Traducido Por: Paul F. Justham

La Crítica

Los críticos alegan que el Libro de Mormón consiste en nada menos que una copia pobre de la Biblia; que cualquiera pudo haber producido en serie semejantes ideas ordinarias y recalentadas, apropiando liberalmente de la biblia y de sus experiencias personales.

La Respuesta

El Libro de Mormón contiene muchas doctrinas únicas y maravillosas que amplían el texto bíblico. El lector sincero se da cuenta de que toda escritura inspira. El profeta Nefi, en el Libro de Mormón, afirma audazmente que éste había de incluir «muchas [doctrinas] claras y preciosas» que originalmente se hallaban en la Biblia, pero que después se tacharon, ya sea deliberadamente o por error (1 Nefi 13:26–40). A continuación se presenta una lista de algunas de dichas doctrinas «claras y preciosas» halladas en el Libro de Mormón que o no aparecen en la Biblia, o no se delinean con la claridad suficiente para evitar gran debate y desacuerdo entre cristianos que pretenden conocer la voluntad de Dios.

Doctrinas relacionadas al Salvador y su misión

•Cristo se ofrece a sí mismo por todos los de corazón quebrantado y de espíritu contrito (2 Nefi 2:7, 3 Nefi 9:20) (véase también Salmos 34:18)

•Cristo salvará a los hombres de sus pecados, pero no en sus pecados (Alma 11:34–37, Helamán 5:10-11) (véase también Mateo 1:21)

•Por qué Cristo, aunque perfecto, tenía necesidad de bautizarse (2 Nefi 31:4–10) (véase también Mateo 3:13-15)

•El plan perfecto de misericordia y justicia (Alma 42:11-15, Alma 34:10-16)

•El Salvador tomó sobre sí no sólo nuestros pecados, sino también nuestros dolores, aflicciones y tentaciones, a fin de que supiera cómo socorrernos y fortalecernos. (Alma 7:11–12)

•La calidad infinita de la Expiación (2 Nefi 9:7, Alma 34:10-12)

•Sin la resurrección, todos los hombres se convertirían en ángeles del diablo, sujetos a éste, y serían miserables para siempre. (2 Nefi 9:8–10)

•Todas las cosas dadas por Dios son símbolos de Cristo y testifican de Él. (Nefi 11:4, Alma 30:44)

•Cómo la ley de Moisés sirvió de ayo a Israel. (Mosíah 13:27-31, Alma 34:13-14)

•En qué sentido Cristo es el Padre y el Hijo. (Mosíah 15:1-9)

•Quiénes son el linaje de Cristo, mencionado en Isaías 53:10. (Mosíah 15:10-14, Mosíah 5:7)

•El Plan de Redención fue preparado desde la fundación del mundo (Alma 12:25), y Jesucristo es central a dicho plan (Éter 3:14).

•La redención de Cristo es retroactiva para salvar a los fieles que lo precedieron (Alma 39:15-19).

•El cuerpo espiritual ante-mortal de Jesucristo tenía la misma apariencia que su cuerpo mortal. (Éter 3:6-16) (Véase también Génesis 1:26-27)

Lo que el diablo no quiere que sepamos

•Murmurar sofoca el Espíritu. (1 Nefi 3:5–6)

•Cómo es que se atará a Satanás durante el Milenio. (1 Nefi 22:26)

•Satanás es el padre de las mentiras. (2 Nefi 2:18)

•Cuáles son las técnicas de Satanás para entrampar a los hombres. (2 Nefi 28:19-30)

•El espíritu malo enseña al hombre que no debe orar. (2 Nefi 32:8)

•Satanás susurra a la gente que no hay ni infierno ni diablo. (2 Nefi 28:22)

•Lo que motiva a Satanás -- retribución por su propia miseria (2 Nefi 2:18, 2 Nefi 2:27)

•Lo que significa "las cadenas del infierno". (Alma 12:9-11)

•Laborar con diligencia en la viña nos protege del pecado y de los planes astutos que ha urdido el diablo (Alma 28:14)

•La definición de anticristo (Alma 30:6-60).

•El diablo detesta a la humanidad, aun a los que le siguen (Alma 30:60).

•«La maldad nunca fue felicidad» (Alma 41:10).

•El orgullo es la herramienta más eficaz que tiene Satanás para destruirnos (3 Nefi 6:10-16).

•Satanás es el padre de toda contención (3 Nefi 11:29).

El Propósito de la Vida

•«Adán cayó para que los hombres existiesen; y existen los hombres para que tengan gozo» (2 Nefi 2:25).

•La caída de Adán y Eva formó parte del plan de Dios – de no haber caído, habrían permanecido para siempre en el jardín de Edén, sin conocer ni el gozo ni la miseria, sin hacer lo bueno ni lo malo, sin tener hijos (2 Nefi 2:22–25).

•«...es preciso que haya una oposición en todas las cosas» (2 Nefi 2:11).

•En la vida, los hombres tienen opciones ilimitadas, y «son libres para escoger la libertad y la vida eterna, por medio del gran Mediador de todos los hombres, o escoger la cautividad y la muerte, según la cautividad y el poder del diablo» (2 Nefi 2:27, Helamán:14:30-31).

•Esta vida es un estado probatorio, un tiempo para prepararse para comparecer ante Dios (Alma 42:1-10,13, Alma 12:24 (20-24), Alma 34:32).

•No demore el día de su arrepentimiento (Alma 34:32-34, Helamán 13:38).

•Definiciones ciertas de la sabiduría y la insensatez (2 Nefi 9:28–29,42).

•Las bendiciones de la obediencia a los mandamientos de Dios (Mosíah 2:41).

•El hombre natural es enemigo de Dios. Lo que se requiere para convertirse en santo (Mosíah 3:19).

•La respuesta a la antigua pregunta (la pregunta secular?): '¿Por que permite Dios que los buenos experimenten cosas malas?' El Señor prueba tries la paciencia y la fe de Su pueblo (Mosíah 23:21).

•«¡Oh recuerda, hijo mío, y aprende sabiduría en tu juventud; sí, aprende en tu juventud a guardar los mandamientos de Dios» (Alma 37:35)!

•Porque los corazones de los hombres son falsos, inconstantes y prestos para ensalzarse en el orgullo, Dios debe castigarlos con muchas aflicciones, para que no se olviden del todo de Él (Helamán 12:1-6).

•Experimentamos plenitud de gozo cuando laboramos para traer almas a Cristo (3 Nefi 28:9-10).

La fe, el arrepentimiento, el bautismo, el don del Espíritu Santo y perseverar hasta el fin

•Ninguna cosa impura puede entrar el reino del cielo (1 Nefi 10:21,1 Nefi 15:34, Alma 7:21, Alma 40:26, Alma 45:16).

•La voz apacible y delicada del Espíritu es algo que se siente (1 Nefi 17:45).

•En la resurrección, los que no se arrepienten tendrán un conocimiento perfecto de toda su culpa, impureza y desnudez, mientras que los justos tendrán un conocimiento perfecto de su gozo y rectitud, hallándose vestidos de pureza (2 Nefi 9:14).

•Por gracia somos salvos, después de cuanto podamos hacer (2 Nefi 25:23).

•No basta tener fe una vez, arrepentirse una vez y bautizarse. Hay que marchar adelante, deleitándose en la palabra de Cristo, y perseverar hasta el fin (2 Nefi 31:19-20).

•Existía el bautismo antes de Juan Bautista (2 Nefi 31:4–6,8,11–12 Mosíah 18:10,13,15–17).

•Las frutas del orgullo (3 Nefi 6:10–16).

•Las únicas fuentes de la desigualdad entre los hombres son el pecado y la transgresión (Alma 28:13).

•Cómo retener la remisión de sus pecados (Mosíah 4:11-26).

•Cómo perseverar hasta el fin (Mosíah 4:29-30).

•Para alcanzar la salvación, hay que arrepentirse, guardar los mandamientos, nacer de nuevo, lavar los vestidos mediante la sangre de Cristo, ser humilde y despojarse del orgullo y la envidia, y hacer obras de rectitud (Alma 5:14-35).

•Nuestros pecados nos restringen y nos ligan hasta la destrucción (Alma 7:14-16).

•Cómo nutrir y aumentar nuestra fe en Jesucristo (Alma 32:6-43).

•Debemos tener «fe para arrepentimiento» (Alma 34:15-17).

•Se define el evangelio (3 Nefi 27:13-21 [conócese también como «la doctrina de Cristo»], 3 Nefi 11:31-41, 2 Nefi 31:10-21).

•No recibimos ningún testimonio sino hasta después de la prueba de nuestra fe (Éter 12:6).

•«...si los hombres vienen a mí, les mostraré su debilidad. Doy a los hombres debilidad para que sean humildes; y basta mi gracia a todos los hombres que se humillan ante mí; porque si se humillan ante mí, y tienen fe en mí, entonces haré que las cosas débiles sean fuertes para ellos» (Éter 12:27).

•No puede uno tener fe ni esperanza, a menos que sea manso y humilde de corazón (Moroni 7:43-44).

•«Y las primicias del arrepentimiento es el bautismo; y el bautismo viene por la fe para cumplir los mandamientos; y el cumplimiento de los mandamientos trae la remisión de los pecados» (Moroni 8:25)

•La remisión de los pecados trae la mansedumbre y la humildad de corazón, que a su vez traen la visitación del Espíritu Santo (Moroni 8:26).

Requisitos para el Bautismo

•La voluntad de seguir al Salvador con íntegro propósito de corazón, con verdadera intención (2 Nefi 31:3, 2 Nefi 31:10-13).

•Debemos arrepentirnos de nuestros pecados, testificando así al Padre que estamos dispuestos a tomar sobre nosotros el nombre de Cristo (2 Nefi 31:3, Moroni 6:2–3).

•El deseo de entrar en el redil de Dios y ser llamado Su pueblo (Mosíah 18:8).

•La voluntad de llevar los cargos los unos de los otros, de llorar con los que lloran, y consolar a los que necesitan de consuelo (Mosíah 18:9).

•La voluntad de ser testigo de Dios en todo tiempo, y en todo lugar en que estuviese, aun hasta la muerte (Mosíah 18:10).

•La voluntad de servir a Dios, guardar Sus mandamientos, y un deseo que Él derrame Su Espíritu sobre uno (Mosíah 18:10, Mosíah 21:35).

•No obstante que era santo el Salvador, se bautizó para testificar al Padre que le sería obediente al observar sus mandamientos (2 Nefi 31:7).

•Hay que arrepentirse, ser bautizado y volverse como un niño pequeño o de ningún modo podrá heredar el reino de Dios (3 Nefi 11:37–38).

•Hay que tener un corazón quebrantado y un espíritu contrito (Moroni 6:2-3).

•El bautismo no es para los niños pequeños (Moroni 8:4-23).

•El bautismo y el arrepentimiento son para los que son responsables y capaces de cometer pecado (Moroni 8:10).

La Oración

•La preparación precede a la revelación (1 Nefi 16:23,24,28,29).

•No debemos hacer nada sin orar antes, para que Dios nos consagre nuestra acción, a fin de que la obra sea para el beneficio de nuestras almas (2 Nefi 32:9).

•La manera de comprender las cosas de Dios (1 Nefi 15:2–4).

•No hay que poner confianza en el brazo de la carne (2 Nefi 4:34, 2 Nefi 28:31).

•«No procuréis aconsejar al Señor, antes bien aceptad el consejo de su mano» (Jacob 4:10).

•La respuesta a la pregunta: 'De algo sirve orar por los demás?' (Mosíah 27:14).

•Dónde, cuándo y para qué debemos orar (Alma 34:17-27).

•Si no cuidamos de los pobres y los necesitados, el Señor no contestará nuestras oraciones (Alma 34:28-29).

•Se debe vivir cada día en acción de gracias (Alma 34:38).

•El sermón americano del Salvador sobre la oración : debemos alzar Su luz siguiendo su ejemplo de orar sin cesar (3 Nefi 18:15-25) (Véase también 3 Nefi 11 - 18 para ejemplos de las oraciones del Salvador entre los Nefitas).

•Cuando un hombre presenta una ofrenda u ora de mala gana al Señor, es igual que si hubiese retenido la ofrenda - a menos que lo haga con verdadera intención, de nada le aprovecha (Moroni 7:6-8).

•La caridad es el amor puro de Cristo. (Moroni 7:47) Debemos orar con toda la energía de nuestros corazones, para que se nos llene de ese amor (Moroni 7:48, Moroni 8:26).

•Se debe orar con verdadera intención, teniendo fe en Cristo (Moroni 10:3-5) (Véase también Santiago 1:5-6).

•Se debe meditar antes de preguntar a Dios sobre la verdad de una cosa (tal como el Libro de Mormón), y luego pedir con verdadera intención (estando dispuesto a obedecer lo que diga el Señor). Un testimonio de la verdad viene por el poder del Espíritu Santo (Moroni 10:3-5).

El Poder de las Escrituras

•Para aprovechar y aprender de las escrituras, debemos aplicarlas a nosotros mismos (1 Nefi 19:23).

•Porqué se necesita el Libro de Mormón además de la Biblia: (2 Nefi 29:1-14, Portada (ver final del segundo párrafo).

Las escrituras «ensanchan la memoria» del pueblo (Alma 37:8).
•«Sí, vemos que todo aquel que quiera, puede asirse a la palabra de Dios, que es viva y poderosa, que partirá por medio toda la astucia, los lazos y las artimañas del diablo, y guiará al hombre de Cristo por un camino estrecho y angosto, a través de ese eterno abismo de miseria que se ha dispuesto para hundir a los inicuos, y depositará su alma, sí, su alma inmortal, a la diestra de Dios en el reino de los cielos, para sentarse con Abraham, con Isaac, y con Jacob, y con todos nuestros santos padres, para no salir más.» (Helamán 3:29-30).

Para Nuestros Días

•La respuesta a la antigua pregunta (la pregunta secular?): 'Si Dios es un dios de amor, ¿cómo pudo mandar a los israelitas que destruyesen a los cananeos?' (1 Nefi 17:32–45)

•Cuando lleguen las naciones a la madurez de la iniquidad, el Señor las destruye (1 Nefi 17:37-38, 2 Nefi 1:7, Alma 45:16, Éter 2:8-12).

•Antes que las destruya, manda profetas para amonestarlas (2 Nefi 25:9).

•Un pueblo llega a la madurez de la iniquidad cuando expulsan a los justos (Helamán 13:12-14) (véase también Génesis 18:23-33).

•Definición y condenación de las supercherías sacerdotales (2 Nefi 26:29-31).

•Dios es un Dios de milagros, el mismo ayer, hoy y para siempre, pero opera entre los hijos de los hombres de acuerdo con la fe de éstos (2 Nefi 27:23, Éter 12:12 [7-22], Mormón 9:7-11,15-21, Moroni 7:27,37 [35-38]).

•Bajo qué circunstancias es justificado emprender la guerra (Alma 43:45-47, Alma 48:14-16, Alma 43:29-30).

•La aparición del Libro de Mormón es una señal de que el Señor ha empezado a recoger a Israel y a cumplir sus convenios (3 Nefi 29:1-9).

•«No toquéis el don malo, ni la cosa impura» (Moroni 10:30).

Otras cosas Claras y Preciosas

•«Por medio de cosas pequeñas y sencillas se realizan grandes cosas, ...y por medios muy pequeños el Señor confunde a los sabios y realiza la salvación de muchas almas» (Alma 37:6-8).

•EL Señor no dará mandamientos sin preparar la vía para que cumplamos lo que ha mandado (1 Nefi 3:7, 1 Nefi 17:3).

•Los culpables hallan la verdad dura (1 Nefi 16:2).

•La visión de José de Egipto sobre lo que sobrevendría a su posteridad hasta los últimos días (2 Nefi 3:5–16).

•El mejor sermón de todos los tiempos sobre la gratitud y la humildad (Mosíah 2:19-25).

•La distinción entre la muerte física y la espiritual (Alma 12:16).

•Cómo enseñar con poder y autoridad (Alma 17:1-3).

•La predicación de la palabra de Dios ejerce un efecto más poderoso para impulsar a la gente a hacer lo justo que cualquier otra cosa, aun la espada. (Alma 31:5)

•Cuando somos perezosos y nos olvidamos de ejercer la fe con diligencia, cesan las obras maravillosas del Señor en nuestras vidas, y no progresamos en nuestro camino. (Alma 37:38-46)

•«Refrena todas tus pasiones para que estés lleno de amor.» (Alma 38:12)

•A todo hombre se da el Espíritu de Cristo para que sepa discernir el bien del mal. (Moroni 7:16-17)

•Todo lo que invita a hacer lo bueno, y persuade a creer en Cristo, es enviado de Dios. Todo lo que persuade a los hombres a hacer lo malo, y a no creer en Cristo, y a negarlo, es del diablo. (Moroni 7:16-17)

•El papel y el ministerio de los ángeles (Moroni 7:25, 29-32)

•Por el poder del Espíritu Santo, se puede saber la verdad de todas las cosas. (Moroni 10:5)

La Conclusión

El que José Smith haya podido inventar alguna de estas doctrinas a solas sería realmente asombroso, pero tomándolas como un conjunto, constituyen evidencia convincente de que El Libro de Mormón es escritura divina y que de veras contiene «muchas cosas claras y preciosas» que se quitaron de la Biblia, o que los autores bíblicos no enseñaron con la claridad suficiente como para evitar confusión y desacuerdo entre los cristianos sinceros. Tal como lo dijo George Q. Cannon, «no pudo haber escrito semejante libro un hombre inicuo; y no lo hubiera escrito un hombre bueno, a menos que fuera la verdad y Dios se lo hubiese mandado.» La idea de que José Smith, o cualquier otro, haya inventado el Libro de Mormón de la nada es una explicación infinitamente más milagrosa del origen del libro que la de la intervención divina que profirió José.
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: