Por mundolds.blogspot.com

La Crítica


Los críticos acusan que la decisión de José Smith para presentar su candidatura a Presidencia de los Estados Unidos en 1844 muestra su inclinación megalómana por acumular siempre más poder, o muestra a un fanático con delirios de grandeza.

Las Motivaciones de José Smith

José Smith fue claro al no colocar sus actividades o creencias políticas dentro del reino Profético. Como dijo, " El Señor no me ha dado una revelación concerniente a la política. No le he preguntado por una". 1 (Joseph Smith, History of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints)


El 8 de febrero de 1844, el Profeta declaró: “No habría consentido que mi nombre fuera utilizado por mis amigos en alguna manera como Presidente de los Estados Unidos o candidato para ese cargo, si mis amigos y yo hubiéramos podido tener el privilegio de gozar de nuestros derechos civiles y religiosos como ciudadanos estadounidenses, incluso aquellos derechos que la Constitución garantiza a todos sus ciudadanos por igual. Sin embargo, como pueblo, esto se nos ha negado desde el principio. La persecución ha girado en torno a nuestras cabezas cada cierto tiempo, desde partes de los Estados Unidos, como repiques de trueno debido a nuestra religión; y ninguna parte de este Gobierno hasta ahora ha dado un paso al frente por nuestro alivio. Y en vista de estas cosas, siento que es mi derecho y privilegio obtener el tipo de influencia y poder que puedo utilizar legalmente en los Estados Unidos para la protección de la inocencia herida” (Historia de la Iglesia, 6:210-11)

Las razones de José para presentar su candidatura como Presidente incluyeron lo siguiente:


  • José quiso proveer a los Santos de un candidato político que podrían apoyar. En vez de votar por "el menor de dos males," o abstenerse de participar en el proceso, José se propuso a sí mismo como una opción.
  • La candidatura de José significó que los mormones no apoyarían a ninguno de los dos ya sean Whigs o Demócratas; Esto pudo ayudar a evitar el sentimiento antimormón en Illinois, ya que el partido que no recibió apoyo de los Santos, tenían muchas razones para tener resentimientos hacia los mormones, quienes eran lo suficientemente numerosos para sostener un "balance de poder" en el estado.
  • José tenía la esperanza de hacer público las quejas de los Santos relacionados a su despojo del estado de Misuri. Otros esfuerzos como la reparación legal [a los Santos] habían fracasado, y así es que José vio en la campaña a la Presidencia una manera de atraer la atención, con esperanza de que los sentimientos del público podrían ser atraídos directamente. Antes de ponerse en marcha, José preguntó a John C. Calhoun, Lewis Cass, Richard M. Johnson, Henry Clay, y Martin Van Buren (los cinco candidatos destacados) sobre las acciones o medidas que tomarían con relación a las quejas de los mormones en Misuri . Dos no contestaron; Los otros tres no daban palabra apoyo en el caso de una victoria. (Arnold K. Garr, "Joseph Smith: Candidate for President of the United States," in Regional Studies in the Latter-day Saint Church History: Illinois)
  • José sabía que presentar su candidatura a Presidencia captaría la atención. Esto le permitió predicar sus ideales religiosos y políticos en una plataforma nacional.
  • José apoyó un banco central fuerte; Él indudablemente tenía recuerdos vívidos de los problemas que se levantaron cuando la banca formal no estaba disponible, especialmente en la frontera, dado los problemas con el Kirtland Safety Society.
La Conclusión

José Smith fue sincero en sus principios políticos, que parecen generalmente haber tenido una buena acogida. José tuvo mucha experiencia con la persecución y la aversión en todas partes de su carrera profética; Parece improbable que él hubiese esperado vencer tal animosidad y exitosamente ser el Presidente Electo.

Sin embargo, hubo otras metas que asimismo fueron servidas con su campaña Presidencial, y estos parecen haber hecho aparición en las mente de José y aquéllos a quienes envió como jefes de campaña, a esto se sumaba el hecho de fortalecer a la Iglesia a través de las ramas distantes, capacitar a los futuros líderes , predicar el evangelio, y disipar el prejuicio.
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

4 Comentarios:

  1. EL NUEVO ORDEN MUNDIAL:
    A. Hoy a dejado un legado de Imperio BILLONARIO a sus sucesores, únicamente con el lavado de cerebro del “Diezmo”, que en la actualidad es un fraude religioso. (Nadie sabe quienes son los dueños de todas las propiedades de activos fijos. Como ultima noticia tenemos la adquisicion de unterreno en la Florida de mas de $850,000,000.00 de dolares)( para que?.. nadie sabe, pero mienras usted trabaja otros disfrutan)
    B. El control mundial bancario, territorial e impositivo punitivo
    De este ultomo la pretensión de ser Presudente de los EU, las cuales anexo algunas de las proposiciones que pretendía como Presidente:
    1 Un solo sistema bancario central.
    2. Poseer territorialmente a Mexico y Canada.
    3. Un estricto castigo a militares desertores.
    4. Una elevada tarifa de impuestos para proteger a industrias.
    (La Iglesia Restaurada, William E. Berret, pag #168)

    ResponderEliminar
  2. Es increible como se juegue con la fe de muchas personas:
    mientras muchas personas pasan carencias , les lavan el coco, con el mentado diezmo, y ellos... los de arriba.. Disssffffrrrruuuutttaaaaaanndo de la vida abundante de activos fijo y dinero..

    ResponderEliminar
  3. En realidad el diezmo no es una estafa, aunque hoy por hoy algunos estafan con dicha práctica. Tampoco es un mandamiento, aunque otros lo tomen así. Entonces, ¿Qué es el diezmo? Lo difícil de desarrollar este tema es que toca muy profundamente tradiciones que hemos considerado como sacramentos a través de los siglos. Es decir, el diezmo se ha considerado por siglos, desde la perspectiva evangélica, como una practica sagrada e incuestionable. Otro problema es la pobreza formativa de algunos pastores para entender la continuidad y discontinuidad que existen entre el Antiguo y Nuevo Testamentos. ¿Qué debemos desechar del Antiguo Testamento? ¿Qué es viejo, y qué es nuevo? Esto demuestra la pobreza teológica y la pereza de pensamiento critico de algunos pastores, aun más aquellos de bajo nivel educativo. Pero la iglesia de hoy debe considerar el estudiar y discutir estos temas para responder con obediencia a las Escrituras. Este tema del diezmo hace unos años parecía innecesario de discutir. Hoy ante los abusos de los chamanes NEO-apóstoles y predicadores electrónicos, se ha tornado necesario discutir el tema y este articulo es un intento teológico de iniciar la discusión, para que esta continúe en nuestras iglesias.

    ResponderEliminar
  4. Kishkumen Gadianton ni siquiera cree en Dios. Menos la Biblia y lo que el enseña. Lo único que dirá como respuesta serán sandeces

    ResponderEliminar