aquellos que "los descubrieron", y, una reproducción de una editorial a partir del Quincy Whig. Esto fue de interés no sólo para los mormones en Nauvoo, sino también para la región circundante.

Segundo , José Smith parece haber tenido las planchas en su posesión por alrededor de cinco días.

Historias Conflictivas

Tercero, la historia de William Clayton es problemática. Lo podemos tomar como un conocimiento personal y específico adquirido a partir del José Smith, o no, o algo entre ser enteramente exacto o enteramente falso. La razón para esto es que sólo dos historias contemporáneas existen (la de Clayton es uno de ellas) que tratan de detallar el supuesto contenido de las planchas. Estas historias no están de acuerdo en varios puntos. Además, la historia de Clayton tiene puntos significativos errados acerca del descubrimiento que tienen relación con las series de las declaraciones juradas, y con aquellos que perpetraron el engaño. ¿Pudo ser José Smith la fuente de estos errores?

Entonces, el primer asunto es el "esqueleto" que no existia (no había uno con las planchas). No hubo nunca alguna mención de un esqueleto por aquellos que excavaron las planchas. No obstante, tenemos tanto a Pratt y Clayton proporcionando historias relacionadas (aunque diferentes) de este esqueleto. Según Clayton tenemos un esqueleto de nueve pies de alto, aparentemente enterrado seis pies de distancia a partir de la superficie. Pratt indica que hubo un esqueleto (de presunta estatura normal) con partes enterradas a quince pies . Pratt también nota que el esqueleto fue sepultado en un jarrón de cemento. Clayton afirma que las planchas fueron encontradas en el pecho del esqueleto. Clayton también afirma que fue encontrado en el Condado Adams (incorrecto) mientras Pratt nota que provenian del Condado de Pike (correcto).

¡Tanto Clayton y Pratt afirman que las planchas reflejan la historia del individuo con quien fueron encontradas (no obstante no hubo esqueleto encontrado)!. Habían encontrado algunos "huesos humanos que aparecieron como si hubieran sido quemados," pero ésta es la extensión de la descripción en la nota de prensa inicial, y los afidávits (declaraciones juradas) no hacen mención de ellas. Entonces, nos quedamos con un poco de duda (enigma). Clayton inseparablemente relaciona la traducción de las planchas a la historia de un esqueleto imaginario de nueve pies de alto (si lo imaginamos siendo enterrado verticalmente, también coincidiría con la afirmación de Pratt que parte del esqueleto estaba enterrado a quince pies ). Pratt también menciona un jarrón de cemento, presente en ninguna otra historia. Tanto los relatos de Clayton y Pratt contienen numerosas exageraciones o distorsiones. A menos que José mismo no tuviese contacto con las historias originales, o con cualquiera de los presentes en la excavación (que parece poco probable), realmente parecería que Clayton confiaba en información que no provino de José cuando él publicó su anotación de su diario.

Comparación de los Relatos de Clayton y Pratt sobre las planchas de Kinderhook

Elementos de la Historia Relato de Clayton Clayton exacto ? Relato de Pratt Pratt exacto?
Esqueleto Si Incorrecto Si Incorrecto
Tamaño del Esqueleto 9 pies Incorrecto Tamaño Normal Incorrecto
Profundidad enterrada 6 pies Incorrecto 15 pies Incorrecto
Localización de las planchas En el pecho de esqueleto Incorrecto No menciona N/A
El Lugar de la Cavación Condado de Adams Incorrecto Condado de Pike Correcto
El Jarrón de Cemento No menciona Correcto Menciona Incorrecto

Ya que ninguna traducción existente fue alguna vez abierta, y ya que no hay evidencia real de una traducción que se haya realizado, la mayoría de creyentes SUD concluyen que es seguro concluir que ninguna traducción realmente ocurrió.

Los Fragmentos Sobrantes

Hay una observación más. Las planchas fueron primeras traídas a Nauvoo el 29 abril de 1843. La anotación del diario de Clayton es del 1 de mayo de 1843 y la carta de Charlotte Haven es fechada el 2 de mayo de 1843. El miércoles (3 de mayo) o jueves (4 de mayo) el Times and Seasons señaló: " El Sr. Smith ha tenido las planchas, cual es su opinión con respecto a ellas, aún no lo hemos averiguado. El caballero que es dueño de ellos los ha quitado... Estamos informados sin embargo, que él tiene en mente devolverlos para la traducción; Si es así, podemos ser capaces aún de proveer a nuestros lectores de ello "

La indicación aquí es que ninguna traducción aún había ocurrido. Parece razonable que lo que obtenemos en el diario de Clayton es mayormente el producto de la fabricación de rumores; El rumor, y no lo que realmente aconteció. (Realmente, se sabe que su descripción del descubrimiento de las planchas es completamente errónea, dejándonos a especular sobre el asunto de la traducción).

Clayton ciertamente estuvo con José gran parte del día del 1 de Mayo, pero, no "todo el día", y sin duda había otras cosas sucediendo. Entre otras cosas, el matrimonio de José con Lucy Walker la cual Clayton ofició.
¿José escribió esto?

Algunos críticos han tratado de demostrar que José hizo realidad intento de traducir las planchas Kinderhook, basado en un pasaje de History of the Church que fue escrita supuestamente por el mismo José:
"He traducido un parte de ello y encontré que contiene la historia de la persona con quien se ha encontrado. El era un descendiente de Cam de los lomos de Faraón, rey de Egipto y que recibió su reino del soberano del cielo y la tierra.".

Con el fin de desacreditar la capacidad de José Smith como traductor, los autores presentan la antigua controversia de Kinderhook, que se ha resuelto de una vez por todas como una falsificación por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

La supuesta declaración de José Smith de que las planchas Kinderhook eran auténticos y que ellos eran de un "descendientes de Cam," proviene del diario de William Clayton, que esta escrito en primera persona, como si viniera de la boca de José Smith. Una narración en primera persona, al parecer era una práctica común de este período de tiempo cuando una obra biográfica estaba siendo recopilada. Dado que tales palabras no fueron escritas por el Profeta, no pueden ser aceptada acríticamente como sus palabras o su opiniones.
[Stanley B. Kimball, "Kinderhook Plates Brought to Joseph Smith Appear to Be a Nineteenth-Century Hoax," Ensign (August 1981): 66-74]

En Resumen History of the Church cuenta que la tracucción de las planchas por José no fue escrito por él (José), sino era el trabajo de un editor que, después de la muerte de José, reelaboró la anotación del diario de William Clayton y lo escribió como si José lo hubiera hablado. [Joseph Smith, History of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, 5:372]. Como vimos, esta era una práctica histórica común en esa época, pero no provee alguna prueba adicional de la postura de José hacia las planchas. ["Kinderhook Plates Brought to Joseph Smith Appear to Be a Nineteenth-Century Hoax," Ensign (August 1981): 66–74.]

La Conclusión

El mejor argumento contra el intento de José para traducir las planchas de Kinderhook es más probable que el [argumento que] nadie dijo nada en ese momento. Una trampa fue colocada a José, pero él no entró en ella. Dos décadas más tarde, con José sin ningún daño en absoluto los conspiradores respondieron al llamado y anunciaron que hubieron ' engañado ' al profeta [en ese tiempo la iglesia tenía sede en Utah y presto poca atención a esta demanda] ¿Pero, si quisieron poner de manifiesto a José, por qué esperaron décadas para hacerlo? ¿Por qué no alardearon su éxito desde los tejados en Nauvoo e Illinois? Muy simple, José no cayó en su trampa, y no hay nada que anunciar. Todo lo que podemos concluir del relato de Clayton es que hubo un interés considerable en las planchas, una variedad de historias concerniente a ellas, y la anticipación de que José podría traducirlos, como los conspiradores afirmaron que esperaban que lo haría.
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: