www.mundolds.blogspot.com

La Critica:

Los críticos reclaman que los SUD creen que Jesucristo y Satanás son hermanos y que así los SUD rebajan la estatura de Cristo o que elevan a Satanás. Unos críticos aun implican que los SUD lo adoran o lo veneran al diablo.

La(s) Fuente(s) de la Critica:

www.allaboutcults.org- «La iglesia mormona enseña que Jesús y Satanás son hermanos espirituales e hijos de Dios… [Los cristianos verdaderos] creen que Jesucristo ha existido eternamente, siendo el Hijo de Dios, la segunda 'persona' de la Trinidad.» "[1]

La Respuesta

La doctrina SUD no corresponde a los conceptos tradicionales de los credos acerca de la Trinidad. O sea, los SUD no creen ni aceptan las doctrinas extra-bíblicas acerca de Dios que influyen tanto a los conceptos de la Deidad de muchos de los cristianos modernos como las que se encuentran en el Credo de Nicea. Específicamente, los SUD no aceptan la doctrina no-bíblica que Dios el Padre, Jesucristo, y el Espíritu Santo son manifestaciones distintas del mismo Ser.

La doctrina SUD enseña que Dios el Padre es distinto en ser y numero de su Hijo Unigénito Jesucristo y del Espíritu Santo. Dios el Padre se conoce como el padre literal de los espíritus de todos los hombres y mujeres. Los SUD creen que el papel de Jesucristo es central en el plan de nuestro Padre Celestial. Cristo es único entre todos los hijos de Dios.

- Jesús era y es perfecto

- Jesús es Dios (Véase San Juan 1:1-2, Hebreos 1:6, La Portada del Libro de Mormón, 2 Nefi 26:12, Mosíah 15:1, Doctrina y Convenios 76:13, etc.).

- Jesús es el Creador (Véase San Juan 1:3, Mosíah 3:8, Helamán 14:12, Moisés 2:1, etc.).
Jesús era obediente a su Padre en todas las cosas (Véase 3 Nefi 11:11, etc.).

- Jesús fue elegido y preordinado a ser el Redentor (Véase Isaías 43:11, Mosíah 13:28–34, 3 Nefi 9:15, Moisés 4:2, etc.).

- Jesús es el mediador entre Dios y la humanidad (Véase San Juan 14:6, 1 Timoteo 2:5, Hebreos 8:5, 2 Nefi 2:28, Doctrina y Convenios 76:69, etc.).

- Jesús era el “Hijo Unigénito— Él solo, de todos los hijos de Dios, recibió su cuerpo físico por Dios el Padre y no por un hombre mortal. Todos los otros mortales tenemos dos padres mortales, y Satanás y los que lo siguen nunca tendrán cuerpos físicos. (Véase San Juan 1:14], San Juan 3:16, San Juan 14:3, Jacob 4:11, Alma 12:33–34, etc.).

Dios el Padre creó muchos hijos espirituales, creados a su imagen y a la imagen de su Hijo Unigénito. Sus hijos son todos los humanos nacidos en la tierra. También algunos de los hijos de Dios se rebelaron contra Él, y fueron expulsados de la presencia de Dios. El líder de ellos es Lucifer y es el diablo. Los hijos de Dios que fueron expulsados y que siguen a Satanás se conocen como demonios y diablos. (Véase Doctrina y Convenios 76:25–27, Moisés 4:1–4, Abraham 3:24–28). Entonces, en un sentido es correcto decir que Jesús y Satanás son hermanos, en el sentido que los dos tienen el mismo padre espiritual, Dios el Padre.

Sin embargo, los críticos no provienen el contexto de esta doctrina. Caín y Abel también eran hermanos, pero el lector de la Biblia nunca cree que eran iguales espiritualmente ni igualmente honrosos. Los críticos también no presten atención a la referencias bíblicas que implican que Satanás es uno do los “hijos de Dios” (Véase Job 1:6; 2:1).

Por final, de veras todos los humanos, demonios, y el diablo mismo comparten un padre espiritual con Jesús, ninguno de los hijos de Dios se iguala a Jesús. Todos los hijos de Dios, menos el Señor Jesús, han pecado «y están destituidos de la gloria de Dios» (Romanos 3:23). Al pecar, abandonamos y rebelamos contra nuestra herencia divina. Solo por medio de Jesús podemos volver a casa para estar con Dios el Padre. Todos tenemos que nacer de nuevo y recibir la adopción de Dios para ser restaurados a nuestro herencia divina (Véase Romanos 8:14-18).
La evidencia de los cristianos antiguos

El padre cristiano ante-Nicea Lactantius escribió:

[Dios] produjo un Espíritu semejante a si mismo para ser investido con las perfecciones de Dios el Padre… Luego creó otro ser, en el cual la disposición del origen divino no continuó. Por tanto éste fue infectado por su propia envidia como por veneno. Pues él envidaba su predecesor, el cual por medio de su fidelidad es aceptable y amado de Dios el Padre. Este ser, el cual que de justo llegó a ser malo por su propia obra, él es al cual que los griegos llaman diabolus: nosotros lo llamamos acusador [hebreo: satanas], por que él nos denuncia ante Dios por los errores a que él mismo nos incita. Dios, por tanto, cuando empezó a crear la fábrica del mundo, puso sobre toda la obra aquel Hijo primero y mejor, y también lo empleó como consejero y constructor en el planear, ordenar, y hacer, puesto que Él es perfecto tanto en su conocimiento, y juicio, y poder…[2]

Mucho de lo que Lactantius enseñó aquí no se consideran «ortodoxo» por los cristianos modernos. Sin embargo, Lactantius sí era ortodoxo durante su vida. Asombradamente, muchas cosas que él enseñó aquí se corresponden exactamente con las doctrinas «no-ortodoxos» de la doctrina SUD. Por ejemplo,

- «[Dios] produjo un Espíritu semejante a si mismo,» por nombre, Cristo. Cristo, en este sentido, no es «co-igual», «siempre engendrado», «del mismo substancia» «persona» de los credos extra-bíblicos.

- «Luego creó otro ser, en el cual la disposición del origen divino no continuó.» Dios creó otro espíritu que se rebeló contra Dios y cayó de su estado exaltado. El es el diabolus.

- Cristo es el “hijo primero y mejor” y no el único hijo.

- Por fin, debido a que el diabolus y Cristo son hijos-espíritus de Dios, son hermanos espirituales.

La Conclusión

Jesús, Satanás, y todos los humanos son hijos de Dios el Padre. Sin embargo, por medio la libertad de escoger, Jesús obedeció a Dios el Padre perfectamente y el participa en la naturaleza divina y el poder de su Padre. Por medio de esta libertad, Lucifer y los que le siguieron se rebelaron contra Dios, pelen contra Jesús y su reino e iglesia, y se han condenado eternamente. Los demás de los hijos de Dios—todos nosotros— tenemos que escoger o la vía de Jesús a que Él nos invita o a la de Satanás.

Al escoger el evangelio de Jesucristo y la gracia que proviene de el, podemos volver a vivir con Dios y maximizar la potencial divina que tenemos.

Notas:

1. www.allaboutcults.org "What do Mormons believe - Doctrinal Differences," (7 November 2007).
2. Lactantius, Divine Institutes 2.9. in Alexander Roberts and James Donaldson, eds. The Ante-Nicene Fathers, 10 vols. (1885; reprint, Peabody: Hendrickson, 2004), 1:52–53.


¿Creen los mormones que Jesús y Satanás son hermanos?

Esta pregunta obtuvo mucha atención durante la campaña de Mitt Romney para presidente de los Estados Unidos en 2008. Al mismo tiempo, los cristianos de muchos credos empezaron a darse cuenta de que no sabían de donde vino Satanás.

El apóstol Juan dijo: “Todas las cosas por él fueron hechas; y sin él nada de lo que fue hecho pudo haberse hecho”. (Juan 3, Biblia del Rey Santiago) Este versículo, por supuesto, se refiere a Dios. Esto quiere decir que Satanás fue creado por Dios, como todos los otros seres que fueron creados. De acuerdo a Juan, no hay ninguna otra manera por la que alguien o algo pueda existir.

Dios creó tanto a Satanás como a Jesús y en ese sentido, ellos son hermanos. Pero en ese sentido, todas las personas que existieron somos un hermano o hermana de cada uno de los demás, porque todos somos hijos de Dios. Si todos somos hijos de Dios, entonces somos parientes de cada hijo de Dios. No degrada a Jesús el que hecho de que Satanás sea el hermano espiritual que lo que nos degrada a nosotros ser parientes de personas malvadas que hayan vivido sobre la tierra.

Para comprender esto, se deben considerar varios puntos. Primero, quién es Satanás? ¿Cómo se convirtió en lo que él es hoy? La Biblia nos dice sólo un poco acerca de su historia.

12 ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! ¡Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones!
13 Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte;
14 sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.
(Isaías 14:12-14, Biblia Reina Valera)

De Isaías, en la Biblia, aprendemos que Satanás vivió una vez en el Cielo, pero cayó. Algunos han sentido que Dios no pudo haber creado a Satanás, porque Satanás es malo. Sin embargo, Dios no creó un ser de maldad. Satanás, como todos los otros seres inicuos, hizo sus propias elecciones. Dios nos creó a cada uno de nosotros con una chispa de divinidad dentro, la cual podemos aceptar y crecer o rechazar. No podemos culpar a Dios si escogemos ignorar los grandes dones que Él nos ha ofrecido y escogemos en cambio vivir una vida egoísta y codiciosa. Al final, esto es lo que estaba detrás de la caída de Satanás. Él podría haber sido un buen y aun gran líder espiritual si hubiera tomado decisiones sabias en su vida premortal, usando sus talentos y capacidad para influenciar en otros para el bien.
Axact

Dastin Cruz

Soy de Perú y miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Servi como misionero en el estado de Oaxaca, México. En este blog trato de dar a conocer nuestras creencias y la doctrina de la iglesia, a su vez aclararando temas que en ocasiones son malinterpretados. Hoy debido a toda la información que circula en la red es importante estar informado sobre nuestras creencias, doctrinas e historia a fin de explicarlas con mayor claridad. Agradezco en especial por su apoyo al amor de mi vida, Ana Rosa Lopez Cruz

Publicar un Comentario:

0 Comentarios: