Traducción Libre: DPCS
www.mundolds.blogspot.com

Crítica No Mormona:

Se critica que la edición original de 1830 del Libro de Mormón se refería a Jesús como Dios”, pero en ediciones posteriores esto fue cambiado a “el Hijo de Dios”. Se cita esto como evidencia que José Smith cambió el Libro de Mormón para conformar sus creencias cambiantes acerca de la Trinidad. Se declara que José originalmente era un trinitario a la manera tradicional, es decir, que creía que la Trinidad estaba conformada por un solo ser en tres manifestaciones diferentes (Padre, Hijo y Espíritu Santo), y dado que luego empezó a enseñar que el Padre y el Hijo eran dos seres separados, se vio obligado a cambiar el Libro de Mormón para apoyar su nueva doctrina.

Respuesta SUD:

Este cambio fue una inserción editorial deliberada por José Smith para aclarar 4 versículos en el Primer Libro de Nefi.

La Edición Inglesa de 1837 del Libro de Mormón. La segunda edición del Libro de Mormón fue publicada en 1937 en Kirtland, Ohio. El ajuste tipográfico y la impresión se realizaron durante el invierno entre 1836 y 1987, con José Smith y Oliver Cowdery tomando una parte activa del proceso editorial.

En esta edición, muchas correcciones fueron realizadas al texto de la edición original de 1830 para devolverla a la lectura original del manuscrito enviado al impresor, así como al manuscrito original escrito al momento de la traducción directa de las planchas. José Smith también hizo cierto número de cambios editoriales al texto, bajo el derecho que tenia como traductor original del texto a publicar.

Entre estos cambios que realizó están estos 4 versículos en 1 Nefi 11 y 13:

1 Nefi 11:18


Manuscrito original:

"He aquí, la virgen que tú ves es la madre de dios, según la carne"
[behold the virgin which thou seest is the Mother of god after the manner of the flesh].

Manuscrito enviado al Impresor:

"He aquí, la virgen que tú ves es la madre de[l Hijo de] Dios, según la carne".
[
behold the virgin thou seest is the Mother of God after the manner of the flesh ]

Edición en Inglés de 1830:

"He aquí, la virgen que tú ves es la madre de Dios, según la carne".
[Behold, the virgin which thou seest, is the mother of God, after the manner of the flesh].

Edición en inglés de 1837:
"Y me dijo: He aquí, la virgen que tú ves es la madre del Hijo de Dios, según la carne".
[Behold, the virgin whom thou seest, is the mother of the Son of God, after the manner of the flesh]
¿Por qué se realizaron estos cambios?

Aclaración, no cambio doctrinal Estos cambios son aclaraciones para mostrar que los versículos en cuestión hablan de Jesús, no de Dios el Padre.

Los términos “Dios”, “Eterno Dios” y “Padre Eterno” son ambiguos dado que podrían referirse apropiadamente tanto al Padre como al Hijo. Por ejemplo, “Eterno Dios” se refiere a Dios el Padre en Moroni 4:3, Moroni 5:5 y Moroni 10:4, pero a Dios el Hijo en Mosíah 16:15 y Alma 11:38-39

La adición de “el Hijo de” en estos cuatro versículos no cambia las enseñanzas del Libro de Mormón acerca que Jesucristo es el Dios de Israel en el Antiguo Testamento. Este concepto es enseñado más de doce veces en otros pasajes, cuya lectura se mantiene intacta desde el manuscrito original de la traducción. Algunos ejemplos son:

“Y el Dios de nuestros padres, que fueron llevados fuera de Egipto, fuera de la servidumbre, y a quienes también preservó en el desierto, sí, el Dios de Abraham, y de Isaac, y el Dios de Jacob se entrega a sí mismo como hombre… en manos de hombres inicuos para ser levantado… y para ser crucificado… y para ser enterrado en un sepulcro…” (1 Nefi 19:10) • “…les declaró que Cristo era el Dios, el Padre de todas las cosas, y que tomaría sobre sí la imagen de hombre, y sería la imagen conforme a la cual el hombre fue creado en el principio; en otras palabras, dijo que el hombre fue creado a imagen de Dios, y que Dios bajaría entre los hijos de los hombres, y tomaría sobre sí carne y sangre, e iría sobre la faz de la tierra”. (Mosíah 7:27) • “…enseñadles que la redención viene por medio de Cristo el Señor, que es el verdadero Padre Eterno”. (Mosíah 16:15) • “Luego Zeezrom de nuevo le dijo: ¿Es el Hijo de Dios el mismo Padre Eterno? Y le dijo Amulek: Sí, él es el Padre Eterno mismo del cielo y de la tierra, y de todas las cosas que en ellos hay; es el principio y el fin, el primero y el último;” (Alma 11:38-39)

(Véase también 2 Nefi 25:12, Mosíah 3:8, Mosíah 13:28, 33-34, Mosíah 15:1, Helamán 8:22-23, Helamán 14:12, Helaman 16:18, 3 Nefi 11:10, 14, Mormón 9:12, Éter 3:14, Éter 4:7 y Éter 4:12)

Es simplemente ilógico concluir que José Smith cambió esos cuatro versículos en 1 Nefi para sustentar sus supuestos cambios teológicos, pero de alguna manera olvidó cambiar todos los demás versículos similares. 1

¿Reacción a críticas sectarias?

Otra razón por la cual la expresión “el Hijo de” fue añadida a 1 Nefi 11:18 pudo haber sido para eliminar la conocida frase católica de “la madre de Dios”, la cual fue objeto de en las primeras críticas al Libro de Mormón. En 1985, Oliver Cowdery respondió a un artículo por Alexander Campbell en el periódico bautista The Pioneer, diciendo:


De nuevo, este escritor [Campbell] dice: “El nombre de Jesucristo fue declarado a Nefi 545 años antes que le fuera anunciado a Maria, y ella, en su auténtica fraseología [católica] romana, es llamada ‘la madre de Dios’  
Este “amigo de la verdad” dice que Maria fue ‘llamada la madre de Dios’ – El lector puede a gusto avanzar a la página 25 del Libro de Mormón [edición inglesa de 1830], y leer: ‘Y él [el ángel] me dijo, he aquí, la virgen que has visto es la madre de Dios, según la carne’. 
Ahora bien, todo hombre que ha leído el Nuevo Testamento sabe que Maria fue llamada la Madre del Señor, y también recordamos haber leído una o dos palabras de Pablo, donde dice “pero no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el hermano del Señor. En esto que os escribo, he aquí delante de Dios que no miento”. Vean Gálatas 1. Aquí lo tenemos. El Señor Jesús nació de una mujer, tuvo un hermano, ¡y aun así no tuvo una madre según la carne! 2
Dado que esta crítica al Libro de Mormón estaba fresca en la mente de Oliver, y que él estaba involucrado en la edición de 1837, es posible que el cambio en 1 Nefi 11:18 haya sido insertado por su sugerencia.

En las traducciones al español ha incluido “el Hijo de” en este versículo, al igual que en los otros tres, dada la aclaración hecha por José Smith. En la Revisión por Eduardo Balderas en 1980, por ejemplo, se lee “he aquí, la virgen que tú ves es, según la carne, la madre del Hijo de Dios”, mostrando que es un cambio clarificador que a su vez fue enfatizado en la anterior versión en español oficial de la Iglesia al cambiar el orden de las frases. En la actual traducción de 1993, lleva el mismo orden en las frases que en la versión oficial en inglés.

La Conclusión

A pesar que algunas personas han argumentado que el significado del texto fue alterado por estas adiciones, una explicación más fácil de encajar con los elementos es que las inserciones editoriales aclararon en estos versículos a quién se referían.

Notas:

1. Dado el número significativo de versículos del Libro de Mormón que hablan de Jesús como Dios, la lectura original de 1 Nefi es perfectamente aceptable en su forma original. En la edición de “The Book of Mormon Critical Text Project” (“El Proyecto Comparativo del Texto del Libro de Mormón”), Royal Skousen ha sugerido que esos versículos sean restaurados a su forma original, según la edición de 1830 (Analysis of Textual Variants of the Book of Mormon 4/1: 233). 

2. [back] Oliver Cowdery, “Trouble in the West” (“Problema en el Oeste”), Latter Day Saints’ Messenger an Advocate 1:1 (Abril 1985):105

La Primera Edición del Libro de Mormón se refiere a Cristo como "El Padre" (1 Nefi 11:21; 13:40). Las Posteriores Ediciones cambian tales Referencias para que se lea "El Hijo de Dios el Padre". Las palabras "El Hijo de" fueron también agregadas antes de su Título "Eterno Dios " en 1 Nefi 11:32.

De un número de pasajes del Libro de mormón, es claro que los Nefitas sabían que Cristo y su Padre fueron individuos separados. Cristo le dijo a los Nefitas que su Padre le había enviado (3 Nefi 20:26; 27:13-14). Él declaro que las doctrinas que les enseñó habían sido dadas por su Padre (3 Nefi 11:32, 35; 12:19; 17:2; 18:14). Mencionó mandamientos específicos que había recibido del Padre (3 Nefi 15:14-16, 18-19; 16:3, 10; 17:2; 18:14; 20:10, 14, 46; 26:2). Él dijo de ir o ascender a su Padre (3 Nefi 15:1; 17:4; 18:27, 35; 26:15; 27:28; 28:1). Finalmente, él oró a su Padre en presencia de la multitud Nefita (3 Nefi 17:21; 19:19-24, 27-29, 31-35)

Es verdad que Cristo dijo a los Nefitas que él y el Padre "son uno"; (algunas veces incluye al Espíritu Santo) (3 Nefi 11:27, 36; 20:35; 28:10). Este concepto es encontrado en otra parte en el Libro de Mormón, donde leemos que el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo son "un (Eterno) Dios"; (2 Nefi 31:21; Mosiah 15:3-5; Alma 11:44; Mormón 7:7). Esta unidad, no de persona o de cuerpo, sino de propósito y poder, constituye la Deidad, de cuál Cristo forma parte.

En un número de pasajes del Libro de Mormón, Cristo mismo se identifica como "El Eterno Dios". Por la divinidad de Cristo, el profeta Abinadi pudo declarar que "Dios mismo" descendería a la tierra y expiaría los pecados del género humano (Mosiah 13:28, 34; 15:1; 17:8). Ciertamente, ello es por su naturaleza divina, siendo el Hijo de Dios tanto en el espíritu y en la carne, Cristo pudo llevar a cabo la "expiación infinita" de la cual hablaban Jacob, Nefi, y Amulek (2 Nefi 9:7; 25:16; Alma 34:10-14 ).No obstante, Cristo proclamó su divinidad diciendo los Nefitas que tanto él y el Padre eran "perfectos" (3 Nefi 12:48) y que fue él quien había dado la ley a Moisés (3 Nefi 15:4-5). Cuando las personas le oraron directamente, "llamándole su Señor y su Dios," él dijo al Padre " oran en mí; y oran a mí porque estoy con ellos"( 3 Nefi 19:18, 22, 24-25).

Los cambios en el Libro de Mormón fueron hechos como puntos de aclaración, no como cambios en la doctrina, pues tanto el Libro de Mormón y los Santos de los Últimos Días aceptan a todos los tres miembros de la Deidad como seres divinos separados, siendo el Padre el único a quien adoramos en el nombre de Cristo. Sin embargo, Cristo también se llama "Padre" porque fue él quien, bajo la dirección de su Padre, llevó a cabo los actos de creación. Interesantemente, la alternación entre los títulos "Cristo”, “Padre," y "Dios" son también encontrados en varios escritos griegos del Nuevo Testamento. Por ejemplo, los diferentes manuscritos usan ya sea "Señor”, “Cristo," o "Dios" en 1 Corintios 10:9

Pero son las variantes en Colosenses 2:2 que muestra cuanta variedad en las diferentes traducciones se puede leer en el texto; Estas variantes incluyen a "Dios Cristo”, Dios que es Cristo”, "Dios que está en Cristo”, “Dios el Padre de Cristo, “Dios y Padre de Cristo”, “Dios” y Padre y Cristo," así como también simplemente "Dios" o "Cristo". Es claro que el Libro de Mormón comparte esta característica con la Biblia.


Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: